Solapas principales

Un Barça oxidado es suficiente ante el Panathinaikos (97-89)

  • Higgins marcó el camino hacia la victoria
  • Foster y Mitoglou mantuvieron vivos a los griegos

cALATHES CONTRA SUS DEMONIOS

Enfrentarse a sus demonios es quizás uno de los retos más grandes de una persona, y eso es exactamente lo que hizo hoy Nick Calathes. Primer partido con la elástica blaugrana ante su ex equipo, en el que brilló y deslumbró. En el que llegó a ser uno de los mejores bases del continente. El Barça llegó al encuentro sumergido en un vaivén de sensaciones. Entre el rum rum de los cambios en la normativa de Euroliga y la sonrisa tímida de haberle ganado al Valencia sin Niko Mirotic. El reto para Saras, y para el Barça, es aún mayúsculo: demostrar algo más que un equipo en construcción sin contar con uno de los mejores jugadores de Europa. Los griegos venían con el cuchillo en la boca tras perder el derby griego ante el Olympiakos y dejar sensaciones intermitentes en el incio de competición. El partido era una prueba de fuego para ambos, en la que los blaugranas no contaron tampoco con Victor Claver a causa de unas molestias en el pie.

ALTIBAJOS CONSTANTES

La primera mitad del encuentro fue un espejismo de la situación actual en la sociedad. Incertezas, errores, desconocimiento de la situación y algún que otro acierto. Los griegos marcaron la tónica del partido gracias a un incio a toda máquina en el que superaron a los culés en casi todas las facetas. Bajo la capa de un Marcus Foster colosal, supieron aventajar a sus pares y forzar los gritos de Saras desde la banda. Mitoglou se puso el antifaz de Robin para complementar en los tableros la labor de Foster, aunque poco a poco los culés lograron emparejar el tablero gracias a una dosis de talento individual de las que solo los grandes equipos pueden permitirse.

LA DEFENSA FUE EL TERMÓMETRO

Jasikevicius encontró en el banquillo los revulsivos necesarios para revivir a un equipo sin ideas. El Barça se pasaba la pelota sin lograr profundizar en la defensa griega y se veía superado en cada acción de 1 vs 1 que intentaba el equipo dirigido por Georgios Vovoras. Kuric, que de a poco se va incorporando a la dinámica, gozó de tiros liberados como hace mucho no lo hacía, y no defraudó. Calathes castigó con su arma más oxidada a sus ex compañeros, como si fuera una especie de represalia en la que eligió el triple como veneno. Los blaugranas encontraron en la defensa su termómetro, aunque sufrieron en exceso cuando no pudieron llevar el timón del encuentro.

ME LLAMO BRANDON DAVIES Y VENGO A HACER DESTROZOS

 

 

EL BARÇA MARCÓ EL TEMPO

El ritmo del encuentro se repartió entre ambos conjuntos. Una montaña rusa en la que fueron los griegos quienes iniciaron en el primer carrito aunque luego los culés se apoderaron del centro de mandos. Heurtel dominó el tempo a placer, transformando su flow personal en sensación de fluidez colectiva, mientras que Higgins ejerció de lider absoluto agarrando la pelota en los momentos más importantes del partido. No le bastó a los griegos con un gran partido de Foster o una actuación contundente de Mitoglou y Sant-Roos, porque los blaugranas supieron sufrir y encontraron en Brandon Davies al jugador que fueron a buscar hace un año a Zalgiris. Un pívot sólido bajo el aro que se hizo fuerte ante las torres griegas y que tuvo la cabeza fría cada vez que le tocó viajar a la línea de los suspiros.

CORY HIGGINS ES EL LÍDER SILENCIOSO

Ante la ausencia de Mirotic, todas las responsabilidades debían caer sobre Cory Higgins, y él no se escondió en ningún momento. Agarró las pelotas más calientes del partido, tanto en el tramo final del último cuarto como en la prórroga, y tomó -casi- siempre la mejor decisión. Supo encontrar ventajas para sus lanzamientos pero también mover la defensa lo suficiente para encontrar a Hanga en la esquina y a Davies en las alturas con dos canastas que dejaron casi sentenciado el partido. Liquidó el encuentro desde la línea de tiros libres, con su fiabilidad habitual, demostrando la calidad de jugador que es. El Barça ganó gracias a él y a Davies, pero también porque aguantó todas las embestidas y logró sacar a la luz el orgullo y el talento ante un juego colectivo que dejó mucho que desear.

ESTADÍSTICAS

estadisticas_barca_vs_pao.jpg

Estadísticas Barça. Via: Euroleague

estadisticas_pao_vs_barca.jpg

Estadísticas Panathinaikos. Vía: Euroleague.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
2 años 3 meses
#contenidos: 
138
#Comentarios: 
286
Total lecturas: 
298,229

Comentarios