Covirán Granada cierra la incorporación del mejor reboteador ofensivo en LEB Oro

La configuración de la plantilla del Covirán Granada para su tercera temporada en la Liga Endesa sigue su camino. Con la confirmación ya oficial de que Jonathan Rousselle, Scott Bamforth, Elias Valtonen, Pere Tomàs y Jacob Wiley seguirán en el conjunto rojinegro a la que se unirán también el interior malagueño Rubén Guerrero y, a falta de confirmación definitiva por parte del club, el alero madrileño Edgar Vicedo, cinco eran las piezas que le seguían faltando al plantel de Pablo Pin.

Pues bien, una de ellas ya ha sido 'abrochada' por el equipo granadino, según comenta José Manuel Puertas. Se trata del pívot de 28 años y 204 centímetros de altura, Iván Aurrecoechea. Con este fichaje Covirán Granada incorpora a un gran jugador en el poste bajo y a uno de los mejores reboteadores ofensivos de la pasada liga regular en LEB Oro. Asimismo, la entrega y el carácter están garantizados la próxima temporada en el Palacio Municipal de Deportes.

 

 

El interior viene de firmar una gran temporada con el Guuk Gipuzkoa, promediando 12 puntos y 7 rebotes por encuentro. Su buen rendimiento le permitió al equipo soñar con ascender a Liga Endesa. Tras perder en el quinto partido del 'playoff' ante el Tizona Burgos, los guipuzcoanos vieron como el sueño de desvanecía entre sus manos.

Aurrecoechea, un trotamundos en GRANADA

Iván tiene una dilata experiencia internacional. Ha jugado en los Estados Unidos, en Islandia y en Chile. En EE.UU. se formó en la Universidad de New Mexico State logrando ser campeón de conferencia y MVP promediando 11 puntos y 5 rebotes por partido. Disputó dos temporadas en Islandia logrando cifras espectaculares: 20 puntos y 11 rebotes el primer año y 19 puntos y 11 rebotes por encuentro en su segunda campaña.

 

 

En Chile participó en 12 partidos anotando 13 puntos por partido y capturando 7 rebotes. Si es cierto que Aurrecoechea puede generar dudas físicamente para jugar de pívot único. Eso sí, lo que le falta de altura lo compensa con esfuerzo. El despliegue físico de Iván partido tras partido es una auténtica animalada. Un guerrero de trincheras que no pierde una sola batalla debajo del aro.

Desde la dirección deportiva del club se sigue trabajando en la composición de una plantilla lo más competitiva posible que genere ilusión y sentimiento de pertenencia en la afición. Parece que el cambio de rumbo del club de fijarse más en LEB Oro antes que rebuscar en ligas menores donde ya se ha visto que las apuestas suelen salir más mal que bien gusta a la afición.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
0 seg
#contenidos: 
202
#Comentarios: 
438