Solapas principales

El fin de una era en la NBA

Vivimos una época de transición en la NBA, en la que los grandes protagonistas que dominaron la pasada década se han retirado o bien les falta poco. Ante esta situación es inevitable que, a veces, nazca un sentimiento de ansiedad, por algo que se acaba. Es el momento de empezar a ser conscientes de que una etapa que nos marcó, se consuma.

Hablamos de esa sensación que todos los amantes del baloncesto han sufrido alguna vez, la añoranza que nace cuando se sabe que los mitos que forjaron una época dejan paso a las nuevas generaciones, a la fuerza, a marchas forzadas, como no podía ser de otra manera. El tiempo no tiene piedad y menos en una liga de tal exigencia física como es la NBA, algunos lo aguantan mejor que otros pero todos acaban sucumbiendo ante la implacable pesadez de la historia, que no se detiene, por nada ni por nadie. Y cuando todo acaba, algunos jugadores, unos pocos, dejan de ser estrellas en la cancha para ser leyendas fuera de ellas.

El rey del mate: “Air Canadá”

Vince Carter probablemente haya sido uno de los atletas más espectaculares en la historia de la NBA. Considerado por muchos el mejor dunker que ha pasado por la liga. Su impacto en la competición fue total, además de ser uno de esos veteranos que ha sabido reinventarse.

El vivo ejemplo de lo que puede pasar cuando el esteticismo y la elegancia se elevan hasta sus cotas más altas, a la vez que son secundadas por un físico extraterrestre. Estas cualidades convergieron para moldear un especimen que superó todos los cánones previos en el arte del mate. Algunos han volado más alto y otros han machacado más fuerte, pero ninguno lo ha hecho tan bonito.              

Vince Carter Top 10 Plays of Career

McGrady y su superioridad innata

Tras comenzar con Carter, es turno Tracy McGrady, su primo. Para empezar, es obligado recordar el concurso de mates en el que ambos compitieron y que fue uno de los mejores Dunk Contest de la historia.

Quien ha visto jugar a T-Mac en su plenitud no es capaz de olvidarlo. Un torrente de habilidad que pasaba por encima de sus rivales a base de una fuerza y técnica innatas. Esa mezcla de físico descomunal y talento desbocado, flow en estado puro. Contemplarlo en sus mejores momentos resulta una delicia. 

b4cwyfscmaapqn4.jpg

Tracy McGrady y su hito

Tracy tenía una mirada parsimoniosa, parecía que la cosa no iba con él, que estaba en medio de la pista por un accidente, pero nada más lejos de la realidad: T-Mac  fue de los mejores jugadores de la liga. Durante varios años estuvo a la altura de cualquier rival, sin ir más lejos, la pregunta “¿Kobe  o T-Mac?” era extendida en los vestuarios de la NBA. La historia ha acabado dejando a uno un peldaño por encima del otro, los 5 anillos de la Mamba son incontestables, pero el mejor McGrady estuvo al nivel de Kobe. El problema, es que no duró lo suficiente.

Tracy McGrady 13 Points In 35 Seconds

Para el recuerdo nos quedan sus alley-oops a tablero, sus exhibiciones de talento puro y su obra culmen: los 13 puntos en 35 segundos para remontar un partido.

kobe.jpg

Kobe Bryant en una espectacular ilustración de Nike

El niño que quería ser como Jordan

Dejando de lado las formas de T-Mac, encontramos a Kobe, que en varios sentidos es su vivo contraste. Se ha hablado muchas veces del nuevo Jordan, pues bien, si ha habido algún jugador que se le ha acercado, ese es Kobe. Aunque también es preciso destacar que no es la “copia” de Jordan que muchos nos venden. Principalmente el “23” era un jugador más imprevisible que Kobe. Por un lado, el de los Lakers sabía lo que iba a hacer antes de hacerlo, mientras que Michael llegaba a la situación y lo hacía.

Lo del “24” es el sacrificio elevado a su máxima expresión, todos sus movimientos fueron entrenados con un enfoque milimétrico, repetidos miles de veces, que le llevaron al punto más alto alcanzado en lo que a técnica individual se refiere. Eso, unido a un talento descomunal y un físico prodigioso, crearon a esa bestia llamada The Black Mamba.

Kobe Bryant's Top 10 Plays of his Career

Kobe dominó todas y cada una de las formas de anotar posibles en una cancha de baloncesto, cabe destacar que siendo un jugador exterior hizo gala de un juego de pies al nivel de los más grandes.

El orgullo verde: Kevin Garnett y Paul Pierce

Si hablamos de fiereza e intensidad, el único jugador de esta época que está al nivel de Kobe, es Garnett. El ala-pívot era la furia hecha jugador de baloncesto, una actitud que marcó su carrera (está por ver si dura un año más). Con un físico pocas veces igualado y una técnica sublime para un jugador de su talla, este jugador dominó absolutamente y de todas las formas posibles, las pistas de la NBA. Garnett no deja indiferente a nadie, si el cliché de lo amas o lo odias tuviera que ser representado por algún jugador, el bueno de Kevin sería uno de los más indicados.

Kevin Garnett Flashback to MVP Season

Hablando de personajes que dejaron su imprenta en los verdes, es imposible no destacar a Paul Pierce. El capitán Celtic de la última era: clase en estado puro. La leyenda verde de más importancia desde Bird, un campeón y un guerrero. Su retorno en el primer partido de la final del 2008 y su rendimiento en esa eliminatoria, le elevaron a la categoría de héroe inmortal, ningún fan que se precie olvidará a los Celtics del Big Three  ni a su insigne capitán.

Cuando el jugador trasciende al deporte: Allen Iverson

Si hay un jugador de este siglo que transcendió al deporte, ese es Allen Iverson. El escolta fue una imagen simbólica de una generación, además de un icono cultural. The Answer  trajo la cultura hip-hop a la liga, lo que no le hizo mucha gracia a la cúpula de la NBA, así que Stern decidió cortar por lo sano con la imagen de “rapero” que tenían muchos jugadores e instauró el código de vestimenta.

En palabras de Isiah Thomas, Iverson rompió barreras y dejó un camino libre para que los atletas se expresasen y se mostrasen a sí mismos con más libertad. Para el de los Pistons, la leyenda Sixer fue el mejor “hombre pequeño” de la historia de la NBA. Como curiosad, Iverson opina a la inversa, para él, el mejor little man es Thomas.

Allen Iverson: Top 10 Career Plays

Una buena frase para describir a AI, tanto para bien como para mal, podría ser la siguiente: "Podrás sacar al chico del ghetto, pero no siempre podrás sacar al ghetto del chico". Esta famosa frase del rapero Tupac, resume la actitud de Iverson en la NBA, él era como era, y lo tomabas o lo dejabas, pero no podías cambiarlo. Además, teniendo en cuenta su rendimiento en la cancha, tampoco tenía muchas razones para cambiar.

Hay algunos que ponen en duda su impacto en el juego, diciendo que era un chupón y que no ayudaba a su equipo, algo totalmente injusto. Tan solo hace falta mirar la plantilla de los Sixers del 2001 y pensar en cuántos jugadores habrían sido capaces de llevar a semejante conjunto a una final e incluso rascarles un partido a los legendarios Lakers del 2001… muy pocos.

The Answer, el chico que te rompía los tobillos con una sonrisa, uno de los mejores anotadores de la historia y un auténtico guerrero, con un cuerpo pequeño pero con el corazón más grande, así merece ser recordado Allen.

El base con el que todos querrían jugar: Steve Nash

En la otra cara de la moneda encontramos a Steve Nash, con aspecto de buen chico y siempre correcto, pero que te mataba igual que Iverson, solo que con otros métodos. El de Canadá resultó ser el ejemplo perfecto del base que hace mejor a sus compañeros, un jugador capaz de llevar al siguiente nivel a sus semejantes: calidad en estado puro. Lo más destacado en su trayectoria y quizás su mayor logro es haber conseguido dos MVP siendo contemporáneo de Shaq, Kobe, Iverson o Garnett, que sólo tienen uno.

Steve Nash ULTIMATE Highlight Video from the Suns

Tim Duncan, el titán que cambió la historia de una franquicia

Para cerrar este compendio llegamos a Tim Duncan. Su apodo “The Big Funtamental” tiene una razón de ser, y es que este coloso ha dominado como cualquier otro todos los fundamentos del juego. Podríamos decir que el bueno de Tim sabía cómo hacerlo y cuando hacerlo. No es un jugador de los que destaca por su espectacularidad, pero si sabías apreciar su juego no quedaba otra que quedarse embobado viendo sus clases de baloncesto sobre la pista.

Tim Duncan Turns the Big 4-0!

Como diría el refranero, no están todos los que son pero sí son todos los que están, ya que al fin y al cabo esto no pretendía ser una exposición de quienes fueron mejores, sino evocar una generación que marcó una época.

Después de recordar a los protagonistas de tantas madrugadas ante el televisor, algunos podrían sentirse invadidos por un sentimiento de melancolía y nostalgia, pero si bien es cierto que estos jugadores son inolvidables, no podemos dejar de tener en cuenta que el hecho de que su estancia en las canchas sea finita, contribuye intrínsecamente como valor añadido a los momentos que nos dieron, que pasamos con ellos. Es decir, el mismo hecho de que algo se acabe, le da valor, ¿qué atractivo tendría el deporte si siempre jugasen los mismos?

El tiempo pasa y con ello se originan cambios y aparecen nuevos astros, de la misma manera que el baloncesto perduró con las retiradas de Magic, Bird, Jordan, Chamberlain y un largo etcétera, también perdurará ahora. Al fin y al cabo la NBA, como la vida, perdería alicientes si no estuviese compuesta por etapas, y seguro que lo que queda por venir es mágico. ¿Saben por qué? Porque el baloncesto es eso, el mito hecho deporte, y eso, es lo único que no cambiará nunca. 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
4 años 6 meses
#contenidos: 
51
#Comentarios: 
453
Total lecturas: 
259,121

Comentarios

El problema tanto con Webber como con Chauncey es que siendo muy buenos, no llegaron a ser iconos de la NBA como si lo fueron todos los demás de la lista. Por eso no merecen estar, porque a pesar de ser igual mejor o tener mejor carrera que algunos de los que SI aparecen, para la NBA supusieron menos

Una lista muy completa y con la que no se puede discrepar, posiblemente todos estos jugadores o al menos la mayoria estarian en la lista de cualquier aficionado al baloncesto. Veo en gran parte de los comentarios que se reclama la presencia de Chris Webber, ese 4 capaz de dominar cualquier aspecto del juego que maravilló a todo el mundo junto a los serbios Divac y Stojakovic, practicando uno de los estilos de juego más divertidos que se han visto en este mundo. Pero para no repetirme, des de un punto de vista subjetivo otro jugador que forma parte de esta era y que yo metería en mi lista es Chauncey Billups, un jugador poco mediático pero con una influencia brutal en sus equipos. Un base capaz de anotar, de hacer mejor a los compañeros, controlar el ritmo de un partido... en fin, el base que cualquier entrenador querría en su equipo. Repito que es una opinión subjetiva, ya que soy un enamorado de este jugador y de esos Detroit de 2004 que en cierto modo nos recordaron a los añorados "Bad Boys".
Por otro lado, decir que da gusto leer articulos como este, y que comparto la opinión del autor.

PD: Ray Allen es un grandísimo jugador y competidor, pero la camiseta de McGrady no hubo niño que no la tuviera, su influencia fue descomunal.

Un abrazo a todos

Yo diría que los años de Allen en Seattle donde fue jugador franquicia en un equipo horrible, que alcanzó solo unas semis de conferencia, y en los mejores Bucks desde Kareem junto a Glen Robinson y Sam Cassell, estuvo a bastante mayor nivel que los que después tuvo en Celtics o en Miami aunque no fuera tan decisivo.
Allen, por los años en la NBA, por la regularidad que ha tenido, por las veces que ha hecho de clutch player para ganar anillos, está a nivel de Reggie Miller.

Madre mía que viejos nos hacemos.... la era Andrés Montes, Sacramento Kings, jugadores que simplemente impresionaban porque jugaban por placer con habilidades nunca vistas como Carter, Iverson, T-Mac, Nash, otros que morían en la pista por una victoria como Kobe, Garnett, Duncan, Kidd, seguir la trayectoria de los primeros españoles, la soledad de Pau en Memphis, la ilusión de verlo luchar por el anillo, fracasar ante Garnett siendo señalado por todos, y volver al año siguiente con más fuerza, la spanish conection en los Blazers, Calde haciendose un nombre en Toronto.... eran otros tiempos y como siempre pasa en todos los ámbitos se cree que lo pasado siempre fue mejor, esperemos no caer en ese error y sigamos disfrutando del presente. Ídolo particular de esta época que acaba: Tracy McGrady.

Weber sin duda reúne más méritos que algunos de la lista pero en mi opinión no es coetáneo, otro tanto Iverson. Sin entrar en discernir fechas de nacimiento si hablamos de rivalidad sostenida en el tiempo. Y sí, claramente, Ray Allen debería estar en lugar de McGrady, quien fue un "What if " andante (al margen de que lo de los Celtics fue un Big Four). Bien es cierto que su retirada no es oficial, pero al igual que la de Carter, cuyo nombre sí figura en la compilación. Lamar Odom, de no perderse un poco al final hubiera sido otro a añadir. Y en buena lógica los siguientes serán Pau, Dirk y Manu, aunque como en el caso de C-Web a caballo entre generaciones.

Toda la razón con Webber, pero quiero matizar dos cosas. 1- Iverson sí es coetáneo: mismo draft que Kobe y Nash, aunque se retiró antes, eso no quita que coincidiesen en su esplendor. 2- Allen merece estar, pero no en lugar de McGrady. El nivel al que llegó T-Mac en su prime es claramente superior al de Ray. El primero llegó a estar en el mismo escalafón que Kobe o Garnett, mientras que el segundo estuvo por debajo siempre. Es cierto que Allen ganó dos anillos y McGrady no, pero la dimensión que tuvo T-Mac en la liga nunca la tuvo Allen. Con esto no le quiero quitar méritos a Ray (al cual disfruté mucho como Celtic), simplemente poner en su lugar a cada jugador (según mi opinión). Un saludo.

jeje en Boston no perdonan, pero que vamos... el prime de McGrady sí fue muy bestia, pero ¿cuánto duró? Sin embargo, Ray Allen -tal como comenta "pelolovic"- solo con coger su carrera en Seattle o Milwaukee ya iguala las prestaciones de Tracy. Ya ni hablar de sus años de céltico o el hecho de anotar un tiro ganador para llevarse un anillo, que no es moco de pavo y que McGrady no veía ni en sueños -y nunca mejor dicho por ese rictus tan característico- ya no para ganar un titulo siquiera para ser un decente clutch player. Eso sí para parecer recién levantado de la cama, el tío tenía un talento descomunal, es indudable, pero cuya dimensión en la Liga es inferior a la de Ray Allen también. Siendo objetivo creo que del mismo modo he puesto a cada uno en su lugar. Un saludo.

El prime de McGrady duró 8 años, en los que le dió tiempo a ser elegido 7 veces para un All-Team de la NBA (Allen lo ha sido solo 2 veces). Por otro lado, obvias los paupérrimos compañeros de equipo de T-Mac, así como su mala suerte con las lesiones. En cuanto a pura estadística, McGrady es mejor que Allen en TODO menos en % (muy ligera diferencia) tanto en Regularon Season como en Playoffs. Es obvio que el mejor McGrady fue superior al mejor Allen y que llegó a tener un nivel de impacto en la liga que Ray no tuvo nunca. De la misma manera, también es que es obvio que, en perspectiva, la carrera de Allen ha sido más fructuosa que la de T-Mac (por aguantar más tiempo en la élite), además de ser un mejor clutch player (aunque eso de que Mcgrady no era un buen clutch player... no estoy de acuerdo) y ser clave en dos títulos. En resumen, en sus primes, es mejor McGrady, sin duda, en logros colectivos, es Allen, sin duda también. Luego cada uno le da más valor a una cosa u otra, lo cual es subjetivo y respetable. Yo le quería dar relevancia en la lista a los jugadores que llegaron a ser realmente TOP en la liga. Un placer debatir aunque tengamos diferentes puntos de vista. PD: en Boston sí perdonamos, yo de haber sido Allen también me habría sentido molesto con la franquicia : lo intentaron traspasar varias veces y encima se llevaba mal con Rondo.

El placer es mutuo, Sergio. También pienso que Allen y los Celtics sacaron poca tajada en forma de títulos a ese Big Four que formaron. Macula importante también en el historial de Mr. Ray. Saludos

edito: para incluir datos Clutch-player de 2000 a 2012 (prácticamente año retirada de McGrady), en donde nuestro protagonista es último de una lista de 15.

"Clutch" since 2000 (click column header to sort)

Player FG FGA FG% 3PM 3PA 3P% Ast'd%Ast'd Best Worst
Pierce 450 1163 0.387 97 298 0.326 185 0.411 44% 21%
Garnett 368 0848 0.434 8 36 0.222 212 0.576 65% 33%
Nowitzki 443 1036 0.428 75 229 0.328 206 0.465 48% 37%
LeBron 461 1003 0.460 93 297 0.313 117 0.254 55% 37%
Vince 401 1001 0.401 67 217 0.309 159 0.397 50% 36%
R.Allen 371 0916 0.405 160 450 0.356 192 0.518 48% 34%
Terry 381 0870 0.438 108 285 0.379 164 0.430 55% 33%
Kobe 606 1525 0.397 99 351 0.282 148 0.244 46% 32%
Wade 321 0774 0.415 30 124 0.242 59 0.184 47% 32%
Duncan 376 0818 0.460 2 20 0.100 156 0.415 55% 36%
Nash 370 0806 0.459 125 314 0.398 65 0.176 56% 35%
A.Miller 269 0678 0.397 19 82 0.232 64 0.238 47% 26%
Billups 309 0796 0.388 120 367 0.327 110 0.356 46% 24%
Melo 276 0655 0.421 31 111 0.279 140 0.507 52% 38%
TMac 266 0714 0.373 44 164 0.268 89 0.335 42% 35%

Avg. 378 907 0.417 72 223 0.291 138 0.367 50% 33%

Hombre, decir que Chirs Webber no estaba al nivel de McGrady o Carter me parece demasiada osadía porque junto con Antoine Walker fue el preludio del jugador universal, la evolución de un Sabonis en estado físico precario, ser capaz de dirigir, botar, pasar, tirar, postear, de hacerlo todo en una cancha, de ser el lider de una franquicia perdedora y hacerla llegar a donde no había llegado, y sobre todo, de hacer recordar un equipo mientras pasan los años, a pesar de no ganar un anillo, ni siquiera jugar una final de la NBA.
Webber tuvo mala suerte en dos situaciones, encontrarse en esa final de conferencia con los Lakers, y su lesión posterior, aún así, promedió durante 15 temporadas 20 puntos, 10 rebotes 4,5 asistencias, de estar en franquicias tradicionalmente ganadoras habría sido alguna vez MVP.

Supongo que puedan faltar muchos y quizás sea por gusto personal, pero no ver ahi a Ray Allen.... Se habla del rendimiento de Paul Pierce en las finales contra los lakers, no creo que Ray estuviese por debajo aunque siempre ha sido de un perfil mas humilde/menos mediatico...pero el big three era "three" por algo. :)

Ray Allen podría estar perfectamente, por eso mismo quise matizar "no están todos los que son pero son todos los que están". Es algo subjetivo y simplemente pretendía homenajear a los que más me impactaron. Un saludo.

Parto una lanza por aquellos secundarios de lujo que contribulleron de una forma u otra, a esa generación, y aún andaban activos el curso pasado, y q alguno continuará "muriendo" con la botas puestas:
André Miller, Jason Terry, Tyshawn Prince, Richard Jefferson, Elton Brand, David West y André Stoudamire. Requiem por una era

A mi los que me parece que faltan, o almenos que merecen otra lista a parte de la misma época (porque varios de ellos siguen en activo) son la generación dorada de extranjeros que se ha dado: Nowitzki, Pau, Gasol, Stojakovic, Kirilienko, Parker, Ming o Ginobili.
Porque estos han tirado definitivamente abajo una puerta que ya estaba ligeramente abierta, amén de ser los primeros extranjeros en dejar huella como generación.

Sobre Webber...pues fue muy bueno, pero creo que menos recordado que todos estos. Sinceramente yo tampoco lo pondría a dicho nivel

Completamente de acuerdo, nadie se acordará de esta época sin recordarlos y sobretodo tantos años a altísimo nivel y lo que han significado para la NBA la representación en sus países.
Tampoco deberíamos olvidar a Daimiel y Montes, ellos lo pusieron fácil.
En fin que se me escapa alguna lagrimilla porque para los nacidos en los 80 y 90 esta etapa también ha coincide con las mejores etapas de la vida.

Exacto. La primera generación de extranjeros en ser considerados "iguales" o superiores a los propios jugadores norteamericanos e incluso, ser jugadores sobre los que construir las franquicias como son el caso de Nowitzki o de Yao Ming.

Aquellos Kings (Webber, Jayson Williams, Stojakovic, Divac...) crearon un estilo, una forma divertida de jugar/entender el baloncesto y solo coincidir en el tiempo con los Lakers, les privó de haber pasado a la historia.

La lista que ha puesto Sergio López me parece muy completa. Es el fin de una época (basicamente de los que ahora tenemos treinta y tantos, treinta y muchos) y la llegada de otra. Podré decir que vi jugar a los últimos dinosaurios de los 80, a Michael Jordan y CIA (que era mucha CIA) y a esta última generación siglo XXI... casi ná.

Son todos los que están, pero no están todos los que son, es cierto. Echo de menos a Chris Webber, un jugador multidimensional de la nueva era del siglo XXI, que con los Kings llegó donde no habían llegado nunca.

Webber es uno de mis "4" favoritos, no ha sido incluido porque lo he considerado un tanto anterior a esta generación (opinión subjetiva), pero por méritos y nivel de juego, perfectamente podría estar en la lista.