The Lost Dance, Michael Jordan

Solapas principales

 

 

 Ir a "The Lost Dance, Michael Jordan (II)"  

 

Lo que NO os dirán

 En 

The Last Dance. 

 

  Si comienzo este párrafo hablando sobre que cerca del United Center hay muchos puestos de trabajo que penden de un hilo producto del parón de temporada vosotros dirán algo como:

Este es otro tío que ya viene a hablar más del Covid-19.

  Pues según los especialistas (La Cámara de Comercio) un game de Los Chicago Bulls generaba cerca de 8 millones de $ en facturación; sólo en los alrededores.

  Y si continúo diciendo que ya las cadenas de televisión sólo se dedican a pasar partidillos clásicos; o que  Los Charlotte Hornets planean congelar el sueldo a 200 de sus empleados. Y luego avanzo con  que en 50% se ha reducido la solicitud de merchandiising licenciada por la NBA. Seguramente vosotros ya  definitivamente creerán que sin duda es un artículo más de la situación que no afecta como humanidad.

  Pero vosotros estáis equivocados pues os hablo del mismísimo escenario que se vivió meses después  de que Michael Jordan y aquel equipo fascinante, Los Chicago Bulls. Se encontraron  luego de hacer la Champios Parade para celebrar su Sexto Campeonato. Es decir, luego de haber concluido…

The Last Dance.

Y es que aquellos días no hubo cuarentena pero sí hubo… 

HUELGA.

Por lo que la Season 98-99 sólo se jugó a 50 games. 

¡Historia! 

  Siempre me ha fascinado la historia. Sólo Dios sabe que particularmente creo que esa Deidad que nos regula nos habla (en cualquier religión) de algo llamado:

Paraíso.

 Y también existe la contraparte:

El Infierno.

 Viéndolo desde un punto de vista muy especial se puede decir que uno es:

Luz.

 Y el otro es:

Oscuridad.

  Pero desde mi punto de vista lo interpreto como la apatía o empatía  de la raza humana en conocer su identidad. En conocer sus orígenes. En conocer la verdad.

En demostrar DUDA.

 Es decir. No hay un día  en que no trate de demostrar a esa Deidad que hice el intento en mi tiempo en este mundo por  saber más. O mejor dicho y parafraseando a Sor Juana Inés de La Cruz:

Por  Ignorar menos.

Pues conocimiento es Luz y la ausencia del mismo por los siglos de los siglos será Tinieblas.

  Y por ello mi trato con el cielo es que mientras menos intente ignorar durante mi periplo en  este mundillo; más esa Deidad decide mostrarme la verdad de todos nosotros y nuestro pasado; luego de mi partida. Y como un regalo final. 

Es mi línea de vida.

  Pero os diré algo. La historia de la  humanidad es avasallante. Vaya que hay días que término cansado de tanto leer y de tanto dudar. De atar cabos por aquí y por allá. Creo que cuesta mucho intentar almacenar  tantos miles de millones de años para un individuo (por lo menos a mí me pasa, pues creo que no tengo tanto espacio en mi disco duro. De verdad me cuesta). Indagar tantos protagonistas en la historia. Desde la Mesopotamia, Los Egipcios,  Los Griegos, Los Romanos, Etc… Y sin duda…

Jesús.

Bien valdría aquella buena historia de San Agustín:

"Oye, niño, ¿qué haces?" Y el niño le responde: "Estoy sacando toda el agua del mar y la voy a poner en este hoyo". Y San Agustín dice: "Pero, eso es imposible".

Y el niño responde: "Más imposible es tratar de hacer lo que tú estás haciendo: Tratar de comprender en tu mente pequeña el misterio de Dios".

 

  El misterio de la Vida.

 

 Y debido a mi fracaso en entender e intentar atar nuestra historia como humanidad.  En algún punto de mi vida volqué mi desahogo a una historia mucho más corta (con un poco más de 70 años apenas) pero igual de fascinante. Mucho más simple y donde cada día creo que gano una uña de tierra (así como el mar la gana a los continentes) e ignoro cada día  menos... 

La historia del Basketball.

O mejor, como nos enseñó Kobe… The Dear Basketball.

  Y es que si os digo la verdad en ella encontraremos cualquier analogía de vida. Encontraremos grandes batallas; grandes enfrentamientos, grandes decepciones y traiciones. E incluso cual película o novela épica podremos algún día decir que aunque no pudimos vivir en los tiempos de grandes gladiadores y personajes como: Héctor, Aquiles, Leónidas, Temístocles y miles más. Sí vivimos la era reciente de Los Wilts, Los Kareems, Los Magics, Los Birds, Los Kobe, Los Duncans, Los Lebron… Y a Dios gracias…

 La mismísima era de:

Michael Jordan y sus Chicago Bulls.

  Y es que vosotros creéis que cuando en la NBA se refieren a la palabra Dinastía. Realmente ¿A qué hacen alusión y analogía?

A los grandes imperios que llevaron la vanguardia durante años en nuestra historia.

Y la cambiaron para siempre.

  Egipcios, Griegos, Romanos, Chinos, etc.

  Bueno, tal vez sea yo un simple loco que vive el Dear Basketball como una historia tan avasallante como cualquier otra que nos define. Pero os digo algo:

Cada día me convenzo más que:

  El Dear Basketball no es el deporte Rey  a nivel mundial únicamente porque más del 70% de sus mejores representantes son de Raza Negra.

  Y en estos tiempos de oración y de discernimiento  una de las asignaturas pendientes que tenemos como humanidad es:

El Racismo.

Pero el Basketball algún día irá al Hall of Fame de la humanidad por cerrar tal brecha. 

  Pero dentro de la fascinación que nos reúne hoy. Quiéranlo o no  y más allá de Los Angeles  Lakers de Mikan;  de Los Boston Celtics de Russell; de aquellas batallas entre Magic y Larry. Fueron Los Bulls de Michael Jordan quienes recibieron la transición hacia la era 2.0 y con ello la globalización de la liga.

 

Y del querido baloncesto.

 

  Fue la Dinastía que el mundo entero pudo disfrutar en directo y de la que casi toda (verán que no toda)  la data y cada segundo está documentada en la web.

 

Recordáis que en plena jornada de aquel famoso Dream Team de Barcelona era la Dinastía de Los Chicago Bulls quien llevaba la batuta de la liga.

 

-Ya con ello comenzamos a diseccionar el fenómeno de aquellos Bulls.-

 

  Pero fijaos que a veces pensamos que un simple click  nos separa del verdadero contexto de aquellos días (y de cualquier tema). He visto muchas páginas y “especialistas” que esa ha sido su bandera. 

 Pero os diré que en ello estáis equivocados muchos (y créanme que son miles) pues en principio todo no está cargado en la internet. Luego tenéis que saber qué es lo que debéis buscar. Y si vosotros no vivieron esa época muy probablemente se les escape algún buen argumento o dato.

 

 ¿Cómo cuál?

  Cómo que en  el Campeonato McDonald’s Jordan debió batallar solo;  sin Scottie Pippen y sin Dennis Rodman.

-Más adelante veremos ello.-

  Y que fue la primera vez que prácticamente sus hijos empezaron a reconocer su fama y su grandeza (estaban comenzando a crecer). Algo que tal vez co-ayudó a sopesar el retiro. 

Pero aquello en parís fue la internacionalización y el broche de oro  de la cultura de los Bulls a nivel mundial. Y repito que el efecto Dream Team ya recorría el mundo. 

-Y en parte  por ello vosotros leen hoy estas líneas.-

  Fijaos que con el estreno de The  Last Dance seguro que buena parte de vosotros  han ido a las redes e incluso hasta la Deep Web a documentarse sobre aquel fascinante equipo. Equipo que casualmente muestra un logo (El Toro) que contrasta con los tiempos que viven actualmente en la Bolsa de New York y de Chicago. Pues es el ataque del Toro (de abajo hacia arriba)  un símbolo de Alza en el argot de los parqué financieros. 

   Y vaya que muy lejos  del Alza se han encontrado en la ciudad de Chicago con su equipo de baloncesto. Pues están más cerca del nombre de su Football Team, Los Osos de Chicago  (en Baja- por el ataque del osos con sus garras hacia abajo-), por su resultados luego de aquella dictadura de Phil Jackson, Michael Jordan y Scottie Pippen.

  No en vano en algún punto fueron conocidos como:

Los Intocables.

  En plena alusión  a Elio Ness  y su equipo quienes fueron  Agentes del Tesoro estadounidense, famosos por sus esfuerzos por hacer cumplir la Ley seca en Chicago, como líder de un equipo legendario apodado Los Intocables. Y quienes dieron por terminado la otra dinastía de Chicago.

La de Al Capone y su  Mafia.

  Por algo en uno  de sus retiros (perdí la cuenta de cuál de ellos) MJ23 dijo algo como:

“Me alegra haber contribuido a  que la Ciudad de Chicago ya no sea sólo reconocida como una ciudad de Gánster”. 

-Recuerden que siempre parafraseo. No puedo recordar todo. Y ya queda de ustedes ir a google. Y así se nutren de  muy buenas historias. Cada una te lleva a otra. Es mi pasatiempo.-

 Y es que aquí os quiero hacer una pausa. Pues presten buena atención  a lo que os diré:

Los Bulls acabaron con la Dinastía de los Celtics, Lakers y Pistons.

 Por algo alguna vez Pat Riley os dijo:

“Nadie ganará el Campeonato hasta que Michael Jordan no se retire.”

 Miren;  si ahora mismo os traigo los números de la Peste Negra y os comparo con el Covid-19. Fácilmente y debido a los números en manos vosotros decidirán a ciencia cierta cuál pandemia fue más trágica.

  Y con el mismo método (con números)  en el próximo post os diré:

Who is The GOAT?

 Y en el  compararemos con números fríos la carrera de Michael Jordan y Lebron James.

Y allí respaldaré éstas líneas:

“Los Bulls acabaron con la Dinastía de los Celtics, Lakers y Pistons”

Por algo alguna vez MJ23 dijo:

“Lo que me gusta de mi primer  Campeonato es que ellos aún estaban activos:

Thomas, Larry y Magic”.

¿Pero de dónde sale The Last Dance?

¿Y por qué os traemos  The Lost Dance?

 The Last Dance sale de un comentario que hizo Scottie Pippen en aquel último año que jugaron Los Chicago Bulls una vez conquistado el título. De hecho la declaración exacta fue:

“Gracias por este Último Baile”.

Mientras un Michael Jordan ebrio (literalmente) decía a Pip:

“SIX!

¿Puedes creerlo?”

Y Pippen lo sopesaba. 

A lo que un Jordan muy alegre y ebrio cantaba (literalmente):

“¡No van a ganaaaar hasta que nosotros  lo dejeeeeemos!”.

 

  Y The Lost Dance sale de todo lo acontecido hasta esa  frase de Pip (así le decía Mike).

“Gracias por este Último Baile”.

Y lo que sucedió después. 

  Porque estamos seguro que en  The Last Dance. Donde hay muchos patrocinadores que harán callar algunos nombres e historias de aquellos días. Que fueron parte de  los argumentos que convirtieron a los Chicago Bulls en el equipo favorito de miles; pero que también a su vez terminaron con la desintegración a pedazos de aquella plantilla.

¿Cómo sucedió?

¿Quiénes fueron los protagonistas?

¿Por qué se desmantelaron?

¿Cómo les fue luego?

Con  nosotros en The Lost Dance os responderán cada interrogante.

¿Fue la Huelga?

¿Fue la Mafia?

¿Fue culpa de Michael?

¿Fue culpa de Jerry  Krause?

¿O fue el Draft del 96?

-Dudo mucho que en The Last Dance se atrevan a ello.-

-Ojalá me equivoque.-

 

  Pero bueno. He visto algunos indicios acerca de The Last Dance de que van por buena línea. Uno de ellos es que  han dividido tal relato (según) en 10 episodios. Algo que me parece correcto pues es mucha tela por cortar y muchos entresijos de aquella dos décadas 80´s y 90´s. E incluso tres décadas, pues verán que fue tan fabulosa aquella plantilla que aún en plenos 2.000´s se vieron vestigios de estos.

  Es decir. Michael Tollin aparentemente ha dado en el clavo. Pues 10 capítulos me parecen suficientes.

 

Es buen indicio.

  Aparte que ya el tío  ha tenido colaboraciones en documentales de Basketball. Es decir, no es sólo un tío que sabe el potencial económico de aquellos Bulls.

  Era una de mis preocupaciones ya que cuando en plena pandemia y con la cuarentena todos hemos retomado el mando del NBA 2k y vemos en las valoraciones, ratings y atributos lo poco que saben del basketball  los diseñadores de las características del juego de los players.

 

Sobre-todo en los jugadores leyendas.

-De esto traeré un gran post más adelante.-

  Os adelantaré que si mal no recuerdo Walt FrazierChauncey Billups e Isiah Thomas llevaron a sus equipos a 4 o 5 Finales de Conferencias (incluso consecutivas si mal no recuerdo -repito-)  y tíos como Rondo,  Kemba, Lowry,  etc., casi que tienen mejores perfiles.

Como dice Charles Barkley de los “Nerds” de la Analítica:

“Eran los que no han  tomaron una bola en su vida y no conseguían las chicas en la universidad”.

O como decía  Kobe:

“Un grupo de intelectuales hablando de Basketball”.

-Eso me preocupaba del tal Tollin. -

-Bueno en el caso de Kobe la analítica nunca le ha beneficiado. Por algo es el basquetbolista con más tiros fallados en la historia.-

-Lo quiero y lo amo. Pero es la verdad. -

Repito. Por allí también os tengo ya casi terminado un post sobre los atributos en los  NBA 2k.

-Como ven la cuarentena ha dejado alguna victimas.-

-Y no es sólo Britney Spears. La que ya está al borde de la locura.-

 A este episodio de The Lost Dance, por así decirlo,  lo he titulado:

La llegada. (Tipo 2k11)

-En eso sí  acertaron-

 

 Y sí el internet del tercer mundo os permite intentaré llevarles otros más. No sé (y no creo) si 10 como The Last Dance, pero veremos. 

  Pero fijaos. Antes de continuar y para que entiendan el contexto de los entre líneas de aquellos Bulls. Os contaré una pequeña historia de un tío llamado LázaroLázaro de Betania. Y como todos saben y se imaginan es el  Lázaro de aquel:

“Levante y anda”.

 Tal vez sea el único Lázaro que conocen.  Y os aseguro que lo que saben de éste tío es que Jesús lo resucitó. Y allí terminó el cuento de muchos sobre Lázaro.

Juan 11:38-44

Jesús resucita a Lázaro:

“38 Conmovido una vez más, Jesús se acercó al sepulcro. Era una cueva cuya entrada estaba tapada con una piedra.

39 —Quiten la piedra —ordenó Jesús.

Marta, la hermana del difunto, objetó:

—Señor, ya debe oler mal, pues lleva cuatro días allí.

40 — ¿No te dije que si crees verás la gloria de Dios? —le contestó Jesús.

41 Entonces quitaron la piedra. Jesús, alzando la vista, dijo:

—Padre, te doy gracias porque me has escuchado. 42 Ya sabía yo que siempre me escuchas, pero lo dije por la gente que está aquí presente, para que crean que tú me enviaste.

43 Dicho esto, gritó con todas sus fuerzas:

— ¡Lázaro, sal fuera!

44 El muerto salió, con vendas en las manos y en los pies, y el rostro cubierto con un sudario.

—Quítenle las vendas y dejen que se vaya —les dijo Jesús.”

 

¿Qué tiene que ver Lázaro con Los Chicago Bulls y The Last Dance o The Lost Dance?

Todo y nada.

  Fijaos que siempre uso la historia de Lázaro para incentivar a la búsqueda del desenlace. A ver el contexto como un todo. No sólo los que nos ha dejado para leer (para googlear) o para ver.

  Vosotros mismos en todo lo que hagan en sus vidas deben intentar completar cada historia para crear el hábito de la duda y atar los cabos.

  En mi necesidad de ignorar menos en este mundo alguna vez me dediqué a averiguar qué rayos sucedió luego con la vida de Lázaro. Pues si fue un tío que vivió dos veces. Tiene que ser uno de los pocos en morir también…

Dos veces.

 Pues me dije aquel día. 

Lázaro no debe andar por allí todavía jugando Fornite

  Bueno. Cierta o no; me conseguí con varias  historias en las que Lázaro (según) es mandado a capturar y luego despedazado por un Rey, Regente o Emperador en plena señal de acabar con cualquier vestigio del milagro de Jesucristo.

Y así fueron los Bulls.

Despedazados.

  Pero ante de eso. ..

Reinaron.

Estuvieron en la Gloria. Se sentaron con Reyes. Fueron los mejores amigos de muchos.

  Y así como recibían al Dream Team en Barcelona con aquel alboroto que parecían una estrellas de Rock.  Lo mismo sucedía con los Bulls de los 90´s en cada ciudad de Los Estados Unidos. 

Como dijo Pip:

“Éramos el mejor equipo. Y el mejor espectáculo”.

 Y esta historia de Lázaro bien nos sirve para recordarlos. Pues todos nos quedamos únicamente con el contexto de los Campeonatos. Lo que seguramente solo os mostrarán en los próximos 10 episodios de The Last Dance.

  Pero en The Lost Dance trataremos de ver  lo que los llevó a su desmantelamiento.

Así que Bienvenidos…

Episodio I.  La llegada. 

1.983

Unos Bulls pre- Michael Jordan. Pre- Jerry Reinsdorf y por ende…  Pre- Jerry Krause.

  En principio y de seguro os mostrarán que Michael Jordan allá en North Carolina nunca existió. Pues era conocido como:

Mike Jordan.

  Ello está bien documentado así como aquel tiro de Mike Jordan vs Lo tíos de Patrick Ewing y Las Hoyas Georgetown

 Seguramente os venderán una vez más cual Space Jam que Mike encestó aquel tremendo tiro y luego saltó hacia los seis títulos con los Bulls. 

  Pero la verdad es que si como en aquel cuento de Lázaro vosotros  van e indagan. Observarán que Georgetown tuvo la última palabra. Sólo que un tío llamado Fred Brown de las Hoyas regala la bola (literalmente) a James Worthy quien luego  recibe falta -y por cierto falla los dos tiros libres- cobra desde la línea y de nuevo Georgetown tuvo un último tiro de más allá la mitad de la duela.

 

-Worthy es otro tío víctima de la pandemia y de mi cuarentena que os diseccionaremos en el post..

Who is The GOAT?

¿Cómo un tío con apenas  17.7 de Per es de los “más grande”?… pues por un nombre…

Magic Johnson.-

  -Linda historia de sacrificio de Fred Brown cuando un par de años después las Hoyas alcanzan el Campeonato NCAA y se abraza con John Thompson en plena señal de alivio y  de redimirse con la afición de Georgetown.-

  La verdad es que Michael realizó  aquella famosísima cesta en su primero de los tres años que pasó con Dean Smith y luego los dos años siguientes más allá de grandes logros individuales no llegaron a saborear el campeonato. 

-Lo que me hace recordar que si la cuarentena se extiende le edito un delicioso post de la supuesta superioridad de Len Bias sobre MJ23.

Jamás sucedió. Michael siempre lo superó. –

-Os demostraré con números. NO con la pasión como otros.-

 

 ¿Pero antes de North Carolina qué de Michael?

-O de Mike, mejor dicho.

  Un nombre que jamás y del cual dudo mucho que vean o escuchen en The Last Dance. Pero que sí os traigo en este primer episodio de The Lost Dance. Es:

Pop Herring. (El Pop menos famosos y el más crucial)

Clifton ‘Pop’ Herring.

 Nos venden y nos seguirán vendiendo aquella gran historia que Michael Jordan fue cortado  del equipo de Laney High School de Wilmington (Carolina del Norte); pero poca punta os sacará de estas palabras de Michael Jordan en su discurso del Hall of Fame:

“Pero lo que la gente no sabe, pero sí lo saben mi madre y mis hermanos, es que al año siguiente me recogía cada día a las seis de la mañana para llevarme al gimnasio y trabajar en mis habilidades. Gracias, ‘coach’ Herring”.

  Y tristemente sólo quedó allí (al menos públicamente) aquella relación de Mike y Pop. 

  Y es que es un tema que no convendrá pues la última vez que supe de  este entrenador que desató el espíritu competitivo de Mike a por una plaza dentro del equipo, éste (el coach Pop) cayó en la extrema pobreza y la esquizofrenia. 

  Si os digo la verdad sin aquella exclusión de Mike del equipo. Tal vez Mike no fuera adoptado ese fuego interno que fue que lo separó del resto. 

Tristemente Pop Herring será olvidado en The Last Dance. Pero nunca  en The Lost dance.

  Pero continuando con ese Mike pre-Bulls. Se encontrarán con un Jordan Panamericano y Olímpico. Donde pudiésemos destacar aquel día en que una selección de la NBA se enfrentada con los tíos Universitarios. Una selección NBA  a la que Mike dejaba en evidencia en cada jugada,  por lo que estos casi que intentaron prácticamente lesionar al nuevo tío. 

  Esta  selección NBA y  dirigida por un Oscar Robertson frustrado con el talento de MJ envío a otro Mike pero  Dunleavy  a derribar a MJ23.

   Tanto fue que aquel revoltoso coach Bobby Knight (coach de los Olímpicos)  bien cerca estuvo de irse a las manos con Oscar. 

 

-Incluso Mike Jordan fue resguardado en el banco y no lo pusieron a jugar más. Pero fue un primer aviso del talento de aquel Mike para con los profesionales.-

 

  El resto del Mike pre-Bulls.  Es historia. Es fácil ir a los stats y revisar los números del todavía Mike antes de La Llegada

 

  Pero en  1.983 los Chicagos Bulls hacen un par de movimientos que jamás hasta hoy he visto publicado como transcendentales en la historia de The Last Dance. 

Y me refiero al The Last Dance de la frase de Pippen.

Mar. 6, 1983.

 

  Firman a un tío llamado  Mike Bratz a un contrato de 10 días. Algo que volvieron a hacer hasta que finalmente lo firmaron por el resto de la temporada. 

 

¿Y por qué es tan transcendente este movimiento de Bratz?

 

-Pues ya seguro revisaron sus stats y no pasó en la NBA con mayor gloria-.

¡JE-JE-JE!

Porque fue el último tío en calzar la casaca #23 antes de…

 

La Llegada.

 

  Algo que cambiaría la manera en que veíamos el baloncesto. El querido baloncesto.  Cambiaría la cultura Street. La del Gueto, La cultura del Hip Hop y tantos cambios que aún perdura por  casi 40 años. 

 

-He visto a miles que odiaban tales zapas (y tal moda) en aquellos días. Y ahora todos quieren Be Like Mike.-

 

 Y para más transcendencia. Os diré que más allá de ser Mike Bratz el último tío,  antes de Mike, en usar el #23. Os agregaré que Bratz puede decir también que es el único ser humano en la historia de la humanidad en decir que:

 

Calzó el #23 en los Chicago Bulls de Michael Jordan. Y el #23 en los Cleveland Cavs de Lebron James.

 

-Os digo que si uno de vosotros  tenéis ese cromo (uper deck) de Mike Bratz… Tenéis allí unos cuantos Bitcoins

 

  May 10, 1983 

 

 Otro movimiento que determina el MJ23 de los primeros años. Es que los Bulls despiden al Coach Paul Westhead. Un tío que es conocido como el Gurú del Run and Go. Del Shot en SSL Siete Segundos o Menos.  Un tío que fue el verdadero creador del Showtime con el que Magic ganó su primer título. Y a quien Riley luego cual Tyronn Lue, a David Blatt en Los Cavs,  le hizo la silla para su caída. 

 

-Por allí os tengo un post delicioso sobre Coaches  donde detallaremos ello.-

 

  Pero el primer Pippen que se encontró Michael Jordan en los Bulls fue un tal Orlando Woolridge a quien le venía muy bien el juego atlético de MJ23. Y aunque Jordan nunca jugó para Paul sí ya estaba constituida parte de esa NBA atlética en los Bulls.  Gracias a Westhead. 

 No eran ganadores pero tenían gran condición  cardio. Y aparte Orlando compartía con MJ23 el mismo gusto por el  Slam Dunk.

 

-Por cierto (repito)  que Paul Westhead es el único ser humano en ganar un anillo en la NBA y en la WNBA.-

 

   Y ese,  fue en June 7, 1983,  el equipo que recibió Kevin Loughery como Head Coach cuando despidieron a Paul. 

  Con este movimiento a mi parecer Los Bulls hacen el  más importante en la carrera de Michael Jordan (incluso sobre el de Phil Jackson).  

 

-Este  Kevin. Es otro  tío que os aseguro  que no verán en The Last Dance.-

 

  Pero gracias a él es que vuestro Michael Jordan estaba preparado para cualquier escenario. Para levantar cualquier situación mentalmente. 

  Tanto que el mismo MJ23 ha llegado a declarar que en las prácticas Kevin Loughery  lo incluía en el team de la reserva (banquillo) y lo ponía a jugar vs los titulares. Luego cuando Michael lograba levantar al banquillo vs los starter. Lo colocaba de nuevo en el equipo titular para recuperar el comando que habían perdido. Así este muy buen coach  fomentó y esculpió el fuego interior de MJ23 por la victoria. 

 

Le terminó de confeccionar el traje de Superman. 

El de Hero Goal.

 

   Así que cada vez que Michael hizo un milagro de esos que muestran los miles de higlights que nos dejó con su legado…

Os agradece a…

Kevin  Loughery.

1984.

  Otro nombre que vosotros no verán en The Last Dance. Es el de un tío llamado:

 

 Reggie Theus. El otro Reggie de MJ23

 

 Alguna vez Theus llegó a declarar algo como:

 

“Chicago, Jordan y los Bulls me deben el éxito que han logrado. Estoy esperando mi cheque”.

 

Luego Theus dejó en broma que:

 

“Gracias a que yo era tan malo; tuvieron a Jordan”.

 

 

  Pero es que en Feb. 15, 1984  Chicago cambia a Reggie Theus a Kansas City (hoy Los Sacramento Kings) por Steve Johnson y tres segundas rondas. Una del  84 y dos del 85.

 

¿Pero por qué fue un cambio transcendente este de Theus?

 

Simple.

Juanita Vanoy.

 

-Juanita Vanoy quien se desempeñaba como modelo y también secretaria del BNBA. Y quien más adelante se convierte en la Sra. Jordan  dando a luz tres hijos al jugador que dividió la historia del baloncesto en dos.-

 

  Pues Vanoy entre 1983 y 1984 fue pareja del otro Reggie en la vida de  Michael Jordan. 

 

Reggie Theus.

Por algo alguna vez Jordan vez llegó a declarar que odiaba el estilo y el juego de Reggie Theus. 

-Tenía sus razones.-

Y a eso era lo que se refirió Reggie con aquellas palabras de deuda hacia él desde Chicago.

-Un entre línea.-

 Pues una vez cambiado Theus a Michael se le acabaría cualquier competencia por Juanita. Que repito aquellos días era hasta Modelo.

  Un movimiento que hizo los Bulls “sin intención”. Pero que os dejó a un Jordan muy estable y seguro en la ciudad. 

 Y bien creo que Juanita se ganó cada dólar del divorcio con MJ23 años más tarde. Pues dicen que Phil, que el fuego interior de Jordan, que Dean… Etc. 

¿Pero qué hay de la incidencia positiva de Juanita en el éxito de Michael?

-O bien  no dicen que detrás de cada Gran Hombre hay una Gran Mujer.-

  Recuerdo que en cada video de Michael de sus Campeonatos se ve a la Ex _Señora Jordan siendo esa parte importante de su mentalidad; de su logro.

  Repito: En el High School y en el College Michael no fue un campeón asiduo. Mucho talento eso sí (descomunal). Pero así como le damos el crédito a Phil bien también pudiésemos darlo a Juanita de la misma forma.  

Pues ambos legalmente y  realmente llegan a la vida de Jordan en el año 89.

  Pues anterior a ello eran Phil el Asistente del Coach y Juanita era la Novia.  Y luego que Jackson pasa a ser el Head Coach y Vanoy la Esposa es que comienza la mejor era de aquellos Bulls. 

-Como siempre digo. Simple matemáticas.-

 Triste que vaya a  aparecer en The Last Dance un tío como Justin Timberlake. E  incluso y hasta  insólito que aparezca  Carmen Electra de la mano de Dennis Rodman.  Y   parte fundamental de la columna vertebral del bienestar emocional de MJ23 aquellos días,  y de aquellos Seis Títulos, como lo fue Juanita Vanoy quede ausente. 

Muy injusto. Y peor que en el documental ni lo vayan a mencionar.

Pero para eso... 

The Lost Dance. 

Sept. 12, 1984.   

 

  Estas fueron las palabras con las que David Stern cambió la historia del baloncesto (y por qué no, también de su propio  legado):

 

“The Chicago Bulls pick Michael Jordan of the University of North Carolina.”


 

Y aquí es donde comienza la verdadera historia… 

 

Si el Covid-19 me lo permite… No vemos en el próximo episodio de: 

 

¡The Lost Dance!






 

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar