Russell Westbrook y la “Poética” de Ignacio de Luzán

  • Hablamos sobre el tour de force de Russell Westbrook en ausencia de Kevin Durant

Algo que no supo hacer Serge Ibaka, es lo que está haciendo ahora Russell Westbrook. En ausencia de Kevin Durant, adoptar el rol de líder en el equipo. Con este papel, el base titular de Oklahoma City Thunder, por ahora, se está sintiendo muy cómodo. En febrero ha registrado números que nadie conseguía promediar en un periodo de treinta días desde la época de Oscar Robertson. En los seis partidos que jugó después del All-Star Game consiguió en todos 20+ puntos y 10+ asistencias, alcanzando en cuatro ocasiones el triple-doble y de manera consecutiva. Además, en el último choque del cuarteto superó sus cotas máximas de anotación y rebote, sumando 49 tantos y 16 rebotes. Por eso uno puede atreverse a hablar de belleza. Y que mejor para hacerlo que reforzarse con fragmentos del apartado “Sobre la belleza” en la Poética de Ignacio de Luzán.

Decía Luzán “la belleza no es cosa imaginaria, sino real, porque se compone de calidades reales y verdaderas”. No hace falta ir más lejos de lo contado en las primeras líneas para justificar esta sentencia. Según el que fue uno de los máximos teorizadores del neoclasicismo español, las calidades de la belleza son “la variedad, la unidad, la regularidad, el orden y la proporción”. La variedad como la unidad, son conceptos fundamentales para que de estos devengan los tres restantes.

Se entiende variedad como lo que deleita. La parte peyorativa de la variedad es que puede cansar y fatigar. Por ello depende de la “unidad que la temple”. Comparémoslo pues con Westbrook. Un jugador tan alabado como, a su misma vez, vil y atrozmente criticado. De Russ se valora su explosividad, su velocidad, su potencia, su intensidad, su condición de portento físico, su capacidad anotadora y, sin que sea esto redundante, su validez en ambos lados de la cancha. Por lo contrario se le reprocha su elevado ego, no ser un jugador de equipo y su tiro compulsivo, en ocasiones excesivo. Aquí radica la variedad. No en la bipolaridad de las cosas que le valoran y le critican, sino en su repertorio de virtudes. Sin unidad devienen un catálogo de críticas en contra suyo. Por precoz que sea la siguiente valoración, su variedad, reducida a la unidad es lo que le ha permitido acabar el mejor mes de su carrera a nivel individual. Equiparable a jugadores históricos. Westbrook, junto a James Harden, Stephen Curry y LeBron James, actualmente se encarama en las posiciones altas en el camino por el MVP de la Regular Season.

Afirmaba el crítico español de la Ilustración, “lo que es vario y uniforme, es al mismo tiempo, regular, ordenado y proporcionado”. Dice Luzán la razón se funda de estas cinco calidades, que de ser seguidas con debido respeto “brilla y resplandece más la belleza”. La irregularidad de Westbrook, referente a sus actuaciones, míticas o jactanciosas, capaces de hacer vencer como también perder partidos, rompe los principios de esta teórica belleza. Seguir a este nivel está a la altura de muy pocos. Si mediante la razón entiende la belleza en su juego, veremos más meses brillantes y resplandecientes como el de febrero. Y por qué no, un Russell Westbrook MVP en junio.

CAMINO AL MVP

Aparte de Russell Westbrook, que se suma a mediados de temporada como firme candidato al MVP, quienes le preceden en esta categoría son Stephen Curry, James Harden y LeBron James. Sin embargo en la teoría y en la práctica estos tres están mucho más cerca de ser premiados con el galardón que acredita al jugador más valioso de la fase regular. Curry es el líder del mejor equipo de la Liga, si es que no lo fuere Atlanta Hawks; LeBron ha sido el principal protagonista del fulgurante y repentino ascenso de Cleveland Cavaliers en la puja por el anillo; mientras que Harden, si nos atañemos solo a sus estadísticas, sin tener en cuenta el balance de su equipo, es quien más se acerca a los registros de un MVP entre estos tres.

curry
El de Golden State Warriors aparte de estar cerca de promedios de 24 puntos, es capaz de anotar aproximadamente el 48% de sus tiros de campo y más del 40% de sus tiros más allá del perímetro. Además, cada partido añade a su casillero casi 8 asistencias y más de 2 robos, siendo la temporada en la que está recuperando más balones de su carrera. Actualmente es el jugador con uno de los mejores más/menos de la NBA, llegando a ser el líder de la Liga hace unas semanas con +11,1. Pero hay que tener que esta es una de las estadísticas que más fluctúa y ahora está cerca del +9 aproximadamente. A su misma vez también es la mejor marca de este ámbito en su trayectoria como jugador profesional.

En lo que se refiere al Rey, algunos dicen que a la llegada de la treintena de edad le acompaña el declive estadístico. Suerte tenemos de la razón para verificarlo mediante nuestra experiencia. Sin registrar esta campaña las cotas más elevadas de su trayectoria, su nivel estadístico sigue estando a la altura de los pronósticos del mejor jugador del año. Mientras que aproximadamente promedia 26 puntos por encuentro, anotando el 49% de los tiros que lanza, es capaz de repartir más de 7 asistencias, capturar casi 6 rebotes y robar 1'5 balones por partido. Entre los últimos partidos de enero y el mes de febrero su equipo fue capaz de conseguir una racha de 18-2 en victorias y derrotas, colocándose progresiva y exponencialmente en la parte alta del este. James ha anotado 30 puntos en más de 15 partidos este curso, ha conseguido ser el mejor jugador de la semana del la Conferencia Este tres veces y se ha hecho con el reconocimiento al Player of the Month este pasado febrero. A James también se le tendría que valorar que acarrea muchos más minutos que los demás mencionados aquí. Esto es algo que no se tiene demasiado en cuenta y sin embargo estamos hablando de un jugador que desde hace ya diez años, temporada tras temporada, consigue estar en las polémicas en cuanto a quien se merece dicho título.

James Harden
Contrariamente a LeBron James, The Beard sí está llevando a cabo su mejor campaña en lo que lleva de trayectoria como jugador profesional. De hecho jamás había promediado unos valores tan altos en puntos (27,1), rebotes (5,8), asistencias (7,1) y robos (1,9). Gracias a su 45% en tiros de campo y su 38,5% en triples ha superado en más de 25 ocasiones los 30 puntos, para formar parte del Top 3 de máximos anotadores de la Liga esta temporada. Anotando más de 470 tiros libres es el jugador que más libres ha encestado, hecho que sumado a todo lo demás le propició poder ganar el premio de mejor jugador del mes de la Conferencia Oeste el pasado diciembre y enero.

También opuesto a LeBron y pareciéndose más a Harden, Russell Westbrook está cosechando la mejor temporada de su carrera como jugador de la NBA. Con 27,4 puntos, 7,1 rebotes, 8,3 asistencias y 2,1 robos por choque, está  superando las cotas máximas de su trayectoria en cada uno de estos apartados estadísticos. Ha sido capaz de anotar en más de 15 partidos 30+ puntos, aparte de que también se ha hecho ya con 7 triple-dobles esta campaña.

Si ahora interpretamos los datos comentados, haciendo referencia a Golden State, vemos a Curry siendo el líder de un equipo joven y con ambición. No darle el MVP sería algo que la gente no se manifestaría demasiado en contra por dos razones. En primer lugar este año su equipo tiene opciones de hacerse con el anillo, y seguramente los próximos años también porque es un proyecto sólido y con garantías de éxito y futuro. De este modo, si este año no se le diera el premio de mejor jugador del año no supondrá demasiada oposición por parte de los aficionados ya que se cree que tarde o temprano tendrá opción de ganarlo. Si no pasa como ocurrió con Kobe Bryant, quien solo tiene un MVP a lo largo de toda su carrera a pesar de tener cinco anillos, Stephen conseguirá este reconocimiento antes de su retirada.

Lebron James
Contrariamente a Curry, quien es alguien que se le tiene como un aspirante fijo actualmente y en el futuro, James es alguien quien ya se ha hecho repetidas veces con este galardón. En su caso el progreso que ha proporcionado a su equipo es incuestionable. Un equipo que el año pasado solamente aspiraba a Playoffs, con su llegada ahora aspiran a todo. Principalmente dependerá de los dos últimos meses que lleven a cabo los equipos de los candidatos al título, ya que al fin y al cabo, comparando los promedios de cada uno de los cuatro que aquí se nombran todos tienen números de MVP. Primará pues la efectividad del grupo en los últimos compases de Regular Season, traducida a eficiencia en los jugadores. Sin embargo hay un parecido entre Harden y Westbrook paralelamente a que ambos estén ejecutando la mejor temporada de su vida.

Tanto el de Oklahoma City como el de Houston están jugando sin otro de los pilares centrales del equipo. Sin su tándem. La ausencia de Kevin Durant en los Thunder y la de Dwight Howard en los Rockets es equiparable en el sentido de que sus compañeros de equipo deben incrementar su aportación para intentar suplir su ausencia entre todos. No obstante el equipo de Oklahoma y el de Texas ha tenido suerte de tener a jugadores como Westbrook y Harden quienes han aumentado su producción en el terreno de juego a marchas forzadas. A pesar de que su rendimiento esté siendo brutalmente espeluznante, con Durant y Howard seguramente no hubieran brillado tanto debido a que su rol en el equipo se vería modificado. Es decir la ausencia de estos dos pilares se ha visto reflejada en las actuaciones de los dos hombres que están luchando por el MVP de la temporada. Para muchos es imposible imaginarse a los Thunder o los Rockets como futuros campeones de loa NBA este año, pero tampoco nos debería estrañar tanto. Quizás Houston lo tiene muy difícil para ganar el Larry O'Brien viendo el nivel y exigencia que yace en su conferencia, pero no nos debería sorprender tanto hablar de Oklahoma City como firme candidato después de los buenos refuerzos que ha adquirido antes del Dead Tradeline.

durant westbrook

De los cuatro jugadores que luchan por el título de mejor jugador, estamos dando primordiual énfasis, quizás, a los que juegan en los equipos con menos posibilidades de ganar el anillo. Por ahora el nivel de los Rockets y los Thunder en el Oeste, es inferior al de los Warriors. Mientras que en el otro lado del continente, los Cavaliers tampoco lo deberían tener tan complicado como para llegar a finales de conferencia, asumiendo entonces gracias a ello muchas más probabilidades de hacerse con el anillo que el equipo de Westbrook y Harden. Más que nunca, con cuatro jugadores a tan alto nivel para que sus respectivos equipos estén luchando en el todo por el todo esta 2014/15, el MVP de la temporada posiblemente se adjudicará a quien sea capaz de hacer un mejor final de temporada con su equipo. ¿Se descolgará alguien de este grupo tan elitista? Quizás Westbrook con el regreso inminente de Durant, aunque lo que está claro es que no perderán opciones de hacerse con el anillo, ni mucho menos perderá interés el desenlace de esta liga tan emocionante.

Únicos jugadores en la historia de la NBA capaces de registrar en dos partidos consecutivos 40 puntos y a la vez un triple-doble:

  • 1974-75 Pete Maravich

41,0 Pts, 12.0 Rbs, 15,0 Asts por partido durante la racha

  • 1988-89 Michael Jordan

43,5 Pts, 10,5 Rebs, 12,5 Asts por partido durante la racha

  • 2014-15 Russell Westbrook

44,5 Pts, 14,5 Rebs, 10,5 Asts por partido durante la racha

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
3 años 5 meses
#contenidos: 
108
#Comentarios: 
374
Total lecturas: 
368,205