Solapas principales

Victor Oladipo: Triunfar en Indiana

  • Su mejor temporada individual desde que llegó a la liga
  • Pieza clave y estrella en los Pacers
  • Reencontrándose en Indiana, recordando su etapa NCAA

Cuando parecía que se había estancado, un traspaso a un lugar que conoce como la palma de su mano le ha hecho explotar. Líder de los Pacers, presumiblemente All-Star y afianzado de forma regular en la liga, Oladipo ha llegado para quedarse. Y lo ha hecho en un Estado con el que mantiene un idilio con el baloncesto: Indiana.

Kehinde Babatunde Victor Oladipo es hijo de padres africanos. Ella, natural de Nigeria, es enfermera. Su padre, Christopher, nacido en Sierra Leona, es ejecutivo de la salud pública en el Condado de Prince’s George además de tener un doctorado sobre ciencias de la conducta. Debido al origen de sus padres, Oladipo representó a África en el NBA Africa Game 2017, convirtiéndose en el MVP del encuentro gracias a 28 puntos y 9 rebotes. Era una prueba del nuevo estado de forma de Victor, pero no todo le ha sonreído a Dipo en términos baloncestísticos.
 

la figura de tom crean

Sin ser una mega-estrella en el instituto, Oladipo llevó a la prestigiosa -a nivel académico- DeMatha High School al título de la ciudad. Sus promedios en su año senior fueron de 11.9 puntos, 10.3 rebotes y 3.6 tapones por partido. Sin embargo, seguía sin ser considerado un jugador top de su clase. La ESPN le catalogó como el #53 mejor jugador de la nación en su posición y otros portales de baloncesto de instituto como Rivals le colocaban como 144 en general, con 3 estrellas sobre 5 posibles.

 

oladipo_hs.jpg

Oladipo en su etapa de instituto, con la DeMatha High School
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
No era lo que él esperaba, y no sabía por qué no estaba bien valorado: “Nunca entendí por qué la gente pensaba que no era lo suficientemente bueno. Yo esperaba ofertas de grandes universidades como Maryland, Georgetown, programas de la ACC o la Big East. ¿Por qué no me querían? Fue duro, muy duro”. 
 
No fue hasta la aparición del entrenador Tom Crean que la vida baloncestística de Vic cambió por completo. Coach Crean ya había visto en algún partido lo que podía hacer Oladipo y le ofreció una visita por el campus de Indiana: “Me sentí genial, pensé que aquel era el sitio ideal. Creyó en mí cuando nadie lo hizo y me dio la oportunidad de jugar en Indiana. Tomé la decisión correcta”. 
 
Crean justificaba su recruit: “Vimos a un chico explosivo, con unas capacidades físicas muy destacadas que le hacían acabar con facilidad cerca del aro y que le encantaba defender. No hay jugadores como Dwyane Wade ahí fuera, porque aparecen cada muchos años; pero sí puedes buscar perfiles similares que compartan ciertas características y creí que el juego de Victor compartía algun rasgo con él. Será una incorporación clave”.
 
Es normal que ahora, tras unos años, Oladipo considere a Crean como una de las personas más importantes en su vida: “Es como una padre para mí, le hablo de todo y me hace crecer como jugador y como persona. Entre nosotros hay algo más que la típica relación entrenador-jugador”.
 

dipo_tom_crean.jpg

La especial relación entre Oladipo y Tom Crean
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

indiana university: los hoosiers

Era hora de tomarse el baloncesto como algo en serio. Su padre no era un gran aficionado al mundo de la pelota naranja y no se implicaba mucho en el deporte de Victor. Todo ese esfuerzo extra por mejorar físicamente y aprender era por vía autodidacta. Así que Dipo pasó al hard-work y a la ética de trabajo en el juego mientras lo compaginaba con su grado de comunicación deportiva. 

Se habían plantado las semillas del fenómeno Oladipo en el Estado de Indiana, pero los frutos no se recogerían en su año freshman. Solo fue titular en 5 de los 32 encuentros que disputó y en ninguno de ellos llegó a jugar más de 30 minutos. 7.4 puntos por partido no eran suficientes para la mente de Victor, que ya se preparaba para un aumento de rol y oportunidades en su segundo año. Ya como titular afianzado (34 de los 36 partidos en el quinteto inicial) y con mucho más protagonismo en ataque: 10.8 puntos, 5.3 rebotes y una defensa exterior que podía con cualquiera, Victor empezó a hacerse un nombre en la NCAA. Sus Hoosiers cayeron en el Sweet Sixteen contra la poderosa Kentucky -que a la postre sería campeona- de Anthony Davis, Michael Kidd-Gilchrist, Doron Lamb o Terrence Jones. Oladipo, mermado por problemas con las faltas todo el partido, solo pudo jugar 20 minutos en los que anotó 15 puntos con un 6/8 en tiros de campo. 
 

oladipo_iu_andy_lions_-getty.jpg

Desatado ante la aficion Hoosier | Andy Lyons/Getty Images
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
En su año Junior, Dipo ya era un ídolo en Indiana. Sus robos, sus electrizantes acciones y sus potentes mates levantaban el Assembly Hall partido tras partido. Incluso sus errores, como el alley-oop fallado contra Michigan, tenían eco en el mundo NCAA. 13.6 puntos (por encima del 40% en triples), 6.3 rebotes, más de dos robos y campeones en fase regular de la Big Ten. A Oladipo le llovían elogios por todas partes: NABC Defensive Player of the Year, Rupp Trophy, Sporting News Player of the Year, 1st Team del Consensus All-America y finalista en el Naismith Award y el Wooden Award. Pero otra vez el Sweet Sixteen le privó de llegar más lejos en el March Madness. En esta ocasión fue la Syracuse de Michael Carter-Williams, CJ Fair y Rakeem Christmas -unos Orange que llegarían hasta la Final Four-. Oladipo lo intentó finalizando como máximo anotador de su equipo con 16 puntos, pero nuevamente no fue suficiente y los Hoosiers se despedían del Madness.
 
A final de temporada anunció que se presentaba en el Draft de 2013 (proyectado como un top 5) renunciando así a su año senior con los Hoosiers. Los aficionados al baloncesto de Indiana perdían a uno de sus ídolos, al que ya imaginaban que no volverían a ver. Mike James, uno de sus entrenadores en el instituto, confesó que no pensaba que Oladipo se convertiría en un jugador así. “Era absurdo pensar que podía llegar a la NBA y ser un lottery pick, pero al mismo tiempo piensas en su capacidad de trabajo, su pasión y su esfuerzo y ves que los objetivos que uno se plantea pueden llegar a cumplirse”.
 

dipo_draft_jesse_d_garrabrant-getty.jpg

La noche del Draft, seleccionado en segunda posición | Jesse D. Garrabant/Getty Images
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

salto a la nba: orlando y oklahoma

En uno de los Drafts más flojos de los últimos años, Oladipo fue elegido en segunda posición por los Orlando Magic. Solo el (fatídico) pick de Anthony Bennett por los Cavs le privó de ser #1. Dipo le disputó el ROY a Michael Carter-Williams, pero los números del entonces base de los Sixers fueron superiores dejando a Oladipo en segunda posición, que firmó 13,8 puntos, 4.1 rebotes y 4.1 asistencias en su primer año de profesional: “Aprendí mucho. Aprendí cómo funciona la NBA, como compartir pista con jugadores jóvenes y veteranos y a jugar otro baloncesto”. Tras tres años en Orlando en un proyecto que no acababa de arrancar, Victor era traspasado a los Thunder junto a Domas Sabonis a cambio de Serge Ibaka.

 
En Oklahoma formaría con Russell Westbrook una de las duplas exteriores más explosivas y atléticas de la liga. En un año diferente en OKC tras la marcha de Durant, Westbrook se propuso aniquilar todo récord habido y por haber. Criticado por algunos y alabado por otros, la temporada individual de Russ pasó a la historia, pero no consiguió implicar del todo a sus compañeros. El rol de Oladipo no era el mismo que tenía en Orlando pese a calcar prácticamente los números de su último año como Magic. Poca química a nivel colectivo de juego con Westbrook y las sensaciones de Dipo entre los aficionados NBA no parecían ser las mejores. Daba la sensación de haberse quedado clavado, sin progreso, con malas decisiones en ataque y necesitando un volumen importante de tiros para poder hacer sus números habituales. Los Thunder necesitaban algo grande para rodear bien a Russ y no repetir la experiencia de la temporada anterior. Presti movía ficha y traspasaba a Oladipo (y a Sabonis otra vez) a los Pacers a cambio de Paul George. “Todo pasa por alguna razón y si te traspasan, se presentan nuevas oportunidades. Los Thunder me han dado la experiencia de jugar los Playoffs y voy a usar eso para prepararme”, decía Dipo al inicio de esta temporada. 
 

okc_media_day.jpg

Muchas expectativas para verle junto a Westbrook | Layne Murdoch Jr./Getty Images
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

i'm coming home

Volvía a Indiana, volvía al Estado que le había visto crecer y madurar como jugador de baloncesto. Oladipo estaba dispuesto a demostrar al mundo que este tenía que ser su año y trabajó este verano para perder porcentaje de grasa corporal y fibrar su cuerpo: “He trabajado como nunca, he llegado a un nivel en el nunca antes había estado.Me dí cuenta que debía trabajar en mi cuerpo y mi mente más de lo que hago en mi juego, porque el baloncesto es 80% mental. Lo que he hecho en estos tres meses va a compensar”. Y vaya si lo ha hecho. En un Estado que respira baloncesto, Oladipo ha vuelto a sentirse aquel jugador que lideraba a los Hoosiers en los partidos NCAA. Ha adelantado por la derecha a Myles Turner como jugador franquicia del equipo y ha colocado a los Pacers en puestos de Playoffs cuando parecían un equipo destinado al tanking. Exhibiciones como los 47 puntos contra Denver, el game-winning shot contra los Spurs o los 38 puntos ante la sólida defensa de los Celtics son algunas muestras del estado de forma de Dipo este año.

 

Victor Oladipo Scores CAREER-HIGH 47 Pts, Leads Pacers in OT Win | December 10, 2017

 
24.3 puntos, 5.2 rebotes, 4 asistencias y 2 recuperaciones por partido, estableciendo topes de carrera en puntos, rebotes, recuperaciones, porcentaje en tiros de campo, porcentaje en triples y tapones. Oladipo está jugando a nivel All-Star en ambos lados de la cancha, siendo el go-to-guy que Indiana necesita en los finales apretados y el hombre capaz de defender y aguantar en un uno contra uno al mejor jugador rival. Ahora mismo, Victor es 12º en la clasificación de máximos anotadores y séptimo en la de robos. Tiene -con diferencia- el mejor +/- acumulado en los Pacers con un +180 (el segundo es Thad Young con un +98 con casi 100 minutos más jugados). Y con Oladipo en el banquillo, Indiana registra un -119, el peor +/- off the court del equipo. La dependencia es total. Con él en cancha, arrasan. Sin él, sufren lo que no está escrito.
 
Si lo traducimos en cifras de estadística avanzada nos quedarían estos datos. Con Oladipo en pista, Indiana presenta un Offensive Rating de 110.7 (sería el tercer mejor dato de la liga solo por detrás de dos trituradoras ofensivas como Warriors y Rockets) y un Defensive Rating de 103.3 (sería el quinto mejor registro de la liga); lo que nos da un Net Rating de +7.4. Cuando la estrella Pacer se va al banco, el Offensive Rating cae hasta el 105.1 y el Deffensive Rating se eleva hasta el 112.1 dejando un Net Rating negativo de 6,9. ¿Qué significa esto? Que cuando Oladipo juega, los Pacers son 7.4 puntos mejores que su rival por cada 100 posesiones. Cuando está en el banco, Indiana es 6.9 puntos peor que el equipo contrario en las mismas posesiones.
 

body_transformation_dipo.jpg

La transformación del cuerpo de Oladipo en solo 3 semanas de verano
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Los Pacers (24-20 actualmente de récord y sextos del Este) han perdido los 5 partidos en los que Oladipo ha sido baja por lesión. Con Oladipo jugando, pues, Indiana presenta un balance de 24-15, que empeora hasta el 24-20 actual por la racha de 5 derrotas consecutivas, algunas contundentes como el -21 en Milwuakee o el -17 contra los Wolves. Oladipo es clave en el sistema Pacer y de hecho McMillan ya mostró signos de preocupación al ver que no eran capaces de competir sin su mejor hombre. Por fortuna para él, parece completamente recuperado y su rendimiento no se ha visto afectado.
 
“Me encanta la ciudad, me encanta Indiana. Adoro ser un Hoosier y ha sido maravilloso volver y ver como los fans me han abrazado desde el primer momento. Es mi segunda casa, como si nunca me hubiera ido. Pero todavía me falta mucho camino por recorrer como Pacer y estoy deseando hacerlo”, confesaba un Victor eufórico que se ha reencontrado consigo mismo y ha vuelto a disfrutar como hacía tiempo que no lo hacía.
 
Que se preparen en Indiana que Oladipo ha vuelto para dar guerra. Y está mejor que nunca.
 
*Nota de Autor: En la Guía Solobasket 2017/18, servidor hizo a los Indiana Pacers colocando a Oladipo como jugador clave o a tener en cuenta, pero con Myles Turner de estrella. Se habló de su retorno al Estado de Indiana y la posibilidad de reencontrarse consigo mismo. Bien, pues Victor ha cumplido. Y con creces

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
1 año 8 meses
#contenidos: 
41
#Comentarios: 
100
Total lecturas: 
84,359

Comentarios

Hay quién se rasgaba las vestiduras por el movimiento pacer y quién le etiquetaba como pufo. El tiempo, ese juez inapelable. Aunque con la ética de trabajo de Victor, esto solo es el principio....

Oladipo ha sido un jugador infravalorado en la NBA, lo mismo que le pasa a Bradley, y que necesita de entrenadores que den importancia a la defensa para que se vea cuanto hay de diferencia entre él y los demás.
Ha tenido la gran suerte de caer en Indiana, ójala hubiera caído en Memphis, hubiera encajado a la perfección con Marc y Conley, no se a qué esperan los Grizzlies para buscar jugadores de este tipo, Caldwell Pope también cuadraría en sus parámetros.
Ójala Indiana suba posiciones, creo que tiene una plantilla muy inteligente en cancha, y eso puede ser esencial este año en el Este.