Solapas principales

Cuando los temporeros se convierten en referentes

  • Isaiah Taylor (15.6), el jugador más valorado de UCAM Murcia
  • Lima y Webb, bastiones en la pintura durante el inicio de curso
  • Radovic y Davis, importantes en el triunfo ante Bilbao Basket (92-87)

No hay bien que por mal no venga. Es fácil decirlo desde la distancia, pero en Murcia, nadie podía imaginar que las lesiones de DiLeo y Frankamp se convertirían en oportunidad. Para David, recién llegado a Europa, el recambio parecía más sencillo. En el caso de Conner (15.7 puntos), una de las sensaciones de la pasada Liga Endesa, encontrar un substituto de impacto similar se antojaba misión imposible.

Sin embargo, Alejandro Gómez, director general del Club, completó los dos movimientos en tiempo récord. Webb y Taylor aterrizaron en la capital del Segura con un currículum modélico para tratarse de incorporaciones a mitad de temporada. James, capaz de aportar en varias facetas del juego, no tardaría en ganarse el respeto de todos. Isaiah, a pesar de caer lesionado tras disputar su primer partido, fue clave a la hora de apuntalar la permanencia. Ambos dieron aire a un equipo que peleó por Europa hasta el último aliento.

El rendimiento fue tal, que en verano costaba creer que los dos fueran a continuar en la plantilla de Sito Alonso. Pero el proyecto UCAM 21-22 apostó desde el primer momento por la continuidad, quizá una de las cuestiones clave para explicar el buen arranque liguero. Por supuesto, la aportación de nuestros dos protagonistas es otra de las razones principales de este paso adelante pimentonero.

La presencia en pista de Taylor es un vendaval de sensaciones hacia el aro. Los números del playmaker norteamericano son buena prueba de ello (18.4 puntos). Es el jugador más valorado en el roster universitario (15.6). Además, la sinergia con Davis es la base del ritmo vertiginoso con el que Murcia golpea al rival. Una superioridad física que hace estragos si encuentra espacio para correr. Pura diversión para la grada del Palacio.

Por su parte, el trabajo de James Webb III va más allá de la estadística. Y eso que “el tercero de su nombre” promedia 9.2 tantos y casi 5 rebotes por partido. En las tres primeras jornadas se fue hasta los 16.7 créditos de valoración. Nada en comparación con el esfuerzo con el que pelea cada rechace, o con esa habilidad para incomodar al ala-pívot enemigo. No necesita anotar para merecer la ovación de una afición que ha visto como los temporeros se han erigido en referentes.

Mención al margen merece, eso sí, la vieja guardia del conjunto murciano. Sadiel Rojas, de entrega incombustible, sigue siendo el eslabón principal en la posición de 3, resistiendo incluso a la fría personalidad de Chris Czerapowicz. En la pintura, el cerrojo es cosa de Augusto Lima. El brasileño minimizó por momentos la fortaleza de Ángel Delgado. Por detrás, casi sin tiempo para echarlo de menos, reaparece Nemanja Radovic. “Míster Gancho” sobresalió a base de oficio en el triunfo frente a Bilbao. En total, 13 puntos, 8 capturas y 20 de valoración, sosteniendo al resto de compañeros cuando los vascos remaban cerca de la orilla.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
3 años 1 mes
#contenidos: 
124
#Comentarios: 
350
Total lecturas: 
201,411

Comentarios

Se veía a la legua que Taylor decidiría el partido, y eso que no estaba Davis. A Sito le da lo mismo si es preciso acabar con Bellas, McFadden y los dos citados en el cinco. A lo ASVEL con Okobo, Diot, Strazzell, y Chris Jones. Este juego es de los pequeños y quien diga lo contrario miente. En el otro lado Hakannson se esfuerza; Rouselle en su línea descendente y sin freno; Luz, overrrated en lo de la defensa, todo pundonor pero no ve a nadie y en ataque cal arena y el error de bulto por partido. Arrocet, mejor que otros días, pero lo del bote y manejo no es lo suyo (me pareció leer a abusu que podía jugar de base... juas)