Solapas principales

Sorpresas negativas en el inicio de la NBA

  • Toronto, Denver y Washington están muy por debajo de lo que se esperaba
  • La defensa de Nuggets y Wizards, un desastre

La temporada en la NBA acaba de comenzar y aunque llevamos aún pocos partidos ya tenemos algunos resultados que han sorprendido bastante, a tenor de las expectativas que teníamos sobre ciertos equipos. En la parte negativa, Raptors, Wizards y Nuggets están, de momento, fuera de playoffs, y las sensaciones están siendo muy negativas.

Toronto Raptors (1-4), el desacierto en ataque

Al día 3 de enero, los Raptors tienen un balance negativo de 1-4, que no debería encender las alarmas, pero sí replantearse ciertas obviedades que dábamos por hechas. Su verano fue negativo con la salida de Marc e Ibaka, pero la renovación de VanVleet y la continuación de su bloque hacía pensar que se iban a meter en playoffs sin problemas, pero parece que no podrán llegar a ese objetivo con la facilidad que se presuponía.

Su calendario, además, no ha sido especialmente duro. Solo consiguieron ganar a los Knicks, mientras que han perdido contra los Pelicans, en casa, y contra Spurs, Sixers y Pelicans de nuevo, a domicilio. Esta semana jugarán contra equipos como Boston, Phoenix o Sacramento, así que mucho deben mejorar para remontar el vuelo.

En ataque los Raptors han tenido un descenso muy brusco. El año pasado eran el 13.º mejor equipo de la NBA en ratio ofensivo y esta temporada han bajado al antepenúltimo puesto (101,8), solo por encima de Warriors y Thunder. El principal problema está siendo el acierto en los tiros de campo, que ha pasado del 45,8 al 41,4%. El equipo está circulando peor el balón (la baja de Marc se nota en ese aspecto) con 10 pases menos por partido aunque suelen encontrar posiciones de tiro de alto porcentaje (el 40% de sus tiros son en catch&shoot) aunque su porcentaje en los mismos debe mejorar (34% en ese tipo de lanzamiento). También deben mejorar en la selección de lanzamiento (pocos tiros en la zona restringida, de alto porcentaje) y especialmente en el acierto en triples (32,4% por cierto). La evolución natural es que los Raptors mejoren sus porcentajes, si siguen creando buenas situaciones de tiro (31% de sus tiros son liberados).

En defensa la situación no ha empeorado demasiado. Los Raptors son el sexto mejor equipo defensivo de la NBA (104,3 puntos recibidos por cada 100 posesiones) y es el único, junto con los Knicks, que tiene un net rating negativo de los 10 primeros, fruto de su desacertado ataque. Jugadores como Pascal Siakam (16,5 puntos y 39,4% en tiros de campo) o Norman Powell (9,4 puntos y 32,6% en tiros de campo) deben volver a sus guarismos habituales para volver a ver a los Raptors en el lugar que se le presupone.

 

Denver Nuggets (1-4), el paso adelante que no llega

Esperábamos a Denver como la gran alternativa a los equipos de Los Ángeles, como lo fueron el año pasado, y no solo no han mejorado, sino que están a la cola de la Conferencia Oeste. El equipo es prácticamente el mismo, pero hasta ahora no han mostrado la versión de los pasados playoffs (o el de las remontadas). Los Nuggets han perdido contra los Kings dos veces, Clippers y Suns. Solo ganaron a los Rockets, en un partido muy igualado. En su caso, la causa de sus derrotas es muy sencilla, la defensa.

Mientras que en ataque la efectividad es bastante alta (4.º en ratio ofensivo, 5.º la pasada temporada) en defensa son el peor equipo de la NBA (reciben más de 116 puntos por cada 100 posesiones, el año pasado 110). Era el aspecto a mejorar respecto del año pasado y lo han empeorado bastante. Son el cuarto equipo que peor defiende el tiro del rival, algo sangrante en el triple (42%). Esto se debe a que muchos de los tiros de sus rivales son abiertos (el 32%) o muy abiertos (23%). Además, son los cuartos peores de toda la liga en rebotes defensivos (32,2), así que ceden segundas oportunidades con frecuencia.

En lo único en lo que destacan de momento en la escasa concesión de tiros en la zona restringida (18,4, 2.º menor dato en la NBA), pero se puede deber más a los espacios que dejan para los tiros abiertos, de gran porcentaje como hemos visto. Eso sí, son el peor equipo defendiendo la zona, ya que permiten 74% en tiros en la pintura.

La salida de jugadores como Mason Plumlee y Jerami Grant ha bajado la intensidad defensiva de los Nuggets y Mike Malone deberá hacer ajustes de inmediato. Murray, Porter y Jokic nunca han destacado por su defensa, pero el entrenador deberá dar una vuelta al sistema defensivo para defender mejor la zona y reducir el número de tiros abiertos de sus rivales.

 

Washington Wizards (1-5), el salto que no se ha dado

La llegada de Westbrook fue un soplo de aire fresco a un equipo en horas bajas en los últimos años. El proyecto Wall-Beal no despegó y la llegada del exMVP por el contrato tóxico de Wall daba esperanzas a los alicaídos aficionados de la capital. Pero la realidad ha sido bien distinta y no todo ha sido debido a Westbrook.

Los Wizards solo han conseguido ganar un partido, a los Wolves, un equipo que no es de los punteros de la liga. Como veremos, su calendario era para tener un comienzo muy lejano al que han tenido. Han perdido, dos veces, contra Orlando y Chicago y en otra ocasión contra los Sixers. Si bien los dos equipos precedentes tienen una solución clara, las esperanzas en el Distrito de Columbia de llegar a playoffs se diluyen entre los numerosos problemas del equipo.

En ataque el equipo no está rindiendo mal (8.º en ratio ofensivo), pero si tenemos en cuenta la escasa calidad de las defensas a las que se han enfrentado y la calidad de sus jugadores, era una buena oportunidad para que los Wizards tomaran por asalto la élite de la NBA en su faceta ofensiva. Están encontrado a sus jugadores abiertos (21% de tiros wide open) pero deben hacerlo con más frecuencia si quieren mejorar su efectividad ofensiva. Están en los diez primeros en cuanto pases por partido (301) y son el segundo equipo de la liga que más asistencias reparte (28,3 por partido). Scott Brooks nunca ha sido un destacado estratega ofensivo, pero con Westbrook, Beal, Bertans o Avdija tiene material para dar una vuelta de tuerca a un sistema ofensivo que podría estar en la élite de la liga.

En defensa están teniendo muchísimos problemas. Ya eran un equipo deficiente en ese lado de la cancha la pasada temporada (114,7 de ratio ofensivo) y este año se mantienen a la cola de la liga (113,4). Los mismos nombres expuestos arriba, un cóctel explosivo en ataque, son una colección de nombres de escasa intensidad defensiva. Conceden un 48% de acierto al rival, les cuesta cerrar el rebote (34,5 rebotes defensivos por noche) y no atacan las líneas de pase (6,8 robos por noche, 22.º). Con esos datos, Brooks debe hacer muchos ajustes y tratar de maximizar las posibilidades de un equipo cuya ausencia de playoffs sería un sonado fracaso.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
5 años 3 meses
#contenidos: 
266
#Comentarios: 
689
Total lecturas: 
832,149

Comentarios

Tras el partido de anoche, Denver parece haber dado con una de las soluciones: más minutos al Facu... pero dudo de que sea suficiente