Solapas principales

Los Bulls: El espacio vital, la offseason y Derrick Rose

  • ¿Qué veremos de nuevo en el nuevo Rose?
  • Las adquisiciones de Pau Gasol, Nikola Mirotic y Doug McDermott pueden dar una nueva dimensión, sobre todo a nivel ofensivo, para Chicago
  • La importancia del espacio vital ofensivo será una nueva arma en el esquema de Thibodeau

En la NBA actual, uno de los factores más importantes a nivel ofensivo es el de abrir espacios, obtener la mayor libertad posible para ejecutar lanzamientos liberados o conseguir canastas fáciles.

Uno de los equipos que más carecieron de ese aspecto en estas últimas temporadas han sido los Chicago Bulls, que ante los continuos problemas físicos de su máxima estrella, Derrick Rose, se ha detectado como un equipo falto de recursos a la hora de sumar puntos, cayendo hasta los últimos puestos del ranking de puntos anotados por encuentro.
 
Un bloque construido con la idea de expandir la idea del 'spacing' a partir del eje principal. Entonces, esa recaída de Rose fue fatal para los planes de temporada de los Bulls, que si bien tenían equipo para llegar a Playoffs, la escasez de ideas terminó por sentenciarlos a la tumba en primera ronda ante unos Wizards descarados, jóvenes y de piernas más frescas.
 
No fue fácil sobreponerse a dicha adversidad durante prácticamente dos temporadas consecutivas, pero sirvió para poner a prueba el carácter y hasta dónde podía llegar el germen competitivo de un equipo falto de recursos. Sin embargo, para ser un 'championship caliber team', hace falta mucho más que eso.
 
A partir de ahí, me refiero por dónde precisamente van los tiros.
 
En una offseason cuyos objetivos prácticamente prioritarios han sido las de añadir a un jugador de calibre de estrella (véase Carmelo Anthony Kevin Love) para disponer de otra referencia fiable en anotación, la valoración que se puede hacer sobre el verano de los Bulls puede resumirse en una palabra: Positiva.
 
Dentro de esa filosofía relatada anteriormente, si lo miramos de esa forma, Chicago ha mejorado de forma sustancial su batería de recursos de antaño y adaptándose a un sistema que, en un baloncesto tan subterráneo como el del Este, puede marcar una diferencia.
 
El propio Derrick Rose, elemento fundamental y capital para que Chicago pueda luchar por el campeonato, afirmaba que el actual roster es el mejor en cuanto a calidad desde que él está en los Bulls. Y desde luego, no se equivoca. Cada incorporación vale su peso en oro si nos fijamos en la potencial repercusión que puede comportar en el próximo curso. Repasemos.
 
  • DERRICK ROSE, ¿A LA TERCERA VA LA VENCIDA?
 
Todos esperamos que algún día volvamos a tener ante nuestros ojos la mejor versión del MVP más joven de la historia de la competición. Ese chico nacido en Chicago que destaca por su velocidad, por su explosividad y por su poderío físico. Pues bien, no hace falta repetir que es el principal ingrediente para que todo salga a la perfección.
 
Probablemente, tras casi 2 años plagados de problemas físicos que le han impedido pisar las pistas, estamos ante la tercera oportunidad de verle en acción.
 
Desde luego, cada palabra que sale desde el 'camp' de USA sobre el base nos hace salivar cada vez más y aumentan las ganas de que regrese en su máximo nivel. Pero, ¿Qué esperamos esta vez de Rose?
 
Es un punto de inflexión.
 
Es posible que no veamos al Rose que brilló por sus imparables zancadas en un contraataque o sus eléctricos cambios de ritmo. Algo diferente. Sí que es cierto que lo que llega desde USA es que físicamente se encuentra fantásticamente bien y sin síntomas de volver a caer, pero probablemente, estas lesiones hayan obligado al jugador a cambiar su forma de jugar y a dosificar su máximo rendimiento. Es decir, más juego sin balón y a trabajar en otros aspectos ajenos al de generar juego con el balón en sus manos en la gran parte de ocasiones.
 
En otro orden de cosas, lo prioritario para él es volverse a sentir jugador de baloncesto. Con lo cual, ¿Qué mejor que competir con Estados Unidos en el Mundial para recuperar tono competitivo? Ante las dudas, es una prueba de fuego para él, y todo indica que Mike Kryzewski le incluirá entre los 12 seleccionados para ir a España.
 
  • OBJETIVO: TENER 'PLAN B'
 
Ante el arsenal de recursos que es capaz de usar Tom Thibodeau en el apartado defensivo, una de las cosas en las que los Bulls han centrado su búsqueda este verano es en añadir calidad, pero para el otro lado de la pista.
 
Todo lo trabajado/planificado para las últimas campañas, en torno a Rose, se disolvió como un azucarillo. Para evitar futuros problemas de este tipo, la consigna ha sido traer jugadores capaces de producir puntos como pueden serlo Pau GasolNikola MiroticDoug McDermott o incluso Aaron Brooks.
 
Si todas las piezas están activas, que se complete el puzzle es cuestión de tiempo.
 
Y como es inevitable, todo empieza por Rose, pero esta vez se cuentan con más alternativas y con una variedad inacabable de combinaciones a usar a lo largo de la temporada. Thibodeau tendrá tiempo, y también piezas importantes a las que dosificar lo máximo posible si es necesario.
 
  • MCDERMOTT, MÁS QUE UNA GLORIA DE LA NCAA
 
En College Basketball, para ser exactos, Doug McDermott se convirtió en leyenda uniéndose a un selecto club del que forman parte muy pocos: El de los 3.000 puntos anotados. En Creighton tuvieron ese placer de poder disfrutar a uno de los mejores jugadores que han tenido en sus filas.
 
Cuando se habla de McDermott, suele salir el básico estereotipo con el jugador de raza blanca que sale en un puesto alto del Draft, sobre todo, el del físico. Y ejemplos ha habido.
 
En este caso, los Bulls saben qué tipo de jugador tienen entre manos y el rol que adoptará. Ellos fueron a por él (las 4 rondas usadas para contratarle bien lo corroboran).
 
Uno de los principales problemas que ha tenido el equipo de Illinois es el tiro exterior, teniendo un acierto muy pobre desde esa distancia. En su momento, tuvieron como especialista a Kyle Korver, ahora en Atlanta. McDermott dispone del rango de tiro y de la inteligencia necesaria para adoptar ese rol específico y con posibilidad de probar algo más. Es un jugador que se mueve fantásticamente sin balón y, eso, para abrir espacios, es fundamental. Un jugador de ese perfil encaja a las mil maravillas a lo que precisamente necesita Chicago: Sumar puntos.
 
Y ya de primeras, desde la concentración del Team USA, ya ha acumulado un buen puñado de elogios. Tanto del propio Rose como de Thibodeau, pasando por Mike Kryzewski y otro ex de Creighton, el mismo Kyle Korver.
 
  • LA IMPORTANCIA DEL ESPACIO Y LA VARIEDAD DE PERFILES
 
Para adquirir ese punto de espacio vital necesario para disponer de un tiro cómodo, es vital tener buenos lanzadores, sea de la distancia que sea y dependiendo de la filosofía. En este caso, en un baloncesto como el del Este, expandir los límites del espacio vital en una cancha de baloncesto supone un extra que inclina la balanza a tu favor. Y también influye el cómo hacerlo y cuándo ejecutarlo.
 
Evidentemente, no le vamos a pedir peras al olmo. Los Bulls no basarán su juego en cargarlo hacia el exterior para tirar desde el perímetro, sino en añadirlo a su arsenal, sin tratar de abusar excesivamente de ello, y aun así, es un paso importantísimo para dar un vuelco a su mermado sistema ofensivo. Y cuentan con piezas suficientes por tal de hacer daño en una gran cantidad de posiciones.
 
Derrick RoseKirk HinrichAaron BrooksJimmy ButlerMike DunleavyDoug McDermott y Tony Snell componen una más que interesante rotación de exteriores de la que se pueden obtener muchos quintetos o combinarlos para obtener diversos perfiles para cuando la situación lo requiera. A su vez, Nikola MiroticJoakim NoahPau GasolTaj Gibson y Cameron Bairstow componen la batería de jugadores interiores. Calidad, defensa, rebote y visión de juego al servicio de coach Thibs, a falta de un par de refuerzos.
 
  • MIROTIC, EL COMODÍN; GASOL, UN PERFIL ¿DIFERENCIAL?
 
Quizás el perfil de 'tweener' de Nikola Mirotic, que puede jugar tanto de 3 como 4, permita a los Bulls disponer de más flexibilidad a la hora de crear las rotaciones adecuadas. De si pasar a usar un quinteto de bajitos a usar uno de altos.
 
Sin duda, eso es un punto a su favor y se podrá ver hasta que punto puede llegar dicha versatilidad en esas dos posiciones. Pero eso sí, tendrá que ganarse a pulso un puesto dentro de la rotación. En Chicago han apostado fuerte por él (tanto que será el rookie mejor pagado de la historia de la liga) y por lo tanto, se le va a exigir un mínimo en su primera temporada. Y su principal rol en el equipo apunta a ser el de alguien importante desde el banquillo.
 
Mirotic tiene a su favor la necesidad de puntos que pedía a gritos Chicago en su momento. Capaz de aportar desde un rango de tiro de media-larga distancia. Por lo demás, el fichaje de Gasol supondrá también una adaptación a la competición más fácil de lo que en un principio se esperaba.
 
Por otra parte, la contratación de Pau Gasol supuso la marcha de un Boozer que tenía las horas contadas en la franquicia. En comparación uno con el otro, Gasol dará al equipo esa calidad que tanto le faltaba a los Bulls en el interior. Un elemento que puede resultar diferencial. Un fichaje que resulta un 'win-win' tanto para franquicia como jugador. 
 
Pero, ¿Qué puede ofrecerle Pau a Chicago? Ser un referente en un esquema que en los últimos años iba degradándose debido a las circunstancias. Su inteligencia sobre la pista, a su vez su entendimiento del baloncesto y habilidad en el apartado ofensivo dará nuevas alternativas. Éste busca sentirse partícipe de un sistema en el que sabe que puede contribuir a la perfección, y en un ritmo más pausado (clave) que antaño. Y Chicago pone el resto: Joakim Noah Taj Gibson, dos de las caras visibles del equipo de Thibodeau y hombres de confianza en el juego interior. Una rotación de 'big men' plagada de recursos, y porque no, de las mejores de la competición.
 
  • PERSONALMENTE...
 
Se tendrá que ver cómo se complementa todo. Tom Thibodeau tiene mucho tiempo para ajustar el estilo de juego que quiere sin perder la esencia de su verdadero ADN: Una defensa que resulta verdaderos quebraderos de cabeza a los rivales. Desde luego, los Bulls cuentan, nombre por nombre, con el mejor bloque en cuanto a calidad se refiere desde hace varios años, y como he mencionado antes, múltiples combinaciones con las que tratar de ajustar y dar con la tecla. Y también, posiblemente veamos a unos Bulls que ofensivamente serán muy interesantes de ver. Sin duda, uno de los alicientes más intrigantes del proyecto actual.
 
Es cierto, parte de esas aspiraciones van a depender exclusivamente del estado físico de Derrick Rose. Sin él, los Bulls son poco más que un equipo para competir en Playoffs; con él, uno de los máximos favoritos a luchar por el título. Una vez lo tuvieron cerca, hasta que Miami se interpuso en su sueño. Desde entonces, éstos han competido por encima de sus posibilidades y sacando de sí mismos un esfuerzo extra.
 
Este año se antoja clave. Y los Bulls quieren, de una vez, competir en su plenitud de condiciones sin que nada eche a perder sus planes. 
 
Y, sobre todo, con Derrick Rose.

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
6 años 8 meses
#Contenidos: 
170
#Comentarios: 
692
Total lecturas: 
852,361

Comentarios

Buen articulo, sin embargo pensar que Mirotic puede jugar de tres es tan utopico como encontrar trabajo en españa, se suele tender a caer en lo facil y decir que los 4 con buena mano puede jugar de 3. Jamas se dio ese caso y sencillamente porque atras son un coladero, un poste, salvo Slaughter y poco mas, no tienen las piernas para defender a exteriores con lo que la presunta ventaja que te da en ataque posteando o con su tiro... queda en nada.
Amen

Importante el spacing Gasol y Noah mediante, aunque esto supone un Rose penetrador, alejado de la versión que se le intuye ahora según los entendidos (mucho floater, tiro, juego sin balón...mayor complexión física para defender). Sí favorecerá, no obstante, la circulación de balón. Decisivo Jimmy Butttler, si da equilibrio generando de espaldas en el poste bajo. Interesantes variantes...y no olvidemos que estamos en los mundos de Thibo, un microcosmos dentro de la NBA.

Muy buen artículo, sin errores y ameno para el lector. Imaginara éstos Bulls jugando duro detrás y rotando mucho la posesión de balón en ataque... Todo dependerá de Rose, demasiada mala suerte en lesiones siendo un jugador tan desequilibrante

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar