Solapas principales

Andorra empieza a ver la luz al final del túnel

  • Los de Ibon Navarro asaltaron el Olímpic de Badalona (73-79) para llevarse la segunda victoria consecutiva.
  • Amine Noua, MVP de la Jornada 6, fue el líder destacado de los del principado.
  • La intensidad defensiva, clave para el cambio de sensaciones.

Tras un inicio de temporada desastroso, con cuatro derrotas en los primeros cuatro encuentros de Liga Endesa, el Morabanc Andorra empieza a ver la luz al final del túnel. La primera piedra la pusieron en su propio pabellón, consiguiendo un triunfo vital ante el Gran Canaria (87-71) para coger algo de aire y recuperar las buenas sensaciones. Un impulso moral más que necesario, ya que los de Ibon Navarro salían por fin de la mala dinámica en la que estaban inmersos. De hecho, tal ha sido la relevancia de esa primera victoria que el conjunto del principado ha seguido por el buen camino para asaltar todo un fortín como el Olímpic de Badalona (73-79), donde la Penya estaba invicta hasta ahora, y sumar el segundo triunfo consecutivo.

 

 

El mal arranque avecinaba tormenta en Andorra y decisiones en los despachos. Al menos así lo hizo ver Gorka Aixàs, presidente del club, que afirmó que "Hay que cambiar piezas del tablero. Tienen que pasar cosas y tenemos que ser honestos, ya que hay jugadores que no están ofreciendo el nivel". Un toque de atención que ha surgido un efecto inmediato en la plantilla, que, en vez de bajar los brazos, ha dado toda una lección de cómo revertir una situación casi catastrófica. El máximo mandatario decidió señalar algunos casos individuales y, precisamente uno de los fichajes más ilusionantes del verano, Amine Noua, ha sido de los que ha dado un gran paso al frente. Y es que el triunfo en Badalona lleva claramente el nombre y apellido del francés, que con una actuación memorable se ha convertido en el MVP de la Jornada 6.

El ex del ASVEL se vistió de superhéroe el día que su equipo más lo necesitaba. Con 26 puntos (16 de ellos en el tercer cuarto), 4 rebotes y 31 créditos de valoración, el francés desquició totalmente a una defensa verdinegra que, hasta el encuentro contra el Morabanc Andorra, había sido impecable en casa. Tocado por una varita que le elevó la confianza hasta las nubes -metió un increíble 6/7 en triples-, Noua actuó como el líder que los pirenaicos andaban buscando. Pero las individualidades no son más que una solución esporádica para apagar el fuego y, evidentemente, el lavado de cara de los andorranos se extiende mucho más allá.

 

 

Como bien se dice, los partidos se ganan a partir de la defensa. Y tras el despropósito de las primeras cuatro jornadas, parece que Ibon Navarro ha logrado por fin que su equipo gane solidez atrás. Mientras que en sus cuatro derrotas los rivales anotaron 90 puntos de media, en los dos últimos encuentros la defensa del Morabanc solo ha concedido poco más de 70. Pero más allá de este aspecto, hay un dato significativo que puede sorprender a más de uno: cuando ganan, los andorranos cometen hasta seis faltas más que en sus derrotas. Algo que indica que el equipo sube su intensidad y se conecta mucho más al partido. Y es que está claro el Andorra es de esos equipos que se siente como pez en el agua cuando el juego se traslada al terreno más físico. Esta semana, el conjunto del principado tiene dos grandes retos contra Lokomotiv (Eurocup) y Valencia (ACB), ¿serán capaces de seguir con la buena dinámica?

 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
1 año 9 meses
#contenidos: 
46
#Comentarios: 
68
Total lecturas: 
82,224

Comentarios