Solapas principales

PlayOffs NBA: Toronto arrolla a Philadelphia y se pone 3-2

  • Una exhibición coral deja a los Raptors 3-2 en la serie y buscarán cerrar en Philadelphia el próximo jueves.
  • Los cinco titulares de Toronto anotaron 93 puntos, los Sixers al completo se quedaron en 89.

La tormenta perfecta decidió llegar cuando más lo podían necesitar los Raptors. No hizo falta una sobredosis de Kawhi Leonard, que solo anotó 21 puntos y recogió 13 rebotes. No hizo falta anotar la última sobre la bocina o apelar a la heroica que los playoffs del Este requieren. 

La versión más colectiva, más parecida a la regular season que hemos visto, fue un tsunami ante los Sixers más desaparecidos de la serie. De los titulares, solo Simmons superó el 50% de tiros, y lanzó cinco. Del resto, solo Mike Scott estuvo a un nivel digno, que sigue siendo muy lejos al que un quinto partido de las semifinales exige. Por eso los Raptors, el jueves, tendrán el primer partido para cerrar la serie. 

TORONTO RAPTORS 125 — 89 PHILADELPHIA 76ERS 

El primer cuarto fue un oasis, un espejismo. Una ilusión de que los Sixers podían aguantar en el partido, viable solo por la errática ofensiva de los Raptors. Eran Lowry y Siakam los que aguantaban al equipo de Nurse. Una vez Kawhi empezó a funcionar, de manera humana, el partido se acabó. El segundo cuarto fue poesía, y desde entonces, un vendaval. 

Una lluvia de golpes imparable que enviaron a los Sixers primero a la esquina, luego a la lona y por último, y de donde no puede salir hasta el jueves, a la UCI. Por muchas ilusiones que Embiid genere. “Nos vemos aquí el domingo,” le decía el pívot camerunés a Drake, invitado de lujo hoy en el Scotiabank Arena. Difícil con estos Sixers, pero nada nos sorprendería en esta serie. 

Porque cuando los Raptors se fueron +40 con Lin, Moreland, McCaw y Meeks en pista, tras tres triples seguidos, el pabellón rozó el éxtasis máximo, el que genera tener a Kawhi en tu equipo. Sobrevivió Toronto al 10-2 de salida en el tercer cuarto e incluso respondió con más fuerza de la mano de Siakam. Fuerza literal, un tapón a Ennis III de los que se regalan posters en revistas y un mate por encima de Embiid al contraataque. 

Pero ninguno como el de Kawhi, claro. Nos ha regalado uno desde la potencia y el deseo de ser mejor en el tercer cuarto, dejando a Joel en la foto para el recuerdo, pero la euforia ha llegado antes. Ha sido para cerrar la primera parte y ha sido un mate a todo el estado de Pennsylvania.  

 

 

Y con Kawhi, se permite soñar con, por qué no, volver a unas conference finals o la máxima, jugar en Junio por el título NBA. Si Marc, Danny, Kyle y Pascal rodean a Leonard como esta noche, pocos equipos si no ninguno pueden resistir la tormenta perfecta. 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
2 años 2 meses
#contenidos: 
103
#Comentarios: 
346
Total lecturas: 
389,986