Solapas principales

Kevin Durant y la necesidad de un cambio de imagen

  • Sus últimas actuaciones en las que ha sido expulsado no ayudan a que cada vez sean más sus detractores.

Hace un año y algunos meses Kevin Durant paralizaba el universo NBA cuando anunciaba que fichaba por los Golden State Warriors. Una nueva era comenzaba en la liga desde ese día, las franquicias que deseaban pelear por el anillo comprendieron que para hacerlo necesitarían formar superequipos. Pero la variación no fue solo en las plantillas, algo en la vida de Kevin empezó a cambiar, el que era uno de los jugadores más queridos de la liga pasó a ser un villano. En el inicio de esta temporada su imagen ha tocado fondo pero… ¿Cómo hemos llegado a este punto?

La noche del 31 de mayo del año 2016 los Thunder perdían en el séptimo partido contra los Warriors y ese sería el último partido de Kevin Durant con la franquicia de Oklahoma. El de Maryland tenía decidido probar suerte en la agencia libre buscando un contrato que le llenase tanto económica como deportivamente. Como era de esperar, una decena de equipos estuvieron interesados en hacerse con sus servicios y ese precisamente ha podido ser uno de los motivos que explicaría por qué es tan odiado. La decisión se prorrogó hasta comienzos del mes de julio, por lo que dio tiempo a que todas las aficiones se ilusionaran con la posible llegada de la estrella. No solo fueron los aficionados de los Thunder los que lo odiaron después de ese día, los de Spurs, Celtics, Clippers, Rockets y demás franquicias que estaban interesadas en sus servicios le acusaron de cobarde por elegir el equipo que acababa de echarlo de los playoffs.

Unirse a un proyecto ya consolidado en vez de liderar el suyo fue uno de los principales motivos por los que Durant se ganaría a sus primeros enemigos. Uno de los mayores dramas lo viviría con Russell Westbrook, su excompañero en Oklahoma, con quien tendría un intercambio de declaraciones nada más abandonar la disciplina de los Thunder. Tras los primeros entrenamientos con los de la bahía, Durant declaró que era un placer jugar con gente tan desinteresada que disfruta del juego en su forma más pura, a lo que Russell solo pudo responder con un: “Solo voy a preocuparme por esos chicos egoístas que al parecer jugamos aquí.” Los cuatros partidos en los que se enfrentaron en la temporada pasada se saldaron con un 4-0 para Durant, aunque Westbrook logró su venganza particular llevándose el trofeo al jugador más valioso de la liga.

En el mes de junio Kevin Durant cumplía su sueño al ganar su primer anillo y ser nombrado MVP de las finales tras imponerse a los actuales campeones, los Cavaliers de LeBron James. Sin embargo su imagen entraría en un declive todavía más profundo al destaparse nuevo escándalo en su vida, esta vez con las redes sociales. Algo no encajaba en la dura declaración que Kevin Durant había puesto en Twitter. Aparentemente equivocándose de cuenta al escribir, respondía a un fan que le recriminaba haber dejado Oklahoma, en su tweet el alero faltaba al respeto a sus excompañeros de equipo. En lugar de utilizar el “comodín del hackeo” Kevin Durant confesó que tenía una cuenta alternativa para poder opinar sin filtros sobre la actualidad y que se había equivocado, motivo más que suficiente para que sus detractores aumentasen.

Parece que el verano tampoco ha sentado demasiado bien a la estrella de los Warriors que en el comienzo de esta nueva temporada se ha tenido que ir al vestuario antes de tiempo en más de una ocasión. Además el lenguaje corporal de Durant parece muy distinto al del niño bueno que llegó a la NBA, sus numerosas protestas cargadas de gesticulaciones y aplausos irónicos están empezando a cansar a los árbitros de la liga y perjudicando así al juego del alero que ya ha sido expulsado tres veces en los veinticinco partidos disputados. Consciente de ello Kevin ha entonado el mea culpa y en sus últimas declaraciones reconoce que debe de estar más calmado para que los rivales no le saquen de quicio. 

 

captura_de_pantalla_2017-12-07_a_las_23.05.35-copy-1-iloveimg-converted.jpg

Comparativa de los números de Durant en las últimas dos temporada con Thunder y con Warriors

 

 

Las estadísticas que está ofreciendo en su nuevo equipo no distan mucho de las que tenía en los Thunder, además Kevin ha conseguido aportar a su nuevo equipo un extra en los momentos decisivos de la temporada como demostró en lasúltimas finales. Los números parecen dar la razón al alero y justificar su polémica decisión, pero no sirven para convencer al aficionado medio de la liga que extraña su comportamiento ejemplar de las primeras temporadas.

Ahora mismo el debate está en boca de todos y para la opinión pública Kevin Durant cada vez tiene peor imagen. Ha llegado a ser abucheado en algunos pabellones y la superioridad aplastante que parecen tener los Warriors no ayudan y fomentan que sus mayores críticos lo tilden de jugador soberbio. En la pista ya ha demostrado que puede mantener su nivel habitual y ganar a pesar de que todo el mundo desee que no se salga con la suya. Sin embargo la prgunta ya está en el aire: ¿Puede Durant recuperar la buena imagen de la que gozaba hace años?

 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
1 año 7 meses
#contenidos: 
2
#Comentarios: 
1
Total lecturas: 
4,732