Se encuentra usted aquí

¿Cuáles han sido las mayores decepciones de la Euroliga esta temporada?

La Euroliga entra en su recta final y lo hace con los mejores equipo de la fase regular clasificados para poder continuar disputando el título. Los seis primeros, encabezados por el Real Madrid, tienen su presencia asegurada. Ahora, los que acabaron entre la séptima y la décima plaza (Maccabi, Baskonia, Efes y Virtus) lucharán por los dos últimos billetes.
 
El Real Madrid (27-7) se ha mostrado como el equipo más dominador de la competición y ha liderado la tabla a lo largo de los 34 partidos (4 derrotas en las útimas 9 jornadas). El conjunto blanco cerró la fase regular con récord de victorias tras el agónico triunfo conseguido en Kaunas frente al Zalgiris.
 
 
Sin embargo, en el artículo de hoy hablaremos de las principales decepciones de la Euroliga 2023-24. Los equipos analizados serán Partizán de Belgrado, Armani Milan, Valencia Basket, Bayern Múnich y Estrella Roja.

PARTIZÁN DE BELGRADO, 11º (16-18)

 
El mismo equipo que llegó a la Final Four el año pasado no ha sido capaz de superar la fase regular este curso. Es más, el equipo de Zeljko Obradovic no ha alzanzado el 50% de victorias. La decepción ha sido mayúscula. El Partizan ganó nueve encuentros en la primera vuelta y sólo siete en la segunda dejando mala imagen en el tramo decisivo.
 
James Nunnally, PJ Dozier, Kevin Punter, Zach Leday, Alen Smailagic, Frank Kaminsky...mucha pólvora para un equipo que se ha quedado con récord negativo a una victoria de la Virtus, equipo que delimita los puestos de play-in.
 
 
En cuanto a su rendimiento individual, Kevin Punter ha firmado en Euroliga 15 puntos de media por encuentro, siendo el octavo mejor anotador de la competición. Tras disputar los cinco primeros partidos del curso, una lesión de rodilla le apartó varias semanas de las pistas. Partizán le echó de menos, en una campaña en la que han estado remando a contracorriente para tratar de escalar posiciones en la clasificación.

ARMANI MILAN, 12º (15-19)

 
Probablemente la mayor decepción de la temporada. Milán completa un año en la Euroliga que le saca de la élite pese al presupuesto que maneja y a los movimientos que forzó en el mercado. Esta vez puede ser la definitiva: deben cambiar. Del proyecto que llevó a Ettore Messina a Italia de nuevo, cuando se perfilaba un salto a un banquillo de Estados Unidos con su consistente trabajo al lado de Gregg Popovich en San Antonio, a esto, a sólo esto: no han llegado ni a los diez primeros puestos de la competición.
 
 
Messina se encuentra de nuevo en una situación complicada, ya que es responsable deportivo en los despachos además del entrenador en el banquillo. El legendario preparador de Catania no ha sabido exprimir todo lo que se ha puesto a su servicio. Si bien la temporada se viró en complicada con la lesión de Mirotic, que dejó a la gran apuesta fuera de juego durante trece jornadas, la plantilla era larga y se ha ido ajustando según pasaban los meses.

VALENCIA BASKET, 13º (14-20)

 
Se acabó la temporada de Valencia Basket. Tremendamente compleja y difícil. No se puede marcar como fracaso pero tampoco como éxito, sin Playoffs de Euroliga. Tocan tiempos de reflexión. Y no únicamente sobre banquillo. ¿Hacia dónde orientar el nuevo proyecto? ¿Quién lo liderará?
 
 
El equipo taronja finalizó la temporada en Europa con un 5-12 en la segunda vuelta. Dramático. Y todo ello acentuado con la terrorífica derrota en casa ante ASVEL hace una semana. En La Fonteta se vio a un equipo sin ideas en ataque, sin actitud defensiva y, sobre todo, sin alma.
 
El cambio en el estilo de juego del equipo que trató de poner en marcha Mumbrú, ya destituido, con mucho menos juego colectivo y más individualidades de los exteriores, no ha cuajado, entre otras cosas porque el equipo ha sido incapaz de defender con solidez de manera constante, según ha reconocido el propio técnico en muchas ocasiones.

BAYERN MÚNICH, 15º (13-21)

 

El año I de Pablo Laso con el Bayern de Múnich se termina en Euroliga. Con opciones hasta la penúltima jornada y pagando que es una plantilla joven…sin talento diferencial. Algún momento bueno, sobre todo en noviembre-diciembre cuando encadenaron cuatro victorias consecutivas, pero sensación de estar cortos. Positivo regreso de Serge Ibaka.

El paraguas del Bayern de Múnich, su nuevo club, le ha permitido a Laso experimentar en un entorno conocido como la Euroliga pero con el presupuesto mucho más limitado que el que tenía en la capital de España. Por eso hay que acertar con los fichajes y tener una base fuerte.

 

 

Ha costado con Carsen Edwards, que no ha terminado de progresar en el viejo continente y anda lejos del tirador que se vio en Estados Unidos hace unos años, pero por contra Laso ha podido contar con jugadores expertos en el terreno (Bonga, Obst, Weiler-Babb, Lucic, Giffey o, en su segunda etapa allí, Booker) y ha decidido apostar por otros dos jugadores a los que ha tenido cerca en el Real y de los que quiere hacer bandera.

Con el argentino Leandro Bolmaro, al que se midió varias veces -por ser éste canterano del Barça- antes de dar un salto fallido a la NBA, desea sacar ese potencial y convertirlo en confirmación. Con Serge Ibaka era una cuestión de fe por ambas partes.

ESTRELLA ROJA, 16º (11-23)

 

El equipo de Ioannis Sfairopoulos terminó su participación en la Euroliga encajando una de las mayores palizas que se recuerdan (100-55). El enfado de Milos Teodosic en el tercer cuarto representa la frustración vivida durante toda la temporada. Un grupo repleto de talento que no ha sido capaz de competir por un mísero puesto de play-inVerano de reflexión en tierras serbias.

 

 

Decimosextos, con un récord de 11-23. Cinco victorias en la segunda vuelta. Con uno de los backcourts más poderosos de Europa (Teodosic-Nedovic), y con una rotación profunda en las alas (Giedraitis, Mitrovic, Topic, Hanga...), Estrella Roja ha sido, junto a Armani Milan, la mayor decepción de la fase regular esta temporada. 

 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
0 seg
#contenidos: 
149
#Comentarios: 
438