Solapas principales

Nikola Jokic y el papel del pívot como organizador

  • Una rara avis que puede abrir la puerta a muchos jugadores
  • Analizamos gráficamente la importancia del pivot serbio como generador

Nos trasladamos hasta la primera mitad del siglo XVII, en una era marcada por los progresos científicos en el campo de la física con Isaac Newton como máximo exponente, la Inquisición prosperaba en gran parte del continente europeo acusando de herejía a cualquiera que osara cuestionar los principios de la Iglesia católica. Fue ahí cuando llegó un tal Galileo Galilei el cual afirmaba que los planetas se movían alrededor del Sol y no alrededor de la Tierra como sostenían las instituciones clericales.  

En un paralelismo con el mundo de la pelota naranja nos encontramos con una torre serbia dispuesta a desafiar los principios establecidos y ser el organizador de la franquicia de las montañas rocosas desde la posición de ‘5’. Nikola Jokic es uno de esos genios tocados con una varita que no requieren un físico superior a la media para brillar. Su lectura del juego y la rapidez para detectar el espacio en un baloncesto en el que las dimensiones de la cancha se empiezan a quedar obsoletas, el ‘Joker’ es capaz de ejecutar con precisión pases de todo tipo sin necesidad de tener que pisar la pintura.

Denver Nuggets es ahora mismo el mejor equipo de la Conferencia Oeste con un récord de 23-11 y el segundo equipo más asistente de la liga con 27 asistencias por noche y el pivot serbio, su jugador franquicia, es el 9º mejor asistente de la liga con 7’4 pases por encuentro –único no base en el Top 10- lo que indica la importancia que tiene en el juego de su equipo que el balón pase por las manos del gigante balcánico.

Con ver solo un partido de los de Colorado podemos observar la trascendencia que tiene el nº41 del Draft de 2014 en la creación de espacios y en el simple comienzo de la jugada de los de Mike Malone. Lejos de poseer un físico privilegiado, tan determinante en la NBA de hoy, el serbio se ha hecho un hueco entre los mejores jugadores de la liga a base de una superioridad notable en la organización y distribución de la bola y de una capacidad innata de dominar el ataque sin tener que anotar, como el estereotipo de base puro que conocemos. El cuerpo técnico de Denver ha querido basar su juego en ello y es que es Jokic quien sube el balón y el que se encarga de dar el primer pase. El provisional éxito de la franquicia viene desde la generosidad y la solidaridad con el balón de sus componentesen las manos en unos sistemas en los que nuestro protagonista tiene una importancia capital.

Inmersos en un sistema ofensivo en el que prima la eficiencia y el espaciado interior, es habitual ver al quinteto en cancha ocupar todas las posiciones de perímetro. A menudo el comienzo de la jugada se basa en un simple bloqueo directo en cabecera ejecutado por Jokic y desde el que se empiezan a generar distintas opciones para obtener ventajas. La amenaza desde el triple permite que el serbio continúe a canasta o se quede clavado en el perímetro creando incertidumbre en su defensor. Las alas juegan un papel clave con incontables intentos de puertas atrás y bloqueos ciegos que pueden acabar con un pase del 'base' nugget al que corta hacia canasta. 

A partir de este vídeo se puede ver de una forma gráfica la importancia y el estereotipo que supone la figura de Nikola Jokic en la NBA. 

Pivotcentrismo: Nikola Jokic y su papel como organizador

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
1 año 3 meses
#contenidos: 
97
#Comentarios: 
290
Total lecturas: 
214,930

Comentarios

Nikola Jokic es la estrella sobre la que orbita la plantilla de los Nuggets, todo gira en torno a él y a lo que va a realizar, de su lectura de juego, y de su ausencia de egoismo nace el éxito actual de estos Nuggets. Luego está la labor del entrenador de enseñar al resto a hacer un trabajo diferente en cancha del teórico, ocupar posiciones interiores para desequilibrar la defensa, realizar transiciones y cortes por la zona en función del movimiento del pivot en lugar de hacerlo en función del base.
Podemos ponernos a imaginar lo que hubiese sido un Sabonis sin su tendón de aquiles dañado, y me gusta pensar que hubieramos asistido a un juego similar a este.
Esperemos que le respeten jugadores y árbitros lo mismo que lo hacen con otras estrellas, porque si no, por desgracia, va a recibir mucho castigo físico que habrá que ver como consigue tolerarlo. Ya es un referente en su equipo y en la liga, y eso tiene sus contrapartidas.