Se encuentra usted aquí

Crónica de una Salvación: lo que se vio… y lo que no de la épica granadina

  • Coviran Granada volvió a salvar la categoría en una última jornada épica, y de nuevo, gracias a un tapón
  • Elias Valtonen: "Nunca he sentido nada como esto. Llegar a Granada ha sido muy importante para mí"
  • Cristiano Felicio: "Sé que no he hecho una buena temporada, me gustaría darle a esta afición mi mejor versión"
  • Lluis Costa: sobre su futuro con una sonrisa "mañana veremos lo que pasa"
  • Saiko: "Voy a tener que venir más, cuando estoy yo siempre ganan"
  • Pablo Pin, 12 años de éxito en Granada
  • Foto: Fundacioón CBG / Fermín Rodríguez

Han pasado unos cuantos días desde que se encarnara, en forma de balón naranja, un dicho muy nazarí: “todo es posible en Granada”. Volvió a ser posible de nuevo, incumpliendo toda lógica, superando la más dura adversidad y en un ambiente mágico, el que sólo sabe crear el Palacio Municipal de los Deportes de Granada.

Hay escenarios mucho más grandes, modernos, bonitos… pero ninguno como el localizado en el barrio del Zaidín. Este cronista ha vivido allí otras salvaciones épicas, que de la cosa en Granada sabemos un rato: el coast-to-coast de John Williams, el mate de “Pops” Mensah Bonsu… pero la historia reciente, la del Fundación, se escribe a golpe de tapón.

 

 

Ha querido la providencia que sean dos jugadas defensivas, una foránea y otra local, las que escriban la historia épica del actual Covirán. Nigel Williams-Goss taponó las ilusiones de Real Betis, en las manos de Jan Montero, la pasada temporada, y Elias Valtonen impidió las aspiraciones de cabeza de serie en los playoffs de un DreamLand Gran Canaria que se encomendó a Brussino.

UN AMBIENTE INCREIBLE

Granada siempre ha sido ciudad de baloncesto, lo fue desde la bombonera de Albolote con el Oximesa. Se hizo grande en un moderno Palacio de los Deportes con el Puleva y el CeBé, y tras doce años mágicos portando las alas del Fénix, ha escrito una nueva página en la historia de la ACB.

 

 

Granada ha sido la tercera ciudad de Liga Endesa con mayor porcentaje de público en las 34 jornadas de Liga Regular, algo nada desdeñable si tenemos en cuenta el aforo de la plaza del Zaidín, algo obsoleta ya y en vías de remodelación, con algo más de 7500 asientos disponibles. Espectadores a los que se sumó un invitado muy especial, el cantante granadino Saiko, con el que pude hablar brevemente y que expresó "no haber vivido un ambiente así en el deporte nunca". El de Armilla es un futbolero confeso, pero lo vivido en el Palacio le hizo pensar, entre risas, que "voy a tener que venir más, cuando vengo el equipo siempre gana", ya que en alguna ocasión el cantante se ha dejado ver por el Palacio.

 

 

Una ciudad que se ha ido enganchando al proyecto rojinegro, que suspiró durante una década con laureles pasados y ha despertado a un presente que se personaliza en la pasión expresada por Ana, la aficionada rojinegra más viral.

Fue esa pasión la que hizo posible que un equipo, que estuvo llamado a logras mayores cotas esta temporada, se levantara en los últimos 15 minutos de Liga Endesa y protagonizara una remontada dignas del más emocionante de los guiones de Hollywood, ante un rival que rozó la cuarta plaza y acabó siendo séptimo.

LA DESPEDIDA

El partido fue el escenario perfecto para homenajear a un tipo honesto, trabajador, honrado y comprometido con la entidad desde que llegara a Granada en LEB Plata. Me refiero a David Iriarte, “uno de los nuestros” como le cantó la grada al finalizar el partido. El capitán del Covirán vivió su última noche vestido de corto. Cambia las zapatillas por la bata de médico.

 

 

Iriarte dedicó estas palabras a los lectores de solobasket: “Siento mucho orgullo y agradecimiento por el apoyo y todo el ánimo que nos ha dado esta afición, sobre todo hoy en un partido muy complicado, dieciséis puntos abajo, y hemos conseguido un enorme éxito en un año muy complicado que hemos logrado salvar con garra y determinación”.

El doctor Iriarte le dice al baloncesto “muchas gracias, he tenido muchísima suerte de aterrizar en Granada, que hayan confiando en mí, es una maravilla que acabe con el Frente Nazarí y la Esquina Rojinegra cantando que soy de Granada. No puede haber una despedida mejor”.

PIE DE PISTA

Cuando la fase regular de Liga Endesa echó el cierre estallaron muchas cosas a pie de pista. Tuve la gran suerte de poder vivirlas en primera persona. En este párrafo intentaré transmitirlas.

 

 

Elias Valtonen tenía la mirada perdida, los ojos enrojecidos por la emoción y la mente en su futuro inmediato. Me acerqué a él y le hice solo una pregunta, ¿qué sientes en este momento? Y su respuesta no me dejó indiferente: “Nunca he sentido nada como esto. Llegar a Granada ha sido muy importante para mí, la oportunidad brindada, la confianza puesta en mí es increíble. La manera en la que nos hemos metido en el partido de nuevo, la forma en la que hemos ganado, esto es lo que quiero”.

 

Pere Tomás, un veterano de guerra en estas lides, siempre un señor, quiso enviar un mensaje de aliento a la afición de Monbus Obradoiro. En Granada se mira con respeto y honor lo realizado por el conjunto gallego.

 

 

Cristiano Felicio, un jugador que ha tenido una travesía por el desierto personal esta temporada, lloraba emocionado, recordando tantos malos momentos, recordando cómo los ha podido superar, y sobre todo porque “he vivido un momento increíble con este equipo, hemos hecho lo necesario, lo que teníamos que hacer, todos juntos para conseguir nuestro objetivo. Hemos tenido un año muy complicado, lo teníamos que haber hecho mejor, pero nunca nos hemos rendido por esta ciudad, por esta afición. Estoy muy feliz de estar aquí, sé que no he hecho una buena temporada, me encantaría regalarle a esta afición un buen año, mi mejor versión”.

Jonathan Rousselle, refuerzo de invierno que solo ha estado unos cuantos meses en Granada, no paraba de repetir "yo soy de aquí también, os llevo dentro" a todo el que se le acercaba tras fundirse en un abrazo. Un profesional que se ha mimetizado con una ciudad y un club de manera increíble.

 

 

El jugador más buscado, Lluís Costa, no cansó de repetir que fue “un año difícil, con muchos altos y bajos, un año donde hemos sufrido muchísimo, pero vivirlos te cambia la manera de ver las cosas, es un lujo acabar así en casa, aprender de estos momentos con este equipo, con toda una ciudad empujando”Sobre su continuidad, al ser preguntado, con una sonrisa y un guiño dijo “ahora vamos a disfrutar de esto y mañana veremos lo que pasa”.

EL FUTURO

Desde la rueda de prensa posterior al partido, imposible hacerla seria, se comenzó a pensar en el futuro del equipo. Desde la celebración posterior, en un conocido local de ocio de la capital de la Alhambra, se comenzó a hablar de posibilidades y deseos. El “latido del Palacio” no paró ni un momento.

Comienza un periodo de reflexión en el que aprender de los aciertos y los errores cometidos, un tiempo en el la entidad nazarí deberá plantearse cómo dar un paso más en su evolución, un periodo en el que, por primera vez en su historia, se encuentra con todo el trabajo por hacer de cara a la próxima temporada. Pero eso será motivo de otro artículo, aunque en los medios especializados, ya estamos hablando de ello.

 

Sobre el autor

 
Imagen de jequ Jesús Quero @JesusQueroSu pasión por el baloncesto se encendió cuando era un niño, con las retransmisiones radiofónicas, las pocas retransmisiones de TVE y aquellas maravillosas décadas que van de los 80 al 2000. Ha visto con sus ojos muchos cambios en el deporte de la canasta, ojos curiosos que siempre han tratado mirar un poco más allá del resultado, y esa curiosidad le llevó, casi por casualidad, a Solobasket. Como él mismo dice: “He podido vivir el baloncesto desde dentro, conocer a mis ídolos de dentro y fuera de la pista, ponerle piel a "Dioses del balón naranja" y comprobar que no sólo son terrenales, sino que en las distancias cortas también son humanos, con todo lo que ello conlleva. “Informático de profesión, cronista por vocación, basketballer por devoción, honesto por convicción, no me pliego a filias y fobias, soy fiel a la honestidad y receptor de cualquier crítica constructiva.”
Antiguedad: 
16 años 9 meses
#contenidos: 
1,161
#Comentarios: 
6,392