Solapas principales

Goran Suton, ¿futuro en Europa? (Foto http://collegehoopsupdate.com).

Goran Suton: Del horror de la guerra a la gloria deportiva

  • Se salvó del genocidio serbio en Bosnia y tuvo la suerte de recalar en la misma universidad que Magic Johnson. Sus grandes actuaciones en el March Madness le configuran como uno uno de los hombres a seguir en la Final Four a la vez que le abre un futuro profesional atractivo.

Goran Suton ha vivido las dos caras de la vida. La más amarga le tocó experimentarla en su Sarajevo natal. Mientras las nuevas selecciones jóvenes de Europa como Croacia y Lituania se hacían grandes en Barcelona 92, un pequeño bosnio de 6 años sufría los horrores de la ira serbia sobre Sarajevo. Los primeros sonidos de su infancia de este niño aficionado al fútbol eran "ensordecedoras sierenas y disparos de armas de fuego". A la edad de seis años su familia acertó a coger el último vuelo hacia Belgrado para escapar del genocidio serbio. Murieron más de 250.000 personas y casi dos millones se exiliaron. Cuando regresó a la edad de 14 años se encontró con un país en ruinas, incluido su antiguo hogar, y mucha intolerancia. Sus padres, un católico crota y una griega ortodoxa serbia, formaban un matrimonio imposible en una encrucijada de religiones y odios. Goran ya jugaba al baloncesto y empezaba a destacar pero lo mejor para la familia fue tomar otro avión, en este caso hacia un futuro mejor. Su destino era Michigan, concretamente Lansing, donde vivían dos hermanos de su padre. Aconsejado por uno de sus entrenadores en Bosnia entró a estudiar en un high school cercano a la capital de Michigan, el mismo donde cursó estudios Earving Johnson y desde hace cinco temporadas es miembro de los Spartans de Michigan State. Estamos hablando de la misma universidad que alcanzó la gloria con Magic Johnson en la final del 79 contra el también mítico Larry Bird, entonces en Indiana State; la misma de donde han salido grandes jugadores como Steve Smith, Scott Skiles, Jason Richardson, Kevin Willis o Zach Randolph.

Unos años después, Goran  Suton, un pívot de 2.08 y 111 kg, ha saltado a la fama a partir del Sweet Siwteen. Michigan State protagonizó una de las mayores alegrías para su mentor Tom Izzo ante los vigentes campeones. El partido entre Kansas y Michigan State vivió un gran enfrentamiento entre Cole Aldrich y Suton. El center sophomore de Kansas acabó con 17 puntos, 14 rebotes, 4 asistencias, 2 robos y 4 tapones pero Suton no se quedó atrás con sus 20 puntos –tope personal en esta temporada- 9 rebotes, 5 recuperaciones y un tapón. No hay que olvidar que Aldrich se proyecta como top ten en el próximo draft por lo que el regusto de la actuación es doble. Kalin Lucas fue el héroe anotando los últimos 7 puntos pero aquel día se materializaba la apuesta personal que hizo Tom Izzo por el jugador bosnio.

La gran actuación ante Kansas no fue flor de un día ya que en la Elite Eight Michigan State daba la sorpresa ante Louisville gracias a su soberbia actuación. El pívot acabó con 19 puntos pero anotó 17 de los primeros 30 puntos de su equipo, incluidos tres triples. El niño de la guerra añadió 10 rebotes, 4 asistencias y un tapón en un gran triunfo ante los chicos de Pitino, equipo que solamente pensaba en la Final Four. Su rival en la zona, el gran freshman jamaicano Samardo Samuels, se quedaba en 0 puntos y 7 rebotes. Todo un lastre para los Cardinals.

Pasión por el Big Mac

Lejos atrás queda la imagen de niño “gordo” –producida por su amor al fast food- con la que llegó a Michigan State. Le sometieron a una severa dieta, donde tenía prohibido comer después de las 20.00 h, le sometieron a muchas horas de ejercicio físico y le reeducaron en la alimentación hasta que lograron que el 20% de grasa corporal se quedara en un 8%. Al final de su año sophomore su cuerpo ya estaba cincelado para poder rendir en el college. Suton es lo que en términos universitarios se conoce como un fifth year senior, jugador que durante el primer año no juega porque no cumple los requisitos académicos.

A partir de su tercer año es cuando Suton empieza a hacer más daño en la zona promediando 8 rebotes por partido, cifra que ha mantenido en esta temporada. El bosnio ha llegado a los 10 puntos de media y se ha atrevido con el triple, anotando 18 de 43 intentos. Esta campaña, la de su consagración, ha sido, además, el mejor reboteador de la Big Ten y dicen que nunca han visto mejores movimientos ofensivos en la zona desde que Zach Randolph puso rumbo a la NBA. Esta temporada sufrió su segunda lesión en la rodilla -la primera fue en su etapa de high school- pero sólo se perdió 5 encuentros. La lesión fue a principios de temporada y no hay rastro de ella ya que ha llegado en plenas condiciones a la Final Four donde se espera que sea un elemento desequilibrante.

En frente tendrá a Hasheem Thabeet, el gigante tanzano que ya ha sufrido esta temporada ante pívots más pequeños como DeJuan Blair o Greg Monroe. Thabbet es el elemento desequilibrante como lo puede ser también Suton. El africano no viene de hacer un buen encuentro ante los bajitos de Mizzou aunque sus medias de 13.5 puntos, 10.9 rebotes y 4.3 rebotes causan un respeto. Los expertos están al acecho de que se produzca otra gran actuación del espartano. El bosnio ha pasado de ser acusado de ser un jugador lento y blando a ser propietario de un  perfil muy atractivo. Se le podría comparar con Nicola Pekovic aunque no tiene tanta fuerza como el serbio y posee un mejor lanzamiento. De momento, sin embargo, no hay previsiones de draft para él. Sí las hay, por ejemplo, para jugadores europeos como Sergio Llull, Milenko Tepic, Henk Norel o Nando de Colo. Estaremos expectantes pues el sábado a partir de las 6 de la tarde, hora local de Detroit, para asistir, o no, a su consagración definitiva.

¿Futuro en Europa?

Goran Suton jugó en la selección bosnia cuando tenía 14 años pero según algunas notas publicadas en la red, Jasmin Repesa, técnico de la selección de Croacia, podría haber iniciado un acercamiento para que forme parte del grupo de trabajo del que salga el combinado para el Europeo de Polonia. Cabe recordar que su padre, Miroslav, es de nacionalidad croata. Si se decidiera por la selección bosnia podría pasar a integrar un interesante grupo con gente muy válida como Teletovic o Dedovic, jugador de la cantera del FC Barcelona.

También podríamos verle pronto en un buen club europeo. Importantes jugadores europeos que recientemente causaron una grata impresión en el college como Sasha Kaun o Ivan Radenovic apostaron por iniciar un futuro profesional en Europa. ¿Quién sabe si algún ojeador ACB ha iniciado ya un seguimiento exhaustivo sobre el jugador?

Sobre el autor

Antiguedad: 
11 años 7 meses
#contenidos: 
1,133
#Comentarios: 
11,666
Total lecturas: 
9,139,721

Comentarios

Yo no entiendo mucho de politikeo y prefiero guardarme mis preferencias, en cuanto al balonesto este chico parece que tiene muy buena mano vistos algunos videos en youtube. y el publico lo quiere mucho.

muy tremendista la descripción del conflicto de los balcanes. Conozco esa zona por haber estado trabajando allí cinco meses, y no es justo demonizar a los serbios.

Por otra parte estáis cayendo en una inexactitud. El jugador es serbio, así que no "huyó del genocidio serbio", huyó de una guerra, simplemente. Y al volver a su casa, con su ciudad "dominada" (si se me permite la expresión) por los musulmanes... pues eso, que no pudo quedarse.

Conozco personalmente a serbios de Sarajevo en la misma situación. Del barrio de Ilizda, en concreto. Muy triste todo. No hace falta tanto sensacionalismo.

No se si este es un foro adecuado para hablar de politica pero no hace falta ser muy listo para ver quienes eran los debiles en esa guerra y los que llevaron la mayor parte de las hostias.

creo que guspresa, solo quiere decir, que este chaval de padre croata y madre serbia, que huyo a BELGRADO, capital de serbia, evidentemente no huia de los serbios, no a entrado a valorar si unos son mas buenos que otros, ni nada de eso.

Repito por si no estaba claro, NO HAY QUE DEMONIZAR A LOS SERBIOS.

Que sus dirigentes en esa época la liaran parda no quita con que los serbios, en general, sean un pueblo excelente.

Evidentemente pienso que Milosevic, Karadic, Mladic y demás delincuentes deben ser judjados por sus crímenes. Pero lo mismo que los del otro bando.

A ver si no tergiversamos mis palabras.