Solapas principales

Analizando a Earl Clark: intensidad defensiva para el proyecto europeo de Burgos

  • El americano cierra el juego interior de San Pablo Burgos que se apunta al small ball
  • Con experiencia NBA, aportará calidad y defensa, mucha defensa

El San Pablo Burgos busca experiencia internacional e intensidad defensiva para su juego interior. Tras los problemas la pasada temporada, especialmente en el rebote y la defensa, el ‘proyecto Peñarroya’ apuesta por Earl Clark, ala-pívot con pasado NBA y experiencia en Europa.

Y es que Burgos se apunta a la moda del ‘small ball’ y renuncia a un ‘center’ clásico para su juego interior, prefiriendo un perfil atlético y capaz de correr bien en las transiciones. Jugadores como J.P. Tokoto, Miquel Salvó o el propio Clark pueden alternar posiciones entre el puesto de alero y el de ala pívot y seguramente veremos a Clark ocupando el puesto de pívot junto con Lima o Huskic: un juego interior que no destaca por su potencia física, pero sí por su movilidad y versatilidad. Pero, sobre todo, por su velocidad. Si ya el año pasado veíamos a los burgaleses salir disparados al contraataque, este año la plantilla está hecha para correr con el aro entre las cejas y generar puntos lo más rápidamente posible.

Formado en la Universidad de Louisville, jugó tres temporadas en sus Cardinals (2006 a 2009), promediando 14 puntos, 8,7 rebotes y 3,2 asistencias en la última, tras lo que se declaró elegible para el Draft de 2009, siendo seleccionado por los Phoenix Suns en la 14ª posición y alternando partidos con el filial y el primer equipo de Arizona.

Tras varias temporadas en la NBA (formó parte de los Lakers de Gasol una temporada), decide probar suerte en el baloncesto FIBA, previo paso por la liga china, para fichar por Besiktas y, dos temporadas más tarde, por el Buducnost Podgorica, donde promedió 11,7 puntos y 3,7 rebotes por partido.

clark-aba-2.jpg

Earl Clark | ABA League
FORTALEZAS

Versatilidad: Earl Clark es, sobre el papel, un ala pívot, pero lo cierto es que puede jugar tanto de ‘center’ como de alero, especialmente en la defensa, lo que lo convierte en una valiosa pieza para defender a jugadores explosivos. Alto para jugar de tres, pero lo suficientemente rápido en la defensa lateral y lo suficientemente alto para defender el poste (2,08 m.).

Velocidad y movilidad: A pesar de ser un jugador grande y potente, lo que destaca es su capacidad atlética y movilidad. Capaz de salir al contraataque gracias a un más que decente manejo de balón para un jugador de su tamaño, puede aprovechar sus capacidades para jugar de cara al aro. De hecho, pese a ser un jugador interior, prefiere buscar el cara a cara con el rival o jugar con espacios abiertos.

Sorprendente tiro: Herencia de su pasado como exterior, Clark posee un sorprendente tiro de larga distancia, siendo capaz de anotar un 30% desde la línea de 3 en la pasada temporada en la Liga Regular Adriática. No será su principal cometido en San Pablo Burgos, pero tener un jugador de su tamaño y movilidad capaz de aportar desde fuera lo convierte en un arma más difícil de defender, y más teniendo en cuenta que le gusta jugar de cara.

DEBILIDADES:

Juego de espaldas: Toda la versatilidad que tiene Clark para jugar en el exterior provoca también una de sus debilidades en ataque: el juego de espaldas. El americano prefiere siempre encarar y sufre ante una pintura cerrada si tiene que actuar como interior. No obstante, su buen tiro a media distancia suele bastarle para comepnsarlo.

Carácter frío: No es necesariamente una debilidad, pero forma parte del juego de Clark. Acostumbrados a jugadores más 'calientes', el interior tiene fama de hombre de hielo y puede costarle un poco conectar con una afición tan entregada como la del Coliseum Burgos. Lo que en momentos puede ser una debilidad, puede ayudarle a mantener la cabeza centrada cuando el partido vaya mal y se le necesite como un líder en la cancha.

Falta de pívot puro: No es una debilidad de Clark, pero sí del San Pablo Burgos como conjunto. La llegada de Earl Clark dejaba cerrado el juego interior burgalés sin un ‘center’ puro y, como decíamos, dentro de la tendencia del smallball. Si bien la temporada pasada el conjunto rindió mucho mejor sin un pívot, los de Peñarroya pueden sufrir ante juegos interiores altos.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
6 años 7 meses
#contenidos: 
70
#Comentarios: 
198
Total lecturas: 
178,766

Comentarios

"La llegada de Earl Clark dejaba cerrado el juego interior burgalés sin un ‘center’ puro..."
Uhmmm... ¿Y Huskic y Lima? Entiendo que a Goran le puedas considerar un 4-5 por su tipo de juego o porque no es Hércules, pero lo de Lima, ya...
Y por otro lado, no creo que veamos en ningún momento a Clark jugando de 3, antes veríamos a Vega defender a un exterior grande del otro equipo, o a Salvò o Tokoto, que para eso se les ha fichado, ¿no?