Solapas principales

Los New York Knicks y la historia de nunca acabar

  • De nuevo los Knicks tienen un equipo débil y sin ideas de juego claras
  • La ilusión de los knickerbockers no ha durado más de 10 partidos
  • David Fizdale, más fuera que dentro

¿Por dónde empezar? Esa era la gran pregunta que me formulaba cuando elegí "lanzarme" a escribir una pieza sobre los Knicks. Tras mucho pensar, llegué a la conclusión de que era indiferente. Lo importante era no dejarse ni un sólo ápice del desastroso inicio de campaña que están firmando; algo que como aficionado (sufridor) que soy del equipo de la gran manzana, seguro no haré. Comencemos.

un inicio para olvidar

Nueva York, temporada 2019/2020, nuevas ilusiones iluminaban los rostros de los knickerbockers. Ilusiones que únicamente durarían hasta el pitido inicial del primer encuentro. 0 victorias en pretemporada y la primera de la temporada regular no llegaría hasta el cuarto partido. Era en casa, en el grandioso Madison Square Garden, frente a un rival histórico, los Chicago Bulls. Esa noche se ganó peró se sudo sangre. El héroe y salvador de la noche fue Bobby Portis. Creo que con eso está dicho todo.

bobby_portis.jpg

Bobby Portis

Tras esta victoria, 4 derrotas consecutivas más hasta que los Mavericks del "desertor" Porzingis aparecieran en escena. Tocaba demostrar el orgullo neoyorkino y el equipo no defraudó, ganando a un equipo muy superior en dos ocasiones, primero a domicilio y después en casa. Una victoria más, en esta ocasión en casa frente a los Cavs (que llegaban de un back to back), cierra el casillero de los Knicks. Un balance de 4-11 y últimos en la conferencia este. ¿La nota positiva? Los Warriors están peor, pensarán los más optimistas.

no se esperaba estar tan abajo

Lo cierto es que es una decepción tremenda. Olvidando y dejando de lado el desastre que supuso la agencia libre de verano para los Knicks, la plantilla que se ha terminado confeccionando es para estar bastante más arriba. No hablo de playoffs ni mucho menos, pero si para no cerrar la conferencia y estar luchando por entrar en un top 10. El este es débil (no lo digo yo, lo dicen las estadísticas) y los Knicks deberían aprovecharse de ello, ya que a pesar del desastre de inicio que han firmado, están a 2 partidos y medio de los playoffs. Imaginen donde estarían si hubiesen ganado 2 o 3 partidos más.
 
Sobre el papel y siendo muy objetivo, los Knicks tienen mejor plantilla que (al menos) Wizards, Cavs y Hornets. Poseen un núcleo de jóvenes con mucho potencial a los que este verano se les han añadido jugadores de presente y con experiencia. El año de perder noche sí y noche tambíen, fue el anterior. El año en el cual el entrenador, David Fizdale, tenía confianza infinita y tiempo para desarrollar, tambíen fue el anterior. Esta temporada hay que exigirle más a este equipo y los gerentes de la franquicia de Nueva York ya están ojo avizor.

deficiencia en el banquillo

Los Knicks no tienen una idea de juego clara y esto, es responsabilidad directa de su entrenador. No atacan bien; y por su puesto, tampoco destacan en lo defensivo. No existe un compromiso y una entrega máxima de los jugadores. Únicamente pudimos ver jugadores con hambre y ganas de demostrar en los dos encuentros frente a Dallas, movidos y guíados por el "caso Porzingis" y el traspaso que protagonizaron ambos equipos. Este hecho es algo desolador ya que los Knicks poseen la tercera plantilla más joven de la liga; y esto quiere decir que los jóvenes deberían "comerse la cancha" cada noche y no únicamente en 2 partidos de 82 disputados. Además de ello, Fizdale no ha definido los roles de manera clara y adecuada, abusando en exceso de jugadores que quizás no sean futuro de la franquicia como Marcus Morris y Julius Randle.
 

david_fizdale.jpg

David Fizdale
 
Añadámosle un poco de estadística a todos estos aspectos y argumentemos los comentarios con números. Los Knicks son el segundo peor ataque (29º OFF RTG) y la novena peor defensa (21º DEF RTG) de la liga. Suman 103.2 puntos por partido y encajan 110.3. El apartado ofensivo es lo más preocupante. Los tiros no están entrando (28º puesto en % de tiros de campo) y eso es debido a la selección de tiro. Por el contrario, desde el perímetro son top 10 de la liga (36.7%) pero inexplicablemente son el tercer equipo que menos lanzamientos intenta por encuentro (28.3). Si algo si que te funciona, ¿por que no intentarlo más veces?
 
Fizdale no está haciendo que sus jugadores compartan el balón y la mayoría de jugadas terminan con un tiro a canasta precipitado de Morris o Randle. Este hecho se refleja en el porcentaje de tiros eficaces (True Shooting), apartado donde los Knicks son el peor equipo de la liga ya que únicamente poseen un 51.9% de canastas bien seleccionadas y eficaces. Fizdale debería analizar esto y hacer que la circulación de balón sea mayor, buscando involucrar a más jugadores en la ofensiva. Tan solo el 53.5% de sus canastas son asistidas, lo que les sitúa como el 4º equipo de la liga que menos finaliza jugadas tras pase. Para colmo, los Knicks están fallando hasta los tiros libres. Son el peor equipo de la competición en este apartado con un escaso 67.8% desde la línea de personal

jugadores destacados

En cuanto a lo individual encontramos tres protagonistas claros, RJ Barrett, Marcus Morris y Julius Randle. El rookie está firmando un buen inicio en líneas generales y realmente es lo poco "salvable" de este equipo. Barrett promedia 15.3 pts, 5.7 reb y 3.5 ast en 33.7 minutos en pista. Fizdale esta "fundiendo" a minutos al ex de Duke, siendo el novato que más juega. Está acertado en los lanzamientos (40.6 % TC y 36.2 en T3) a excepción de los tiros libres, donde está  totalmente desafortunado. Es el 9º peor jugador de la liga (que juege al menos 20 min por partido) desde la personal, donde promedia un desolador 50.6%. RJ debe mejorar este aspecto ya que podría rondar los 20 puntos por noche si logra ser efectivo.

Morris es el máximo anotador del equipo y la principal arma ofensiva. 18.8 pts y 6.4 rebotes además de unos buenos porcentajes (40.6 % en TC y 46.4 % en T3). El equipo le busca en los momentos calientes y él se siente cómodo. 

MARCUS MORRIS GAME WINNER AGAINST MAVS!!! STRAIGHT SAVAGE

Por el contrario, Julius Randle está "escondido" en sus estadísticas. Y es que, a priori, los 16.5 pts, 9.2 reb y 3.8 ast podrían hacernos creer que el ex de Pelicans está teniendo una buena campaña. Pero lo cierto es que no está encontrando su sitio y atasca en multitud de ocasiones el ataque de los Knicks. Intenta 3.6 triples con un caótico 26% de acierto. Y por si fuera poco, lanza más triples por partidos que Barrett, Trier, Dotson, Ntilikina, Payton y Smith Jr; jugadores que deberían lanzar más que él. Además, es el jugador que más porcentaje de uso tiene en el esquema de Fizdale. Siempre jugando por fuera más que por dentro, desaprovechando su principal arma, el físico.

un cambio en el banquillo como posible solución

Todas estas estadísticas mencionadas hacen denotar que a David Fizdale le queda grande la gran manzana. El entrenador no está desarrollando a los jóvenes que se presupone llevarán la franquicia en el futuro. Jugadores como Mitchell Robinson (18.4 min) o Kevin Knox (21 min) están a la sombra de jugadores "pasajeros" como Morris, Portis o Gibson. Incapaz de transmitir garra y ambición a jóvenes y veteranos, Fizdale debería tener sus días contados como entrenador de los Knicks. 

La temporada es larga y todavía queda mucho por recorrer pero es momento de reaccionar. Lo necesario es tener unas ideas claras y básicas de juego, asignando a cada jugador un rol y un oficio claro y directo en beneficio del equipo. Si se quiere crecer como grupo y poder atraer estrellas en futuras agencias libres, este es el camino que los New York Knicks deberían tomar cuanto antes. De lo contrario se alargará de una manera indefinida su reconstrucción.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
1 año 3 meses
#contenidos: 
33
#Comentarios: 
38
Total lecturas: 
75,384

Comentarios

Me cuesta ver a estos Knicks como mejor plantilla que Wizards, que para empezar tienen algo fundamental en la liga: una estrella. Bradley Beal posiblemente sea el segundo mejor escolta de la liga tras Harden. Y luego su plantilla podrá parecer sospechosa, pero aún así tienen jugadores en buena edad que han tenido buenas temporadas en la liga y 3 jóvenes interesantes en Hachimura, Bryant y Wagner.

Los Cavs tampoco me parece que tengan peor plantilla desde el momento en que recuperan una estrella para la causa como Love. El resto del plantel tiene un nivel similar al de Knicks, que no dejan de ser una colección de jugadores sospechosos donde su mejor nombre, sobre el papel, es Randle.

Estoy de acuerdo en que este entrenador es una ruina, su encontronazo con Marc Gasol no me deja lugar a la duda, y no se porqué sigue teniendo trabajo. Yo a los Knicks los veo bien, esquivaron las balas de Irving y Durant, formaron un equipo sin hipotecarse económicamente a largo plazo, además de ser el 2º presupuesto más bajo de la liga, desarrollan a Barret sin presión mientras sacarán otra posición alta en el draft. Aún pueden sacar mediante traspaso de Randle, Morris, Portis y Gibson picks altos y jugadores jóvenes. Lo que no es de recibo es que no le de minutos a ese stopper que impresionó la temporada pasada: Mitchell Robinson, ni se la juegue con los otros jóvenes con muchas ganas de demostrar: Dennis Smith Jr, Ntilika, Knox; aunque sólo sea para traspasarlos después si no se confía en ellos a largo plazo.