Solapas principales

El Barça se redime ante Panathinaikos (81-92)

  • Abrines dinamitó el partido con un espectacular tercer cuarto
  • Los griegos anotaron solo doce puntos en el último período

Abrines está de vuelta:

En uno de los momentos más complicados del partido, apareció la mejor versión de Àlex Abrines. Como tirador puro saliendo de bloqueos, como defensor feroz y muy activo de manos para robar balones y también como mago para dejar una perla en la última jugada del tercer período. Más allá de su acierto en ataque, su determinación en defensa será lo que lo lleve a sumar más minutos en la rotación de Pesic, y se lo está ganando a pulso.

 

Lo de Calathes es escandaloso:

Pocos bases más completos hay en Euroliga que Nick Calathes, por no decir ninguno. Su manejo de las situaciones tanto a nivel físico como mental lo ubican en lo más alto de los jugadores de Europa,y él se empeña en seguir demostrándolo partido a partido. Capaz de anotar, defender duro, rebotear y, cómo no, asistir. La especialidad de la casa son las asistencias, y hoy dio un clinic de esas. Es el motor del un equipo muy físico como el Panathinaikos y el eje sobre el que apoyar todos los contragolpes.

 

El Barça necesita volver a sonreír:

Si bien los culés están en posiciones privilegiadas de la clasificación tanto en la Liga Endesa como en la Euroliga, no se respira un clima de alegría por los alrededores del Palau. La derrota en Copa ante el Valencia fue un golpe duro, y el equipo tendrá que seguir ganando para poder olvidarla. Más allá de las victorias o derrotas que le toque afrontar al conjunto de Svetislav Pesic, lo que necesita el equipo es volver a sonreír, a divertirse en la pista y trasladarlo así a las gradas. La vuelta de Heurtel, para la diversión, será un aliciente asegurado.

 

 

Àlex Abrines no es el mejor jugador de la plantilla del Barça, pero qué importará quién lo es. Un equipo con una de las plantillas más largas de Europa puede darse el lujo de, con permiso de Mirotic, discutir quien es el mejor jugador del equipo. El Barça es como esos libros de final abierto. Más allá de que la historia sea buena o no, todo parece arreglarse con un buen final, en el que el consumidor puede elegir su propio veneno.


El partido, fiel al estilo griego, fue muy trabado por momentos. Los griegos, sabedores de las dificultades que arrastran los blaugranas para atacar desde el 5 vs 5 estático, hicieron todo lo posible por frenar los contragolpes rivales. De ahí que fuera Bentil quien saliera de titular y quien cerrara el encuentro por delante de uno de los mejores del equipo como DeShaun Tomas.


Durante los primeros veinte minutos, los pupilos de Pitino consiguieron su objetivo de asfixiar la circulación de los de Pesic y obligarlos a lanzar triples. Sin acierto, los blaugranas se obsesionaron en el ataque desde el pick and roll, al que no le pudieron sacar buenos resultados. Una defensa muy cerrada de los griegos y un sacrificio grande para ocupar todos los lugares de la pista por los que intentó perpetuar el Barça.


El acierto en los triples cambió por completo el partido. De la mano de Delaney, Higgins y de un excelso Abrines, los espacios cada vez se hicieron más presentes en la defensa y lo que antes parecía la muralla china pasó a ser el muro de Berlín del 89. El balear dinamitó el partido con una segunda parte digna del Abrines que lo llevó a la NBA hace ya cuatro años.


En los locales, Calathes  comandó una unidad que estuvo muy bien escoltada por Papapetrou, Papagiannis y Fredette. El base griego, alma y motor del equipo, no claudicó en su esfuerzo por tumbar a los blaugranas, dejando varios pases marca de la casa. Los demás pecaron de irregulares, y no lograron el objetivo.


Mirotic, que hasta los últimos tres minutos había hecho un partido discreto con doce puntos, se apuntó ocho en los últimos 180 segundos de partido, castigando desde el triple y sacando faltas para ir a matar el partido desde la línea de tiros libres. Davies, inspirado por el carácter de remontada del equipo, nos devolvió algunas de las imágenes del Brandon Davies que habíamos visto los primeros partidos de la temporada. Incisivo hacia el aro y físico como pocos para arrasar con todo lo que intentase pararlo.


Los griegos no supieron aprovechar un colchón de once puntos en el tercer período y terminaron cayendo ante un Barça que esta vez hizo los deberes en los minutos finales. Una victoria a domicilio en campo heleno es una alegría tras la derrota copera, aunque una tirita no siempre alcanza para según que heridas.

estadisticas_pao_vs_barca.jpg

Estadísticas Panathinaikos. Vía: Euroleague.

estadisticas_barca_vs_pao.jpg

Estadísticas Barça. Via: Euroleague

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
1 año 9 meses
#contenidos: 
121
#Comentarios: 
234
Total lecturas: 
232,429

Comentarios

El Barsa demostró ayer que puede jugar de una forma más lógica y con más intensidad que en copa. 43 T2 y 29 T3 y forzando faltas para conseguir 26TL. Elemental Watson!

El mejor último cuarto de la temporada. El Barça ha sabido resistir al vendaval griego hasta el tercer cuarto y cuando peor estaba la cosa han aparecido los cracks. Davies ha sido clave con su versatilidad para frenar a Papagiannis, Mirotic ha anotado cuando se necesitaba y Higgins ha vuelto a ser el del CSKA. Abrines poco a poco va volviendo, y esto es una gran noticia para el equipo

Pitino también ha ayudado quitando a Deshaun Thomas y sacando a Ben Bentil, que no ha dado una a derechas en los tres últimos minutos. Todo lo que ha hecho el ganés en esos 3 minutos ha sumado para el Barcelona. Saludos y enhorabuena por la victoria. El factor cancha lo tenéis casi en el bolsillo asegurando los partidos de casa.