Solapas principales

Van Rossom guía a Valencia Basket hacia la primera plaza en EuroCup

  • Antoine Diot reapareció tras año y medio fuera de la pista
  • Bojan Dubljevic se marchó lesionado del tobillo

1- Sin Van Rossom no hay alma. Es sin duda el jugador con mejor forma de Valencia Basket. Sin él  en pista, el equipo lo nota mucho. Y es que el base belga vuelve a estar al mejor nivel y se ha convertido en el jugador fundamental, tanto en el ataque como en la defensa, y el que da alma a este equipo. Hoy, 19 puntos, máximo anotador junto a Matt Thomas, y 5 asistencias, con una gran actuación que da una victoria a su equipo y la primera plaza del grupo. A destacar junto a él, los otros dos grandes nombres del conjunto de Jaume Ponsarnau: Bojan Dubljevic, con 12 puntos, pero que se marchó lesionado, y Will Thomas, con 18 puntos, y que vuelven a demostrar que es este el "núcleo duro".

2- Matt Thomas, perfecto complemento. El americano fue el único jugador de los que salieron del banquillo que pudieron aportar en gran medida. 19 puntos son los que anotó el jugador para ser el perfecto complemento del "núcleo duro" de Valencia Basket, y que los sacó de varios apuros cuando Zenit se acercó en el marcador en diferentes ocasiones. Cuando el estadounidense tiene un buen día, demuestra ser muy fiable ofensivamente.

3- Reynolds, el revulsivo. Fue el gran protagonista desde el lado del Zenit de San Petersburgo, que cuando tuvo al jugador en buen momento, notó una mayor producción ofensiva, que les ayudó a entrar en el partido. 21 puntos fue los que anotó, para ser el máximo anotador del encuentro. Pero no fue suficiente, y solo Trhuskin, con 17 puntos, aportó a su altura, aunque Valencia Basket fue superior durante muchos momentos, lo que evitó que los rusos se vieran con grandes opciones de victoria en la Fonteta.

Valencia Basket pronto comenzó a dominar el juego sobre la Fonteta. Con una fuerte defensa, y un claro ataque coordinado por Sam Van Rossom, los taronja cogieron una ventaja que sirvió para irse en el marcador. Dubljevic y Will Thomas, junto al base belga, se convertían una vez más en los mejores maestros de ceremonias para certificar el buen momento valenciano que llegó a estar casi más de diez por delante.

En los últimos minutos del primer cuarto, Zenit amenazó con aparecer en el partido y eso es lo que hizo en el segundo tiempo, con la entrada de los hombres de banquillo de ambos conjuntos. La buena noticia fue el debut de Diot después de casi dos años parado y los triples de Matt Thomas, que aguantaron la sequía ofensiva de los de Ponsarnau.

Con el empate del Zenit, el técnico taronja volvió a confiar en su núcleo duro (Dubljevic, Van Rossom y Thomas) para dar la vuelta de nuevo al marcador, y dio éxito, aunque no con el mismo resultado. Una pequeña ventaja fue la que se llevó Valencia en el descanso de siete puntos (47-40).

En la segunda parte, se repetiría más o menos el guion. Un Valencia Basket con dominio en el primer cuarto, pero que, sin embargo, siguió sin ser suficiente para cerrar el encuentro. De nuevo, los hombres importantes, sobre todo de la mano de Van Rossom. La rapidez que Valencia se movía en el campo, no le venía a bien al Zenit de San Petersburgo.

Pero al igual que en la primera mitad, con la salida de los hombres de banquillo, Zenit se volvía a acercar en el marcador, siendo solo Matt Thomas y Fernando San Emeterio los capaces de crear peligro más allá de los tres nombres principales, con un Labeyrie algo “dormido” y con Tobey sin encontrar su mejor nivel. Lo peor fue la retirada del campo de Bojan Dubljevic por lesión, en el tobillo, que le mandó a vestuarios. Al final, victoria sólida para Valencia, que puede ser primero de grupo si gana Partizan su partido.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
1 año 2 meses
#contenidos: 
83
#Comentarios: 
73
Total lecturas: 
109,876