Solapas principales

El orgullo 'Grit and Grind' de Memphis, en extinción

Estas últimas semanas hemos comprobado un proyecto que parecía aguantar con el paso de los años empieza a dar señales de que se puede acabar. Un proyecto que inicio en 2010 con una mezcla de veteranía y juventud pero que en ello todos los miembros coincidían en las mismas características: mentalidad, garra, lucha, defensa y victoria. Desde el primer año lo demostraron eliminando en primera ronda a los eternos Spurs de Popovich siendo Memphis octavo y SAS primero y que siguieron cosechando hitos y logros pero siempre falta un paso más, llegar a finales y luchar por el anillo. Un proyecto que limitado en cuanto a plantilla, siempre sacaba lo mejor de su roster. Un proyecto que respaldaba siempre al entrenador, pero parecía ya que Memphis lleva dos despidos en 1 año y medio algo que sorprende en una franquicia que ha demostrado destacar en dar siempre confianza en sus entrenadores para hacer un buen proyecto. Pero ¿que está pasando en Memphis para que pase de ser una franquicia estable a un caos en poco tiempo? Aquí lo explico.

Mal planteamiento en las oficinas

Es cierto que Memphis no destaca por ser un mercado grande y atractivo para los jugadores, una ciudad pequeña y nada lujosa si lo comparamos con los Nueva York o Los Ángeles de turno pero estos últimos años estamos viendo que los jugadores priman más ganar títulos o estar en un proyecto estable que a ganar dinero o fama. Memphis no supo aprovechar su estatus y se dedicó a firmar estos últimos años a veteranos como Vince Carter, Chris Andersen o Tayshaun Prince, jugadores que parecían haber perdido su sitio en la liga como Mario Chalmers o Lance Stephenson o apuestas undrafted como Jamychal Green o Wayne Selden, todo ello para tener el salario suficiente para renovar a sus 4 hombres importantes de los últimos años, Marc Gasol, Mike Conley, Zach Randolph y Tony Allen sin llegar al impuesto de lujo.

El verano de 2016 cambiaron de planes e hicieron una apuesta importante por Chandler Parsons, un jugador de tremendo talento pero que las lesiones y su cabeza fuera de las pista hacen que no llegue a cotas más altas. La firma está siendo desastrosa, el jugador no rinde lo que pone en su contrato y eso está haciendo daño a Memphis. Este verano sus moviemientos han sido parecidos trayendo jugadores con talento pero que andaban perdidos e nla liga como Tyreke Evans o Ben McLemore, más la vuelta de Mario Chalmers que ha estado un año sin jugar. Otros dos puntos a tratar son su elecciones de draft y sus picks. Respecto a las elecciones, Memphis ha tenido rondas bajas pero viendo que es un equipo que desarrolla bien el talento (Jamychal Green es un producto Grit and Grind) no se entiendo porque sus jóvenes no tienen minutos (Jarrell Martin o Deyonta Davis) o son cortados sin apenas oportunidades (Wade Baldwin, Rade Zagorac o Jordan Adams).

Siempre hay excepciones como Dillon Brooks o Andrew Harrison pero Memphis nunca ha sabido explotar todo el talento joven que tiene. Respecto a los picks, Memphis va a perder un pick entre el 2019 y 2021 debido al traspaso de Jeff Green en 2015, el pick consta de protección top 8 en 2019, top 6 en 2020 y sin protección en 2021, algo que se antoja difícil si el equipo de Tennesse quiere reconstruir.

Estrellas con poder y poca confianza en los entrenadores

Lo hemos podido comprobar que tras dos duras declaraciones de Marc Gasol la primera a sus compañeros y la segunda al propio Fizdale que horas después fue cesado. No es la primera vez que Marc Gasol hace ese tipo de declaraciones, cuando el de Sant Boi se ve que las cosas no funcionan no tiene problema en mostrar su indignación contra los demás tras el partido. Aquí un ejemplo del Mundial 2010 cuando Llull tuvo el último tiro.

No quiero que se malentienda, Marc Gasol es un enorme profesional y entiendo que esté molesto porque no le dejaran jugar los minutos finales del encuentro siendo la estrella del equipo. Pero el mediano de los Gasol nunca oculta su frustración y depende de que situaciones la imagen de la franquicia sale mal parada como en este caso que se daba por hecho que tras la “rajada” de Marc iba a salir traspasado o el cese del entrenador, que al final se hizo. Según Marc Stein, el pívot español nunca propuso a la directiva decidir entre él o Fizdale pero su relación nunca fue buena.

Otro caso fue el de Joerger, el actual coach de los Kings consiguió sacar el mejor nivel del proyecto Grit and Grind pero en su último año algunas decisiones que molestaron a la cúpula directiva como quitar la titularidad a Zach Randolph o darle menos minutos a Tony Allen. También influyó que Joerger a pesar de tener contrato en vigor quería marcharse para conseguir un contrato más alto y porque estaba molesto con algunas decisiones de la directiva en cuanto a traspasos se refiere y que no había buena relación entre él y algunos pesos pesados de la franquicia. Al final fue cesado cuando días antes se confirmó que seguiría otro año más en Memphis.

¿Es posible una reconstrucción?

Esta semana se ha hablado sobre la posible salida de Marc y la verdad se antoja muy difícil que sea traspasado, aún más con la salida del coach Fizdale. Marc tiene poder, mucho poder en Memphis y a pesar de que se puede pensar que los osos busquen reconstruir al no renovar a Randolph ni a Allen todavía se ve muy difícil dar el paso por varios factores que comento a continuación.

Para empezar el tema rondas de draft, como he dicho antes Memphis no cuenta con todas sus rondas de draft para los próximos 4 años, el pick que tienen que dar a Celtics hace que frene momentáneamente un traspaso para buscar rondas altas, o lo que viene a ser un tanking. Después están los buques insignias del equipo Marc Gasol y Mike Conley, está bastante claro que si Memphis busca un cambio de aires tienen que traspasar a los dos, no solo a Marc ya que tanto uno como otro representan la franquicia. Tanto Marc como Conley tienen contratos muy altos y un pico de edad en el que su rendimiento solo puede bajar.

El gran problema aquí es buscarle equipo al base nacido en Indiana, su posición es la más poblada en toda la liga en cuanto a talento y rendimiento se refiere y su contrato del que todavía quedan 4 años cobrando 28, 30, 32 y 34 millones respectivamente. Lo que quiero decir es que es un contrato casi imposible de mover y entiendo que Memphis quiera o quedarse a los dos o moverlos pero nunca que se vaya uno y se quede otro. Por último la marca Grit and Grind, algo que en la NBA se valora y más si es una franquicia con poco marketing como Memphis quiere aprovechar un producto que ha sido muy importante en estos últimos 7 años para ellos en cuanto a beneficio económico.

Que retiren las camisetas a Tony Allen y Zach Randolph antes de su retirada o antes que a Pau Gasol tiene sentido ya que para los directivos significa seguir explotando el máximo posible el fenómeno Grit and Grind y que saben que con la marcha de Marc y Conley acabará dicho movimiento y las opciones de Playoffs que aunque parezcan muy lejanas ahora mismo, estamos todavía en noviembre y los Grizzlies llevan años sorprendiendos con su espíritu de lucha y llegar a postemporada.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
4 años 2 meses
#contenidos: 
75
#Comentarios: 
223
Total lecturas: 
250,501

Comentarios

Parsons está sobrepagado, se le firma por menos como a Evans o te gastas ese pastizal en jugadores con hambre de minutos y titularidad como Faried o Crowder.

Mucho Grit&Grind y te la juegas con Parsons y traes a Tyreke Evans que es otro OJ Mayo de la vida. Por rácanos, estando en el mercado Faried o Simmons que casaban mucho mejor con el estilo.

Lo de Parsons es fácil decirlo ahora, pero salía de unas temporadas bastante completas como tercera opción.
Y la razón de tener a Evans en vez de a Faried o Simmons está clara... 1 año de contrato por 3 kilos frente a 2/13 y 3/6. Podrían haberlo intentado con Simmons pero Faried les hubiera complicado mucho las cosas en lo salarial.

74 millones entre Conley, Gasol y Parsons... creo que se complicaron las cosas en lo salarial hace tiempo, y si el tipo que creyó que con esa triada iban a ganar la conferencia Oeste, sigue teniendo trabajo como directivo, es que al dueño de los Grizzlies le sobra el dinero y no tiene ni idea de quién le está manejando el negocio.