Solapas principales

La mejor versión de Jaime Fernández

  • Indiscutible para Katsikaris, disputa más de 27 minutos por partido
  • El trabajo del pasado verano le ha permitido ganar velocidad y resistencia
  • Los números avalan un rendimiento excelso. 19 puntos y 22.3 de valoración
  • Su conexión con Bouteille y la intimidación de Nzosa, claves en Murcia

Unicaja estrenó la temporada con un triunfo holgado ante Monbus Obradoiro (83-60). Ya en ese encuentro inaugural, nuestro protagonista deslumbraría al Martín Carpena con un dominio absoluto sobre el juego. En la rueda de prensa posterior, Fotis Katsikaris aclaró que “Jaime trabajó mucho durante el verano. Tiene otra velocidad, y es un jugador más maduro que toma decisiones con mayor control”. La pegada del escolta de Los Guindos arrasó cualquier opción rival: 24 tantos, 8 asistencias y 34 créditos de valoración.  

No fue un espejismo. Fernández ha mantenido su capacidad para inquietar al enemigo a lo largo de las 4 jornadas disputadas en Liga Endesa. De hecho, ocupa el segundo lugar en la tabla de anotadores con 19 puntos por partido, tan solo superado por Bruno Fitipaldo (20.8). En lo que a valoración se refiere, se mantiene por delante de Bojan Dubljevic (21.8) o Gio Shermadini (21) con un promedio de 22.3, y queda justo un escalón por debajo del insaciable Nikola Mirotic (25.5). Registros que superan con creces los topes históricos como jugador ACB, en su mayoría cosechados durante el curso en el que aterrizó en Málaga, allá por 2018 (11.9 tantos y 14 de valoración). 

Más físico, el mismo talento (acb Photo / M. Pozo)

Más físico, el mismo talento (acb Photo / M. Pozo)

Al margen de la estadística, tenemos la sensación de que Jaime Fernández ha dado un paso al frente para convertirse en el jugador franquicia de Unicaja. En el plano ofensivo, ha asumido con naturalidad “la oportunidad” que generó la baja de Darío Brizuela. Pero si algo sorprende, son los galones adquiridos para sostener al equipo en los momentos más complicados. Solo así se explica que el cuadro malagueño sobreviviera a UCAM Murcia durante la primera parte del choque que les enfrentó el pasado fin de semana.

En plenitud física, Jaime lideró el ataque ante el empuje pimentonero, erigiéndose en motor andaluz tras la eliminación de Norris Cole. Con el balón en las manos, el madrileño forzó hasta 10 faltas personales, añadiendo a su cuenta 17 puntos, 3 rebotes y 2 asistencias. Dosis de talento que permitieron a los visitantes llegar con vida al último cuarto en el Palacio de los Deportes.

Una vez allí, la puntería impasible de Axel Bouteille volteó un marcador casi siempre favorable para los de Sito Alonso (78-73 a menos de 3 minutos para el final). En paralelo, la presencia en la pintura de Yannick Nzosa se hizo insoportable para Isaiah Taylor. Hasta ese momento, el base universitario había encontrado el camino hacia el aro con regularidad. Sin embargo, la capacidad intimidatoria del congoleño frenó en seco las embestidas de los anfitriones.

La grada, que ya se relamía con lo que hubiera sido el mejor inicio en Liga de la historia del Club, despidió a los suyos entre aplausos por el esfuerzo realizado (79-84). En la mente de muchos quedó la duda de por qué no volvió a la pista el bueno de Tomás Bellas, especialista a la hora de cerrar encuentros. Quizá tuviera que ver con la necesidad de mantener a McFadden para contar con amenaza exterior. O tal vez, la mera presencia de Jaime Fernández modificó hasta ese punto la rotación de Sito. Nunca lo sabremos. Lo que sí es una certeza, por suerte para nuestro baloncesto, es que Jaime está de vuelta. Disfrutemos. 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
3 años 2 meses
#contenidos: 
126
#Comentarios: 
363
Total lecturas: 
215,299

Comentarios

Ya debió estar en las olimpiadas... ahora tras la despedida del Chacho a la selección no habrá excusas, o más dudas (aunque al que yo no hubiera llevado a Tokio fuese a Llull)