Solapas principales

El futuro de Iberostar Tenerife: un sobrevenido cambio de ciclo

  • Gio Shermadini y Alex López, los primeros fichajes de una plantilla con muchos cambios
  • Sensibles bajas de jugadores con mucho arraigo en la isla: Beirán, Richotti, Abromaitis, Bassas...

Algo pasa en La Laguna. Y no debería…Iberostar Tenerife, aquel equipo que no hace mucho transitara por los sumideros del baloncesto español, reestructuración mediante y al calor de las buenas y pausadas gestiones y del turístico dinero, vive hoy picando la nobleza de nuestro deporte. ¡Qué rápido se acomoda uno a lo bueno! Quién hubiera pensado, entre la neblina de San Benito y la humedad del Ríos Tejera que aquel equipo homenajeado este febrero, iba a jugar, un par de suspiros después, una semifinal de Copa por segundo año consecutivo, una final de competición continental, después de haberla ya ganado en su primera edición y se quedara a una canasta de competir por el título nacional, para convertirlo todo en costumbre después de dos años seguidos de bonus play de post-temporada. Y, aun así, aún con todo eso, hay un run run, un no sé qué que qué sé yo…que no debería.

Iberostar Tenerife - Unicaja (88-78) RESUMEN // Copa del Rey Madrid 2019

 

 

 

Quizás tenga que ver con los escasos seis partidos que se ganaron en una segunda vuelta larga y complicada. O a lo mejor, con la exigencia de una élite que todo lo devora. Quizás con las fracturas trascendidas en un vestuario que era el mejor activo del negro y el amarillo y que, como el propio Vidorreta ha reconocido, se tornó vilipendiado y fragmentado, quizás desenfocado.

Sea como fuere, Iberostar Tenerife afronta ahora su mayor reto desde que volviese a los focos del baloncesto del que se ve por la tele. Cambio de ciclo, como dirían los más sonoros y rimbombantes titulares. Acostumbrado a las reestructuraciones constantes de los bajos presupuestos y los buenos fichajes, este año, sin embargo, la desbandada es meridiana. Unos, por cuestiones sentimentales. Otros, la mayoría, por razones más banales. Algunos, buscando no sólo más ceros en sus contratos, sino menos kilómetros en su bagaje, después de interminables viajes en una competición continental de discutido lustre. ¿Será este otro obstáculo para el bueno de Aniano en su enésima construcción de equipo? De entrada, no parece la Basketball Champions League un cartel demasiado tentador para atraer jugadores y mantener los farolitos de La Hamburguesa, ahora que se hace más grande. En las próximas semanas lo veremos…

JUGADORES CON CONTRATO/ Altas

Poco a casi nada por aquí que encontrar a fecha de la publicación de este artículo en el roster aurinegro. Tras de la estampida, llegarán la calma y los buenos fichajes. Esos a los que nos tiene acostumbrada la directiva lagunera. Por ahora, esto es lo poco con lo que cuenta la plantilla:

Gio Shermadini: nada se discute de su clase y movimientos, ante uno de los últimos pívots de la era clásica de nuestro baloncesto. Con los músculos justos y necesarios para jugar a esto, sus bailes de salón del blanco y el negro del juego de espaldas serán alagados por la buena afición aurinegra, que de esos ha visto unos cuantos. Otra cosa será detrás, cuando el cinco contrario suba machaconamente a poner bloqueos constantes al jugón de turno. Rápidas y efectivas habrán de ser las rotaciones defensivas para no penar los 30 años y los desplazamientos laterales de un pívot de los de antaño. En cualquier caso, los 10 puntos y 5 rebotes de este año en Unicaja estarán más que garantizados.

Álex López: el combo lagunero fue la primera buena noticia del verano tinerfeño. Tras su temporada de consolidación en Burgos, regresa a casa con un contrato de tres años para cerrar el ciclo que iniciara en las canchas del Nuryana. Viniendo del dos y acostumbrándose al puesto de base, veremos el rol que finalmente asume el lagunero, después de una segunda vuelta muy buena allá por las tierras de Castilla. Un fichaje que contenta a las masas, sobre todo tras la oscura salida de Richotti y que agrada a Vidorreta, deseoso siempre de contar con jugadores polivalentes que ocupen varias posiciones en la cancha. Y además, es cupo. De las dos clases.

Tomasz Gielo: todavía estremecen sus gritos de dolor allá por los finales de septiembre en el Wizink Center, tras aquel fatídico resbalón, después de aquella carrera baldía de Campazzo. Olvidado todo aquello, el zurdo polaco última su recuperación…para el mundial de China. Se interponen los intereses nacionales con los del cuerpo médico aurinegro, más interesados en una buena puesta a punto que permita estar al ex de La Penya disponible para iniciar la temporada con la rodilla curada y el físico preparado.

Fran Guerra: otro canario que regresa, o no, aunque éste no sea tan arraigado. Después de dominar la LEB desde el cinco y estar a 60 segundos de ascender a la ACB con Iberojet Palma, el bueno de Fran se juega en su competición particular con Petit Niang formar parte del roster definitivo de un Iberostar Tenerife al que le ha faltado precisamente eso en esta temporada; una buena rotación interior que le diera minutos de descanso y calidad a Iverson. Sus 13 puntos, 5 rebotes y 3 asistencias con los otros insulares le dan la estabilidad estadística que su cabeza no asegura. Quizás estar de nuevo cerca de casa le ayude.

Petit Niang: sus números no mejoran, pero Vidorreta tiene confianza ciega en él. El año que más minutos ha jugado en ACB, anota igual, rebotea menos y tapona aún peor, pero por las declaraciones de su entrenador, parece, a día de hoy, tenerle la partida ganada a Fran Guerra. Eso, o tener una plantilla de trece jugadores, algo que no gusta mucho tampoco por las oficinas de La Hamburguesa. Al final, todo dependerá mucho también de los cupos, los dichosos cupos. Mientras tanto, el joven ya no tan joven senegalés busca seguir apurando sus opciones de jugar en una élite que ya es un premio para él.

Tim Abromaitis: a día de hoy sigue en esta lista, pero poco le queda para abandonarla. Los cantos de sirenas, los rublos desde San Petersburgo y la Euroliga pesan demasiado para un ala-pívot que sorprende que se haya mantenido tantos años en Tenerife. Otro temporadón para el hijo de Jim, al que cuatro campañas en la isla y la madurez de los treinta años parecen dar definitivamente la importancia que los números siempre han demostrado desde que se asentara por el subtrópico. De confirmarse, que parece lo más probable, será una de las bajas más sensibles del equipo lagunero.

los que no siguen

Javier Beirán: como una de aquellas milis eternas de las que se hacían antes por las islas, Javier Beirán disfrutará de su décimo año regocijándose de sol, papitas arrugadas, mojo y gofio de mezcla. Un exitoso potaje, de ese que le ha hecho convertirse en pieza clave en Gran Canaria primero y en Tenerife después, lesión de ligamentos mediante. Ahora, con 32 años en la buchaca y premio Endesa 2019, coge el ferry de nuevo para volver a la isla de enfrente, recogiendo en su cuenta corriente lo que en La Laguna sembró y hasta Scariolo reconoció. Nunca nadie en las islas había hecho tanto contra el pleito insular, por mucho que a la inmensa mayoría de políticos insulares les pese.

Ferrán Bassas: otro que, a falta de confirmación oficial, se muda de isla para jugar los derbis canarios viendo el Teide desde la distancia. Irrechazable la oferta canariona para un base que no para de crecer desde que Iberostar Tenerife le diera la oportunidad de afianzarse en la élite nacional. Sus casi ocho puntos y cuatro asistencias por partido bien valen un contrato al que Iberostar Tenerife nunca podría llegar. Para cuando lo de ser base titular habrá que verlo. En cualquier caso, premio más que merecido para otro producto de la mina del verde y el negro badalonés.

Nico Richotti: honores castrenses con retirada de número y ofrecimiento futuro para una baja que no ha sentado muy bien entre las peñas que más ruido hacen en el Santiago Martín. Después de nueve años y experiencias de todos los colores, Nico Richotti abandona el equipo al que llegara para unas pachangas de verano y que ha encumbrado al escolta argentino hasta el mayor de los arraigos en la isla y fuera de ella. Atosigado por las lesiones constantes en un caso de inhóspita mala suerte, su presencia en el último año ha sido casi testimonial, en un equipo acostumbrado ya a la doble competición y al que no le sobra ni media rotación en un ir y venir de partidos constante. De ahí la lógica decisión. Otra cosa son las maneras. 

Nico Brussino: tan bueno para jugar a esto como frío tiene el pecho, parecía haberle encontrado Vidorreta su encaje en el equipo, sobre todo después de la lesión de Beirán y su clave quehacer en la BCL. Sin embargo, poco esfuerzo ha hecho el equipo para retenerlo, quizás buscando otros perfiles con menos caché, pero con mayor aportación, de cualquier tipo. Su clase y condiciones son innegables, para un tipo que parece jugar siempre sobrado desde sus 2,01 y su 40% en triples. Quizás en Zaragoza puedan disfrutar de esas condiciones…y calentarle la vida con algún ternasco.

Davin White: dos meses duró el efecto de su fichaje. Bastante para un jugador que venía sin equipo y con una carga de años importante. El retorno de uno de los héroes frecuentes de temporadas anteriores sirvió para apaciguar la espantada de McFadden, para dignificar las semis de Copa…y poco más. Sus tres minutos por partido de las últimas jornadas ya profetizaban un final así. En cualquier caso, ¡gracias por tanto Davin White!

Sebas Saiz: finaliza su cesión y no volverá. Lo que parecía una buena operación, pronto empezó a perder peso a base de largas rotaciones en el banquillo. Salvo en la excepción europea, en la que se paseó ante rivales de medio pelo y fue el MVP del equipo en muchas jornadas. Sus escasos centímetros para el cinco le obligan siempre a un sobre esfuerzo que en esta liga tan musculada muchas veces no se recompensa. Un verano intensivo en el tiro y una nueva cesión esperan al buen jugador madrileño.

Janari Joesaar: testimonial la presencia del alero estonio en los escasos seis partidos que pudo disputar en la Liga Endesa. Con la intención de darle un empujón físico al equipo después de tanta lesión inoportuna de mitad de temporada, sus propios problemas musculares impidieron cualquier atisbo de aquella estrategia arriesgada. Como es costumbre ahora, el club agradece su compromiso y mejor profesionalidad y le desea lo mejor en su futuro…

sin resolver

Rodrigo San Miguel: él se quiere marchar, retornar a casa, formar una dupla maña de bases con la promesa de todas las promesas Alocén. Vidorreta no. Mala cosa para un movimiento que hace unas semanas parecía hecho y que ahora se tensa con el paso de los días. Con un año más de contrato, al 00 le entra la nostalgia del regreso. Terrible timing, ahora que es imprescindible para el técnico vasco, que se asoma a las ventanas con la regularidad del trabajo bien hecho, de la constancia como dogma y que ofrece sus mejores años de baloncesto al calor de las latitudes subtropicales. Veremos en qué queda el pulso. En cualquier caso y pase lo que pase, la afición lagunera siempre venerará a su santo particular.

Colton Iverson: otro que pronto saldrá de esta lista para engordar aún más la de bajas del equipo. Si había alguna duda, la llegada de Shermadini todo lo aclara. Y es que la buena temporada del pívot estadounidense, 5º jugador más valorado de toda la liga no ha pasado desapercibida para Joan Plaza, que le ha puesto una chincheta en el mapa a Tenerife para reforzar su juego interior. Ahora que además tienen la preciada wild card de Euroliga, pocos o ningún día le quedan a Iverson como jugador canarista.

Lucca Staiger: mira que le gusta a un alemán la isla, pero, en este caso y finalizado su contrato, no se aprecian noticias de la continuidad del experimentado tirador por Tenerife. Sin la continuidad deseada y con apenas cinco puntos de media por partido, tampoco se han encontrado en él los atributos intangibles que no salen en las estadísticas. De ahí que su futuro vuelva a estar, con toda probabilidad, en su regreso a la Bundesliga de la que saliera por primera vez para viajar a las Islas Canarias. Como muchos compatriotas, vamos.

Pierre Antoine Gillet: se movieron bien y rápido (como casi siempre) los dueños de los cheques aurinegros para suplir el contratiempo polaco. En esa ocasión, se fueron hasta Bélgica para traerse a un viejo enemigo de batallas europeas de famoso apellido. No lo hizo mal el ala-pívot en su rol de especialista tirador que le abriera espacio y campo a Iverson. Su 42% en triples así lo atestigua. Sin embargo, la vuelta de Gielo devolverá con certeza a Gillet a las ligas francófonas del centro de Europa en las que tan cómodo se encuentra.  

rumores

Aquí la lista puede ser tan larga como se quiera. Con una plantilla todavía por construir y el fulgor de las negociaciones subiendo como lo hace el mercurio en las olas de calor, podríamos explayarnos hasta el infinito y un poco más allá hablando de posibles en el futuro de Iberostar Tenerife.

De entrada, parece que Aniano Cabrera y los suyos le han tomado la delantera al Real Betis EPlus por Pablo Aguilar. La desvinculación del granadino con el Reggio Emilia italiano y sus altas pretensiones parecen situarlo nuevamente en las islas, después de su paso por Gran Canaria. Otro de esos ala-pívots tiradores que abren el campo y saben pasar la pelota que tanto le gustan a Vidorreta. Blanco y en botella, vamos.

En la orfandad en la que se encuentra en estos momentos el puesto de alero alto canarista, sonó con mucha fuera en los últimos días la llegada de otro ya ex Unicaja, el madrileño Dani Díez. Otras metas pretende cumplir el alero. Después de cuatro años en la Costa del Sol, parece haber encontrado otro destino soleado para sentirse otra vez jugador, como él mismo afirmaba en su salida.

Por otro lado, y a la espera de resolver el contencioso San Miguel, busca en el mercado la directiva un base que transcriba sobre el parqué los trazos de la pizarra de Vidorreta. De ahí que el nombre de Marcelinho Huertas ilusionara tanto por las tierras bajas de la isla. Un posible fichaje de relumbrón, con muchas novias y más dificultades, del que poco más se sabe tras la primera batida de rumores y las lágrimas en su despedida baskonista.    

A partir de aquí, la retahíla es cuasi inacabable; Aaron Doornekamp y su regreso a la isla, dos años después. Klemen Prepelic y una cesión imposible o Tadas Sedekerskis como un préstamo más accesible. Paul Lacombe o Jaka Blazic como perennes deseos año tras año o Santi Yusta como nuevo nombre que adjuntar a la lista. Podríamos seguir, pero mejor le dejamos al verano y a los esfuerzos de Aniano para seguir confeccionando el futuro de este, ahora sí, casi nuevo Iberostar Tenerife. Otro reto más sobrevenido para la entidad. Y no debería…

Sobre el autor

Antiguedad: 
2 años 9 meses
#contenidos: 
130
#Comentarios: 
638
Total lecturas: 
306,566

Comentarios

Artículo digno de leer. Entre tanta conjetura algo es seguro Vidorreta jugará el base-pivot tocho. Huertas jugó para Txus si eso es el sustento del rumor de "amaestrando" pues adelante...otro más. El intercambio de alero madrileño para peor, sensible baja la de Beirán.

Para mi han cometido un error inscribiéndose en la BCL, Creo que e les queda pequeña y para el crecimiento del club deberían jugar Eurocup. En la BCL hay equipos que en LEB Oro estarían a media tabla

Retorno económico, o eso dicen concienzudos estudios! Zaragoza optó también por dicha vía. El caso es que si nos atenemos a la clasificación Manresa e Iberostar han debido renunciar a la Eurocup, puesto que ha entrado Androrra, no sé si -al igual que Monaco- como país independiente a pesar de jugar la liga española. En solobasket han debido hacer mutis por el foro.