Solapas principales

Estreno europeo sobre la bocina para Casademont Zaragoza (73-74)

  • Triunfo sobre la bocina para los chicos de Porfi Fisac que fueron perdiendo fuelle a lo largo del partido debido a las bajas de Justiz y San Miguel en el primer cuarto

El Besiktas Akatlar Arena sería el invitado de honor en el partido que enfrentaba a los dos equipos más fuertes del grupo D, o al menos eso era lo que opinaban los entrenadores del resto de equipos del grupo.

Inicio de partido de Casademont Zaragoza calcado al que pudimos ver el fin de semana pasado, con un nivel defensivo muy alto, ahogando en cada ataque a Besiktas y sin darle apenas oportunidad de anotar, mientras que en ataque volvía a verse un equipo muy fluido y que sabía en todo momento como atacar a su rival. Dusko Ivanovic movía el banquillo intentando encontrar una forma de bajar la ventaja favorable a los rojillos, que ya se encontraba por encima de los 10 puntos, y poder acomodarse en el encuentro, pero los visitantes no quitarían en ningún momento del primer cuarto el pie del acelerador y llegarían al final del cuarto con un marcador favorable de 11 a 24, aunque no todo sería positivo, ya que tanto Rodrigo San Miguel como Javier Justiz se tenían que retirar al banquillo lesionados.

Un segundo parcial en el que los maños habían bajado un poco el ritmo tanto en ataque como en defensa pero seguían siendo un gran escollo para los turcos, que intentaban a través de los triples de Toddrick Gotcher y de las penetraciones de Shaquielle McKissic acortar diferencias, pero Nicolás Brussino y Nemanja Radovic mantenían en todo momento la diferencia en torno a los 10 puntos y mantenían el partido donde Casademont Zaragoza quería, ayudando así a que el resultado en la finalización de la primera mitad fuese favorable para los maños por 30 a 43.

La salida de los vestuarios era tal y como se esperaba por parte de los turcos, mordiendo en defensa y subiendo revoluciones en ataque, mientras que los zaragozanos veían como su intensidad defensiva había bajado varios puntos y veía como los locales poco a poco comenzaban a recortar diferencias y a entrar de forma plena en el encuentro. Ambos equipos cometían muchos errores en los últimos minutos del cuarto, para beneficio de Casademont Zaragoza, ya que veía como poco a poco se notaba la falta de dos de sus jugadores más importantes y el cansancio se hacía notar para suplir dichas bajas (48-54).

Los últimos diez minutos comenzaban con un Besiktas saliendo en tromba a por todas mientras que Casademont Zaragoza no podía defenderse de las acometidas de los locales, que hacían tanto daño a la defensa maña que lograban incluso ponerse por delante en el marcador y con una inercia que dejaba entrever que podrían marcharse en el encuentro, pero D.J.Seeley no había dicho sus últimas palabras en el partido y a base de triples cortaba la racha y volvía a ponerse ligeramente por delante. Los minutos finales del partido fueron un sufrimiento total para los zaragozanos que se veían con el depósito en la reserva y con unos turcos que olían sangre y querían que la victoria se quedase en Estambul a toda costa llegaban a ponerse por delante a falta de 11 segundos para el final con un palmeo tras un tiro libre entre McAdoo y Radovic. El balón lo sacaba Casademont Zaragoza desde el campo rival y justo cuando parecía que no podrían anotar y ganar el partido, Seeley lograba provocar una falta de tres tiros a falta de 4 décimas para el final del encuentro y le daría la victoria por 73 a 74 a su equipo tras anotar dos de los tres tiros libres.

Sin aliento, pero sin dejar de creer: el partido fue tremendamente agotador para un Casademont Zaragoza que veía como a la baja ya conocida de Seibutis se sumaban tanto Justiz como San Miguel en el primer cuarto y la rotación de Porfi Fisac se veía muy reducida con aún 30 minutos por delante. Pudieron aguantar hasta después del descanso sin excesivos problemas pero en las segunda parte ese cansancio se iba acumulando y veían como Besiktas se llegaban a poner por delante en varias ocasiones, incluso a falta de 11 segundos, pero este equipo ya nos demostró la pasada campaña que no se rinde hasta que el tiempo no se acaba y con una jugada un tanto pardilla por parte de Batuk (todo hay que decirlo) lograban sacar una victoria que costó sudor y lágrimas.

 

McAdoo aprovechaba la ventaja interior para ser una pesadilla: en cuanto Javier Justiz se tuvo que retirar lesionado de la cancha, la pesadilla de James McAdoo se terminó por la vía rápida. No había podido entrar en juego a lo largo del primer cuarto, pero en cuanto el cubano dejó de cubrirlo fue una auténtica pesadilla bajo los tableros para los rojillos. 18 puntos y 12 rebotes y un palmeo que bien podría haberle dado la victoria a su equipo, pero que terminó por no ser suficiente para asegurar la segunda victoria en la competición europea.

 

Brussino, destacando sin hacer mucho ruido: D.J.Seeley volvía a ser quien dirigía al equipo a la victoria en los minutos finales y sobre quien posiblemente volviesen a posarse los focos, pero en este partido me veo con la obligación de destacar por encima de los demás a Nicolás Brussino. Ya no sólo por ser el jugador más valorado de su equipo, con 13 puntos, 6 rebotes y 3 asistencias para 18 de valoración, sino por esos intangibles tanto en defensa como en ataque que ayudan en todo momento a su equipo a ser más sólidos. Muy buenas defensas sobre los jugadores tan físicos de Besiktas y una selección muy correcta en el lanzamiento que vuelven a dejar un gran sabor de boca en un jugador que partido a partido se muestra capital para los intereses zaragozanos.

estadisticas_besiktas-casademont_zaragoza.png

Estadísticas Besiktas-Casademont Zaragoza

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
2 años 1 mes
#contenidos: 
104
#Comentarios: 
232
Total lecturas: 
239,210

Comentarios