Solapas principales

La Penya cae en un final apretado ante el Darussafaka (92-86)

  • Volvió a aparecer Prepelic cuando su equipo lo necesitaba

El dominio de Hamilton. Igual que en el partido del Olímpic el pívot del Dacka se impuso como máximo protagonista, causó una sensación similar a la que se suele dar cuando juega Tavares un buen partido. Muy dominante en defensa y determinante para su equipo en ataque capturando muchos rebotes ofensivos y brindando segundas oportunidades a sus compañeros. Anotó 8 puntos, capturó 13 rebotes (9 ofensivos) y colocó 4 tapones.

La anotación de los secundarios en Darussafaka. Browne cumplió, pero Lamb no. Ante la falta de su segundo líder aparecieron jugadores secundarios para suplir la importancia anotadora de Lamb. Güler tuvo una muy buena primera parte y acabó el partido con 14 puntos, en la segunda le tomó el relevo Ozmizrak que selló el partido para los suyos y hizo su máxima anotación histórica en Eurocup con 18 puntos.

Prepelic, anotador de profesión. Tras varios partidos bajando el nivel se volvió a subir al barco en una de las canchas más difíciles de Euroliga y ante uno de los potenciales ganadores. El esloveno escogió mejor sus lanzamientos y entró en racha para recortar la distancia en el último cuarto. También supo analizar las situaciones de bonus para darle puntos a su equipo en la primera parte,que fueron como oxígeno porque se estaban viendo sometidos por el equipo de Ernak.

Lo que había en juego en el Volkswagen arena se hacía notar en los nervios de ambos equipos, desde ambos lados se cometían fallos impropios de equipos tan sólidos. A pesar de todo la Penya no se cortaba y a través de Prepeplic jugaban con desparpajo, pero la solidez ofensiva del conjunto turco igualaba a los equipos. El veterano Güler apretaba dándole ritmo al partido, pero en los minutos finales se desataba Dimitrijevic con dos triples para recuperar la desventaja. Colson se sumaba al trepidante ritmo del Joventut con un triple sobre la bocina para darle una pequeña ventaja a su equipo (21-19).

Hamilton se autoproclamó amo y señor de la pintura. El potente pívot sin descanso hasta el momento dominaba con mucha autoridad la pintura y sobre todo los rebotes ofensivos, había capturado cinco en apenas trece minutos de juego. El partido se llevaba al barro y los bloqueos cada vez eran más duros, ambos equipos sabían lo que se jugaban. Dimitrijevic dirigía bien al equipo, pero los triples de Ozmizrak le daban otra vez ventaja al equipo de Ernak. Prepelic acudía al rescate con una buena selección de tiro y jugando muy astuto para visitar la línea de personal, en el otro lado Gary Browne parecía imparable en el uno contra uno y conseguía anotar bandejas fáciles tras romper a sus defensores. Demir aparecía por primera vez en el partido para romperlo, en su primera acción defensiva le colocó un tapón a Prepelic en una canasta que parecía que ya eran dos puntos y en la siguiente jugada anotó un triple liberado para poner el +11, impacto inmediato (46-35).

Los aficionados podían ver un partido diferente con Hamilton en pista y con Hamilton sentado en el banquillo. El pívot era diferencial, como ya lo fue en el partido disputado en Badalona, era muy difícil anotar debajo del aro y si no llega a ser por un incisivo Prepelic el partido hubiera estado roto desde el inicio de la segunda parte. En los últimos minutos de cuarto a la Penya le costaba asegurar el rebote defensivo y Prepeplic se veía obligado a quedarse en el banquillo por faltas, con todo esto tuvo un apretón final para darle vida al partido (65-54).

El Joventut mostraba una buena versión en ataque, pero mejorable en defensa. En el Darussafaka pasaba algo muy similar, esto se convertía en un intercambio de golpes que beneficiaba a los locales porque el tiempo corría a su favor. En esta tesitura Prepelic estaba en su salsa, veía el aro más grande que el resto de los jugadores y recortaba la distancia hasta los cinco puntos con cuatro minutos en el marcador. En los últimos minutos la Penya falló posesiones cruciales y dos triples un de Jones y otro de Ozmizrak cerraron el partido.

Imatge

Imatge

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
1 año 9 meses
#contenidos: 
51
#Comentarios: 
105
Total lecturas: 
85,290

Comentarios

Una pena...ya que hicimos lo más difícil pero el rebote defensivo y un par de pérdidas injustificables (un pase de Harangody a Morgam y otro de este último en campo defensivo) nos condenaron.
Cierto es la baja confianza de Harangody, ya que en la pérdida que comento, tenía un triple claro y más después de haber metido uno para poner el 80-78 y no se atrevió. Está teniendo un bajo impacto en el juego y creo que es un tío fundamental por su compromiso y "dureza" (en el buen sentido y siendo de los poquísimos jugadores que tenemos así...igual Ventura también). Tiene que asumir galones.
Por otra parte, y aunque sé que este año está muy bien ofensivamente; hay que trabajar con Neno la protección de la bola, son ya varios años y sigue siendo muy inseguro como base, cuando le presionan todo el campo...en partidos así yo creo que está mejor de escolta!! A ver si ganamos al Unics en casa y casi aseguramos la clasificación!!

Me quedo con la buena sensación de no haberse ido del partido cuando hubiese sido fácil hacerlo. Sin embargo, hubo unos errores y unas pérdidas que claman al cielo. Lo que me preocupa un poco es la escasa confianza de Harangody (y los peores porcentajes esta temporada, por lo menos la impresión es esta). ¿Se sabe si ha tenido problemas físicos o hay otras explicaciones? Qué opináis?