Solapas principales

Martin Hermannsson: “Con más suerte, estaríamos en los playoffs"

Pierdes de un punto con tu máximo rival, ante tu público, y tras una prórroga. Los ánimos no son los mejores, la frustración está ahí. Otra vez, la cuarta en la temporada, el esfuerzo no tuvo su recompensa. Pero Martin Hermannsson (Islandia, 16 de septiembre de 1994) no pagó su frustración con nosotros, todo lo contrario, sino que nos ofreció una charla de reflexión sobre lo duro que está siendo esta Euroliga para ellos.

Se desahogó. Desde el principio, el jugador se quiso explicar, fue como si esperara que alguien le escuchara sus frustraciones y que entendiera lo que es ser nuevo en una competición que es cada vez más exigente. Y le entiendo. Ya había escuchado eso antes, hace dos años, con los jugadores de Valencia Basket de la temporada 2017/2018. Esa misma frustración, de dejar escapar victorias cuando casi las tienes porque no tienes todos tus efectivos, y el cansancio hace mella. Falta ese punto extra de frescura que se tiene cuando tus 12 jugadores están disponibles.

De una persona de un país tan frío como Islandia, y por conversaciones con compañeros de la prensa alemana, uno se puede esperar un entrevistado distante, frío y con ganas de poca conversación, sobre todo a raíz del resultado del partido tras el cual tuvimos la entrevista. Pero lejos de la realidad, Hermannsson estuvo muy participativo y, lo más importante, fue sincero, dijo lo que quería decir, y eso siempre es de agradecer en una entrevista.

En sus palabras se ven reflejadas las charlas de Aíto con ese vestuario, se puede respirar en lo que el jugador dice, ese espíritu, y todo lo que el entrenador español está trabajando para motivar a un grupo de jugadores jóvenes, muchos con su primera experiencia Euroliga, para que tampoco dejen de lado la competición doméstica.

SER DE LOS NUEVOS DE LA CLASE

En una liga donde muchos se conocen y saben el ambiente en el que se mueven y lo que deben hacer, no es fácil ser de los nuevos. Eso lo saben en ALBA Berlín, y lo mismo podríamos decir en Zenit San Petersburgo, o Valencia Basket hace dos años. Aunque los alemanes ya habían jugado Euroliga en el pasado, el equipo no tiene nada que ver, ni tampoco la competición. Desde que entrara el formato de la liga regular, la exigencia es máxima, aunque eso ya lo sabían los berlineses, otra cosa es ponerlo en práctica.

Hermannsson reconoce que en el equipo están “algo decepcionados” pero que aceptaban que “iba a ser una temporada dura” y que el equipo sigue creyendo que puede ganar a “cualquier equipo de Euroliga” y que así lo están demostrando.

hermannsson1.jpg

Foto: BZ Berlin

“No sé cuántas prórrogas hemos jugado ya, creo que alrededor de unas cinco, con esta última (ante Bayern). Si hubiéramos tenido un poco más de suerte, podríamos estar en el top 8 ahora mismo, tendríamos unas tres o cuatro victorias más, lo que es un poco molesto para el equipo”, añade el jugador, quien dice que están “orgullosos” de como están afrontando la competición.

“Siempre es mejor ganar en lugar de perder como estamos haciendo, pero es mejor así, que perder por más de veinte puntos”, argumenta el jugador, con una pequeña valoración positiva de una derrota por la mínima ante Bayern Munich hace unas jornadas.

En verano puedes preparar mejor la temporada porque ya conoces de que va, ahora es complicado de hacerlo, no tenemos muchos entrenamientos porque siempre estamos jugando o viajando, así que la posibilidad de mejorar es menor

El camino está siendo duro. ALBA Berlín es 16º con cinco victorias y once derrotas, cuatro de ellas por la mínima. Pero lo esperaban, como nos reconoció Martin Hermannsson: “más o menos esperábamos una temporada así, como he dicho, seríamos más felices si estuviéramos ganando cada partido, pero estamos jugando sólidos y con un poco más de victorias, estaríamos en playoffs, ya que la línea entre hacerlo muy bien y no tan bien es muy pequeña”.

Pero en ALBA Berlín saben cómo afrontar esta situación y que no es extraña, sino que sucede a todos los “nuevos” de esta Euroliga. “Debemos ser cada vez mejores. Ser más físicos, tratar de ser un equipo más fuerte jugando contra los mejores, así que nosotros intentamos mostrar menos debilidades. Es parte del proceso de aprendizaje de la Euroliga para los nuevos equipos, para conseguir ir al máximo nivel y permanecer en ella la próxima temporada”, afirma el jugador.

“Después de ello, en verano puedes preparar mejor la temporada porque ya conoces de que va, ahora es complicado de hacerlo, no tenemos muchos entrenamientos porque siempre estamos jugando o viajando, así que la posibilidad de mejorar es menor”, añade Hermannsson al hablar sobre cómo será el equipo en la segunda vuelta.

LAS BAJAS Y EL CANSANCIO

ALBA Berlín ha tenido desde el inicio, problemas con las lesiones de jugadores importantes. Ahora mismo, Peyton Siva, Tyler Cavanaugh, Johannes Thiemann o Tim Schneider, no son de la partida por bajas, algunas como las de Siva o Cavanaugh, que parece que van para largo. A eso hay que sumarle el mes que estuvo de baja Marcus Eriksson, una de las nuevas incorporaciones, pero un jugador importante por su buen tiro de tres y su experiencia en la competición.

Pero, sin lugar a dudas, la baja de Peyton Siva es la que más está influyendo en ALBA Berlín, por la importancia del jugador en el vestuario y en el juego. “Peyton es uno de nuestros mejores jugadores, él lleva aquí unos cuatro años y sabe todo acerca del equipo, lo que hacer, y es uno de nuestros líderes”, comenta Martin Hermannsson cuando hablamos de su lesión.

Hablando por mí mismo, puedo decir que estoy cansado, pero estoy dando lo mejor de mí como lo hacen el resto de mis compañeros

“Esta temporada es de locos cuantas lesiones estamos teniendo y no tenemos tampoco mucho tiempo para entrenar, así que es difícil entrar en el ritmo después de la lesión”, reflexiona el islandés, que añade que tienen que estar orgullosos de como están afrontando la situación. “Yo, por ejemplo, juego treinta minutos dos veces por semana, es difícil, y eso porque Peyton estaba de vuelta, pero ahora está fuera otra vez, así que tengo que dar un paso adelante”, declara.

¿Les afecta jugar tantos partidos de Euroliga en la competición doméstica? Martin Hermannsson cree que sí. “Es mucho más divertido jugar que entrenar, pero somos humanos, nos cansamos, y luego vamos a la Bundesliga y los equipos contra los que jugamos llevan una semana entera preparándose y quizás nosotros solo nos hemos preparado ese partido un día, así que no sabemos apenas nada sobre esos jugadores y ese equipo. Por supuesto, es bueno jugar más, diría. Hablando por mí mismo, puedo decir que estoy cansado, pero estoy dando lo mejor de mí como lo hacen el resto de mis compañeros”, nos confiesa el jugador islandés.

Y es que son 34 partidos de liga regular de Euroliga, algunos dos por semana, más la liga alemana. La carga de viajes y partidos es alta, y el lugar que se deja para la práctica y el descanso, es mínima, como bien nos comenta el jugador. Y saber como manejar esa situación, lo da la experiencia en la competición.

A pesar de ello, Hermannsson nos reconoce estar disfrutando de la competición y que le está haciendo crecer como jugador. “Es espectacular. Por supuesto, estoy un poco decepcionado, por ejemplo, por como estoy tirando. Sé que va a ser duro y que es parte de un proceso de aprendizaje, y estoy feliz de jugar esto con tan solo 25 años, porque puedo trabajar en mi juego ya que puedo ver lo que tengo que mejorar. Sé que este es el nivel en el que quiero jugar, y por supuesto, quiero demostrarlo”, nos afirma.

hermannson3.jpg

Foto: Frankfurter Rundschau

CLAROS OBJETIVOS

ALBA Berlín, sin embargo, sigue teniendo claros sus objetivos, tanto en Euroliga como en la liga alemana. En general, Hermannsson nos comenta: “nuestro principal objetivo es dar lo mejor de nosotros, aprender de cada situación y coger el que estamos jugando con los mejores equipos de Europa en nuestra competición doméstica, la liga alemana, porque pienso que es donde debemos centrar nuestros esfuerzos”.

Ahí se deja claro. La Bundesliga es la principal preocupación de los de Aíto, que mantienen la esperanza en Euroliga: “tenemos que mantenernos positivos, nuestro objetivo es mostrar lo mejor de nosotros y tratar de ganar cada partido y pensar que hemos jugado con los equipos más complicados fuera, así que cuando vengan a nuestra casa en la segunda vuelta, tendremos a nuestros aficionados, estamos ganando más aquí. Somos muy positivos sobre ello, e intentamos conseguirlo”, nos declara Martin Hermannsson.

Queremos ganar la liga alemana y la copa, e intentar terminar lo más alto posible en Euroliga”, confirma el base islandés, que en un tiempo dijo querer jugar en España. “Nuestro foco está puesto en la liga alemana, porque es donde tenemos más poder y donde tenemos la oportunidad de ganar la competición. La Euroliga es más para tratar de mejorar como equipo, como organización en general, y usar que competimos con los mejores para ser mejor equipo en la liga alemana, que es donde debemos serlo”, concluye.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
2 años 4 meses
#contenidos: 
163
#Comentarios: 
181
Total lecturas: 
385,822