Solapas principales

Análisis de Lituania: desgranando al rival de España en la final

  • La defensa es la gran base de la selección dirigida por Kazlauskas. Borja Revert, Carlos Jiménez, Igor Minteguia y Cristian Gil muestran más claves

A continuación, os dejamos un análisis de la selección lituana. En él, resumimos el camino de Lituania hasta la final, su estilo de juego y la opinión de Carlos Jiménez intercambiando impresiones con Sito Alonso, y las de algunos colaboradores más de Solobasket.com. Además, al final del artículo hemos insertado un vídeo que no tiene desperdicio, realizado por algún aficionado lituano... o francés.

EL CAMINO DE LITUANIA HASTA LA FINAL

Ganar de 1 contra Ucrania, ganar de 19 a Letonia, perder de 2 frente a Bélgica, ganar de dos a Estonia y ganar a la República Checa de 4. Estos fueron los resultados de Lituania en la primera fase del campeonato; viéndolos, cualquiera podría pensar que mañana España se paseará. Batir a Georgia de 4, llevarse la victoria ante Italia de 10 y ganar a Serbia de 3. ¿Notáis la diferencia? En un espacio de pocos días, la selección lituana ha conseguido ajustarse a las necesidades que cada partido ha exigido y, pese que en la primera fase consiguió resultados que ponían muchas dudas sobre la mesa, los hombres de Kazlauskas han disipado cualquier atisbo de imperfección en su juego en las rondas posteriores. Y cuando decimos "los hombres de Kazlauskas" nos referimos a los 6 elegidos, aunque bien se podría acuñar el nombre de "los 6 fantásticos".  Estamos hablando de Seibutis, Kalnietis, Maciulis, Kuzminskas, Jankunas y Valanciunas: es todo cuanto necesita Lituania para ganar un partido.

 

lituania.jpg

Kalnietis y Valanciunas (Foto: FIBA Europa)
Kalnietis y Valanciunas (Foto: FIBA Europa)

En este torneo se ha demostrado que no se necesita una excesiva profundidad de banquillo para ganar este Eurobasket; sea quien sea el ganador, habrá pasado por encima el esfuerzo y el sacrificio de un grupo selecto de titulares y de secundarios con muchos galones. Una de las cosas que se le ha achacado a Scariolo ha sido la de no rotar suficiente, pero vemos que Lituania supera a España en este aspecto: seleccionando a los 6 jugadores que más minutos han disputado en la selección española (Gasol, Llull, Sergio Rodríguez, Mirotic y Rudy) nos encontramos con un total de 1.225 minutos, nada comparado con los 1.313 minutos en pista de "los 6 fantásticos". Es más, si sumamos los minutos de Gasol, Mirotic, Llull, Ribas, San Emeterio, Reyes y Rudy (1.279) tampoco supera a los inagotables lituanos; es decir, una de las claves del encuentro será cómo España logra atacar al infatigable bloque lituano. 

ESTILO DE JUEGO

A grandes rasgos, podríamos decir que su juego es parecido al de España en este Eurobasket: poco triple, correr y muchos puntos en la pintura. En primer lugar, si profundizamos algo más en las estadísticas, vemos que mientras España anota 7 triples por partido de los 20 que tira, Lituania solo anota algo más de 5 triples de los 16 que lanza. Se podría considerar a Maciulis como el mejor tirador de larga distancia, puesto que no es el fuerte de Kalnietis ni de Seibutis, aunque anoten algún que otro tiro exterior, al igual que Kuzminskas. De este modo, podemos decir que, salvo sorpresa, no será un partido en el que veamos muchos triples. En segundo lugar, correr siempre que se pueda es una consigna clara que les ha impuesto el seleccionador lituano, y es que desde la defensa (con la que roban unos cuantos balones por partido) salen al contragolpe siempre que pueden y consiguen canastas fáciles. Por último, tener uno de los mejores pívots de la competición garantiza un mínimo de puntos en la pintura. Si a este factor añadimos la cantidad de puntos conseguidos en penetraciones entenderemos por qué es una de las mejores selecciones en puntos en la pintura. Además, como ya hemos comentado, la defensa es la gran valedora de esta Lituania, acompañada de un coraje y una entrega envidiables. Desde el corazón, los lituanos nunca se dan por vencidos, siempre defienden hasta el segundo 24 de la posesión aunque hayan jugado 35 minutos ese partido.

maciulis_entrada.jpg

Maciulis entrando a canasta (Foto: FIBA Europa)
Maciulis entrando a canasta (Foto: FIBA Europa)

Con todo, está claro que Lituania no es un dechado de virtudes. Prácticamente no ha liderado en ninguna de las clasificaciones estadísticas más relevantes, pero Kazlauskas ha conseguido que un bloque de jugadores con una rotación limitada esté en la final. Veamos ahora los puntos débiles de esta lituania:

Si hemos hablado de la gran defensa que imprimen los lituanos (5ª mejor defensa del campeonato) también debemos mencionar el noveno puesto que tienen en ataque, con casi 76 puntos por partido. No necesitan más, es cierto, pero delante tendrán al segundo mejor ataque del torneo (85.1 puntos por partido). Asimismo, en una final te pueden salir caros los balones perdidos, y Lituania tiene la cruz: 14 pérdidas por partido hacen que ese sea otro de los puntos vulnerables. En el apartado de las asistencias, también está por debajo del combinado español, con casi 19 (España, casi 21) porque en muchas situaciones del partido abogan por jugarse penetraciones sin doblarla, o acciones individuales que acaban con un tiro a media distancia. Por último, no menos importante es el 12º puesto en porcentaje en tiros de campo (44.5%), algo que España puede aprovechar aumentando el nivel defensivo y provocando errores de los lituanos.

¿QUÉ OPINAN NUESTROS SOLOBASKETMEN?

-CARLOS JIMÉNEZ (@carlosjimenezsb)

¡Qué viene… Lituania!

Intercambiando impresiones con Sito Alonso sobre las más temibles armas que tiene Lituania me decía que lo mejor que saben hacer es atacar las debilidades del rival y, también, ser muy muy valientes.

A estas alturas, con la lucha por las medallas de Bronce y Oro como único capítulo para cerrar uno de los Europeos más trepidantes e igualados de la historia, entiendo que la vitola de ser el equipo favorito ha martirizado a los, evidentemente, grandes equipos del campeonato. Y ese es el mayor peligro que veo para que Pau Gasol y los suyos no puedan culminar un sueño que parecía casi imposible por las múltiples bajas de las selección española, la veteranía de los jugadores puntales, el alto nivel de los rivales y la propiedad del escenario por parte del más potente de los participantes. Porque en la final… ¿Quién es el equipo favorito para mañana? 

Otro de los puntos a favor de los lituanos será la clara dependencia que los de Scariolo tienen de Pau Gasol. Las molestias y el cansancio de un tío de 35 años que ha jugado una intensa y larga temporada en la NBA parece no pasar factura pero es más que posible que Kazlauskas sea más creativo que Collet y aplique sendos dos contra uno contra Pau para que la defensa de un crack como Jonas Valanciunas sea más efectiva que la de Gobert o Lauvergne. El joven gigante lituano de los Raptors, en sus dos enfrentamientos en la NBA ante Pau se quedó en 8 puntos y 12 rebotes en el primero, y 5 puntos y 6 rebotes en el segundo. Ambos partidos fueron ganamos por los Bulls y Pau hizo un 7/17 en tiros de campo en el primero para sumar 17 puntos, 4 rebotes y 3 asistencias. Y 11 puntos en el segundo con 3/9 en tiros de campo, 9 rebotes y 6 asistencias.

Básico que hayan rotaciones en la selección española. Sigo echando de menos unos minutillos para San Emeterio. Vital que la segunda unidad permita descansar lo máximo posible a Pau mientras se mantiene un intercambio de canastas favorable. Vital, de nuevo, el rol de Víctor Claver parando al alero 'fuerte-desequilibrante' rival, el todoterreno jugador del Real Madrid Jonas Maciulis. Vital que al ‘Chacho’ le siga llevando ese hambre de títulos a derrochar desparpajo en momentos en los que sus homónimos casi dividos se han encogido. Sí, va por Spanoulis y Parker. Kalnietis no parece estar en esa mala onda. Vital que entren más triples de Mirotic, Rudy o Llull. Los de Pau Ribas llevan entrando durante todo el campeonato. Vital que Scariolo siga acertando con las alternativas defensivas y los jugadores se mantengan en la estrategia y esfuerzo requerido para ellas. Vital que la afición española, tanto el que se apunta a última hora sin saber bien de qué va ésto como el de siempre, no olvide que, pase lo que pase, estos chicos han llegado hasta aquí sufriendo, y tratando de encajar, un nuevo ciclo después de más de una década ganando con más talento que esfuerzo (aunque no fuera poco), con más compromiso que estrategia (aunque no fuera poca). Para mí, después del partido contra Francia, todos ya son unos campeones que aún lo pueden ser más. Suerte y ‘fairplay’. Y sí, esto va por ‘monsieur’ Collet.

-IGOR MINTEGUIA (@minte1974)

Final inesperada, rival inesperado

Antes del comienzo de este Eurobasket 2015 pocos hubieran apostado por esta final. España estaba por detrás de Francia y Serbia en las apuestas y Lituania se presentaba un escalón por detrás de los favoritos. Sin embargo, los bálticos han ido de menos a más en este torneo y tras situarse en semifinales gracias, en buena parte, al espectacular estado de forma de Jonas Maciulis, se plantan en la final sabiendo sufrir ante una Serbia a la que consiguieron desactivar.

La selección lituana cuenta con una rotación corta, algo que tiene en común con España. Kalnietis, Seibutis, Maciulis, Jankunas y Valanciunas, con Kuzminskas saliendo desde el banco, forman la columna vertebral del grupo entrenado de forma magistral por Kazlauskas. Los minutos de refresco quedan para Milaknis en el perímetro y Kavaliauskas en la pintura. Contando con que el duelo entre Valanciunas y Pau Gasol será un reparto de golpes equitativo, la clave será parar a los dos tres físicos de los bálticos (Maciulis y Kuzminskas) y desactivar a un Mantas Kalnietis que no tiene prácticamente recambio. ¡Ah! Y tener muy presente la final del Eurobasket de 2003, donde España partía como favorita y se llevó un buen disgusto ante el que será su rival en la presente edición del torneo continental. Hubo cierta relajación en aquella ocasión y Pau Gasol y Felipe Reyes lo tendrán muy presente y se lo recordarán a sus compañeros.

- CRISTIAN GIL (@CristianYill7)
 
Lituania, el nuevo ejercito báltico

El combinado dirigido por Jonas Kazlauskas es un ejército bien armado y engrasado, cada jugador conoce a la perfección su rol e importancia dentro de una escuadra que ha brillado, sobre todo, como equipo. Evidentemente, si Maciulis no hubiese estado al nivel de los dioses durante gran parte de este torneo estaríamos hablando de una final distinta, pero el madridista sólo ha sido una pieza más dentro de un puzle que ha demostrado más fortaleza de la que todos vaticinaban. Seguramente, el papel de tapado les haga todavía más peligrosos, de hecho, se han mostrado muy cómodos como secundarios, batiendo a dos equipos que supuestamente estaban un paso por delante de ellos como Italia y Serbia.

El objetivo de España deberá ser controlar el rebote, un aspecto bien dominado por Lituania, y a Valanciunas, un jugador que está mostrando una versión más madura y determinante. Además, el trabajo de Claver y Rudy en defensa volverá a ser importante, algo a lo que podemos añadir la necesidad de minimizar el potencial de Kalnietis y su lectura del bloqueo directo y continuación.

Lituania ha vuelto a demostrar que el baloncesto de fe sigue vivo. Son sólidos, se sacrifican, se esfuerzan, reman todos juntos en busca del bien común y, sobre todo, creen en sí mismos y en sus posibilidades de forma ciega. La realidad es que Kazlauskas ha sabido cambiar el rumbo de una selección que puede que haya perdido nombres, pero ha ganado en colectividad. 

VÍDEO CON EL QUE LOS LITUANOS SE PREPARAN PARA LA BATALLA FINAL...
 
 

:)

Posted by Šūdmaliai on Sábado, 19 de septiembre de 2015

 

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
5 años 3 meses
#Contenidos: 
509
#Comentarios: 
1,731
Total lecturas: 
1,557,326

Comentarios

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar