Solapas principales

Un Obradoiro sin bases puros cae ante el empuje del banquillo nazarí (93-89)

  • Las bajas de Westerman y Paige, y las faltas de Bender, condicionaron al equipo de Moncho Fernández
  • Phil Scrubb fue el MVP del partido con 23 puntos (5/5 T3), 7 asistencias, 3 rebotes, 6 faltas recibidas y 28 de valoración

Partido realmente intenso el que se pudo ver en el Palacio Minicipal de los Deportes de Granada con casi 6000 espectadores poblando las gradas. Un partido condicionado de salida por dos bajas muy sensibles, Marcus Paige y Leo Watermann no pudieron ser de la partida por problemas físicos, lo que hizo recaer en Phil Scrubb, escolta del equipo, la labor de dirigir el ataque gallego.

Un partido que tuvo de todo, igualdad, intensidad, acciones al límite que tuvieron que ser revisadas por la tripleta arbitral, momentos dramáticos, ventajas a pique de romper el partido para ambos equipos... pero sobre todo, un parcial definitivo 16-0 en el último cuarto que acabó decantando la victoria del lado andaluz.

Pero la historia del partido no es el hilo conductor de este texto, prefiero que nos paremos a analizar otros aspectos que quizás, en el "fragos de la batalla" pasaran desapercibidos al aficionado.

Consulta nuestros Pronósticos gratis de Liga Endesa ACB

CLAVES DEL PARTIDO

  • La defensa: Coviran Granada no hizo una buena defensa durante los primeros 30 minutos del partido. Monbus Obradoiro atacaba con acierto, rozando la excelencia, debido a que sus lanzadores encontraban buenas posiciones, en ocasiones liberados debido a un balanceo en las ayudas rivales. Solo hay que ver los porcentajes por cuarto de los galledos, se podrá ver un cambio sustancial de dinámica de los tres primeros cuarto al último:

    • Primer Cuarto: 8/11 T2 (72.7%) - 2/6 T3 (33%) con 3 mates, 6 asistencias. Se dio la circunstancia que todos los lanzamientos de dos fueron bajo el aro en una serie en la zona de 8/8, con Ruben Guerrero como principal estilete ofensivo (9 puntos con 4/4 T2).

    • Segundo Cuarto: 11/15 T2 (73.3%) - 8/18 (T3) 44.4% con 13 asistencias. El perímetro gallego despertó de la mano de Phil Scrubb (3/3 en T3) y David Walker (4/7 T3), además el juego colectivo desarboló la defensa rival con hasta 7 asistencias en el cuarto, casi todas a hombres interiores, Rubén Guerrero seguiía imparable con 13 puntos (6/6 T2).

    • Tercer Cuarto: 15/21 T2 (71.4%) - 10/24 T3 (41.7%) con 17 asistencias. El juego interior gallego comenzaba a dar señas de debilidad, se fallaron hasta 6 lanzamientos cerca del aro, Rubén Guerrero tan sólo pudo disputar 7 minutos y no consiguió sumar ningún punto más.

    • Cuarto Cuarto: 19/29 T2 (65.9%) - 14/31 T2 (45.2%) con 19 asistencias y 6 balones perdidos en el cuarto. Solamente Tomas Scubb, Dragan Bender, Phil Scrubb y David Walker consiguieron anotar algún punto en el último cuarto con tan sólo 8 lanzamientos anotados en juego. Se dió la circunstancia que Ruben Guerrero, el mejor interior gallego, no pudo saltar a pista en el último cuarto por encontrarse indispuesto. La defensa granadina subió muchísimo la intensidad.

  • El rebote: A pesar del mayor acierto gallego, la mejor noticia para los nazaríes era que el partido no se rompía. La sensación de sometimiento blanquiazul estaba en la grada, pero el marcador nunca se fué a más allá de los 7 puntos. Coviran Granada se mantenía en el partido gracias a un factor clave, el rebote. Consiguió dominar este apartado estadísticos (salvo en el segundo cuarto) para no otorgar segundas oportunidades al rival. Sin embargo, la buena defensa gallega impidió lanzar contras, arma que tanto le gusta utilizar a los andaluces y que tan sól pudieron realizar en dos ocasiones para conseguir 4 puntos.

  • El banquillo: El auténtico elemento diferenciador del partido fue la aportación de ambos banquillos. Mientras que Monbus Obradoiro jugaba de forma eficiente mientras que su quinteto titular, salvo Bender que tuvo un día pésimo, estaba en pista, echaba muy en falta la aportación ofensiva de los hombres de refresco. Moncho Fernández no podía realizar rotaciones largas porque penalizaba demasiado al equipo. Por su parte Pablo Pin recibió 44 puntos de sus hombres de refresco. Papeles destacados tuvieron Petit Niang, que suplió y superó a un gris Cristiano Felicio, y Jacobo Díaz que realizó una rotación de altísima calidad con Luke Maye aprovechando todos los minutos que estuvo en pista para hacer cosas positivas; pero sobre todo hay que destacar la aportación de un Thomas Bropleh que, siendo hombre de refresco, fue clave para la victoria final.

  • Las faltas de Bender: El interior gallego, uno de los más destacados en las primeras cinco jornadas, cometió dos faltas en el primer minuto de juego. Moncho Fernández lo mantuvo en pista para que no desconectara mentalmente, pero no lo consiguió. Beder acabó con una triste tarjeta de visita en la que firmó 8 puntos (3/4 T2 - 0/5 T3 y 2/2 TL) junto a 4 rebotes, 2 mates y 4 pérdidas para 4 puntos de valoración, muy lejos de los 19,7 de media que tenía antes del partido. El esperado duelo con Cristiano Felicio no se produjo, el interior granadino tampoco tuvo su mejor día con 6 puntos (1/2 T2 - 4/6 TL) con 2 asistencias, 4 rebotes, 3 pérdidas para 8 de valoración.

LO MÁS DESTACADO DEL PARTIDO

 

 

 

 

ASI HABLARON LOS ENTRENADORES

Tanto Moncho Fernández como Pablo Pin hicieron una valoración del partido bastante acertada incidiendo en las claves del partido:

 

 

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
15 años 4 meses
#Contenidos: 
988
#Comentarios: 
6,525
Total lecturas: 
5,737,327

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar