Solapas principales

Fallece nuestro primer ‘gigante’ español en el baloncesto, Shegun Azpiazu

  • Nunca fue internacional pero sus 2.10 causaron impacto en la Liga Española a pesar de tener un defecto en su brazo derecho

azpiazu_essie.jpg

Shegun Azpiazu, feliz con Essie Hollis, en octubre de 2015, en los actos del 40 aniversario de Askatu. (Foto Archivo ASKATUAK)
Shegun Azpiazu falleció en San Sebastián a los 72 años sobre las 12:30 de la tarde. Tras 7 años de lucha contra el cáncer el ex jugador del Atlético San Sebastián, KAS de Bilbao, F.C. Barcelona y Askatuak dijo "adiós".
En este último club acabó también ejerciendo tareas técnicas empujado por Josean Gasca, uno de los máximos exponentes para que viera la luz la actual ACB. “Shegun y Josean fueron los únicos que no cobraron un duro. Todo lo hacían de forma altruista. Shegun estaba muy enfermo y yo solía ser su chófer oficioso. No me importaba, claro. Era un gran amigo. Se nos va a hacer muy duro. Hoy tenía una reunión en Barcelona con ACB con otro fundadores de la primera liga y me he vuelto al saber la noticia”. Explica con tristeza Iñaki Almandoz, mano derecha de Gasca en aquellos inicios profesionales de nuestro baloncesto y presidente del Askatuak.

Los 2.10 de Azpiazu le señalaron como el techo del baloncesto español a finales de los 60 y mediados de los 70. Sin embargo, nunca fue internacional a pesar de tener un físico imponente y una gran visión de juego. Aíto García Reneses, que jugó con en él varios años en el Barça, ha aseverado a Solobasket.com que “no triunfó más porque los exteriores (Aíto era base) no sabíamos jugar con los pívots. Al principio le costó, por timidez, amoldarse a los que no fuese la parte vieja de Donosti. Era una gran persona”.


También es cierto que Azpiazu tenía un defecto en su brazo derecho. Nuestro triste protagonista, que participó en el libro Historia del Baloncesto en España, narraba en su intervención en la obra que: “fui el jugador estatal más alto de mi época, midiendo 2.10 m, aunque antes, cuando jugaba en el Atlético San Sebastián, había otro jugador en el Águilas que se llamaba Fede Alonso que también era bastante alto. Fueron míticos nuestros emparejamientos, pues nos marcábamos mutuamente y saltaban chispas cerca del aro. Desde luego, yo también era el más corpulento y pesado con 120 kgs. Más tarde, llegaría a fichar por el Barcelona, donde estuve cuatro años, y dicen que defendía bastante bien a la estrella del momento, Clifford Luyk, pero nunca llegué a ser internacional con la selección. Mi brazo derecho no era útil del todo a consecuencia de una fractura producida siendo niño jugando al fútbol. Es evidente que los médicos no hicieron bien su trabajo porque la situación no se subsanó con una operación que me hicieron al cabo de los años. Tal vez, pensando en la posibilidad de haber conseguido mayores éxitos, más que a mi accidente, fue más achacable a mi tardía iniciación en el baloncesto. Empecé a jugar a los diecisiete años, gracias a José Antonio Gasca, quien tuvo que emplear dos años insistiéndome para que me iniciara en este deporte”. El ex jugador vasco consiguió dos ascensos en Gipuzkoa y fue uno de los hombres clave en el proyecto de Askatuak que tanto tocaría la fibra de la gente de San Sebastian a partir de mediados de la década de los 70, llegando incluso a competir dos veces en la Copa Korac.

 

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
19 años 8 meses
#Contenidos: 
1,926
#Comentarios: 
5,517
Total lecturas: 
10,248,218

Comentarios

Descanse en paz ese grande, en todos los sentidos, jugador.
¿Para cuando un reconocimiento a lo grande a todos los que en los años 50 y 60, hicieron que el baloncesto en este país es lo que es? La historia no es nada sin sus protagonistas.

Hace dos años y medio escribimos este artículo titulado: ¿Cómo era el basket en los 50 y 60? ¿Quiénes eran sus estrellas? ¿Curiosidades?

http://www.solobasket.com/liga-endesa/como-era-el-basket-en-los-50-y-60-quienes-eran-sus-estrellas-curiosidades

Gracias por interesarte en el baloncesto de ahora y el de antes.

Salu2.

 

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar