Solapas principales

El WiZink Center, un fortín desde el primer cuarto

El Real Madrid completó con un pleno la doble jornada de Euroliga en casa. Panathinaikos, que llegaba después de perder contra Baskonia el martes, no pudo remontar un partido que se le puso cuesta arriba desde los primeros momentos.

Tras los tres partidos que han disputado los blancos en la calle Goya, hay un factor que sus próximos rivales deberán tener en cuenta: el Madrid no hace prisioneros desde el principio. El equipo de Pablo Laso se colocó rápidamente en la vía del triunfo contra Efes, Monaco y Panathinaikos.

 

 

Diez minutos han sido suficientes para establecer su superioridad frente al rival. Ataman, después de la primera jornada, ya reflejó los sentimientos del equipo turco tras caer en la capital de España: “Nuestro primer cuarto ha sido horroroso, parecía que habíamos venido de turismo”. Aquel día la diferencia llegó a ser de 17 puntos y se mantuvo más o menos estable hasta los minutos finales de la contienda.

El Mónaco también sufrió una gran defensa y ataque madridista. Uno de los equipos revelación de la temporada -llegó invicto a esta semana, iba ganando a los merengues a dos minutos del final y solo una prórroga les arrebató el triunfo contra el Barça- cortocircuitó ante la intensidad y tamaño de los jugadores españoles en defensa y su gran acierto en ataque. Aquella tarde, la diferencia llegó a los 18. Una muestra más de la resiliencia de los jugadores del Principado fue que ganaron los siguientes dos cuartos y solo perdieron el último por un solo punto.

Abalde, clave desde el triple

Finalmente, se llegó al partido contra el Panathinaikos. Con 24 horas menos de descanso, el Madrid no quiso dar opciones a su rival. Alberto Abalde fue otra de las grandes claves del encuentro. Pese a no empezar la temporada a la vez que sus compañeros debido a una lesión, Laso le dio la confianza de ser titular. Desde la primera posesión el gallego se estableció como la gran amenaza ofensiva, provocando que, durante el resto del encuentro, el especialista defensivo griego, Howard Sant-Roos, estuviera encima suyo. En el lado de la defensa, su entrenador destacó en rueda de prensa su trabajo y cómo contribuyó de manera decisiva a marcar el nivel de todo el equipo.

 

 

Mantener ese nivel de intensidad y acierto contra los mejores equipos de Europa y durante cuarenta minutos es una tarea ardua y casi imposible. Pero asegurar partidos de esta manera acerca al Real Madrid a hacer del WiZink Center un fortín, un hecho clave para acercarse al objetivo final en la temporada regular de la Euroliga: ser cabezas de serie en los Playoffs de acceso a la Final Four.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
1 año 4 meses
#contenidos: 
45
#Comentarios: 
128
Total lecturas: 
86,581

Comentarios

A ver si ya después del partido contra el Mónaco que el trío lalala Lorenzo Sanz Junior el plasta de Paniagua y Siro ''falton''López saben que los hermados Antetokounmpo son cuatro hermanos que juegan al baloncesto no tres, que el que jugó en Andorra no es el mismo que el que jugó en Murcia, que vaya lío que se hicieron el otro día más qué lío es su ignorancia y hacen el ridículo... no sabiendo prácticamente nada de los jugadores a los que se enfrenta el Real Madrid , ellos están con sus batallitas

Un Real Madrid muy sólido. Mis felicitaciones al cuerpo técnico del Barcelona no sólo por dejar ir a Hanga, sino por tenerlo desaprovechado durante los años que ha estado en Barcelona. Vaya jugador con Laso al mando.
"Palmathinaikos" no fue rival.