Solapas principales

Stauskas guía a Baskonia para lograr un triunfo paliativo (64-72)

  • Baskonia vuelve a ganar fuera de casa, hazaña que no lograba desde la primera jornada de Euroliga
  • Con 16 puntos sin fallo, Stauskas redondea un tercer cuarto para el recuerdo

Hola Europa, aquí Nik Stauskas: La gran noticia de la noche es sin duda la actuación del escolta canadiense. Ante todo un Estrella Roja en el siempre dificl ‘infierno de Belgrado’. Cuando su equipo más lo necesitaba, Stauaskas ha demostrado su caché y su talento. Uno no es numero 8 de un ‘drafft’ por casualidad, y Stauskas lo ha demostrado. Además de canastas, penetraciones y triples, que es lo que mejor sabe hacer, Stauskas ha hecho mucho más. Ha reboteado, ha asistido, ha generado espacios para sus compañeoros, ha robado balones y ha defendido como nunca antes se le había visto. Con un tercer cuarto para la historia donde ha metido 16 puntos sin fallo, ha terminado con 22 puntos  en la que ha sido su mejor noche hasta la fecha, con unos porcentajes excelentes.

Baskonia se pusó el mono de trabajo: Cuando la pantalla de salidas del aeropuerto indica Belgrado, todo jugador de baloncesto debe tener entre ceja y ceja lo que se van a encontrar allí. Baskonia, de esta manera, llegó con la lección bien aprendida a tierras serbias. Desde el primer momento los hombres de Perasovic se vaciaron en labores defensivas, fueron solidarios, y se sacrificaron en todo momento. Baskonia se metió al barro y ahí es donde salió victorioso. En las últimas semanas Baskonia recibía puntos con muchísima facilidad, y ganar partidos cuando recibes en abundancia es muy complicado. Uno de los atributos que por antonomasia ha definido a los vitorianos ha sido ser un equipo aguerrido en defensa, y hoy se ha vuelto a ver esa versión.

Por fin, Baskonia vuelve a ganar fuera:  Desde la primera jornada de Euroliga donde Baskonia ganó al Zalgiris en su feudo en Kaunas, los hombres de Perasovic no habían vuelto a ganar fuera de casa. Desde entonces, 5 derrotas y ninguna victoria, y lo peor, unas sensaciones de que lejos del Buesa Baskonia era un equipo estéril. Pero hoy, por fin los vitorianos han roto esa mala racha y han conseguido ganar fuera de casa. Estando como está esta Euroleague, se antoja imprescindible ganar fuera de casa para ocupar los puestos altos.

 

En el conocido como infierno de Belgrado se daban cita dos conjuntos necesitados de victorias para poder dar caza a los equipos que ostentan puestos de ‘playoffs’. Ambos equipos llegaban con 5-7 en su casillero de victorias y derrotas. Sumado a la necesidad de victorias, Baskonia llegaba a Serbia inmerso en una dura crisis de resultados y sensaciones; fuera de los puestos de Copa del Rey y con un murmullo constante en la afición.

Sin embargo, la victoria ‘in extremis’ frente a La Penya el pasado domingo se antoja como balsámica para los hombres de Perasovic, que necesitaban las victorias como el comer.

El exmadridista Kuzmic anotó la primera canasta del partido, pero desde entonces Baskonia consiguió ventaja y no volvió a soltarla. Los vitorianos, conscientes del estilo de juego al que somete Estrella Roja a todos sus rivales en su feudo, supieron bajar al barro e igualar las fuerzas e intensidad de los locales.

Shengelia, Vildoza y un buen Ilimane Diop en labores defensivas alzaban a Baskonia en el marcador. Lorenzo Brown mantenía a los serbios en el partido demostrando de que pasta está hecho y que, sin duda, es un ‘superclase’. 14-20 finalizó el primer cuarto, y el segundo comenzó con un Baskonia convencido de su idea y que seguía haciendo bien las cosas en materia defensiva. Sin embargo, en los últimos 3 minutos la tendencia cambió y Estrella Roja se adueño del rebote, monopolizando los rechaces en ambas canastas. De esta manera, la renta baskonista se esfumó y los jugadores se marcharon a vestuarios con el electrónico marcando 32-33.

El tercer cuarto tuvo nombre y apellido; Nik Stauskas. El canadiense estuvo absolutamente desatado en este periodo. 16 puntos, 3/3 en triples y 272 en tiros de dos. ‘Sauce Castillo’ desenfundó su rifle y le quitó el polvo. Afinó la mira y e desenlace todos lo sabemos. Stauskas desesperó a absolutamente todos, para terminar de romper por completo el partido. Acompañado por un siempre omnipresente Tornike Shengelia, Baskonia terminó el tercer cuarto con 43-56 para los vitorianos, que, mucho tiempo después, volvían a sonreír en una cancha de basket.

Si alguien pensaba que el estado de euforia de Stauskas sería fugaz, se dio de cabeza con la realidad. Nada más comenzar el último cuarto Stauskas volvió a enchufar un triplazo desde la esquina para silenciar a una parroquia local que le abucheaba cada vez que tenía el balón en sus manos.  Desde ese momento el conjunto alavés cosechó una renta que ya no soltó hasta el final de partido, pese a un intento de remontada que realizó Estrella Roja en los últimos minutos. La sexta victoria en Euroliga se marcha para victoria en lo que es un triunfo balsámico para la entidad de Josean Querejeta.

 

estrella_roja.png

Euroleague

estrella_roja_1.png

Euroleague

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
4 meses 1 semana
#contenidos: 
24
#Comentarios: 
91
Total lecturas: 
31,006

Comentarios

Importante victoria para Baskonia,para seguir a un partido de playoffs y animicamente para el equipo. Casi ha parecido fácil pero ganar a E.Roja en el Stark Arena no lo es. En realidad solo Toko y Stauskas han estado a buen nivel pero el equipo ha trabajado y la actitud ha mejorado respecto a varios partidos. Stauskas ha mejorado fisicamente (yo le conocia poco de NBA) y no se lo que puede dar pero esta claro que Toko necesita esa ayuda.