Solapas principales

Grandes equipos sin anillo: Oklahoma City Thunder

  • Jugaron unas Finales de la NBA y cuatro Finales de Conferencia
  • Draftearon a tres MVP en años consecutivos: Durant, Westbrook y Harden

Si hay un equipo que lo tenía todo para lograr el anillo (o varios) en los últimos años han sido los Oklahoma City Thunder. El equipo de las Grandes Llanuras, un destino poco apetecible tras su mudanza procedente de Seattle, hizo una reconstrucción express a base de draft. La fortuna sonrió a Oklahoma al seleccionar a tantas estrellas en años consecutivos, pero la gerencia tuvo una serie de aciertos históricos que mereció mucho más.

Mudanza a Oklahoma y primeros pasos

Los Seattle SuperSonics han sido una de las franquicias más carismáticas de la historia de la NBA. La ciudad del estado de Washington, al noroeste de Estados Unidos, conocida por su alto nivel educativo y la formación, en los años 90, de varias bandas de música grunge que marcaron una época. Todos conocemos a Nirvana, Soundgarden, Alice in Chains y Pearl Jam; grupos cuyos discos giraban una y otra vez en las minicadenas de millones de adolescentes. Pero Seattle también era una ciudad de baloncesto, de modo que en muchos aficionados sentimos un profundo pesar cuando el equipo se mudó a una ciudad que solo nos sonaba por el famoso atentado del 19 de abril de 1995, que acabó con la vida de 168 personas.

 

La primera temporada de Oklahoma comenzó en 2008, con un equipo sumido en una profunda reconstrucción después de la salida de las últimas estrellas de los Sonics, Ray Allen y Rashard Lewis, ambas acaecidas en un año antes. En esa temporada 2006/2007, ambos jugadores se perdieron muchos partidos y el récord del equipo fue de 31-51, fuera de playoffs. Sin embargo, la suerte les sonrió con el número 2 del draft, donde no dejaron pasar al nombre del momento, un indiscutible Kevin Durant que no logró el primer puesto por el tremendo hype que tenía su predecesor, el aciago Greg Oden, de quien no pudimos disfrutar por las recurrentes lesiones que le hicieron retirarse demasiado pronto. La NBA podría ser diferente hoy en día si Oden hubiese sido lo que se esperaba.

Desde el primer año ya se pudo ver que Durant iba a ser una gran estrella. Promedió 20 puntos y 4,4 rebotes, lo que le valió para ganar el rookie del año. Los Sonics, con un equipo muy descompensado, solo pudieron ganar 20 partidos en su última temporada en el estado de Washington. Tuvieron peor suerte en el sorteo del draft de 2008, donde tuvieron la cuarta elección, en la que eligieron a Westbrook, un base que ha llegado a ser mucho más que lo que se esperaba en aquel momento.

La temporada 2008/2009 no fue mejor que la anterior y solo consiguieron ganar 23 partidos. Westbrook y Durant se consolidaban como pareja. Ese año, con el número 3 del draft, eligieron a James Harden, además de que ya contaban en el equipo con complementos como Jeff Green, Serge Ibaka, Thabo Sefolosoha o Nenad Krstic. Con Durant promediando más de 30 puntos por partido, se metieron en playoffs en 2010, donde cayeron contra unos consolidados Lakers.

Kevin Durant hits the game winner!

La llegada a la élite

Era cuestión de tiempo que los Thunder escalaran a lo más alto y en aquella 2010/2011 ganaron 55 partidos. Eliminaron a los Nuggets en primera ronda y los Grizzlies en segunda. Sin embargo, las primeras Finales de Conferencia fueron una cura de humildad y unos veteranos Mavericks les eliminaron en 5 partidos. Las primeras magulladuras de equipo campeón estaban hechas y los Thunder ya tenían la experiencia para superar situaciones adversas. Una gran época estaba por llegar.

La temporada 2011/2012 fue la mejor de este gran equipo. Con una plantilla que llevaba años jugando juntos y la veteranía de Kendrick Perkins o Derek Fisher lograron la segunda plaza en la Conferencia Oeste. En playoffs superaron con facilidad a Mavericks y Lakers, con lo que se citaron con los Spurs en las Finales de Conferencia. La serie comenzó mal, ya que los Thunder perdieron los dos primeros en Texas y parecía que los compactos Spurs iban a hacer su trabajo contra los emergentes Thunder. Pero los de Scott Brooks quemaron una etapa en esa serie, que lograron remontar ganando los siguientes 4 partidos. Un sideral Kevin Durant llevó a su equipo a unas Finales para las que estaban preparados.

Las Finales de 2012 les enfrentaban contra los Heat, el equipo del Big Three que se quedó a las puertas el pasado año. En el primer partido, los Thunder demostraron que no querían esperar para lograr su primer título y se llevaron el duelo en una segunda parte donde fueron mucho mejores. Pero donde las dan las toman y ese fue el último partido que Oklahoma ha ganado en unas Finales. Los Heat liquidaron la serie en 5 partidos y demostraron que a los Thunder todavía les quedaba alguna derrota para encaramarse a los más alto. A pesar de la derrota, todo el mundo apostaba por el número de anillos que Durant y los suyos iban a ganar en los próximos años. Todos fallamos en nuestras predicciones.

Kevin Durant Lights Up the Spurs

Nadar para morir en la orilla

Tras la decepción de 2012, los Thunder siguieron haciendo grandes temporadas en liga regular, pero no volvieron a pisar unas Finales. Tras aquella serie, un mayúsculo error sepultó muchas opciones de volver a la cima del baloncesto. Tras negarse a pagarle lo que pedía, James Harden fue traspasado a los Rockets a cambio de Kevin Martin y una primera ronda. En 2013 cayeron en semifinales, en 2014 en las finales contra la mejor versión de los Spurs y en 2015 una grave lesión de Kevin Durant les privó incluso de jugar los playoffs.

Parecía que las oportunidades se iban escapando y que siempre faltaba algo para lograr vencer a equipos más profundos y de juego más coral, pero la temporada 2015/2016 les ofreció una última oportunidad. A pesar de contar con Durant y Westbrook en su mejor nivel, nadie apostaba por los Thunder tras las 73 victorias de los Warriors de Curry y Thompson. Los Thunder habían quedado terceros en la Conferencia Oeste y superaron a los Clippers de Chris Paul en la primera ronda. Los Spurs volvían a esperar en la segunda, donde fueron dominados por unos Thunder que tuvieron en honor de ser el último equipo al que se enfrentó el gran Tim Duncan. Los Warriors esperaban en las últimas Finales de Conferencia que iban a jugar los Thunder.

Nadie daba un duro por Oklahoma y eso jugó a su favor. Con un Curry que había sufrido lesiones en playoffs y llegaba bastante mermado, los Thunder golpearon primero. Victoria en el Oracle y primer susto para los campeones. El segundo partido fue dominado por unos Warriors que avisaban con volver a la versión apabullante de la temporada regular. Sin embargo, el gran ambiente del Chesapeake llevó en volandas a su equipo, que logró poner el 3-1 en la serie. Los Thunder tenían tres oportunidades de cerrar la serie y batir al equipo de los récords. El mundo estaba expectante por ver a los Warriors doblar la rodilla.

Pero no sucedió. Los Warriors se llevaron los tres siguientes partidos. Especialmente doloroso fue el sexto partido jugado en Oklahoma, donde los Thunder comenzaron el último cuarto ganando por ocho puntos. Pero Thompson entró en trance y con 11 triples en ese partido liquidó a un equipo que mereció más en esa serie. En el séptimo Curry tomó el testigo y cerró la serie.

Warriors vs Thunder: Game 6 - 5.28.16 Full Highlights

La carta en The Players Tribune

A pesar de la derrota, los Thunder habían vuelto y amenazaban con dar guerra en el siguiente lustro. Pero todo cambió aquel 4 de julio de 2016, día en el que Kevin Durant anunció en The Players Tribune que fichaba por los Warriors. De un plumazo, las aspiraciones de los Thunder se desmoronaron. No han vuelto a superar una primera ronda del draft, a pesar de contar con una estrella en los despachos, Sam Presti, capaz de diseñar traspasos para fichar a grandes estrellas como Paul George.

La gran pregunta aún colea en los aficionados a la NBA: ¿Cómo pudo ser que aquel equipazo no lograr el anillo? La respuesta puede estar en la entidad de sus rivales (Miami Heat, San Antonio Spurs, Golden State Warriors), la falta de complementos más fiables o una profundidad de banquillo más amplia y la carencia de un sistema ofensivo en el que no se dependiera tanto de la inspiración individual. Sea como fuere, durante varios años disfrutamos de un gran equipo que se quedó sin la joya más preciada del baloncesto mundial.Si hay un equipo que lo tenía todo para lograr el anillo (o varios) en los últimos años han sido los Oklahoma City Thunder. El equipo de las Grandes Llanuras, un destino poco apetecible tras su mudanza procedente de Seattle, hizo una reconstrucción express a base de draft. La fortuna sonrió a Oklahoma al seleccionar a tantas estrellas en años consecutivos, pero la gerencia tuvo una serie de aciertos históricos que mereció mucho más.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
4 años 2 meses
#contenidos: 
218
#Comentarios: 
559
Total lecturas: 
646,660