Solapas principales

Se encuentra usted aquí

El desastre de Francia, ¿debería dimitir Vincent Collet?

 
Es probable que Vincent Collet tenga en su cabeza que su puesto está en peligro. Esta temprana eliminación de la Selección Francesa, que llegó tan solo después de dos partidos del Mundial 2023, ha puesto en jaque la posición del seleccionador más laureado de Francia y que le ha llevdo de manera constante a la pelea por medallas, aunque no ha tenido la gracia final para dar con el oro.
 
La primera vez desde 1986 que Francia no pasa de la primera fase, pero la selección gala ya venía siendo noticia este verano, incluso antes de que comenzara el torneo, con la composición de la lista de los doce jugadores convocados para el Mundial de baloncesto.

FRANCIA EN EL MUNDIAL 2023: UNA PLANTILLA QUE NO DIO LA TALLA

Las piezas de la plantilla ya planteaban algunos problemas. El principal, la referencia en el puesto de base: si bien Nando De Colo sigue siendo un activo valioso a pesar de andar en declive, no se le puede atribuir la responsabilidad total a un jugador de su edad en un torneo tan exigente.
Detrás de él, Sylvain Francisco, que tuvo momentos brillantes en la preparación, pero inexperto en las competiciones internacionales y así se demostró. Por otro lado, Elie Okobo, desterrado por Collet, como ya se pudo escuchar en partido: "Sylvain, no escuches a Eli, por favor. Él no quiere jugar. No hagas lo mismo que él hace".
 
Frank Ntilikina, lesionado del muslo, se vio obligado a renunciar a esta edición del Mundial de baloncesto. Para sustituirlo, Collet hizo un movimiento extraño: convocar Isaia Cordinier. Esto dio mucho que pensar sobre la participación que hubiera dado Killian Hayes a este grupo. A pesar de que no está demostrando sobremanera en la NBA, el francés podría aportar defensa perimetral, buen físico y un manejo de balón capaz de realizar transiciones muy rápidas. En este último sentido, la selección francesa anotó la gran mayoría de sus puntos en estático, con jugadores poco móviles y a los que les hubiera venido bien un director de juego más ligero.
 
En directores de juego estuvieron pensando sus compatriotas tras la eliminación de Francia en el Mundial.  En plena 'guerra fría' interna, con declaraciones sin tapujos, Thomas Heurtel fue echado de menos por varios de sus compañeros, los de más peso en la plantilla, que no estaban de acuerdo en la decisión de la federación francesa sobre vetar -avisado de antemano- al base. El motivo, muy claro: fichar por un equipo ruso en pleno conflicto bélico.

LA PEOR PARTICIPACIÓN DE COLLET CON FRANCIA

Una derrota aplastante y decepcionante ante Canadá presentaba a una Francia irreconocible y presagiaba que esta podría ser su peor participación en un gran torneo en mucho tiempo. Y así fue, hasta tal punto de darle el pase a la segunda fase a Letonia y tener que remontar el partido ante el Líbano.

En esta edición se vio de manera mucho más evidente la desconexión, falta de dirección y de intenciones de Collet con sus jugadores, a los que parece delegarles la responsabilidad y echarles la culpa en ocasiones convenientes. Ante Canadá, el técnico dudó demasiado antes de llamar a todos al banquillo antes de que se rompiera el partido para acabar en paliza. Ante
Letonia, que fue letal desde el triple, también se echaron de menos ajustes y tiempos muertos que frenaran de cuajo las rachas desde el perímetro.
 
Con esto, Francia suele andar condicionada, para bien y para mal, por su estrella en la pintura. Rudy Gobert estuvo poco acertado en todos los sentidos y parecía no saber qué hacer en los momentos decisivos ni con el balón, limitándose a bloqueos directos y rebotes ofensivos. Incluso jugando en su mayoría un juego parado, tampoco se vieron planteamientos que favorecieran la presencia de un jugador de su talla, por lo que parecía contradictorio tener en pista a Gobert. Para el encuentro ante el Líbano, ninguno de sus tres pívots, incluido Gobert, disputó el partido, un reflejo perfecto de la atmósfera que se respira en el equipo.

PARÍS 2024: ¿CAMBIO DE CICLO O ÚLTIMA OPORTUNIDAD?

Se presenta un nuevo ciclo encabezado por Victor Wembanyama y la nacionalización de Joel Embiid, que por ver estará si decide jugar finalmente con Francia. A un año de los Juegos Olímpicos de París 2024, donde los galos están directamente clasificados por ser anfitriones y verán el último baile de Batum, es probable que la federación francesa se plantee cambios, sobre todo en la plantilla. Pero, ¿y en el banquillo?
Puede que no sea conveniente ni inteligente reorganizar toda la estructura de la selección francesa a menos de 365 días del evento más importante en la historia reciente de este equipo. Es por ello que, dejando que trasncurra esta temporada, se enfatizará en la captación de las mejores estrellas del país. Por parte de la federación, parece que no existen intenciones de cesar a Collet, según ha contado la prensa desplazada a Yakarta. Otra cuestión es que en algún momento decida dar un paso a un lado.

Sobre el autor

 
Imagen de Sergio Llebrés Sergio Llebrés Orellana@llebres11Sergio Llebrés es un periodista especializado en el mundo del deporte procedente de Valencia, España. Habiendo cursado un grado universitario en Comunicación Audiovisual y un Máster en Contenidos y Formatos Audiovisuales, Sergio se ha dedicado a ganar experiencia en distintos ámbitos de la comunicación para trasladarlos al ámbito de la actualidad y análisis deportivos. Entre algunas de sus etapas laborales destaca su estancia en Superdeporte, periódico referente español y varios proyectos televisivos y cinematográficos en À Punt Media y Telecinco. Su gran pasión desde la cuna es el baloncesto, deporte que ha practicado toda su vida y sobre el que realiza aportaciones actuales en los portales digitales Nostresport y Solobasket.
Antiguedad: 
3 años 3 meses
#Contenidos: 
829
#Comentarios: 
160
Total lecturas: 
1,462,144

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar