Solapas principales

La presión de la afición de ASVEL Villeurbanne puede con Valencia Basket (73-69)

  • Louis Labeyrie el mejor en su regreso a Francia, con 17 puntos
  • Las decisiones arbitrales en el tercer cuarto fueron claves

El Valencia Basket ha sucumbido como visitante en Eurocup, en la sexta jornada de la competición europea donde ha caído en la pista del ASVEL Villeurbanne (73-69), que se convirtió en una olla a presión cuando su equipo lo necesitó. El partido comenzó con un buen arranque de los de Jaume Ponsarnau, con un Mike Tobey muy protagonista en ataque, con la ayuda de sus compañeros Matt Thomas o Fernando San Emeterio.

ASVEL no tardó en meterse en el encuentro de la mano de Kalnietis y colocó una igualdad que tardaría en irse del partido y que lo hizo cuanto menos interesante, ante dos buenas defensas. En el segundo cuarto, es cuando más se apreció la equidad, aunque Will Thomas intentó desde el triple que eso fuera así.

Matt Thomas le proporcionaba asistencias al americano, que fue el mejor en el segundo cuarto, pero que, sin embargo, no volvería a aparecer en el lado ofensivo de los taronja. En los últimos minutos, volvió a ser Tobey el que aguantaría a Valencia Basket en el marcador.

Y el tercer cuarto, en sus primeras jugadas iba camino de lo mismo, y fue en gran parte de él, hasta la llegada de los últimos cuatro minutos, cuando varias decisiones arbitrales de “instant replay” hicieron que la afición del Villeurbanne despertara y caldeara el ambiente para crear una fuerte tensión.

Al final, esto hizo que Valencia Basket desapareciera del partido por unos momentos y cambió la dinámica, poniendo una ventaja de seis puntos que los de Ponsarnau nunca llegarían a recuperar. El ataque de los taronja sería más estático y aunque nunca dejaron irse demasiado a los franceses, a estos les sirvió la pequeña distancia abierta en el tercer cuarto y se llevaron la victoria por 73-69.

1. Igualdad. Aunque el marcador al final fue para los franceses, la gran protagonista del encuentro fue la equidad mostrada por ambos equipos durante, sobre todo, la primera mitad del partido. Ambos supieron aplicar buenas defensas, haciendo errar en ataque a su rival, y ofensivamente, no conseguían encontrar huecos para superar la defensa impuesta. Al final, fue más un factor externo, el jugar en casa ante su propia afición, lo que les dio la victoria a ASVEL Villeurbanne.

 

2. Mayor aportación. Faltó de nuevo en ataque gran parte del equipo valenciano. Se echaron en falta los puntos de Bojan Dubljevic en la pintura, de Sam Van Rossom desde el triple o más por parte de Will Thomas, pues al fin y al cabo, son de los más veteranos del vestuario. Cabe destacar, en parte positiva, el buen partido ofensiva y defensivamente de Louis Labeyrie, el de Mike Tobey, o los 10 puntos de Guillem Vives. Sin duda, faltó también algún triple más de Matt Thomas. Fuera de casa y en Europa, se hace imprescindible que el juego ofensivo sea más colectivo.

 

3. El factor ‘afición’. Siempre se dice que cuando uno juega en casa, lo hace con un jugador más, y aunque a veces no se sepa apreciar, hoy tuvimos un claro ejemplo de que nunca se debe subestimar a una afición. Valencia Basket no dejó romper el partido a los locales, hasta que llegaron momentos de decisiones arbitrales, que, con la presión fuerte de la afición francesa, les dio un pequeño desconcierto, que acabó siendo clave en la victoria de los locales.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
9 meses 1 semana
#contenidos: 
44
#Comentarios: 
34
Total lecturas: 
56,108

Comentarios

Demasiada rotación de jugadores en Valencia...estos partidos en territorio hostil son para jugarsela con los cuatro o cinco más entonados...ya habrá tiempo de repartir minutos más adelante, Jaume