Solapas principales

Cuestión de roles: en busca del líder perdido

  • Parker ha sido la gran estrella del Eurobasket desde su rol de líder de la selección francesa
  • En España, en cambio, dicho rol ha quedado vacante

En la Selección siempre se ha sacrificado el rol que cada uno tiene en su equipo para el bien común“, comentaba José Calderón en la final del Eurobasket, respondiendo a Daimiel sobre su adaptación a la posición de escolta que ha desempeñado durante el campeonato europeo celebrado este verano.

Precisamente, roles a desempeñar hay muchos. Desde el tirador al defensor, del generador de juego al currante en la pintura, del entrenador dentro de la pista al rey de los intangibles o del generador de buenas dinámicas y unión del equipo al líder. Él es el hombre; el líder; siempre necesario y a quienes todos buscan en un final de partido ajustado. Cada conjunto reza para encontrar a su elegido, a la estrella que sea capaz de asumir el peso del equipo sobre sus hombros, de no esconderse cuando a todos quema el balón y de lanzar la moneda al aire en el último instante con el fervor deseo y la total confianza en obtener el resultado deseado. El líder.

Parker ha sido sin duda alguna el líder de este Eurobasket, llevando a la selección francesa, por primera vez en su historia, a la medalla de oro. Al jugador galo no le ha temblado el pulso a lo largo de la competición. Sus compañeros le identificaban como la estrella del equipo, el jugador referente al que dar el balón. Ante el peligro, enfrente del miedo, Parker asumía sus galones y su condición para dirigir y anotar, como muestra su media de 19 puntos por partido (máximo del campeonato), anotando siempre en los momentos más delicados.

Aunque el base de los San Antonio Spurs es “el hombre”, también se han visto otros jugadores con el rol de líder en sus respectivos equipos. Por ejemplo, Goran Dragic, estrella indiscutible de la selección anfitriona, que en todo momento se manifestó como el guía a seguir por sus compañeros de la selección eslovena. O Bojan Bogdanovic, que nunca decepcionó en Croacia, mostrándose como uno de los mejores aleros de la competición y al que acudían en cualquier momento de incertidumbre sus más allegados. La lista podría continuar con un renovado Linas Kleiza, recuperando su posición de líder de la selección lituana, o por Marco Belinelli, el canalizador de la transalpina.

Pero, en España, ¿quien ejercía de líder? En un principio todo parecía indicar que los galones recaían sobre el juego interior, concretamente sobre un Marc Gasol distinguido como  mejor pívot del torneo y al que se ha sobreexplotado a minutos. Si no era él, la responsabilidad debería ser para Calderón o Rudy, los dos llamados a ser los sucesores de Navarro, ya sea por obligación o por talento. Al final, sobre ninguno de los tres. Ni Marc, ni Calderón ni Rudy.

Cuatro finales apretados vivió la selección dirigida desde el banquillo por Orenga y cuatro partidos perdió. La pelota quemaba y nadie, salvo Sergio Rodríguez, parecía a gusto con la patata caliente. El rol de líder, vacante en la Roja. El Parker, Dragic, Bogdanovic, Kleiza o Belinelli español estaba de parranda, desaparecido en combate. Nadie asumió dicha responsabilidad dando la sensación que ha nadie se le había asignado dicho rol. El más importante. El imprescindible.

Parker lo ha demostrado como mesías de la nueva Francia de Collet; como meses atrás lo hizo Spanoulis en Londres llevando al Olympiacos a la segunda corona europea de clubes consecutiva. España ha jugado el Eurobasket sin un referente al que dar ese último balón, un líder que debería haber asumido todas las responsabilidades; un líder planificado previamente desde la distribución de roles.

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
7 años 2 semanas
#Contenidos: 
280
#Comentarios: 
3,085
Total lecturas: 
1,646,304

Comentarios

Artículo bastante ventajista. Marc ha sido el líder de esta selección indiscutiblemente, tanto en ataque como en defensa, siempre que ha estado al 100 por cien en intensidad, es decir, en los cruces y cuatro ratos más..pero de ahí a decir que no hemos tenido líder me parece muy atrevido. Es cierto que no se ha tirado los balones calientes, pero es que en los finales de partido, en general, se permite casi de todo, y son los exteriores los que tienen que asumir esos tiros. Así ha sido en Europa desde que tengo uso de razón. Si se le hubiese ganado a Francia, que bien cerca se estuvo, no existiría esta clase de artículos.

Vale, de acuerdo, pero que pa tirarse la ultima el que faltaba se llamaba Navarro y ya esta. No se necesita lider de 37 minutos en pista a me tiro todo lo que puedo.Eso es para los equipos mediocres. Insisto, de acuerdo que faltaba un hombre para el ultimo tiro, pero de ahi a que faltase lider va un abismo. Sin animo de faltar pero...?lo de Kleiza es broma no?...ese tirar del carro?? Pero si todos le hemos visto perder lo menos 9 kg en el campeonato...que ha salio del mismo hasta mas guapo y to. En serio, me gusta mucho Kleiza, lo tenia en la mayoria de equipos del SM, pero este año no. Lituania, para mi gusto, ha sido el campeon moral como equipo, por lo menos a partir de la segunda fase, han realizado rotaciones de equipo perfectas y han perdido la fianl por no jugar como los partidos anteriores.
Saludos

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar