Solapas principales

Ibereólica Renovables Ourense: Gonzalo Garcia escribe su octavo capítulo

  • Nuevo proyecto a la sombra de Mikel Uriz, la gran apuesta cobista

Tras una temporada 19/20 de más a menos, el conjunto de la ciudad de As Burgas se ha rearmado con hasta 10 caras nuevas, continuando solamente de la temporada pasada el ala pívot holandés Kevin Van Wijk y el alero onubense Manu Vázquez

Los de Gonzalo García, un ourensano más que cumplirá su 8ª temporada al frente del COB, llegarán al inicio de la temporada con la ilusión y el objetivo de pelear cada partido para meterse en el grupo de ascenso, pero a sabiendas de la dificultad que tendrán en un grupo A cargado de grandes plantillas favoritas a conseguir la única plaza de acceso a Liga Endesa, a lo que hay que sumar los problemas en pretemporada para entrenar en condiciones debido a la ausencia de dos jugadores claves en el exterior como el dominicano Adonys Henríquez y el serbio Djordje Dimitrijevic, que están obligando a los gallegos a realizar una preparación atípica con jugadores entrenando fuera de su posición.

No obstante, no valen excusas, y los ourensanos debería estar llamados a pelear por una de las plazas que dé opción a luchar por el ascenso, gracias a una plantilla versátil que aúna la veteranía de jugadores veteranos y contrastados en la competición como Úriz, Tomàs, Van Wijk o David Navarro con la ilusión y calidad de jugadores sin experiencia en España como Adonys, Brito, Dimitrijevic o Menzies que tratarán de demostrar que pueden tener un hueco importante en nuestro baloncesto, a lo que hay que sumar uno de los mejores entrenadores de la competición como es Gonzalo García de Vitoria. Tendrán que luchar mucho, pero los aficionados ourensanos tienen mimbres para ilusionarse.

palenciacobpretemporada2.jpg

La dirección de juego del Ibereólica Renovables Ourense tiene dueño (Foto: COB)

DIRECCIÓN DE JUEGO. Un auténtico seguro de vida como Mikel Úriz llevará la batuta de este nuevo COB. El vasco es sinónimo de organización, calidad, entrega y saber estar sobre la pista. Viene de ascender a Liga Endesa con el Gipuzkoa Basket y será el encargado de comandar un puesto de base que compartirá con Djordje Dimitrijevic, combo guard serbio que llega directo desde el baloncesto universitario americano dispuesto a aportar anotación, desequilibrio y desparpajo al conjunto cobista. En el caso de ser necesario contarán con la ayuda de un David Navarro que viene de demostrar en Obradoiro que puede asumir perfectamente el rol de dirección de juego de un equipo.

JUEGO EXTERIOR. A la veteranía en nuestro baloncesto de los archiconocidos Joan Tomàs y el ya mencionado David Navarro, se suman los “rookies” Adonys Henríquez, llamado a ser referencia en el juego de perímetro de los ourensanos, y el luso Diogo Brito. El primero, por compararlo con alguien conocido para el público cobista, se trata de un 2-3 perfil Jhornan Zamora, con capacidad para generarse sus propios tiros y al que no le debería de pesar la responsabilidad de asumir buena parte del peso anotador de los de Gonzalo García. En cuanto al portugués, por lo visto en pretemporada, podríamos estar ante una de las sorpresas de la temporada. Un exterior llegado de la prestigiosa Utah State, con físico, calidad y desparpajo para ser importante en el esquema cobista. Junto a ellos, repite de la temporada pasada el onubense Manu Vazquez, que tratará de dar un paso adelante en su juego para ganarse la confianza del cuerpo técnico.

pretemporadabreocob_1.jpeg

Joseph lanza a canasta en la pretemporada 2020-21 (Foto: COB)

JUEGO INTERIOR. Quizás el punto débil de este Ibereólica Ourense por lo visto durante la temporada. Un puesto de 4 formado por el veterano Van Wijk, adaptado a la perfección a la ciudad, pero con ciertas dudas sobre el nivel físico que dará respecto a lo que van a ser sus pares durante la temporada y el ourensano Alex Mazaira, que deberá dar un paso adelante y evolucionar en su juego para ser importante. En el puesto de pívot, el americano Arkeem Joseph está llamado a ser referencia a nada que coja rodaje y ritmo de competición, a tenor del buen sabor de boca que dejó el año pasado en Cáceres. Junto a él, la torre de la liga, el británico de 2,21 Aaron Menzies, que deberá aportar intimidación bajo los aros y el senegalés Massine Fall.

LA ESTRELLA. Bajo mi punto de vista debería ser el navarro Mikel Úriz, un jugador considerado como uno de los mejores bases de la competición los últimos años, que debería tapar el sabor agridulce dejado ahí por Alvarado y Figueras la temporada pasada, con más sombras que luces. Durante la pretemporada ya ha sido más de una vez el mejor de los cobistas. Debería ser referencia.

LA APUESTA. Considerado en estos términos por no tener experiencia en el baloncesto europeo, porque el internacional dominicano Adonys Henríquez, siempre a expensas de ver su adaptación, debería ser un hombre importante en los esquemas de Gonzalo García y uno de los exteriores a tener en cuenta en la LEB Oro. Mucha calidad y físico al servicio del juego exterior de los cobistas.

 

by Alex G. Cid

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
13 años 4 semanas
#contenidos: 
705
#Comentarios: 
6,379
Total lecturas: 
4,614,186