Solapas principales

Aíto García Reneses: "Javier Añua fue uno de mis primeros maestros"

  • Hizo debutar en máxima división a Pablo Laso con 16 años. Acaba de recibir la medalla de Oro de la AEEB.

Me cuenta Carlos Jiménez, cofundador de esta web y autor del libro Historia del Baloncesto en España (donde también participó Xavier Añua), que después de que Añua recibiera el pasado viernes 17 de febrero la Medalla de Oro de la Asociación Española de Entrenadores de Baloncesto (AEEB), de la cuál es uno de los fundadores, se le ocurrió preguntarle a Aíto García Reneses si consideraba a Añua como uno de sus maestros. Éste le contestó que "fue uno de mis primeros maestros. Uno importante, antes estuve con Ignacio Pinedo y todos los entrenadores de cantera de Estudiantes". Sobre lo que más aprendió de nuestro protagonista Aíto le explicó que "si hay que destacar uan cosa sobre otras sería la táctica. Defensas alternativas y zonas de ajuste". También le recordó con cariño que: "me fichó, como jugador, para el Barça".

Xabier o Javier Añua, nació hace 81 años en Vitoria-Gasteiz, en el seno de una de las familias vitorianas de toda la vida. Como cualquier crio de la época, su primer contacto con la práctica deportiva fue con un balón de fútbol, de hecho apuntaba maneras para ser jugador del Deportivo Alavés, y también militó en otro de los clubes más relevantes del deporte local, el Club Deportivo Vitoria.

anua_tiro.jpg

Xabier Añua deja una bandeja en el Frontón Vitoriano. (Foto: Proyecto 75ers).
Hasta que un buen día el baloncesto se cruzó por su vida y se dejó atrapar por él. Fue en una ciudad histórica del baloncesto francés como Pau donde Añua descubrió, como estudiante, un baloncesto mucho más avanzado que el que conocía y es que en Álava, como en otras muchas provincias pequeñas, el deporte de la canasta aún no estaba muy desarrollado. Apenas lo  jugaban por militares (de origen catalán) en los diferentes cuarteles que había por la ciudad o entre las señoritas de la Sección Femenina, quienes fueron las primeras jugadoras en formar un conjunto de baloncesto en la capital alavesa, y entre las que estuvo Josefa Añua (una prima "lejana" de Xabier) una vez finalizada la Guerra Civil.

Tal fue el repentino e intenso interés de Xabier Añua por el baloncesto que logró que su colegio, Los Corazonistas, colocasen la primera canasta de baloncesto en su extenso patio, la primera de las muchas más que llegaron después. En 1953 Añua, todavía como jugador, formó el núcleo de jugadores del que nace a finales de ese año el histórico Phillips (su familia tenía un establecimiento oficial de esta marca en el centro de Vitoria)  que inicia la hegemonía de este nuevo equipo del baloncesto alavés durante varios años. En el torneo de Educación y Descanso del 53/54  que ganó el Marianistas, el Phillips ya fue subcampeón. Son los años en los que juegan Chema Cobas, Galíndez, Bergareche, Bazán, Casasola y Añua, este último el alma mater del equipo.

El Phillips se proclama campeón de España de tercera división en el año 57. Y en la temporada del 58/59 logra el ascenso a la Primera División, es entonces cuando el Phillips cambia de nombre, que pasa a ser arropado por el Club Deportivo Vitoria, un equipo que ejerce bajo la batuta de Añua, ya como entrenador. En 1965, el conjunto de Xabier Añua, ahora con el nombre de Natación Vitoria debutaba como equipo de la segunda división en la fase final de la Copa en Salamanca. Los vitorianos, tras caer de manera abultada ante Joventut y Picadero, salvaron la honra sumando un triunfo ante el Estudiantes de Vigo.

Apenas dos temporadas después con el Club Natación Vitoria adquirido y transformado por la Sociedad Deportiva Kas, que ya contaba con el célebre equipo de ciclismo, disponía además con otras secciones deportivas bajo su organización.

equipo_kas.jpg

Kas finalista de la copa del Rey 1967 (Foto: Proyecto 75ers).


Añua y buena parte de sus jugadores del CN Vitoria se vieron reforzados con los importantes fichajes de Carlos Luquero , Pepe Laso (padre de Pablo), Chus Iradier y Adolfo Beneyto entre otros para dar el salto a la máxima categoría del baloncesto nacional y también convertirse en uno de los equipos candidatos preparados para luchar por los títulos. En la campaña 66/67 el KAS completó su mejor año deportivo de su corta historia, fue subcampeón de la Copa disputada en el Frontón Vitoriano. La ciudad vivió aquella cita de manera muy intensa.

El subcampeonato copero permitió al Kas clasificarse para la Recopa de Europa, y ese éxito motivó una vuelta de rosca más en las aspiraciones vitorianas en las diferentes competiciones que iba disputar.

Tras probar el sueño europeo y ser eliminados ante el AEK en el estadio Olímpico de Atenas, en  la liga las cosas no salieron tan bien como se esperaban y eso motivó la salida de Añua del banquillo alavés. En marzo de 1968, Añua se iba a Estados Unidos para seguir formándose como entrenador colaborando con franquicias de la NBA, conjuntos del baloncesto universitario y equipos de la ABA junto a su ex-jugador del Kas, Johnny Mathis (integrante de los New Jersey Americans) y entrenadores estadounidenses de primer nivel como Lou Carnesecca , Ed Jucker y Roy Rubin. La marcha de Añua del Kas conllevó tal enfado entre los vitorianos que la marca de refrescos Kas dejó de consumirse a modo de protesta generalizada.

De vuelta a Vitoria y antes de aceptar la propuesta del FC Barcelona, Añua entrenó al equipo de minibasket de su colegio, los Corazonistas de Vitoria a los que hizo campeón en el Campeonato de España celebrado en Granada a finales del mes de mayo.

El técnico alavés impulsó la asociación de entrenadores alaveses y, organizaba charlas y coloquios sobre el baloncesto norteamericano con el material (películas de vídeo, revistas y libros) que traía de sus viajes a Estados Unidos.

En el verano de 1968, Xabier Añua fue nombrado entrenador del FC Barcelona donde impulsó el fichaje de Aíto García Reneses, como jugador y relanzó la sección de baloncesto blaugrana que unos años antes había estado a punto de desaparecer, y que poco después estrenaría el Palau Blaugrana.

A finales de setiembre de 1970, con motivo de la celebración de las Bodas de Plata del CD Vitoria se organizó un atractivo torneo amistoso de Baloncesto disputado en Mendizorroza. En Vitoria se dieron cita clubes de primer nivel internacional  como el FC Barcelona, el Kas de Bilbao y el Vichy francés dirigido por Josean Gasca (uno de los máximos ideólogos que impulsó que la ACB viera la luz).

Este torneo, además servía para homenajear a Xabier Añua, entonces entrenador del Barça, por su trayectoria deportiva en el club rojillo desde sus inicios en este deporte. Su buen amigo y responsable de la sección de baloncesto del Vitoria, Vicente Elejalde fue el encargado de entregarle un banderín conmemorativo de ese aniversario.

La temporada 1972-73 entrenó al Águilas de Bilbao pero no consiguió evitar el descenso del club al terminar en última posición de la categoría. Su siguiente destino fue el Olympique de Antibes francés, donde ocupó el banquillo de 1973 a 1975.

En 1976 decidió retirarse como entrenador de primer nivel pero siguió vinculado al baloncesto de Vitoria, de hecho fue entrenador en la tercera división nacional del equipo de San Viator en la campaña 75/76, tomando el relevo de Juan Antonio Ortiz de Pinedo.

Dejó el baloncesto para centrarse en su profesión de abogado y regresó en la temporada 84-85 para entrenar al Baskonia entonces llamado Caja de Álava. Se logró la Copa de la Asociación frente al CAI de Zaragoza y con el debutó de un joven base vitoriano de 16 años llamado Pablo Laso.

Desde el año 1968 ha sido profesor de la Escuela de Entrenadores, ha impartido clínics por medio mundo y colabora activamente con medios de comunicación siguiendo la actualidad del baloncesto y, siempre dispuesto a ayudar a los clubes de la ciudad de Vitoria-Gasteiz: Araski en Liga Femenina, Araberri en Leb Oro y Zuzenak en la máxima división del baloncesto adaptado (BSR) además del propio Baskonia, son lo que son gracias al sueño que un día llevó a Xabier Añua a ser un pionero y un hombre clave en el desarrollo del baloncesto en dicho territorio vasco.

A los más curiosos les recomiendo que lean esta maravillosa entrevista, también incluye espectaculares fotos, del periodista Roberto Arrillaga que ha publicado en su blog: Xabier Añua, precursor de oro

 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
18 años 6 meses
#contenidos: 
1
#Comentarios: 
5
Total lecturas: 
3,369

Comentarios

Eskerrik asko Petravicius, artículos como este o libros como el de Carlos Jiménez deberá servir para reconocer todo ese baloncesto anterior al actual y que no siempre se he cuida ni se tiene en consideración como se merece. Es un honor y un placer conocer de cerca y persona a Xabier Añua que sin su implicación desde hace tantos años no se entendería la devoción que existe en Vitoria por el baloncesto.

Hay otro libro por ahí que también nos recuerda esos tiempos que no deberíamos de olvidar nunca. Entre "Historia del baloncesto en España" y " Memoria Baskonista" habéis conseguido ese objetivo. Mis libros de cabecera. Un saludo eta eskerrik asko a ti también y no me quiero olvidar tampoco de Sergio, saludos.

Eskerrik asko Xabier, por todo lo que has hecho por el baloncesto. Un grande de este deporte. Gran articulo, que esperemos que les sirva a las nuevas generaciones, para descubrir a este auténtico genio, saludos.