Solapas principales

Equipos de la NBA | Orlando Magic: etapa de transición con una potencial estrella

Orlando Magic tiene mucho por mejorar y crecer. El equipo tiene un promedio de apenas 23.64 años, uno de los más bajos en la NBA y sólo Terrence Rose supera los 30 años, lo que explica que la campaña pasada hayan tenido tantas desatenciones y se le hayan escapado tantos partidos. Estamos hablando del segundo equipo que más derrotas sufrió la última temporada, con 60, solo superados por Houston Rockets.


Jamahl Mosley afrontará su segunda temporada al frente del equipo buscando mejorar lo realizado la campaña pasada. Las expectativas de la franquicia de Florida parece ser terminar con mejor récord sin tener en cuenta la lucha por el Play-In, aunque eso cambió con la llegada de Paolo Banchero, el pick número 1 del último Draft de la NBA. El interno llega a la liga para convertirse en una futura estrella y es serio candidato para el premio a Mejor Novato del Año, tras la lesión de Chet Holmgreen.

cómo juega paolo banchero

El ala-pivot de 19 años es la última creación del legendario entrenador Mike Krzyzewski en la Universidad de Duke. El jugador de ascendencia italiana y 2,08 m de estatura, promedió 17.2 puntos, 7.8 rebotes y 3.2 asistencias por partido, en 33 minutos por partido, siendo uno de los mejores jugadores de la NCAA.


El juego de Banchero combina altura, potencia y creación de juego, por lo que puede ser comparado con Anthony Davis, aunque con menor eficiencia defensiva. Si bien su posición es de 4, puede jugar sin problemas en el perímetro. Sin embargo, no es tan confiable en jugadas de pick and pop o con el catch & shoot, pero si uno contra uno y manejando el balón para crear jugadas. No estamos hablando de un talento generacional, pero sí de un jugador con perfil de estrella y que podría causar un impacto en la liga en dos o tres temporadas, cuando desarrolle recursos para jugar en equipo, inteligencia de posicionamiento y mayor agresividad defensiva.


La ventaja que saca el joven nacido en Seattle es con el tiro a media distancia, desde donde intenta con mucha frecuencia, incluso en movimiento y desde el drible. El problema es que por momentos abusa de ese disparo exigido sobre la marca, algo que tendrá que analizar en la NBA, en donde parece ser casi un recurso en extinción.

jugadores jóvenes talentosos

Banchero acompañará a un grupo de jóvenes que no tendrán su misma presión. Cole Anthony fue el líder anotador con 16.3 puntos por partido y 5.7 asistencias, convirtiéndose en el jugador más importante del equipo junto con Franz Wagner.


El alemán es candidato a ganar el premio a Jugador Más Mejorado de la NBA. Con 21 años, es uno de los jóvenes talentos con los que cuenta la franquicia para su futuro. Promedió 15,2 puntos, 4,5 rebotes y 2,9 asistencias para el Magic la temporada pasada, lanzando con 46,7% de efectividad desde el campo y un 35,4% desde el perímetro. Mostró destellos de potencial estelar en varios partidos, anotando 25 puntos o más en 9 partidos, incluidos 38 tantos que anotó contra los Milwaukee Bucks.

 

Al trío de Anthony-Wagner-Banchero se suman Markelle Fultz, Jalen Suggs, RJ Hampton, Gary Harris, Terrence Ross, Wendell Carter Jr. y Mo Bamba, jugadores que tendrán varios minutos en la rotación. A ellos podría sumarse Jonathan Isaac, el jugador que llegó a la liga en 2017 pero solo jugó 136 partidos, al estar dos años inactivo. Desde la rotura de ligamento cruzado anterior en la rodilla que sufrió el 2 de agosto de 2020, no volvió a jugar y los aficionados esperan mucho de él por su buena defensa en la zona pintada.

 

demasiadas carencias en orlando

Uno de los pocos apartados en los que Orlando no debe mejorar tanto es en los rebotes defensivos, ya que son el 7° equipo que más consigue por partido. Sin embargo, están muy bajo en casi todos los demás parámetros. Fueron el 3° peor equipo en efectividad en triples, el tercero peor anotando libres y el 3° equipo que menos robos de balón obtuvo.

Shaquille O’Neal y Dwight Howard fueron pivots obtenidos por Orlando Magic en los primeros puestos del Draft de la NBA y fueron talentos generacionales. Por ahora, no parece ser el caso de Banchero, aunque si trabaja duro y mejora sus deficiencias puede llegar a ser la figura que lidere a un equipo que carece de estrellas. En este sentido, no se puede rescatar demasiado de la plantilla: Bol Bol como la sorpresa desde el banco, Ross como veterano líder, los triples de Harris, la capacidad anotadora de Suggs que parece estar lejos de alcanzar su techo y la explosión de Fultz, que viene de varias decepciones, aunque mostró buenas sensaciones en los 18 partidos que jugó la campaña pasada.

Lo que arroja este análisis es que serán años de transición para Orlando Magic, en los que no se espera que clasifiquen a Playoffs, pero puede pasar algo parecido a lo que sucede con Oklahoma City Thunder, un equipo divertido e interesante de ver, pero sin la presión de avanzar a la postemporada.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
7 meses 1 semana
#contenidos: 
85
#Comentarios: 
4
Total lecturas: 
50,082