Solapas principales

El paso adelante de Andrew Albicy

  • Albicy ha pasado a ser el líder del equipo de Fisac
  • Más asistencias, menos pérdidas, más robos y más puntos
  • Fotos: ACB - M. Henríquez

Su segunda temporada en la Isla está siendo la mejor versión de Albicy. La mejoría que ya evidenció el galo en el final de la pasada temporada se ha mantenido, incluso mejorado, en este inicio. Su ejemplo en entrega y capacidad defensiva logra contagiar al resto de compañeros, que elevan el listón cuando ven a su base, en primera línea complicando la vida a los rivales.

 

 

El primer curso en el Gran Canaria no fue bueno, con muchos altibajos. Albicy fue de menos a más, como el resto del equipo, pero solo en contadas ocasiones se llegó a ver su verdadero nivel. Su juego generaba dudas, con un exceso de pérdidas de balón, algunas muy groseras y menos asistencias de lo que en él era habitual.

Los problemas en el vestuario, que generaron varias salidas de jugadores importantes, afectó demasiado al juego del equipo e incluso el base también tuvo opciones de salir. Fisac llegó a decir que Albicy había tenido una oferta (justo antes de que llegara Quino Colom) del Estrella Roja para jugar en Euroliga.

No le hace falta anotar para ser imprescincible en la rotación de Fisac, su entrega, defensa y dirección de juego están siendo grandes armas en el buen inicio del Granca. La evidente mejoría física le permite añadir puntos vitales a su repertotio habitual, acabando con más acierto las penetraciones y tirando mejor desde el exterior.

Se perdió los primeros partidos por la lesión muscular que arrastraba desde los Juegos Olímpicos de Tokio, donde consiguió la medalla de plata. Debutó de forma testimonial en Málaga, en la tercera jornada, pero ya en la siguiente, frente al Joventut, su salida fue determinante para dar la vuelta a un flojo inicio de sus compañeros. Junto a Khalifa Diop fueron los artífices del incremento en la intensidad defensiva y elevaron el nivel físco hasta un punto asfixiante, que los badaloneses no pudieron alcanzar.

 

 

Ahora ha vuelto a sufrir una lesión muscular, cuando estaba en su mejor momento de amarillo, aunque su baja ha sido bien suplida por Javi López y sobre todo, por la mejora de rendimiento, con el paso de los partidos, de Chris Kramer, otro base con unas condiciones defensivas excelentes y buenos recursos ofensivos, tanto para anotar como para repartir juego.

En Eurocup está siendo más incisivo, en sus últimos tres partidos promedia casi nueve asistencias, con poco más de dos pérdidas, algo que fue su mayor déficit en la pasada campaña. Contra el Promitheas, que en ese momento entrenaba Luis Casimiro, fue decisivo en los últimos minutos, con un robo y siete puntos que decantaron el choque en favor de los amarillos. Es el mejor ladrón de balones de la competición y con la presión que ejerce al base rival comienza la defensa de los de Fisac, que también es más intensa y constante que la del año pasado.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
5 años 2 meses
#contenidos: 
188
#Comentarios: 
557
Total lecturas: 
419,352