Solapas principales

Un sólido CSKA Moscú gana sin problemas a Valencia Basket (84-75)

  • El equipo ruso dominó el encuentro durante casi todo el partido

Este jueves Valencia Basket cosechó su segunda derrota en esta Euroliga al perder ante un gran CSKA de Moscú, que se mantuvo sólido en gran parte del encuentro. El equipo valenciano se lleva así de la capital rusa su primera derrota como visitante en esta temporada, 84-75, siendo Nikola Kalinic el mejor de los suyos con 15 puntos anotados.

1. Intensidad defensiva

Esa fue la clave que permitió a Valencia Basket tener su única ventaja del partido. Comenzando con un equipo titular en el campo con poco habituales como Josep Puerto o Vanja Marinkovic, los de Ponsarnau arrancaron muy fuertes en intensidad defensiva, no haciendo cómodo para el equipo local el anotar en canasta. Sin embargo, esto trajo un punto negativo, pues provocó que CSKA tuviera antes de lo previsto, tiros libres, lo que les metió en el partido.

2. CSKA aprieta el gatillo

El marcador igualado no duró más allá del primer cuarto, ya que Mike James lo impidió. La aparición del jugador del equipo ruso hizo que los suyos dieran un importante paso adelante y lograran distanciarse con la salida de los del banquillo. Los locales se guardaron esta baza para el segundo acto y les dio muy buen resultado. Y mientras los no titulares de CSKA hicieron que lo suyos se fueran haciendo dueños del partido, el banquillo de Valencia no tuvo el mismo resultado. Con esto, vino la primera ventaja importante del encuentro y que lastraría también la segunda parte.

3.Esto no se ha acabado

Eso mismo es lo que pensaba Valencia tras el descanso. Con ganas de dar la vuelta al partido, los ‘taronja’ vivieron sus mejores momentos en el tercer cuarto, el único en el que consiguió anotar más de 20 puntos y en el que se mejoró en ataque. La salida al principio de los más habituales dio ritmo a los de Ponsarnau, y Kalinic fue uno de los culpables, liderando el camino a la remontada. Sin embargo, no tuvieron toda la continuidad esperada y CSKA siguió vivo, con lo que no se logró dar la vuelta al marcador, aunque se estuvo cerca.

4. SI DEJAS A MIKE JAMES SOLO...

Fue uno de los errores que le costaron el partido a Valencia Basket, el no defender lo suficiente a Mike James en el segundo cuarto y esto propició jugadas como la siguiente. Si es que si le das hueco, pasa lo que pasa:

 

5. Juego sólido y en conjunto

La derrota de Valencia Basket es en parte por la falta de continuidad y de ideas, pero también tiene parte de culpa el buen juego ofensivo de CSKA Moscú. Mike James fue el gran nombre del partido, aunque no se puede pasar por alto que el jugador dejó también protagonismo para algunos de sus compañeros. Hasta cuatro jugadores tuvieron más de dos dígitos de anotación y otros como Daniel Hackett se quedaron cerca, pero aportaron en la circulación de balón. Cabe destacar a Johannes Voigtmann en el tiro exterior en los últimos minutos del partido, Will Clyburn y Darrun Hilliard como mejores escuderos de James. Algo más discreto, pero aportando estuvo también Tornike Shengelia.

6. Mike James tenía ganas

El jugador norteamericano llevaba ya varios partidos sin jugar y esa falta de baloncesto se notaba en sus piernas, para bien. Se nota que echó de menos el correr por la pista y fue el gran protagonista del encuentro al aparecer para romper el encuentro. Los ‘taronja’ no pudieron pararlo entonces y el estadounidense no dudó en aprovecharlo. Al final firmó solo 17 puntos y 5 rebotes, gran parte de ese trabajo en el segundo cuarto del partido, ya que en la segunda parte tuvo un juego más colectivo y “dejó” que aparecieran otros compañeros para completar lo que él había comenzado. Lo que tenemos claro es que, con Mike James en pista, el CSKA Moscú es más que peligroso.

ESTADÍSTICAS

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
2 años 9 meses
#contenidos: 
193
#Comentarios: 
210
Total lecturas: 
452,867

Comentarios

Creo que en el puesto de base taronja hay un problema... Ni Vives, ni Van Rossom sun de Euroliga (Hermansson no es base puro, o quizás sí, pero su carácter no trasmite mucha confianza y comunicación, fundamental para el puesto). Colom tiene la clave, y Ponsarnau no lo ve