Solapas principales

Dragan Milosavljevic disfruta de su "nuevo baloncesto" con el Urbas Fuenlabrada

  • El jugador serbio pasó las temporadas 2019-20 y 2020-21 en blanco
  • Fotografías utilizadas: ACB Photo / Alba Pacheco

Hay lesiones que acaban con las buenas carreras de los jugadores, aunque sin embargo también hay ejemplos que nos permiten ver que hay vida más allá de una dura lesión. Uno de esos jugadores que ha salido más fuerte de una serie de lesiones graves fue Dragan Milosavljevic, escolta serbio de 32 años y 198 cms, actualmente miembro del Urbas Fuenlabrada.

Si hablamos del jugador serbio y retrocedemos el carrete a unos años atrás, podemos recordar a Dragan Milosavljevic como un escolta-alero con capacidad de anotación y defensa que triunfaba en primero en Partizán BC y luego en el Alba Berlín. Sin embargo, tras varios años al mejor nivel, Milosavljevic vio como su carrera exitosa empezaba a decrecer tras firmar con el Unicaja. Durante sus dos primeras temporadas en el conjunto malagueño, Dragan Milosavljevic parecía no adaptarse al baloncesto español, y sus estadísticas se vieron disminuidas drásticamente. Sin embargo, el papel de los guarismos pasaría a un segundo plano a partir del verano del 2019, cuando nuestro protagonista afrontaba su tercera jornada en el equipo de Los Guindos. 

El 16 de agosto de 2019 el jugador serbio sufría una grave lesión de rodilla en un partido amistoso en Grecia, que acaba derivando en una rotura del ligamento cruzado anterior de su pierna izquierda. A partír de ese momento, el baloncesto del jugador pasaba a un segundo plano, ya que su recuperación parecía misión imposible a colación de las recaídas sufridas durante durante prácticamente veinticuatro meses. Tras dos años en blanco, el Frutti Extra Bursaspor le devolvía la oportunidad a Dragan de volver a las canchas, aunque su paso por Turquía fue más corto de lo esperado.

Tras la desvinculación con el conjunto turco, Dragan Milosavljevic volvía a ser agente libre. Urbas Fuenlabrada necesitaba un 2-3, y ahí fue cuando apareció la gran oportunidad para el jugador serbio. Había muchas dudas por su historial médico y la posterior reaparición en Turquía, pero las dudas sobre él se esfumaron rápidamente. En tan sólo cuatro partidos con el conjunto madrileño, Dragan Milosavljevic volvió a dejar aquellos destellos que había demostrado en Serbia y en Alemania. Su entrada en el equipo no pudo ser de la mejor forma posible, y es que sus dos primeros partidos con el conjunto fuenlabreño significaron dos victorias muy importantes para el equipo dirigido por Josep María Raventós.

412381scr_dc7e6c51fdb35ef.jpg

Raventós observa como Dragan Milosavljevic sube el balón (ACB Photo/A.Pacheco)

Sin embargo, en el último partido disputado por el conjunto fuenlabreño en la ACB, el correspondiente ante el Río Breogán (97-89 para los lucenses), Dragan Milosavljevic acabó con su racha de victorias particular (3 de 3 desde su llegada). No obstante, su papel en tierras gallegas fueron de lo más destacado del conjunto madrileño, acabando el partido con 17 puntos, 2 rebotes y 4 asistencias. Esto es, hasta el momento, su mejor partido con su nuevo equipo.

Los jugadores con lesiones de gravedad necesitan confianza y estabilidad. Eso lo ha encontrado Dragan Milosavljevic en Urbas Fuenlabrada. El jugador necesitaba el baloncesto, y en tierras madrileñas lo ha encontrado. Lo está viviendo. Está disfrutando de su "nuevo baloncesto", el que dice adiós a las lesiones y hola a la ilusión y el disfrute sobre la pista.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
2 años 2 meses
#contenidos: 
256
#Comentarios: 
638
Total lecturas: 
654,707