Solapas principales

Baskonia pierde en San Petesburgo el partido de los errores (72-66)

  • Un último minuto dramático entregó la victoria a Zenit
  • Will Thomas fue el mejor de un partido marcado por las imprecisiones

‘Partidus Horribilis’: Desde incluso antes de echar a volar el balón se intuyó que este partido sería algo paranormal. En la mejor Euroliga de la historia se estaba jugando un partido en condiciones de cualquier categoría de regional en un pabellón de pueblo. Sin tiempo, sin posesión… “A ver si por lo menos el juego es de nivel” pensamos ilusos como yo. Pero, por desgracia, tampoco. 41 perdidas entre los dos equipos. Imprecisiones, fallos imposibles de explicar, pasos, dobles, fueras de banda. En definitiva; el despropósito en su máxima expresión.

‘El último minuto’:  Imposible gestionar peor el ultimo minuto del partido de como lo hizo Baskonia. Imosible de creerlo, imposible de entenderlo. Desde el 63-65 favorable a Baskonia con algo más de un minuto todavía por jugarse, un gran rebote ofensivo de Zenit finalizó en el empate a 65. Tras el ‘time out’, Shengelia erró un ataque en el que se ofuscó demasiado. La contrarréplica llegó con canasta de Ponitka, para poner el 67-65. Tras otro tiempo muerto, Baskonia disponía de más de 35 segundos para diseñar bien un ataque. Sin embargo, nada de movimiento. Stauskas perdió el balón y al contrataque Zenit mató el choque. Todavía buscó el Baskonia la heroica, pero Henry sumó una perdida más a su casillero para sellar la derrota.

‘Super Will Thomas’: El ex de Valencia Basket disputó en el día de hoy uno de los mejores partidos a nivel personal de lo que va de Euroliga.  19 puntos con tan solo un tiro fallado, 6 rebotes, dos robos y 27 créditos de valoración, además de una aportación vital en labores defensivas y ofensivas en los momentos clave. Will fue el hombre ‘clutch’ de Joan Plaza.

La decimonovena jornada de la Euroliga se daba cita en la preciosa ciudad rusa de San Petesburgo para albergar el primero de los dos partidos que disputará Baskonia en tierras rusas esta semana, con doble jornada de Euroliga. Kirolbet Baskonia afrontaba este trascendental partido montado todavía en su particular vagón de montaña rusa del que de momento no consigue salir. Tras una dura derrota el último partido de Euroliga ante Fenerbache en el Buesa Arena, el conjunto vitoriano cosechó una importante victoria en Gran Canaria el pasado domingo, que parecía indicar que este equipo despertaba.

 Con esta dinámica tan irregular, Baskonia llegaba a la ‘Ciudad de los Zares’ para verse las caras con un Zenit de San Petesburgo muy ‘españolizado’, empezando por el técnico Joan Plaza y por varios jugadores que han pasado por nuestra liga. Zenit, último clasificado en Euroliga, tan solo había cosechado una victoria en casa delante de su afición, con un bagaje de 5 victorias y 13 derrotas hasta la fecha. Sin embargo, el partido no sería un placido paseo por la luminosa y comercial ‘Avenida Neviski’ para Baskonia, o un relajante y turístico paseo en barco por los rincones de la ‘Venecia del Norte’. Joan Plaza había preparado el partido a conciencia, y a los hombres de Ivanovic les esperaba una emboscada en tierras rusas.

El partido empezó con una situación de lo más anómala, y realmente tercermundista para una competición del calibre de la Euroleague; absolutamente toda la primera parte tuvo que jugarse sin tiempo, ni el general de partido ni el de posesión, generando una confusión tanto a jugadores y cuerpo técnico que complicó muchísimo las cosas. Tan solo un pequeño reloj de posesión en el suelo en un de las esquinas del parqué. En lo meramente baloncestístico, Will Thomas dejaba los primeros destellos de lo que sería una gran noche para el estadounidense ex de Valencia Basket.

Pese a que la temperatura en el día de hoy en San Petesburgo era realmente alta (cercana a los 8 grados centígrados en todo momento del día), Baskonia pareció salir realmente helado a jugar su partido en esta emblemática ciudad del norte de Rusia. Perdidas, imprecisiones, pasos, fueras de banda… un cumulo de despropósitos, que, de no llegar a ser porque Zenit estaba parecido, hubiesen convertido este partido en una auténtica sangría. En el ‘duelo del menos malo’, Zenit se estableció en una ventaja cercana a los 10 puntos y ya no lo soltó. Al igual que el famoso ‘Crucero Aurora’ reconvertido en museo y emblema de la ciudad, Zenit echó el ancla y se amarró en ese colchón que a Baskonia tanto le costaba cerrar.

La conexión entre dos ex-ACB hacía estragos al conjunto visitante, que no podía parar de ninguna manera a un portento físico como Ponitka ni a un Colton Iverson que se convirtió en ‘Zar’ de los rebotes y canastas debajo de canasta. Tan solo Toko Shengelia y Nik Stauskas podían contrarrestar esta falta de ideas de la que padecía Baskonia.

Así las cosas, al principio del último cuarto pudimos ver a un Baskonia reconozible; intenso en defensa y muy solidario en el esfuerzo. Dos triples de Henry y Janning, y un canastón de Michael Eric digno de ser expuesto en el Museo del Hermitage, segundo museo más grande del mundo tras el Louvre de Paris, y referencia para los amantes del arte, hicieron que Baskonia lograse la igualada, por primera vez desde el minuto 1 de partido, donde Zenit se distanció.

Con esta situación agónica se llegó al último minuto, con 65-65 y todo por decidir. Desde el prisma Baskonista, la gestión del último minuto fue un absoluto despropostio, digno de ser representado en el ‘Teatro Mariinsky’ de San Petesburgo como una obra de arte dramático. Muy dramático. Dos perdidas de Stauskas y Henry, encadenadas con malas actuaciones defensivas, sumado a la inspiración de Will Thomas estos últimos compases generó que la victoria se quedase en Rusia, y que Baskonia vuelva a perder en Euroliga dejando una imagen muy pobre.

zenit1.png

Euroleague

zenit2.png

Euroleague

 

 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
6 meses 3 semanas
#contenidos: 
33
#Comentarios: 
103
Total lecturas: 
43,665

Comentarios

Pa partido de los errores el del fuenla-betis del otro día, que estaba de los nervios con el Betis y encima es que ganaba por 15! imagináos el partido de los otros... al hilo, que le pasó a Fall? El otro día en EL fue muy potable y hoy un minutito... lesionado??

Si que hubo errores y tambien aciertos. A pesar de todo Baskonia tuvo opciones de ganar y seguir con opciones remotas de playoff pero el costo me parece excesivo. Minutada de algunos jugadores y banquillada para otros que se ven ninguneados. Supongo que Dusko sabe que el Viernes juega contra CSKA y el Domingo en el Wizink y que le queda media temporada de ACB y EL. Yo esto no lo veo. Que pongan a Berrocal.