All Star Weekend or… Bad-Star Weekend

Solapas principales

 

Una mentira es una mentira aún si todos la creen. La verdad es la verdad aun si nadie la cree”.

Anónimo.

 Cuantas veces  hemos vistos como los padres regañan a sus hijos de pequeño (y de grande) porque responde asertivamente cuando algún conocido lo llama por un mote o,  por una variante de su nombre. Como si fuese el nombre que sus progenitores le otorgaron.

 Cuantas veces hemos escuchado en nuestras vidas decir: Acostúmbrate y acostumbra a la gente a que te llamen por tu verdadero nombre”.

  Y es que el nombre por lo que llamamos las cosas o el que le damos a alguna situación es de suma importancia. Y  jamás se le debe perder el cuidado que merece ello.

 Fijaos como ejemplo de lo anterior,  que en alguna oportunidad de nuestra historia como humanidad nos referimos a una peste como  “La gripe española”. Y os puedo asegurar que a través de lo largo y ancho del planeta muchos creían (y aún creen) que fue alguna epidemia que se originó por allá en la madre patria. Pues nada más lejos de la verdad.

 

 Ya que precisamente fue en España donde tuvieron el valor y la contribución de identificar tal calamidad. Ya que países como Francia (donde presumiblemente se originó la enfermedad) y el resto de Europa, por “no alarmar a sus habitantes”, se hicieron  de la vista gorda; censurando la vital información.

 Cabe recordar que para muchos aquella pandemia fue una de las más devastadora; matando entre 40 y 100 millones (con alta tasa de población infantil) de personas en solo un año.

 Según  originando más muertes que la suma de las  Dos Guerras Mundiales conocidas. Incluso acabando hasta con el 5% de la población mundial para aquellos días.

 Y todos esos males causados se los atribuyeron largo tiempo a  nuestros queridos amigos españoles, sólo por NO asignarle un nombre más idóneo a la mortal pandemia. No sé, tal vez llamarla “La peste Francesa”.    Pues como vemos desde España se hicieron los mayores esfuerzos para combatir y minimizar el impacto de la plaga y fueron precisamente ellos lo más afectados por el nombre que se decidió otorgarle a esta.

Injusticia de la vida. Si ponéis a pensáis en todas las personas que se salvaron gracias a España.

Interesante aquel tema. ¿Cierto?

-Soy fiel creyente que con el basketball podemos explicar cualquier tema.-

 Los párrafos anteriores creo que son unos de los mejores ejemplos de la importancia y el cuidado que se debe tener con la forma, manera y  nombre que decidimos y, acostumbramos a llamar las cosas.

 Pero otro gran ejemplo de “injusticia”  con la que llamamos las cosas la vemos año tras años en una reunión, una cita y hasta una  llamada “fiesta de mitad de temporada” de la NBA; conocida como:

 

All-Star Weekend. (ASW)

 Particularmente hace pocos días  en esta Regular Season de 2018-2019. Vimos desplomarse en cámara a un tío que es casualmente originario del país que más silencio guardó con referente a la pandemia de los primeros párrafos. Un tío llamado (por su correcto nombre, como debe ser):

Rudy Gobert.

 A este tío le fue preguntado en cámara sobre su “NO invitación” (llamémoslo como es: Su exclusión) del partido que es la joya del All-Star Weekend. Conocido como:

ALL-STAR GAME. (ASG)

 Y todos vimos a Gobert literalmente llorar y apenarse por ello. Todos vimos cómo debió cubrirse el rostro y luego ser víctima de bullying por mostrar su decepción de no ser llamado para tal cita.

 Pero os digo algo:

 Gobert debió ser All-Star. Y no solo esta temporada. Sino que ésta debería ser, mínima,  su tercera temporada consecutiva asistiendo a tal game.

 -Más adelante veremos cómo año tras años, nos venden que es un juego para premiar a lo más selecto del rendimiento de la primera mitad de la temporada. Lo cual os demostraré con números y cifras que no es así.  

  Pero igual visto lo visto. Como que “a pocos” nos importa,  y año tras años “seguimos” llamándolo: All-Star game.-

 

 “Todos”. Liga, medios, fans, franquicias, marcas; y hasta los jugadores  “creemos” que de verdad tenemos a los mejores 24 tíos de la liga, en la duela del All-Star Game. Falso de toda falsedad”.

 Pues aunque muchos críticos  sólo se limitan a decir: “Ahora es un concurso de pura popularidad”.

 Nunca los escucho fundamentar o agregar cualquier aporte para solucionar o ir saneando tal evento.

 Y hoy la intención de éste post, es revelar y descubrir algunas fábulas y “mentiras  piadosas” con respecto a la supuesta “fiesta de mitad de temporada”, no sin antes dejar;   algunos utópicos aporte.

 Pero para ello primero es necesario desarrollar un poco el contexto de lo ocurrido en esta edición del año 2019.  Puesto que lo primero de lo primero, es sin duda alguna, comenzar a llamar las cosas por su nombre…

 

 New Orleans nuevamente en el olvido.

 En el año 2005 una catástrofe natural conocida como el  Huracán Katrina dejó  al menos 1.833 personas fallecidas. Y además 108 millones de dólares en pérdidas económicas.

 Luego de allí es bien documentado el olvido a que fue sometida la musical y hermosa ciudad, que fue  donde se focalizó mayormente la calamidad; y donde los medios “por muy escaso tiempo” se dedicaron a vendernos  todo lo que según se estaba realizando en pro de su reconstrucción.

 Pero si vosotros van a la Wiki y buscan al equipo de la NBA que hace vida como franquicia en la ciudad de New Orleans encontrarán literalmente esto:

 

Los Pelicans fueron fundados como New Orleans Hornets en el año 2002 cuando el propietario de Los Charlotte Hornets, George Shinn, recolocó la franquicia en Nueva Orleans. Debido a los daños causado por el Huracán Katrina en 2005, el equipo fue trasladado provisionalmente a Oklahoma City, donde jugó dos temporadas bajo la denominación New Orleans/Oklahoma City Hornets. Regresaron definitivamente a Nueva Orleans para la temporada 2007-08. El 24 de enero de 2013, la franquicia anunció que cambiaría su nombre por el de Pelicans al término de esa temporada.”

Y atención a lo que sigue luego de un paupérrimo y abrupto  punto y seguido al párrafo anterior:

 “El nombre, historia y récords del equipo entre 1988 y 2002 regresaron a su ciudad original cuando Los Charlotte Bobcats se convirtieron en Charlotte Hornets en mayo de 2014”.  -Sin mayor anestesia, sin ningún otro desarrollo.- Por ello especialmente en este All-Star Weekend de 2019. Se presenta una situación donde  es nuestro deber alzar las voces, como “puristas” del juego. En pro de la verdad. Pues hemos visto como “todos” hacen referencia al All-Star de este año, como el segundo juego que alberga la franquicia (no la ciudad) de su Majestad de los Aires. Michael Jordan.

“El corazón del hombre necesita creer algo, y cree mentiras cuando no encuentra verdades que creer”… Mariano José de Larra.

 Y es que por allá en el año 1.991 en el Charlotte Coliseum donde se jugó aquel primer AS en la ciudad que ama MJ23. Quedaron   los 22 rebotes que tomó Charles Barkley, como  testigo (igualó a Bill Russell del  67) de que aquella plantilla, dueña de tal arena, ya no existe. Bueno. Existe pero se llaman Los  New Orleans Pelicans.

 

 -Claro Sir Charles se hizo con el MVP,  previa violación de Karl Malone sobre un tiro de tres puntos que pudo decidir el juego si no ocurre la interferencia. Pues el marcador estaba 116-114. Aquel  tiro lo había hecho Kevin Johnson quien jugaba para el mismo equipo de Karl. Una locura aquella violación.

 

Sólo la laguna mental de J. R. Smith de las últimas Finales, se puede comparar a aquel episodio de Karl.-

 

 Fijaos que si utópicamente hoy Michael Jordan, viniese a mi ciudad y decidiera comprar el equipo de baloncesto  de la misma. Os aseguro que mi persona y más de uno (creo que todos) nos hiciéramos de la vista gorda sobre a dónde recalará la herencia histórica de tal equipo. Y más si el equipo que estaba anteriormente nos dejó sin la participación de una franquicia en la liga.

 Pero es que en la liga local y específicamente en mi ciudad, no existe ningún precedente al respecto.

 

Lo cual no sucede en la NBA. Donde sí hay buenos precedentes.

 Imaginaos que hoy a un grupo de inversionistas se le ocurre establecer un equipo en la ciudad de  Minneapolis, y se hace con los derechos de establecer una franquicia en aquella fría ciudad (eso también sería utópicamente hablando, pues jamás sucederá. No mientras vivan Los Lakers, pues como verán, más adelante, a nadie conviene).

 Luego de establecidos surrealmente de nuevo en Minneapolis, vienen y dicen a Adam Silver algo como:

Hey tío, darnos de regreso todos y cada uno de los galones que nos dejaron aquí en Minneapolis  George  Mikan y compañía”… De regaló si queréis os puedes quedáis con los galones del par de años que Elgin Baylor nos dejó en la ciudad.

Solo queremos lo referente a títulos.

¿Qué vosotros creéis que la liga decidiera a ello? Cuando la rivalidad más histórica de la liga es la vendida entre Los Angeles Lakers y Los Boston Celtics. Donde los primeros tienen 16 Campeonatos bajo el brazo y los segundos muestran uno más. Es decir, 17 campeonatos.

 -Aprovecho para os dejar caer que siempre escuchamos que Larry Bird  y Magic Johnson “salvaron” la liga con su rivalidad.

 Pues os digo que hay gran tela por cortar sobre ello en cualquier debate. Porque una vez llegada la fusión de la ABA con la NBA, sólo basta mirar a los mayores protagonistas en los All-Star Game…

 

Muchos ABA players se apoderaron de grandes papeles protagónicos.

 

Siendo Julius Erving el MVP del ASG del 77 y del  83, David Thompson, del 79,  George Gervin del 80. Y muchos otros como Moses Malone, Rick Barry, Artis Gilmore (conocido como el Kareem de la otra Liga), Bobby Jones y gran cantidad de etc., coparon los titulares de la liga.

 Imaginaos que para antes del ASG del 79 la asistencia habitual en este tipo de evento no supera los 15.000 espectadores. Bueno, para el All-Star del 79 se ubicó en casi 32.000.

Sacáis vosotros sus propias cuentas.

 Pero seguid usando la calculadora de su móvil y antes de hacer conclusiones a priori, también tomar en cuenta  que para el All-Star Game de 1.985, aquel novato llamado Michael Jordan ubicó la audiencia en el Hoosier Dome de Indianapolis en una asistencia sobre los 43.000 espectadores. -

 Sin duda es altamente debatible. Quién o quiénes salvaron la liga. Pues hasta David Stern entraría en la conversación. Y es que incluso hasta  El triple, instaurado en la temporada 1979-1980; y quien es hoy día el que la sostiene, bien entra en el debate.-

-Por cierto que fue Larry Bird  quien coloca el primer triple en un ASG por allá en 1.980.-

 Pero retomando aquello de los galones de Mikan en Los Lakers, donde cabe destacar que contribuyó con  5 de esos 16 campeonatos de Los Lakers, jugando en Minneapolis (realmente fueron 6 los títulos de Mikan con Minneapolis, os dejo de homework para que como siempre os digo: “se enamoren de la historia”).

  Os pregunto…  

 ¿Cómo quedaría la supuesta rivalidad de Los Angeles y Boston si despojáramos a los de California de los “5” títulos logrados en Minneapolis, para asignárselos a una nueva franquicia?

 Quienes sin duda, al igual que MJ23 y sus Charlotte Bobcats, estarían también  interesados en heredar la historia de la franquicia durante los años en esa ciudad.

No es una pregunta de matemáticas.

-Es mucho más rica la historia a reclamar  en Minneapolis que la de aquellos tíos de Charlotte.-

  Pero por algo  al día de hoy en el Staples Center apenas cuelga el jersey #99 de Mikan, aunque con el  asterisco de:

“En honor a sus servicios como jugador como miembro de Los Minneapolis Lakers pero no oficialmente retirado”.

-Como si se tratase de algún seguro legal.-

 Es decir, a la franquicia de Los Angeles le sirve sumar los “5” títulos del legado conseguido por Mikan junto a tíos como Slater Martin, Vern Mikkelsen, Jim Pollard y Clyde Lovellette. Pero no son dignos de retirarles oficialmente sus jerseys.

Pero la laguna (laker) legal y el precedente los ha abierto la misma liga con el caso de Los Charlotte Hornets.

-Como datos os dejo que a duras penas la liga ha permitido a Los Minnesota Timberwolves colocar una estatua de Mikan en la entrada de su arena.-

 

 Otro caso donde vemos la dualidad de los criterios de la liga es en el caso del  Oklahoma City Thunder. Donde oficialmente (hasta la fecha) mantienen la historia de los  jugadores y el título conseguido por Los Seattle SuperSonics,  pero que siempre que le hablan (a la NBA) de colocar de nuevo otra franquicia en la lluviosa ciudad,  evaden cualquier tema. Pues sin duda alguna visto lo visto en el caso de Los Hornets, el adquiriente de los derechos de los posibles Sonics; también pudiesen reclamar “su historia”.

Y créanme. Lo harán.

 Pues sólo pensar en el universo de posibilidades en ingresos,  por ventas de jersey, de tíos ya retirados como Mikan, Payton, Mikkelsen, Mourning, etc., etc. Te llevará  a protagonizar esa batalla legal.

 Y es que desde el principio de los tiempos en la liga el equipo que se mudaba de ciudad permanecía con los derechos de su historia.

Como debe ser.

¿O es que vosotros creéis que Los Mormones en Utah disfrutan al ritmo del Jazz todos los domingos en sus iglesias?

-Por cierto que dos historias no pueden ser más contrastantes como la de Utah (muy religiosa) y la de new Orleans (muy vudú).-

Entonces ¿Cuál fue la diferencia en Charlotte?

 Ninguna otra que rendirse una vez más ante  la magia, la fantasía y el poder económico de  MJ23.

 -Y digo “una vez más” pues ya en el 94, la liga  redujo las dimensiones de la línea de tres puntos; en clara seducción al regreso de MJ23 (otra historia que contarles).-

  Y ¡Ojo! Que no es que MJ23 y su magia me alcanzaron. Pues MJ23 es un empresario. Y si vio la oportunidad,  pues la tomó. Cual Bryon Russell en el suelo - en su último juego con el jersey de Los Chicago Bulls batiendo al Jazz de  Utah.

 Pero con tal silencio o complicidad de ello,  la NBA aun perpetúa una de las mayores mentiras de la historia del deporte. Que os traerá muchas consecuencias, pues el basketball está en constante expansión. Y ya llegará el día del juicio a lo permitido hoy en el All Star Weekend.

“Las más crueles mentiras son frecuentemente dichas en silencio”… Robert Louis Stevenson.

 Y es que silencio es lo que “todos “hemos guardado hasta ahora. Pues Be like Mike es mucho más atractivo (me incluyo).

¿O no?

 Sólo basta ver, en cada evento,  de este All-Star Weekend. La cara de convencimiento  de “históricos” como Dell Curry, Alonzo Mourning, y  Glen Rice. De que “verdaderamente” creen que  jugaron para la franquicia que hoy es dueño Su Majestad. Cuando lo real, y verdadero es que pertenecen es a la historia de Los New Orleans Pelicans. Tal cual como hoy  la liga permite al Oklahoma City Thunder mostrar como legado a Gus Williams, Spencer Haywood, Jack Sikma,  Shawn Kemp y Gary Payton e incluso  permitiéndoles  mostrar aquel título logrado en la season 78-79 por los de Seattle como su herencia.

 -No sé si Glen Rice finge demencia para colaborar en la causa de la ciudad de Charlotte. Como si algo le debiera a MJ23 por permitirle ser el MVP del ASG del 97. Donde Michael graba el primer triple doble de la historia del AS. – Jordan muy generoso aquel día, se negó a jugar buena parte,  pues Rice había colocado 20 puntos (record) en un solo cuarto.

 Habrá que decirle a Rice que con aquella actuación y con el título logrado en el 95 en la competencia de tres, no le debe nada a Charlotte y tampoco a MJ23. -

 

 Incluso hasta los jugadores de hoy día -como dije “también” son participes de la mentira-. Pues es épica la cara de decepción de Stephen Curry por no ganar el sábado el  Three-Point Shoutout,  “en la ciudad” del equipo que “para él”  su padre militó. Nada más lejos de la realidad como vemos.

 Y pueden ser banales todas estas líneas. Pues como dije,  no es culpa de MJ23. Sino que realmente fueron los mismos dueños de Los Pelicans quienes callaron cuando debieron alzar sus voces.

 Pero os aseguro que este fin de semana estos os habrán  dado cuenta, del error garrafal de no reclamar su historia como franquicia. Pues si algo sabe MJ23 y su grupo;  es muy bien mercadear la historia.

 

Me ha parecido excelente publicitariamente hablando.

 

 Pero mejor esperemos las cifras finales por ingreso del All-Star Weekend que facturó la franquicia de Charlotte. Pero como contable, os adelanto  que muy probablemente dejen en ridículo los 108 millones de dólares que perdieron en la ciudad de New Orleans como consecuencia del Huracán Katrina.

 Otro ejemplo vivido este mismo fin de semana, de cómo “compramos” la mentira muy fácilmente. Es el momento en que uno de los tíos que participaba en el  Slam Dunk Contest  -¿Quién era?, ¿Cuál era su nombre?- se colocó el jersey #2,  perteneciente a Larry Johnson en aquellos originales  Hornets.  El tío lo usó  para realizar una de sus volcadas, en clara alusión a ganarse el público del Spectrum Center -¿Pues vosotros recuerdan una volcada épica o histórica  de Larry en el Contest?- quienes (el público) sin duda alguna también prefieren:

Be Like Mike.

 Y he colocado apropósito arriba ¿Quién era?, ¿Cuál era su nombre? De manera de demostrarle que no es nuevo aquello de comprar lo que nos dejamos vender. Pues cuando son tíos desconocidos como que “nos” es más fácil seguir la mentira.

 Veamos…

 En cuanto al NBA Slam Contest os pido también realizar una simple búsqueda del mismo en la Wiki y verán literalmente:

 “El primer concurso fue inaugurado por la ABA en su All-Star Game (Partido de las Estrellas) de 1976 en Denver (edición que ganó Julius Erving), justo cuando se permitieron los mates en la competición universitaria NCAA. Esto permitió a los jugadores mostrar sus habilidades machacando la canasta para intentar batir a sus rivales. Este concurso duró muy poco, porque la ABA se fusionó con la NBA al año siguiente, en 1977. Finalmente, la NBA creó en el All Star Weekend de 1984 su propio concurso de mates dada la popularidad ante los aficionados”.

 Donde como es bien conocido, “ganó” un desconocido Larry Nance (padre).

Pero nada más falso que ello.

 Pues os descubro  (a muchos) que 7 años antes de  aquel título que se adjudicó Nance. Es decir, en la temporada del  77 de la NBA, y con la idea de promocionar y hacer participar al Dr. J. (para la época era el mejor jugador jamás visto) La liga innovó unos concursos de volcadas o mates  en los medio tiempos de los juegos televisados. Y por cada equipo participaba un jugador. Donde un desconocido, - al  igual que el tío usó el jersey #2 de Larry Johnson el pasado fin de semana- llamado Darnell Hillman representó a los recién llegados Indiana Pacers. Y saben qué…

Hillman GANÓ.

 Y es  que alrededor de 22 jugadores se disputaron por largo tiempo aquel Slam Dunk Contest. Donde resaltan algunos nombres que os sorprenderán como: Moses Malone, Alex English, Kareem Abdul Jabbar, George Gervin, Elvin Hayes, Darryl Dawkins, M.L. Carr, David Thompson, entre otros.
Sorpresivamente  Hillman debió batir a Moses Malone casi que poco antes de La Final de liga.

 Y para aquellos que piensan que MJ23 fue el primer Dunker de Los Bulls  (amén que pocos saben de un tal Orlando Woolridge),  en aquella competencia los de Chicago  fueron muy bien representado por un jugador llamado Wallace Edgar Johnson (Mickey Johnson),  el cual dio mucha guerra.
 La  Final de concurso  se llevó a cabo en Portland. Donde  Darnell Hillman conocido como Dr. Dunk, se alzó con el  verdadero primer título del  Slam Dunk de la NBA. Enfrentándose a un muy desfavorecido Larry McNeill, ya que para el momento de La Final del concurso se había quedado sin trabajo, es decir, lo habían despedido de su equipo.

 Como último dato os digo que Hillman nunca obtuvo trofeo alguno por aquello de parte de la liga. Fueron Los Pacers que con la celebración del título ganado por Glenn Robinson III en 2017, quienes  le hicieron una entrega honorifica 40 años después de aquella gloriosa gesta.

-Como dato os digo que  Dr. J. se negó a participar al no llegar a un acuerdo monetario con la liga.-

 

  Y es que la liga sin duda no le combino promocionar aquella historia. Primero por el veto de Julius de participar. Y segundo,  por la inesperada victoria de Larry Nace en 1.984. Pues es triste y doloroso,  pero en la NBA el único Dr. que se ha alzado con un título del Slam Dunk Contest ha sido Dr. Dunk. Pues Julius jamás ganó un campeonato de ello en la NBA.

 Pero es que la NBA desde aquel año 1.984 sigue cometiendo los mismos errores (aun al día de hoy) en cuanto a la valoración o puntuación de las volcadas.  Que fue por lo que perdió el Dr. J. ante Nance.

 Errores simples como:

 

   Primero. Con los jurados que selecciona para dicha competencia. He visto desde  un Dikembe Mutombo que se emociona con cualquier volcada. Hasta aquel  jurado en Los Angeles de hace un par de años, conformado por  puras celebridades. Lo cual perjudica mucho más el concurso.

 

   Y tal vez dirán: ¿Y a quién colocar como jurado? No lo sé aun, pero sería un buen momento para  comenzar a aceptar que:

 

Las volcadas (o mates) son  sin duda alguna, ya una disciplina mundial.

O no notáis que ya existen tíos que únicamente viven de ellas.

 Sin ir muy lejos Jordan Kilganon ya es toda una institución en ese sub-mundo del baloncesto. Un mundo donde no es necesario encestar, ni tomar rebotes o asistir. Es que ni siquiera saber driblar… Pero gustosamente se puede decir que también es… Basketball.

 

-Os invito a ver la reacción de los jugadores y sobre-todo de un Dunker como  DeMar DeRozan cuando en el All- Star del 2016,  en el medio tiempo Kilganon hizo su espectáculo de mates o volcadas.-

 

¿Y cada disciplina no tiene sus buenos especialistas que se preparan para ejercer de jueces?

 No los tiene el ballet, el patinaje, los X Game y otras miles de disciplinas.  O es que acaso en esas competencias el ganador lo decide un tío que es el último protagonista de la saga de Los Vengadores junto  a la ganadora del Oscar a mejor actriz.

Una vez que la NBA entienda la importancia de  ello, rescataremos el Slam Dunk Contest.

 

-Con un jurado calificado de seguro hoy no existiría dudas (bastantes aceptables) del triunfo de 1.988 de Jordan sobre Wilkins. Pero haber sido aquella competencia en Chicago;  da mucha tela que cortar.-

Y una vez dejen de  testear y testear con el formato del Slam Dunk Contest -pues ya basta de inventar y reinventar. Tal vez se comience con el equilibrio adecuado.

 Pues hemos visto desde aquel arbitro (u oficial, -nadie sabe que era)  en el año 76 (en la ABA), que les decía al Dr. J. y compañía el tipo de volcada que debían  realizar y desde dónde. Luego “pasamos” a colocarles en el 89, décimas a la valoración de las volcadas; y por último a principio de los 90´s  hasta un reloj de 90 y 60 segundos “les” implementamos para ejecutar sus mates.

 Segundo. Mientras continúe una muy paupérrima valoración de las volcadas que los tíos fallan, sin importar el grado de ejecución, intensidad, altura, finalización e incluso dificultad. No habrá muchas opciones.

 

-Os puedo decir que en aquel año 2000, donde Vince Carter elevó al mayor cenit el concurso con su primera, épica e histórica volcada. No fue Vince quien más se desprendió del suelo. Pues aquel año curiosamente comenzaron (que luego tampoco le dieron continuidad)  a llevar una medida, un registro de cuanto se despegó cada tío del piso. Y curiosamente el único que se elevó 40 ft del suelo fue Steve Francis. Creo que Carter en su volcada alcanzó 37  –Ir a revisar aquellos videos-. Pero lo de Carter fue bestial y épico. Para mí, como para muchos sin duda alguna es el mejor Dunker.

Bueno realmente el segundo mejor Dunker de la historia.

 Pues el padre de Mike Conley. Es decir,  Mike Conley Senior.  Campeón Mundial y Medallista Olímpico del Triple Salto y Salto Largo. Creo que tiene algo que decir si hablamos de volcadas (mates, en Europa).

  Si vosotros  creen que MJ23 o Julius volaron desde la línea de libres. Os invito a ver al padre de Mike Conley (homework) volcando desde, literalmente, más allá, del mismísimo tiro libre. Y ganando si mal no recuerdo tres o cuatro veces el Foot Locker Slam Fest.

 Así, que si alguna vez te has preguntado cómo demonios  sería ver a un atleta élite del salto de longitud y triple salto volcando en una duela…

 ¡Mike Conley Senior os dará el mejor espectáculo de sus vidas! Una delicia ver a Mike Conley hijo (muy niño) alentando a su padre.- Y es que  el sistema de puntuación de las volcadas desde sus inicios no ha sido el más idóneo. Sólo os pido ir a ver la bestialidad de volcada que falló Dr. J. en su segundo   intento de mate en aquella Final vs. Larry Nance.

-Vayan y vean la clase de barbaridad (para aquellos días) que intentó Julius. Y por ello falló. -Donde luego vino un Larry Nance (no muy ético). Y realizó una simple volcada con el fin de asegurar ser el “primer Campeón” de la historia del Slam Dunk Contest en la NBA.

 

-Os dejo que la puntuación de ambos fue: Nance 48-39-47 y Dr. J. 47-25-50. -Creo que allí pueden apreciar cómo se condena a quien opta por verdaderamente hacer algo épico.

Apreciáis como le dieron 25 a Julius por aquel fallo y 39 a Nance por hacer un mate sin mayor complejidad. Con lo cual pudo  asegurar el título.

Es que ni siquiera obteniendo el Dr. J., luego de su fallo, el primer 50 de la historia con su última volcada,  pudo remontar la desventaja.

 

 Incluso tíos como Clyde Drexler y Larry Johnson alguna vez se negaron a intentar hacer su último mate al ver que ya estaban decidida las cosas por haber fallado grandes volcadas.  

 Tantos años han pasado desde aquel año 1.976 del primer concurso.  Tantos años han pasado desde los vuelos prohibidos de David Thompson en la NCAA, de la sanción de Jabbar por volcar. Y aun así la mejor liga del mundo,  no ha descubierto que valorar con 30 o 35 puntos a un tío que falla una súper volcada. Lo condena rotundamente en el devenir de la competición. Y lo peor es que   aun “ignoran “que otorgándoles 40 y 45 puntos a tíos que no arriesgan con mayor dificultad en sus volcadas; sólo nos ha condenado a aceptar que tíos como Nace, aquel día, bien pueden ampliar sus opciones.

Y ¡Ojo! Que Nance es un muy buen Dunker. Sólo que aquel día se fue por lo fácil.

 Para avanzar os cuento que siempre que hablo de volcadas me viene a la memoria Blake Griffin cuando solo saltó la punta de aquel auto para coronarse. Cuando es bien conocido,  que Dunkers profesionales, han saltado hasta vehículos enteros.

 Pero la liga,  en su siempre intento de comercializar todo. Prefirió la publicidad para aquel lindo automóvil.

 Incluso el mismo Griffin parodió este mismo  fin de semana aquello, con uno de los miembros del equipo acróbatas que entretienen en los descansos. Griffin sostuvo un auto de juguete en sus manos y el acróbata volcó con  la ayuda del trampolín (ya alguna vez Shawn Kemp se refirió al insípido momento con que se coronó Griffin, tanto que este último nunca regresó al concurso).

 -Y son dramáticas las volcadas de Griffin sobre algunos tíos, donde siempre le colocaba el brazo en aras de protegerse del block. Y la liga también guardó silencio aquellos días.

 Si no me creen vayan y vean aquella volcada ante Pau Gasol, donde se ve que es más foul ofensivo,  que una épica volcada; como nos la vendieron.-

 

 Una última y muy buena referencia (pues son muchas) de lo mal que está el concurso.  Es notar solo la reacción de Spike Lee en aquel salto de Blake, que siempre me recuerdan las sabias palabras de Phil Jackson:

Spike es un buen aficionado que no sabe nada de baloncesto”.

Como siempre os digo:

Poder pagar un asiento en primera fila no te hace conocedor del juego”.

 

 Pero no todo es malo. También hay aciertos. Pues aquella especie de rueda de la fortuna,  que se utilizó en el año 2002 si mal no recuerdo. A la cual se giraba y demarcaba que debían emular cualquier volcada de Nique, Dr. J, Air  o algún otro mate de los años 80´s y 90´s. No estaría de más rescatarla.

Claro añadiéndoles otras también célebres como las de  Vince Carter, Zach LaVine y otros.

Y muy importante. Sin quitarles la siempre opción de mejorarlas, o de crear y dejar su propia huella.

 En lado contrario (si se puede llamar así). La competencia de  triples ha gozado de una salud sostenida. Desde aquella dictadura de Bird en mitad de los 80´s. Y heredada luego por Craig Hodges. Sólo creo que  pudiesen  colocar challenges para engordar los cheques. Cheques por batir marcas de más puntos consecutivos o por  superar la veintena en cada ronda y cosas así.

 

-Cuando hablo de cheques, me refiero a lo que recibirán las  fundaciones.-

 Y también no estaría demás rescatar iniciativas como la del año 89 donde invitaron a Rimas Kurtinaitis quien era  Soviético y uno de los mejores triplista a nivel mundial.

-Os digo que es un cuento muy largo, pero las bases del Small-Ball radican en una ofensiva de la extinta Unión Soviética.-

Para que acaben con el mito  de creer que sólo en américa tienen la razón absoluta del baloncesto.

 E incluso esas invitaciones especiales no sería una mala idea trasladarlas también a Slam Dunk Contest. Donde bien muchos ya comienzan a mirar como Dunker profesionales os darían una de las mayores lecciones a los NBA.

-Claro que los NBA no pueden correr los mismos riesgos al volcar. -Si os digo la verdad, el único error que os he traído en la competencia de tiros desde el arco. Ha sido gracias al mismísimo Michael Jordan. A quien le permitieron participar en el año 1.990, dejando tal vez la peor actuación de toda la historia. Pero pienso que mientras eviten cometer errores parecidos, el concurso se mantendrá aceptable y como vemos, sostenido sin mayor esfuerzo.

 Otro acierto en el All-Star Weekend es el destino que le han dado al juego de Los Fenómenos contra Las  Sensaciones de aquel año 94, convirtiéndolo luego en el juego de Los Rookies contra Los Sophomore por allá en el 2.000 –producto de las consecuencias de la huelga del 98-99, donde se acumularon dos clases del Draft seguidas-. Para hoy en día ser el encuentro de los talentos jóvenes de USA vs Resto del Mundo, lo cual sin duda alguna es de aplaudir. Ya que la liga y el basketball se direcciona a una magnitud de talla mundial.

 -Pero sin duda alguna que cualquier variante en pro de mejorar la competitividad en el ASG, deben estos chavales adoptarlas también. -Y ya hablando del All-Star Game como tal. Hay que decir que  jugar con el agregado de representar alguna fundación con fines benéficos. Es genial. Pero no del todo. Ya que aún se puede mejorar.

  Es que aun recordamos aquellos 7 puntos en los cuales dejaron a Michael Jordan en su debut en esas instancias, por allá en 1.985. Haya sido culpa de “Gervin” o Isiah Thomas, aun se extraña que jueguen a detener al rival; llámese como se llame.

  O quien no extraña aquel triple marcaje que le hacían Hakeem Olajuwon, David Robinson y hasta el mismo Shawn Kemp a Shaquille O´Neal cuando este  representaba a Los Magic de Orlando en el All-Star game.

¿Pero cómo podemos mejorar y obligar a los tíos a jugar defensa en el All-Star Game?

 La respuesta precisamente la tenemos en la misma pregunta. Permitir algunas plazas (tal vez hasta dos)  para tíos miembros del Defensive-Team del último año. O tíos que vayan en procura de conformar la clase (defensiva) de la misma regular season.

 Pues mil veces hemos escuchado a los “especialistas” robar aquella frase:

 

La defensa gana campeonatos”.

U otras como:

Una buena defensa es el inicio del mejor contrataque”.

¿Y entonces qué sucede en el All-Star Game?

¿Juegan con otros principios baloncestísticos allí?

NO. Y por ello es necesario buscar la forma de incluir a los tíos defensivos.

  Pues por algo en el 63 Bill  Russell tuvo algo que decir con su excelsa defensa en pro de detener a dos bestias como Wilt Chamberlain y Bob Pettit – recordar que para aquellos días Los Atlanta Hawks moraban  en el Oeste-.

 Pero unas  de las verdaderas respuestas las encontraremos  en ligas de menor cartel que la misma NBA.

 Por lo cual ya deberíamos irnos quitando el estigma de que las otras ligas siempre son inferiores a la NBA.  Para muestra. Vemos como un tío G-league, llamado Joe Harris derrotó al “mejor tirador de la historia” conocido como,  Stephen Curry.

 Y es que para dar el salto final en fomentar el espíritu de competencia en el All-Star Game debemos irnos a una liga menor y ya extinta (gracias al nefasto Isiah Thomas -tema para otro post-)… La CBA

The Continental Basketball Association.  
 

 Para refrescar a las nuevas generaciones, os dejo que  La CBA era algo así como la G-League actualmente. Pero no tanto, un poco más organizada y con más talento en cuanto a las diferencias con los jugadores de la NBA. Pues de allí vimos llegar a tíos como Anthony Mason, John Starks, Mario Elie y hasta el coach más ganador de la historia tuvo su dinastía en la CBA… Un tal Phil Jackson.

 La CBA realmente  data desde el año 1946 (algunos creen que es la liga más antigua de USA. Pero es una concepción errónea, puesto que existió una liga que data desde 1925, llamada American Basketball League, que se extinguió en 1955, aprox. Incluso  que fue más dura y popular que la propia NBA en sus primeros años).

En fin,  dentro de algunas adaptaciones que hizo la  CBA encontramos:

-Adopción del triple mucho antes que la ABA y que la NBA.
-Reforzar los aros y que fueran de un material flexible.
-Contratos de 10 días y sus sucesivos.

 

  Y así hay muchas otras contribuciones con origen en la CBA. Pero quiero mencionarles una regla en especial, la cual hacía que los aficionados fueran a ver los juegos de la CBA (recuerden que tenían la "competencia" directa de la propia NBA y de la  ABA).
 Allá en la CBA usaban para la clasificación o los llamados standings,  un sistema que otorgaba en cada juego el máximo de 7 puntos.

Explico:
 Otorgaban 3 puntos por ganar el juego y 1 punto por cada cuarto que ganara el equipo (sin importar si era el vencedor al final del juego).


 Es decir,  si un equipo perdía el juego tenía la posibilidad de ganar hasta 3 puntos (puesto que es imposible perder los 4 cuartos y aun así ganar el juego).
 Entonces todo ello conllevaba a más público aupando a dichos equipos entre los cuartos,  para asegurar así, al menos algunos puntos, sin importar si se enfrentaban a Los Warriors de Golden State  de aquella época.
  Era fascinante ir a ver a los equipos sotaneros  arruinarle los 7 puntos completos a los súperequipos. 
 Y más allá de los resultados, que a veces son obvios. Era interesante llegar y sintonizar aquel encuentro (sintonizabas el juego más por ver cuántos puntos le lograban arrebatar  a los favoritos, más que por ver quién ganaba el encuentro).

 -A quien no le ha ocurrido que cuando miras a ver que juego están transmitiendo X día. Y al prender la televisión y ves que es GS vs Los Bulls o Atlanta Hawks (de hoy), enseguida cambias el canal o apagas la T.V. 
 Pero con la mencionada  modalidad de la CBA, el interés tanto del aficionado, franquicia, coach y como de los jugadores hacía  distinto el juego. –

 Así que tal vez allí podamos encontrar alguna de las posibles soluciones para el espíritu de competencia del All Star Game.  Pues las fundaciones no únicamente dependerían de si los tíos esperaron sólo el último cuarto para jugar y ver quien gana.  Pues bien pudiesen adoptar los challenges y bonos por ganar cada cuarto del juego.

 Y es que sumar  challenges por cuartos (o en minutos) a los jugadores y equipos  del All-Star (cual NBA 2K) no estaría de más en pro de  mejorar el espectáculo; y el de  engordar el cheque a recibir para  la fundación por la que juegas. Bien ganar el primer cuarto, pudiese representar más donaciones a tu fundación. O sí ganas el primero y luego el segundo consecutivo. Se incrementaría el cheque. Y así sucesivamente.

 O challenges por impedir que el líder anotador de la liga (o cualquiera de los  tíos –previamente definido-) no consiga ni 10 puntos en el All-Star Game. O viceversa. Que tíos como James Harden tenga el reto de conseguir 20 o 25 puntos, para contribuir más en el monto del cheque.  Como bien pudo haber engordado cualquier cheque MJ23 en el 88 al encestar 40 puntos. Y os aseguro que si es por money. Air esta vez no se negaría de nuevo a romper el record de 42 puntos de Wilt de la 62. Como lo hizo aquel día.

-Michael encestó 16 puntos en los últimos 5 minutos -cual challenge de NBA 2K-.

 Incluso creo que con estos challenges no estaría de más que apareciera en pantalla logros inmediatos (o que el anunciador o los sponsor los definieran por el alta - voz)  como por ejemplo: Que el líder en robos de la liga consiga al menos un robo en un espacio de tiempo. O X cantidad durante el juego. O de igual manera suceda para el tío de los tapones y  el líder del departamento de rebotes.

¡Imaginaos a Russell Westbrook con la misión de buscar un triple doble! Bueno, si antes no lo traspasa de nuevo Lebron.

-Y hablando de traspasos y de Lebron. En estos días vimos cómo Lebron se mostró muy crítico sobre el traspaso de Harrison Barnes, quien se enteró de ello (de su traspaso)  en plena duela.

 Pues os dejo de regalo que aquel día del ASG de 1.966. Wilt Chamberlain- la mayor fuerza ofensiva de la historia- Fue traspasado a Philadelphia. -Os aseguro que muchas de estas ideas provenientes de la CBA, y algunas otras de los challenges del 2K; mejoraría la defensa y la competitividad en el ASG.

 Incluso tal panorama nos dejaría la posibilidad de que nuevamente el MVP del partido pudiese caer en el equipo perdedor del juego -como lo hizo Bob  Pettit en el 58 y lo repetiría Julius Erving en el 77- Pues el MVP sería para quien contribuyera más a la causa del cheque para su fundación.  Donde incluso el equipo perdedor -vía challenge- pudiese hasta llevarse un cheque mayor al del ganador.

Un universo de posibilidades.

 O sería habitual ver como varios jugadores comparten el MVP. Como bien lo hicieron Pettit y Elgin Baylor en el 59. O compartiéndolo mismos  compañeros de equipo como aquella vez en que Karl Malone y John Stockton lo lograron en el en el 93 por primera vez.

-Por cierto que os comenté en el post de anotadores que fue Elgin quien obligó a hacer pizarra para el hombre de color en la 58-59. Y que con él es que realmente cae la barrera racial dentro de la duela…

 Pues os digo que luego de “compartir” aquel MVP con Bob Pettit en el 59. Al año siguiente es Wilt como novato quien alza el trofeo en el ASG y luego Oscar Robertson hace lo propio. Entonces os pregunto de nuevo:

¿Cuándo verdaderamente cayó la barrera inter-racial?-

-Es simplemente retórica la pregunta.-

 Y sin duda alguna que repetir la gesta de Willis Reed del 70 de ser el MVP del ASG,  también de la Regular Season y además de Las Finales, costaría bastante volver a verla. –Cabe destacar que  Michael Jordan hizo lo propio también en el 96.-

Pues la competitividad vaya que se iría a niveles insospechados.

Pero bueno como siempre os digo yo soy un simple mortal que sólo escribe de basketball.

-Por cierto que pronto os traeré el post de ¿Qué harían si fueran el Comisionado de la liga por un solo día?-

 Os repito  que estas ideas desde la CBA (y como que también del  2K) y muchas muchas otras, serían respuestas para el All-Star Game e incluso contra  el Tanking.

 -Por allí os prometo un desarrollo más amplio de la CBA y el Tanking,  ya que aún estamos muy lejos de que la NBA envíe franquicias a la G-league por  perdedores (dónde estarían Ben Simmons y Joel Embiid de ser así). O que comiencen los equipos  perdedores a pagar impuestos por cada derrota.-

 

  Y hablando de defensa creo que no estaría de más colocar a los mejores defensores en el challenge de habilidades, en vez de colocar solo siluetas de Jerry West y esos  otros obstáculos,  en vía de obtener el título.

 Basta ver el aburrimiento de los mismos jugadores y como les cuesta emplearse a fondo.

 Pero imaginaos tener que pasar (en cada obstáculo)  primero sobre tíos como Draymond Green, para que  luego en el otro obstáculo Kawhi Leonard te espere con sus grandes manos e  intente robarte la bola o hacerte quedar muy mal  en tu drible; hasta que al final para ganar debas superar el block de   Anthony Davis, o del  mismo Gobert,   al intentar encestar  tu triple definitorio.

  Os aseguro que más de una  de las grandes luminarias, se antojarían de probarse en tal competición.

  Y bien puede ser únicamente utilizar como obstáculo al Defense-Team. Pero también  el defensor que robe la bola, ponga el block o incluso impida el avance; también tendría la opción de alzarse con el premio para su fundación.

-Os digo. Soy un soñador del baloncesto. Pero si alguien me dice que lo que tenemos actualmente es mucho mejor… Miente.-

 Incluso hasta challenge para jugadores actuando de coach bien pudiesen remontarnos al AS del 71 donde Lenny Wilkens se alzó con el MVP siendo coach-player.

En fin, repito. Miles de posibilidades se presentan sobre la mesa. Si de verdad se quieren hacer cambios.

 

Es que hasta marcadores más apretados que permitirían permitirán  definiciones de último segundo -pues ya ha pasado largo rato desde aquel tiro sobre la bocina en el 72 de Jerry West (quién más) para definir el juego.- o desde aquel robo crucial de Paul Wetsphal en el 77.

 Y para los amantes de la reserva o de los héroes inesperados. Se repetirán con más frecuencia los casos de  tíos como Bob Lanier y Mitch Richmond que empezaron sus All-Star como reserva y se alzaron como  MVP -en el 74 y 95 respectivamente-.

Pero avanzando aún más  en el contexto. Os digo que el All-Star es lo más parecido a los cuentos y películas adaptadas para niños, cuyo origen tienen sus bases en realidades oscuras, persecuciones, traiciones y hasta muerte -simplemente realizar una búsqueda de los mejores cuentos infantiles y encontrarán cualquier cantidad de teorías sobre los fundamentos de los mismos.-

 Por ello os descubro que el mismo Gobert no tiene ni idea de sus lágrimas por su exclusión del All-Star Game.

 Pues el Juego de Las Estrellas no es más que una consecuencia de los hasta 20 juegos de exhibición en que “obligadamente”  debían participar los jugadores que firmaban con cualquier franquicia. Y donde no recibían un centavo adicional a su contrato.

 Tan terriblemente eran aquellos días antes de la constitución de la NBPA (National Basketball Players Association),  que sólo es hasta el All-Star del año 1.955,  en que un grupo de jugadores encabezados por Bob Cousy se aparecieron con una serie de demandas;  que si la liga y los dueños no se comprometían a cumplir… No se celebraría tal juego.

 

-Es un cuento muy largo, pero que fue una de las bases de lo que conocemos hoy como la Free Agency.-

-Como regalo y hablando de Bob, os digo que Jim Pollard en el All-Star del 54 había ya sido elegido como el MVP, hasta que fueron inesperadamente a overtime. Donde se decidió darle el premio a Cousy.-

 Sólo os menciono aquello para decirle a Gobert:

Mucho cuidado con lo que deseáis”.

 Pues si bien es cierto que hoy la situación ha cambiado. Pero contrastan sus lágrimas con aquellos días. Donde tal vez muchos lloraban en silencio, pero por ser seleccionados para aquellas exhibiciones. Que como os dije, de las  cuales no recibían nada a cambio. Y si te negabas a jugar, te arriesgabas a perder las tres comidas en la mesa de tu casa.

 

Continuamos…

 Terriblemente en cuanto a la selección que se hace para la elección de los 24 tíos que disputan el juego, poco a poco hemos caído en algo más parecido a la entrega de Los Premios de la Academia.  Los Oscars. Donde hay un espacio en que honrran la carrera de algunos buenos veteranos con algo parecido al mismo concepto:

Oscar por la carrera. O por su contribución o algo así.

 Os diré algo…

Quien quiera un Oscar, que  vaya y hable con Kobe, para que le dé buenos consejos.

 Pero amigos míos, esto es la NBA y el fin del All-Star Game es premiar a lo más selecto de lo que va de temporada.

 Ahora vemos como  la liga llamó por algo parecido a  “honoris causa” la participación de Dwayne Wade y de Dirk Nowitzki. Aunque Dirk, más que por premio a la carrera, creo que aplicaría para el llamado premio de La Academia por “In Memorian”.  Pues de aquel Dirk que alguna vez conocimos; no queda ningún rastro. Bien el alemán pudiese confundirse con algún tío del partido de leyendas que se jugó hasta 1.993.

 

 -Sigo pensando que su aun  participación en Los Dallas Mavericks es simplemente un capricho de Mark Cuban para que supere a Kobe Bryant en la lista de máximos anotadores de siempre. Y os digo que está muy lejos, específicamente a 2.333 puntos. Y aun Dirk no ha dicho nada de retirarse.-

 Ahora os digo, que  tal “homenaje”  también  lo merecieron en sus días tíos como Tim Duncan, Kevin Garneth, Moses Malone y otros muchos grandes.

 Pero viendo el lado bueno (no del homenaje a leyendas, sino del sistema de adjudicación de los puestos) es un pequeño avance. Pero que sin duda viene a  contrastar con lo que queremos que el juego sea:

 

Competitivo.

 Pues ahora que apenas se hizo la idea de las fundaciones y el nuevo cambio de formato (con el supuesto Draft) comenzaremos a llevar a tíos ya acabados por un tema de “Honoris Causa”.

¿No es una total contradicción de lo que se busca?

Y no es algo nuevo, bien a Kareem Abdul-Jabbar en su final season también lo llevaron de la peor forma.

Seleccionado dentro de los 24 tíos.

 Al menos Dirk Y Wade  están al tanto de ello y no le quitaron ningún lugar a nadie en el roster (por lo que he dicho, ver el lado “bueno”). Pero tanto a Jabbar como a otros grandes del juego sí se lo han regalado, y en detrimento de jóvenes promesas y tíos que han luchado toda la mitad de la temporada por ganarse una plaza.

O no fue lo que dijo Gobert.

No es igual cubrir una plaza por lesión”.

-Aunque nadie le ha contado a Rudy sobre la espectacular actuación de Tom Chambers en el 87, quien entró casi que a última hora al roster,  para sustituir al lesionado Ralph Sampson,  y aun así pudo  alzarse con el MVP.-

  Pero para explicarle tal contexto sobre algunos criterios mínimos para acceder al ASG tengo que hablar nuevamente del PER.

The player efficiency rating (PER)

 Repito. El gran “debate”  universal de la historia ahora es determinar.  ¿Quién es el mejor?, ¿Lebron James o Michael Jordan?

 Pues os digo que en cuanto al Per. La lista de todos los tiempos la encabeza MJ23 con una medida de 27,91 y LJ23 permanece muy cerca de segundo con,  27,62. Así que dicho factor conocido como PER debe darnos una idea más clara en cualquier debate sobre lo más selecto del baloncesto.

 

Por algo el primero  y el segundo en Per de la historia “nos” mantienen en un eterno debate sobre sus talentos.

 Os recuerdo que la media de la liga es 15,00 en Per. Y desde que conozco este juego he visto como medida básica en el  Per, para que tengas algunas posibilidades de acudir al All-Star Game, un mínimo de cerca de 16,00. Es lo más común, pero como  veremos han existido sus “acomodos”.

Lo correcto y aceptable matemáticamente debería ser, que superes al menos el  promedio de liga. Es decir, igual o superior a 15,00. ¿O no?

-Lamentablemente 16,00 es solo un punto más  que la media de liga. Ósea que aun si eres muy flojo y sólo te limitaste a ser  levemente mejor que el promedio, tienes alguna posibilidad de decirles a tus nietos que fuiste un All-Star alguna vez.- ¡Imaginaos!

 Bueno, os digo que el Per que mostraba Kareem Abdul-Jabbar en su última selección al Partido de Estrella era de 12,9. Claro que como excusa para lo de Kareem se puede agregar que en la 77-78,   con un Per de 29,2 no fue escogido (la única vez en su carrera) como consecuencia a aquella historia de la famosa agresión de Kermit Washington a Rudy Tomjanovich. Que se complementó con otra pelea de Jabbar vs. un tal Kent Benson.

-Bueno particularmente me mola a Jabbar dándole un merecido a Benson. Quien alguna vez en la NCAA llegó a la práctica de la Universidad de Indiana e intimidó a un muy joven Larry Bird (y Larry llegaba para jugar con Benson). Un cuento también largo que os contaré algún día. Por lo que os invito a buscar tal historia. Que es la verdadera razón por la que Bird huyó de aquella universidad, recalando luego en Indiana State. Así que olvidaos  aquello de que Larry Bird se sintió muy lejos de casa. Benson fue la razón.-

 Otro tío que fue llamado con un Per de  apenas 14.9, fue Kobe (con 37 años) en su último año. También quitándole una plaza a algún tío que trabajó muy duro  en el verano para mejorar su juego. Como bien dijo alguna vez Sidney Moncrief:

Yo debía trabajar más duro, porque no tenía el talento natural”.

-Repito que las 24 plazas son para lo más selecto de esa Regular Season, no por haber tenido una carrera brillante.-

 Como ejemplo más positivo, os digo que  Tim Duncan acudió a su último All-Star con un Per de 22,6.  Con 38 años. Es decir. Por qué regalar la plaza si viendo al buen Tim notamos que aun en “avanzada” edad pueden lograrlo por sus propios medios.  Y otro ejemplo es que Michael Jordan fue llamado a su último All-Star con un Per de 19,3 ya con 40 años.

 Es decir hay que “aplaudir” inclusiones como las  de Dirk y Wade siempre y cuando sea por “honoris causa” sin perjudicar el trabajo de verano de algún otro tío.

-Hoy Wade muestra un Per de 15,4 (al menos sobre el promedio de liga)  y Dirk, de 7,9 (¡Imaginaos! Casi la mitad del promedio requerido en un NBA). Como dije:

Dirk fue más bien  vía… “In memorian”.

-Baloncestísticamente está muerto.-

 Bueno, retomando el caso de Gobert este muestra un Per de 24,5. Producto de ser uno de los mejores defensa bajo el aro. Y además dejar 15 puntos y 13 rebotes.

  Y como os he dicho,  en las dos anteriores temporadas estuvo con números muy parecidos a ello. Pero como ven se trata de un pésimo sistema de elección.  Orientado a la ofensiva, popularidad del jugador o del equipo. O en algunos casos como “supuesto” premio a la gran carrera de algunos.

-¡Ojo! Que simplemente uso a Rudy como ejemplo en todo  éste post, por su escena que quedará a la posteridad. Pero pudo ser cualquier otro tío de los miles a los cuales injustamente os han dejado  fuera.- Pero alguna vez se han hecho esta pregunta:

¿A quién le habrá quitado Magic Johnson la plaza en el All-Star Game del 92?

 Y tal vez hasta hoy vosotros nunca se han realizado esa pregunta. Pues aquella vez Magic no fue seleccionado bajo los mismos términos que se dispensaron para  Dirk y Wade en éste año. Es decir, no fue por una especie de “Honoris Causa” y tampoco sin quitarle la plaza a alguno de los 24 tíos. Magic pudo jugar aquel día por permanecer toda la temporada en la lista de lesionado.

Pero alguien debió salir para que entrara Magic. Como por ejemplo: Kevin Johnson. Quien mostraba un  Per de 19,9 producto de 19,7 puntos y ser el segundo en el liderato de asistencias con un ppg de 10,7. Y aun así el buen Kevin debió ver aquel ASG desde casa.

-Creo que ahora sí capté su atención.- Y es que si Gobert lo resuelve llorando. Qué quedará para Kevin Johnson, quien fácil discutiría ser el tercer o cuarto PG de la década de los 80´s y principio de los 90´s. Donde dejó 7 temporadas con un Per superior a 20,00, y tres temporadas más con Per superior a 17,00.

 

-Y en su carrera Kevin  únicamente fue llamado tres veces al ASG. Tal vez por ello aun al día de hoy,  eso le ha privado su entrada al Hall Of Fame.-Sin duda alguna ahora sí me captan.-

 Y vosotros  se preguntarán  el porqué de la campaña para que  algún tío del montón tenga su oportunidad de ser un ASG.

 Pues os digo que es épico y una delicia ver como un “desconocido” como Adrian Smith se hizo con aquel MVP del All-Star Game en el 66.

 O como un Dale Ellis también en su única oportunidad “ostenta” el promedio de puntos más alto en Juego de Estrella con 27,00 -claro cabe decir que al sólo alcanzar  jugar un único game, no figura en la lista de puntos ppg en ASG.-

 Pero en el caso específico  de Rudy os invito a buscar como sus números contrastan con los dejados por Draymond Green en sus última dos  temporadas, que escasamente superaba los 16,00 en su Per, por los más de 20,00 de  Gobert.

 Incluso casos como el de Klay Thompson que viene arrastrando un Per escasamente superior a 16 y 17. Siempre acude al All-Star como vemos.

Como he dicho, estar en un equipo popular. Cuenta.

¿O vosotros creéis que si Gobert  jugase al lado de Curry y de KD se hubiese quedado fuera?

 Sin ánimo de  a caer en populismo os traigo por último, más que unos números. Una reflexión. Para que me entiendan mejor. Y simplifico así:

 Pau Gasol uno de los más grandes jugadores internacionales de la historia. Sólo pudo arañar 6 juegos de las estrellas. (6) SEIS UNICAMENTE. Pues os digo que en (7) SIETE temporadas el buen Pau dejó registros de grandes números que además iban muy bien avalados con un muy saludable Per, el cual siempre era superior a 20,00.  Y en su carrera Pau sólo supo qué es caer a un Per inferior a 18,00 en el actual curso.

 Es decir, Pau en esas 7 temporadas que superó los 20,00 en su Per,  nunca tuvo “el beneficio de la duda”, para llevarlo al All-Star Game (como homework os pido que vayan y contrástenlo con los que sí fueron llamados a tal cita en cada uno de esos años, en los que la participación de  Pau fue invalidada inexplicablemente).

 

Alguna vez un muy triste y desilusionado Andre Miller llegó a decir:

Al menos un par de temporadas tuve los números para ser llamado al All- Star Game”.

-Miller dejó dos temporadas sobre 20 en su Per, 4 más sobre 18 y 5 más  entre un Per de 16 y 17.-

Y os recuerdo que Jabbar en su año última temporada fue llamado a disputar el All-Star Game con un Per de 12,9. Y Dirk lo invitaron con “Honoris Causa” (o fue In Memorian) en este año mostrando el Per más bajo de la historia del ASG; un Per de 7,9.

Y quien dude de la ciencia matemática del Per,  basado en los principios de la verdadera eficiencia de un jugador; os invito a que  me escriba y me explique… Cómo dos de los tíos que más alientan el debate entre las masas; sobre quién es el mejor (The GOAT). Casualmente son el 1ro y 2do de la historia en el Per. Un tal Michael Jordan y un tal Lebron James.

 En fin vayan y busquen los Per de sus jugadores favoritos y vean como cada año se cometen las peores injusticia en la premiación del esfuerzo y eficiencia realizada por los jugadores. Bien pudiésemos comenzar a llamar el All-Star Game  con el  nuevo nombre de Bad-Star Game.

 PD: Ya por allí os trabajo en un post donde juntos descubriremos;  quién es The GOAT realmente,  y donde el Per derribará  muchas fábulas, mitos y leyendas.

 Os advierto que NO será  apto para quienes sean sensibles. Pero sí para quienes aman el basketball en su estado más puro.

El estado de la verdad.

 

Siempre abierto para hablar de baloncesto…

 

 

Comentarios

Hola.
Bueno fijaos que Wilt (una bestia) es sexto en Per históricamente con 26,13. Y aquella temporada en que puso 50 puntos por juego luego solo llegó a poner 35 en Play-Off.
-Lo de Wilt es algo extenso pues Jerry West llegó a decir: "Que con 4 faltas Wilt no era el mismo".
Es que Chamberlain quería terminar su carrera sin haber sido expulsado nunca de un juego.-
Ahora Bill Russell muestra uno de los Per más bajo dentro de los épicos. Pero es que realmente Bill nunca llegó a poner igual o más del 50 % en tiros de campo. Y siempre se habla de Bill sobre Wilt pero si vosotros van a ver aquellos equipos de Boston casi que todo el elenco son Hall Of Famer.
Ya con Lakers Chamberlain estuvo con West y Baylor (sólo un año saludable ese Big Three completo) pero Bill Sharman ya había relegado a Wilt a un rol defensivo. Incluso en una temporada Wilt fue apenas el 4to mejor anotador de aquellos Lakers. (Y con 35 años apenas).

Si bien es cierto que a Bill no le contabilizaron los tapones como a Shaq también es cierto que eran muchos menos equipos en liga. Y mucho más importante es que por aquellos días los Celtics colocaron las posesiones hasta en 136 por juego. -Ahora mismo un equipo que juegue a correr si acaso coloca 113 posesiones.-

Un ejemplo muy bueno del Per es Elvin Hayes, quien aparece en casi todos los Top de estadísticas. Pero su Per es más bajo que el de Bill incluso. Es decir, la verdad es que no era eficiente.

Otro ejemplo que siempre me gusta mucho para ilustrar es el caso de James Worthy quien disfrutó de las mieles de Magic y por ello muchos lo colocan hasta dentro del Top 10 de los SF. Pero Worthy muestra un Per de 17 (2 sobre el promedio de liga) apenas. Y con el dato crucial que lo más cercano que alguna vez recibió un voto para el MVP fue para quedar de 12 (nunca más recibió otro voto). Es decir. Como puede ser un top SF? La respuesta es por jugar en California únicamente.

Y tenéis razón ya vamos quedando obsoleto hablando de los 60´s y demás para los nuevos chavales. Pero es que mientras los medios sólo hablen de cuántos puntos, rebotes y asistencias grabó cualquier jugador la noche anterior. Estaremos muy mal.
Principalmente porque el baloncesto actualmente es de mucha analítica. Pocos hablamos de la hoja completa; como cuantos tiros falló, cuantas bolas perdió y demás.
Fíjate en un épico como Kobe, se retiró siendo el tío con más fallo en la historia pero "nos" enteramos casi que ayer. Porque sólo nos muestran los puntos y las escenas de enceste. E igual pasa con Harden y Westbrook ahora mismo.
Y por ello es que cada día vosotros ven y verán a muchos más europeos establecerse, pues tienen más selección de tiro y más IQ para el baloncesto.
Pues al no contar con el poder físico el ser humano busca compensar sus debilidades.

PD: Por allí os guindaré un post sobre The GOAT, pero os puedo adelantar que la década con mejor Per no es precisamente la de los 80´s donde siempre "nos" dicen que se jugó el mejor baloncesto. Y ya estaban instaurados todos los renglones de puntos, rebotes, asistencias, tapones, robos e incluso el triple.
Si os digo la verdad hay mucho por hacer y por decir... Como dije en el post: No estamos ni cerca de comenzar a llamar las cosas por su verdadero nombre.

Como regalos os digo que el mejor compañero de Wilt fue Guy Rodgers un tío que si mal no recuerdo 8 veces fue segundo en el liderato de asistencia. Y aun así vaya que le costó hacerse HOF.

Saludos y gracias por vuestras palabras.

Según PER, seguramente sea Wilt Chamberlain el mejor jugador de la historia. Pienso que Bill Russell estará cercano a él.
Mi argumento sería por las estadísticas en tapones no contabilizados, y es que hablamos de un tío que en 16 temporadas promedia 22,6 rebotes (su mínimo es 18,2), 30.1 puntos (en una temporada promedió 50,1 puntos) y la nada despreciable cantidad de 4,4 asistencias.
Estoy de acuerdo en muchos de los puntos del post, mucho ganaría el ASG si en lugar de primar lo de hoy, primara una competencia real, y eso pasa por que jugadores como Gobert, heredaran un trono que antaño ocuparon otros como Mutombo, Mourning o Ben Wallace, que sin despreciar su valor ofensivo, sus principales cualidades para estar en este evento eran las defensivas.
En mi opinión, el hecho de que los mismos jugadores se voten entre sí ya está tergiversando el resultado haciéndolo endogámico, y se ha visto este año.
Igual de curioso es seleccionar a Yao Ming a pesar de sus números como seleccionar a Bradley Beal siendo el 10º en la votación de su categoría y él al menos está en el Top 10; casos como Kris Middleton, D'angelo Russell, Nikola Vucevic o Karl Anthony Towns que ni siquiera llegan a ese top 10.
Sobre todo porque esos votos de aficionados nombraban a jugadores con nivel all star y se quedaron fuera. No solo Doncic, también Jimmy Butler o Kyle Kuzma; incluso a candidato a mejor sexto hombre de la liga como Derrick Rose. Es como si los gimnastas en las olimpiadas se votaran a ellos mismos para ver quien gana...
Pero voy más lejos, cuantos de los que aquí leemos no llevaríamos a un all star a Mike Conley, o a Rudy Gay, por poner ejemplos de jugadores en activo, o a Mike Bibby o Jason Williams, y sin embargo nunca han jugado en él.

Me gustan estos artículos de historia de baloncesto, porque rememoran imágenes pasadas, pero además abren un debate que a las jóvenes generaciones les pasa desapercibido, aunque creo que muchos no habrán pasado de las primeras 30 líneas.

Recordar hoy día jugadores como Shaq es fácil, si vas hacia atrás y mencionas a los Robinson, Olajuwon o Barkley te llaman viejuno, pero si además incluyes en la conversación a Kareem, Wilt o Bill Russell pasas por ser un friki de esto y ni te escuchan.

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar