Solapas principales

Toronto Raptors ¿Proyecto acabado?

  • Tras el fracaso ante Cleveland pese a haber terminado 1º de conferencia, Toronto afronta un verano lleno de incertidumbre

Otro año que Toronto nos sorprende haciendo una gran temporada regular, otro año que se vuelven a enfrentar a Lebron en los playoffs y a su vez otro año que decepcionan en postemporada. Cierto es que “The King” lleva desde 2011 ganando todas las finales de conferencia posibles, pero este año daba la sensación que su trono podía caer. El mal rendimiento de los Cavs, la cantidad de cambios que ha hecho la franquicia de Ohio tras el traspaso de Irving, la poca estabilidad que había tanto en despacho, cuerpo técnico y plantilla coincidía con el gran nivel de los otros competidores al trono del este con Toronto Raptors liderando esa terna de equipos. Los de Casey hicieron pocos cambios en verano en cuanto a mercado pero si se centraron en innovar el estilo de juego y el reparto de minutos, siendo lo primero más acorde con la NBA actual, jugando con mucho más pace, abriendo más la pista y apostando al fin por los tiros de larga distancia. Respecto al reparto de minutos ha habido una gran variante rebajando el juego a sus estrellas por el de la segunda unidad que ha demostrado ser de las mejores de la liga. Pero a la hora de la verdad, volvieron a caer tropezando con la misma piedra ante el mismo equipo, apostando por un sistema de juego arcaico, ferrea defensa y que sus dos estrellas resuelvan mediante ISOS en vez de mover la pelota buscando al jugador libre de marca. Esto ha hecho que sean en estos momentos en hazmereir de la liga y solo se piense en reconstruir pero ¿es necesario? Aquí en solobasket analizamos si es lo mejor para la franquicia un cambio total.

 

El “We the North” como firma del proyecto.

Muy pocos equipos pueden sobrevivir gracias a su mercado e historia y en la NBA actual todavía menos. Lakers, Knicks o Bulls son claros ejemplos de que necesitas un proyecto competitivo para atraer a las estrellas y que ya no sirve el atractivo de la ciudad o la historia que has tenido. En el caso de los Raptors si bien es cierto que al ser la única franquicia canadiense tendrá un alto atractivo de ventas en mercado, una reconstrucción a la vieja usanza tardaría varios años en atraer a varios agentes libres a su franquicia. El proyecto actual aunque nunca ha conseguido ser campeón de conferencia ha hecho grandes metas como tener las temporadas con más triunfos en la corta existencia de la franquicia Raptor en la NBA y atraer al aficionado canadiense al mundo del baloncesto, algo que parecía impensable varios años atrás. Todo gracias al “We the North” el emblema de estos Raptors que gracias a su trabajo año a año han conseguido de alguna manera ser uno de los candidatos al trono del este. Además la plantilla tampoco es tan veterana, solo dos jugadores han superado la treintena, CJ Miles y una de sus dos estrellas Kyle Lowry. Pero DeMar DeRozan e Ibaka aún tienen 28 años y el banquillo de los Raptors, para muchos el mejor banquillo de la NBA también es uno de los más jóvenes con una media de 23'2 años. Van Vleet, Anunoby, Poelt, Siakam y Wright tienen mucho recorrido por delante y teniendo en Casey un buen desarrollador de talento, este equipo puede crecer más.

 

Factor psicológico y una tercera espada

Si bien la opción de reconstruir de 0 no parece viable, tampoco parece ganar el este y mucho menos el anillo estando LeBron James de por medio. Ya no es ni sistema, ni las rotaciones, Casey ha probado todas las maneras posibles y no ha funcionado. Todo parece ser factor psicológico y gran parte reside en sus dos estrellas. Lowry y DeRozan siempre fallan en los momentos clave y más si están los Cavs de por medio. Las dos estrellas de los Raptors son grandes jugadores pero les falta ese carácter ganador que te hace pasar de una estrella a un jugador dominante en la liga. Toronto necesita ese jugador y en este mercado hay mimbres para dar el salto que la franquicia necesita. Kawhi Leonard, Paul George o DeMarcus Cousins son nombres que se manejan tanto en agencia libre como en el mercado de transferencias. El principal handicap es el límite salarial, Lowry, DeRozan, Ibaka y Valancunas tienen contratos bastante altos por lo que es casi imposible negociar vía agencia libre. La clave será hacer traspasos moviendo los salarios altos compensando con los jugadores jóvenes que tiene en banquillo con alta proyección. Es un movimiento complicado pero tienen a uno de los mejores GM de la liga como Masai Ujiri así que puede pasar cualquier cosa.

 

Juego interior, señalado

Sin contar a sus dos estrellas, uno de los puntos más señalados de la debacle raptor es su juego interior. Jonas Valanciunas y Serge Ibaka no han tenido los mejores playoffs y no es tónica de este año. La pasada postemporada también daban signos de bajo rendimiento. El problema del lituano es su estilo de juego que no va acorde a la NBA actual. Un interior de la vieja escuela con gran movimiento de pies pero que en ataque no sabe salir fuera de la zona y en defensa no es ni atlético ni intimidador. Más grave es el caso del hispano-congoleño, ya que su irrupción en 2012 lo hacía ver como un interior moderno que podía llegar a conseguir grandes cosas como All Stars o DPOY gracias a su atleticismo e intimidación en defensa y a su mejora en el rango de tiro en ataque. Pero el haber conseguido más protagonismo en OKC como tercera espada tras la marcha de Harden más la vitola de jugador franquicia cuando llegó en Orlando le ha venido más mal que bien y ha dejado de ser top élite en defensa para convertirse en un mero tirador de media-larga distancia. No sabemos el porqué de ese bajón ya que no tiene pinta de ser causa de la edad teniendo 28 años que es cuando normalmente un jugador llega a su zenit y aguanta 3 o 4 años más. Lo difícil va a ser traspasarlos, el primero porque es un jugador que no está adaptado a la NBA actual y el segundo porque se denota un bajón físico y su contrato mejorado es bastante abultado para lo que ofrece en pista. Además del rendimiento de Siakam y Poelt que se adaptan mejor a la NBA actual y todavía poseen contratos rookies

 

Casey, entre la espada y la pared

El cerebro y constructor en el ámbito deportivo de estos Raptors vuelve a ser cuestionado y no es para menos. El año pasado ya estuvo en la cuerda floja a punto de ser cesado y Ujiri le dio una oportunidad de redimirse, corregir fallos y competir. El entrenador de los Raptors lo hizo, dejo de centrarse tanto en la defensa y e ideó una ofensiva más acorde a la NBA actual moviendo más el balón buscando los espacios libres y abriendo la pista. También dejo de quemar a los titulares y dio oportunidades a los suplentes que la aprovecharon. Todo ello para caer 4-0 ante los Cavs en semis de conferencia. Su aval parece agotarse, ya no vale que haya creado un proyecto competitivo de la nada, no es que no pueda ganar a Lebron sino que su equipo no puede competir contra él. Además este año hay bastantes entrenadores sin equipo con gran cartel como Mike Budenholzer, David Blatt o Mark Jackson. Además decir que Jerry Stackhouse está haciendo gran trabajo con la franquicia G-League de los Raptors, siendo campeones en 2017 y finalistas la presente temporada. Toronto es una de las franquicias que más ha apostado por G-League mandando promesas a formarse ahí con óptimos resultados (Poelt o Powell) y firmando jugadores de dicho equipo (Van Vleet) no extrañaría que Ujiri piense en el ex jugador de los Mavericks como futuro entrenador de la franquicia.

En resumen, Toronto tiene que dar un pequeño lavado de imagen ,el proyecto sigue siendo competitivo pero habrá que cambiar algunas piezas para seguir luchando por el anillo, Ujiri tendrá trabajo en las oficinas este verano, veremos como se mueve.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
4 años 2 meses
#contenidos: 
75
#Comentarios: 
223
Total lecturas: 
250,293

Comentarios

Gran temporada de Toronto, ¿la mejor de su historia? puede, hay que tener en cuenta que Ibaka y Lowry nunca han sido estrellas y no lo son ahora, han sido currantes que se han ganado un sitio en la Nba a base de sangre, y que una vez ganado el sitio y el contrato se han relajado y no defienden ni la mitad que antes, y que la estrella DeRozan es de las más flojas de la liga, es el Chris Bosh de ahora, sería un buen segunda o tercera espada en un candidato. Esas rotaciones con jugadores random han servido en Liga Regular pero se ha llegado a playoffs sin rotación y roles claros, además ha sido el equipo más blando de estos playoffs donde ha habido mucha dureza. No creo que sea fracaso, acabar primero, eliminar a Wizards y que te elimine Lebron... de hecho veo más factible que la próxima temporada sea mucho peor que mejor que esta.

Seguramente, lo meritorio para mi es que el entrenador si ha hecho de Lowry una estrella. Y no lo veo fracaso el proyecto pero si es cierto que están estancados y que necesitan un lavado de cara para competir y ser más fuertes.

Está claro que necesitan un impulso, pero parece un callejón sin salida porque las grandes estrellas no quieren ir a Toronto y es difícil colocar a Valenciunas e Ibaka, devaluados por ellos mismos y entrenador, y encima su sueldo no permite ir a por jugadores nivel medio en la Agencia Libre... yo pondría el cebo con Lowry y sus 90 kilos en 3 años!!!! pero no creo que pique nadie.