Huelga en el Mundial de España, ¿el final de la Generación Dorada argentina?

  • Luis Scola: "Si no juego el Mundial, será por culpa de una gestión horrenda"
  • Luis Scola: "Todos se echan la culpa y no sabemos qué pasó para llegar a este estado"
  • Chapu Nocioni: "Sólo deseamos que las cosas se hagan bien"
  • Luis Scola: " No hay riesgo de que renunciemos siempre y cuando se cumplan las cosas que la Secretaría de deportes nos prometió"
  • Manu Ginobili: "Lo que buscamos no tiene nada que ver con nosotros. Lo hacemos para dejar un legado más importante q el que dejamos en la cancha"

Germán Vaccaro
Los problemas institucionales y económicos que viene arrastrando la CABB desde hace ya tiempo atrás pueden desembocar en la no presencia de sus jugadores en el próximo Mundial de España. Los cambios en la directiva no han surgido el efecto deseado a corto plazo y el malestar de los jugadores ha seguido "in crescendo" en los últimos días. Las declaraciones de Luis Scola al diario Clarín han sido el desencadenante y se empieza a plantear incluso una huelga y no acudir a la cita mundialista.

Antes de explicar la situación actual, es conveniente echar la vista atrás y hacer un repaso cronológico. Para ello, vamos a hacer uso de las ocho claves que expuso Julián Mozo en el diario Olé hace unos días. Todo empezó a desencadenarse con la salida de Germán Vaccaro, anterior presidente de la CABB, presionado por los jugadores de la Generación Dorada y el secretario de Deportes por las sospechas sobre su gestión ecónomica. Ricardo Siri se hizo cargo de la CABB, quien hasta ahora era el responsable del Torneo Federal, la categoría argentina equivalente a la Adecco Plata española. El nuevo dirigente ni solventó las deudas ni realizó la auditoría que solicitó la Asociación de Jugadores (en adelante, AdJ) y para colmo no solucionó a tiempo el tema de los seguros antes de que los internacionales comenzasen la concentración para el Sudamericano. Se convocaron elecciones para la CABB y si salió elegido Ricardo Siri ni Mario Ontivero, el candidato favorito de los jugadores. El nuevo presidente electo fue Daniel Zanni, que venció por 12 a 10 a Siri después de que Ontivero no se presentase. 

El primer problema del nuevo presidente fue solventar el asunto de los seguros y el viaje para el Sudamericano y pudo salir al paso de su primer escollo, reconociendo la deuda con los jugadores de $5.000.000 desde el año 2010. La AdJ seguía sin apoyar al nuevo presidente y seguía exigiendo una auditoría externa y un cambio en el modelo de gestión de la Federación. Poco días después, comenzaron las reuniones con los jugadores para tratar todo el tema de la preparación para el Mundial y fue cuando tuvieron lugar las declaraciones de dos pesos pesados como Nocioni y Scola.

Beirán y Doblas intentan parar a Nocioni
Beirán y Doblas intentan parar a Nocioni
"La verdad es que, desde adentro, nosotros no la veíamos tan mal", explicaba Andrés Nocioni en una entrevista con Julián Mozo. "Pensábamos, sobre todo desde el Preolímpico 2011, que se iba progresando en algunas cosas. Con el tiempo nos dimos cuenta de que no era así y nos metimos. Nosotros no queremos invadir ni imponer. Y menos meternos en política. Sólo deseamos que las cosas se hagan bien"

"Leo y escucho que dicen que nosotros peleamos por el dinero y a nosotros la plata no nos interesa para nada", siguió explicado el alero recién fichado por el Real Madrid. "Sólo buscamos que las próximas selecciones no sufran ni tengan los problemas que vemos que tuvo la del Sudamericano u otras en el pasado. La dirigencia que asumió luego de la renuncia de Vaccaro no lo hizo pese a las promesas y ahora asumió una nueva y nosotros no nos confiamos"

Las declaraciones del Chapu parecían más o menos lógicas visto todo lo que se venía contando en días anteriores. Sin embargo, las declaraciones que nadie esperaba fueron las de un hombre siempre comedido como Luis Scola. El ala-pívot de Indiana Pacers ha estado implicado activamente desde el principio del conflicto y no dudó en explicar su punto de vista en una entrevista al diario Clarín, donde dejó muchas frases contundentes y no se guardó nada.

"Tengo mucha bronca porque los dirigentes nos pusieron en esta situación angustiante. Si no se hace un cambio drástico, todo terminará de la peor manera. ¿Qué me importa si salimos campeones mundiales y en dos años la CABB se funde y nos desafilian de la FIBA? No serviría de nada ganar un Mundial", explicó Scola. "Hace un par de años comencé a ver ciertas cosas, pero tenía dudas. Hoy no tengo dudas. Una vez que uno sabe y sigue participando, es cómplice. Se malgastó lo que logramos. Hay que luchar por transparencia, pero si esto se convierte en un circo. El año pasado, antes de la Copa Stankovic, a Vaccaro le pedí puertas adentro que contara qué problemas económicos había. Nos ningunearon de mil maneras. Pedimos lo mínimo, no que generen recursos ni que construyan estadios. Pedimos que sean honestos y que nadie saque plata que no sea suya. Todos se echan la culpa y no sabemos qué pasó para llegar a este estado"

Luis Scola                   Foto: Charly Mula
Luis Scola Foto: Charly Mula
El malestar de los jugadores es tal, que incluso se están empezando a plantearse una huelga y no acudir al Mundial de España. "Tendremos que tomar una decisión. Esta CABB no me genera nada. No quiero ser cómplice de algo tan turbio", explicó el jugador. "Si no juego el Mundial, será por culpa de una gestión horrenda. Y será una desilusión, porque hace 15 años que estoy en la Selección Mayor, donde la paso bien y me encanta estar"

Sin embargo, lo peor de todo ha llegado en las últimas horas. Cuando un referente del periodismo argentino como Julían Mozo se manifiesta en Twitter de una forma tan apesadumbrada, el pesimismo reinante en el ambiente se contagia rápidamente. "Quemado, cerré la nota a las 12.53. Me voy de Olé, tras 8 horas de llamados. Los jugadores piden que se vayan todos y la dirigencia no cede", tuiteaba Mozo la pasada madrugada. "Generación Granada es, lamentablemente, el título de la tapa de Olé. Esto fue Kosovo", me dicen desde el hotel de la Selección. Se sucedieron reuniones de todo tipo, casi todas en pie de guerra. Van por todo"

En el artículo al que hace referencia Julián Mozo, el periodista informa que la CABB ya logró cerrar todo el tema de la auditoría y los seguros. Sin embargo, los jugadores habrían pedido que se fuese toda la directiva y amenazaron con declararse hoy viernes en huelga de cara a la cita del Mundial de España. Las declaraciones de Scola ha desencadenado reproches entre ambos bandos del problema, incluso culpando a los jugadores por no haberse manifestado anteriormente si conocían todo lo que estaba sucediendo.

"Es un despropósito", explicó Fabián Borro, presidente de Obras Basket, presidente de la Federación de Capital y apoyo del actual presidente de la CABB. "Le dimos solución a todo lo que pidieron y a los problemas que hemos heredado. Yo puedo entender que estén enojados con la conducción anterior, pero esta gestión lleva 16 días"

"Estamos muy preocupados, Argentina no es un país más dentro del básquet mundial. Esperemos que se pueda resolver", ha explicado Alberto García, secretario general de FIBA Américas en los micrófonos del programa Reloj de 24.

La conclusión de todo este embrollo es que los jugadores piden la dimisión de la actual directiva, con Daniel Zanni al mando, o el viernes tras los entrenamientos se declararían en huelga, según informa Julián Mozo en el artículo. Las posturas están distanciadas y ninguno de los dos bandos parece querer dar su brazo a torcer. Durante dicha rueda de prensa, comparecieron los pesos pesados de la Generación Dorada, con Delfino, Ginobili, Scola, Prigioni, Leo Gutiérrez y Nocioni como cabezas visibles. Sin embargo, no quedó nada claro tras las declaraciones, sólo al menos que empezarán a entrenar a la espera de que se cumplan lo que le prometieron.

Rueda de Prensa (Foto: Carlos Altamirano
"Tomamos la postura de trabajar normalmente estos primeros días. El Enard nos confirmó q todo se va a solucionar", explicó Scola ante los medios. "Esta movida la venimos haciendo hace meses, no es nuevo. Estamos en un punto límite. Nos cerraron la puerta todo el tiempo, no nos escucharon. Nos cansamos. Queremos que le paguen a toda la gente a la que le deben dinero. Nuestra plata no es prioridad. Tenemos evidencias sobre la mesa. Van a salir cosas a la luz. No hay riesgo de que renunciemos siempre y cuando se cumplan las cosas que la Secretaría de deportes nos prometió. Veremos si es así. Lo que queremos es un cambio profundo. Esto es más grande que el juego mismo. Es la salud del básquet argentino."

Manu Ginobili también dio su punto de vista. "Nunca pedimos mejores hoteles, mejor ropa, sólo lo básico y justo que es honestidad y rendimiento de cuentas", explicó el escolta bahiense. "Lo que buscamos no tiene nada que ver con nosotros. Lo hacemos para dejar un legado más importante q el que dejamos en la cancha. Nosotros jugamos un torneo y nos vamos, pero atrás hay miles de jugadores en argentina que merecen transparencia y respeto. Para nosotros era más fácil jugar e irnos a nuestros clubes, pero no lo preferimos. Queremos que se reordene la CABB"

Las declaraciones de los jugadores quedan recogidas gracias a la cobertura del periodista Carlos Altamirano a través de Twitter. También hay que agradecer la gran información en estos días de los periodistas Julián Mozo y Hernán Sartori, así como las entrevistas que les hicieron a Nocioni y Scola.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
3 años 1 mes
#Contenidos: 
598
#Comentarios: 
1,190
Total lecturas: 
1,835,889

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar