Solapas principales

¿Por qué Unicaja no está en Copa? Análisis del fracaso malagueño

  • La no clasificación de Unicaja para la próxima Copa del Rey ha sembrado las primera dudas sobre el proyecto que lidera Joan Plaza
  • En este artículo intentamos recopilar los principales motivos que han provocado la debacle malagueña

Parecía imposible. Pero la pesadilla se convirtió en realidad. Cuando despertaron aficionados de Unicaja la mañana del lunes 25 de enero, la eliminación de la Copa del Rey todavía estaba allí.

El proyecto de Joan Plaza se cimentó con carácter, entrega y jugadores de talento. El objetivo del entrenador catalán era devolver al conjunto malagueño al lugar que le correspondía, por historia reciente y presupuesto: la cabeza de la tabla. Lo logró en la primera campaña, aunque en Copa cayeran de forma inesperada ante el CAI Zaragoza en su propia pista y en cuartos de final. En la segunda campaña, la pasada, fue la culminación de ese objetivo, con Unicaja líder durante gran parte de la temporada y luchando de tú a tú contra el FC Barcelona tanto en semifinales de Copa como en playoff.

Parecía que los pilares de Unicaja eran, por fin, inamovibles. Este verano se apostó por talento, por fichajes de renombre. Se marcharon piezas clave, como Granger o Toolson, fichando en su lugar físico a raudales, con las llegadas de Smith, Jackson y Nedovic. Mas lo que ha sido en este inicio de temporada dista mucho de lo visto anteriormente: Unicaja ha vuelto a ser un gigante con pies de barro.

A la vista de los resultados, aunque Plaza se escuda en el buen rendimiento de Euroliga, con unas declaraciones que han hecho mella en algunos sectores de la afición – “la gente de Málaga debe saber ganar y perder como hacemos los integrantes del club” – Unicaja vuelve a dejar que desear. Se esperaba un gran año, visto la temporada pasada, y el fracaso ha vuelto a llamar a la puerta: la Copa del Rey ha pasado de ser un sueño a una pesadilla.

Es cierto que la temporada comenzó con una grata sorpresa, como fue la final de la Supercopa Endesa, aunque no se compitiera ante el FC Barcelona en la misma. Pero aquella final, unida a los buenos resultados en Euroliga, hacían presagiar que Unicaja estaba aquí para hacer algo grande. Nedovic no terminaba de encajar, y algunos jugadores eran demasiado irregulares, en especial en el puesto de escolta, pero se sacaban partidos en Euroliga con solvencia, aunque se penaba en liga. Al final, comenzaron a surgir dudas. No estar en el torneo del K.O pasaba a ser una opción.

nemanja-nedovic-unicaja-malaga-eb15.jpg

Nedovic recibe una falta (Euroleague)


Entre tanto, llegaba la peor noticia posible para la estabilidad del club. La Euroliga cambiaba formato y Unicaja no entraba dentro de sus planes. Un equipo con historia y solera como para competir en la máxima competición europea y que lo demostró esa misma semana tomando una de las plazas más difíciles del continente y ante el mejor equipo del mismo. El CSKA Moscú caía con una actuación brillante del equipo de Plaza. Era el punto de inflexión. O no.

Dos días después de tomar Moscú, llegó uno de los golpes más duros de la temporada. Unicaja caía en Sevilla, ante un Baloncesto Sevilla que fue muy superior durante todo el encuentro. Una semana después, volvían a caer en Andorra.

Esas, y no la derrota del domingo, fueron las que fraguaron un fracaso que va más allá de sensaciones y de la estadística clásica. Y para conocerlo bien, es necesario hacer un análisis profundo y complejo de la situación. Para ello, se dividirá el artículo en dos bloques: el primero de ellos hablará del equipo y  sus sensaciones, de qué ha motivado el fracaso. El segundo bloque constará de un análisis estadístico comparativo entre los clasificados para la Copa del Rey con mejor clasificación que Unicaja, pues Obradoiro ocupa la 14ª posición en la tabla y acudirá como anfitrión.

1. El fracaso, realidad y ficción.

Es innegable: Unicaja ha fracasado en uno de sus objetivos prioritarios de la temporada. Más aún teniendo en cuenta que ha perdido tantos partidos como perdió en la pasada campaña… al final de la misma. Es decir, para repetir clasificación, al menos virtualmente, Unicaja debería hacer una segunda vuelta idéntica a la que ha realizado Valencia Basket en estos primeros 17 partidos.

Pero antes de plantearse una segunda vuelta perfecta, hay que indagar en qué ha pasado y qué ha afectado de tal manera a Unicaja, hasta el punto de arruinar cualquier pronóstico que se hiciera. El conjunto de Plaza ha pagado su irregularidad y es necesario desgranar los motivos.

Los viajes… ¿son una excusa?

Ha sido uno de los puntos más reclamados por Joan Plaza, hasta el punto de enfrentarse al club por ello. Plaza reclamaba vuelos chárter para reducir el cansancio de los jugadores. Unicaja contaba con uno en su presupuesto para la primera fase, con el que Plaza voló a Sassari para después viajar a Málaga y vérselas con el FC Barcelona. El resultado fue satisfactorio, con un balance de una victoria en Italia y derrota en casa, aunque los de Xavi Pascual tuvieron que sudar tinta china para vencer a Unicaja.
Entonces llegó la polémica con el Top 16. Plaza seguía reclamando vuelos chárter, pensando en los viajes a Belgrado, Zagreb o Krasnodar. Lo solicitó en rueda de prensa, tras una victoria, y no sentó nada bien en el seno del club malagueño. Ya se habían hecho desembolsos extraordinarios, como los de Nelson y Cooley, y se pedía aún más. El club buscó vías para poder dar a Plaza lo que pedía. Lo ha hecho, esta misma semana, logrando un vuelo chárter desde Roma hasta Belgrado, y de Belgrado a la capital española, donde Unicaja se jugaba la clasificación de la Copa. ¿El resultado? Dos derrotas en dos partidos.


joan_plaza.jpg

Joan Plaza (Foto: ACB Photo / V. Salgado)


La cuestión es que Unicaja ha recorrido en la primera fase de Euroliga un total de 26834.34 km. Por comparar con los otros equipos de Euroliga, Baskonia ha recorrido unos 15718 km, el Real Madrid 21946.18 km y el FC Barcelona 21484.28 km, lo que deja a Unicaja como el equipo español de Euroliga que más kilómetros ha hecho, sin contar escalas y las complicaciones de los viajes, como por ejemplo el accidentado viaje que tuvo que realizar el conjunto de Plaza desde Bamberg, parando en Barcelona y viajando en autobús hasta Andorra. En definitiva, parece que uno de los argumentos que esgrimía Joan Plaza no se aleja demasiado de la realidad, pues los viajes a Tel Aviv o Moscú han sido muy largos y los que no, como el mencionado viaje a Bamberg, han contado con diversas complicaciones.

Pero… ¿es suficiente? Este punto no encaja con lo descrito por Plaza y algunos miembros de la plantilla a inicio de temporada. Se había fichado físico. Jackson y Smith destacaban en cada entrenamiento por sus mates. Las piernas no debían pesar. ¿Cómo es posible que jugadores destacados físicamente no puedan aguantar dos partidos seguidos? Incluso jugadores con pasado en la NBA han acusado ese cansancio, donde puedes disputar encuentros al día siguiente. Quizás el físico se confundió con explosividad, y el equipo no estaba tan bien preparado como se esperaba. La segunda vuelta dictará sentencia al respecto.

¿Hay líder en el vestuario?

Parece que la marcha de Germán Gabriel ha sido otro de los puntos de inflexión del equipo. Era el veterano, un jugador respetado y querido por la afición. Sin esa figura, parece que nadie ha asumido ese puesto en el vestuario. A su marcha se le unió la lesión de Markovic, que era quien asumía galones cuando los partidos se complicaban. Dos bajas demasiado importantes para el vestuario, que parece no haber terminado de encajar el golpe.​

1415_uni-lbo_1.jpg

Germán Gabriel, vestido de verde (ACB Photo/ Mariano Pozo)


Hay otro nombre a destacar, pero no por su liderazgo. Es el de Mindaugas Kuzminskas. El lituano ha sido nombrado mejor alero de la primera fase de Euroliga y es aclamado por prensa y afición como mejor alero del continente. Pero no lo demuestra. Su falta de sangre, su desidia y su falta de liderazgo hacen desesperar a más de uno. Para rematar, su última semana ha sido desastrosa, con dos partidos esperpénticos en las dos derrotas que cosechó Unicaja. Su semana ha servido para demostrar que Kuzminskas no responde a la dureza y contundencia de sus rivales; en Belgrado lo sacaron del partido a base de juego duro y en Madrid, Maciulis repitió el guión. Una mala señal para el futuro del equipo de Plaza.

Las dos caras de la misma moneda

Es indiscutible. Unicaja ha ofrecido dos caras a lo largo de estos primeros meses. No se conocen los motivos, aunque algunos apuntan a que los jugadores han decidido qué partidos quieren jugar y qué partidos no. Sea cual sea la explicación, ahora hay que plantearse si este es el camino a seguir. El Top 8 es viable, aunque no es una exigencia, pues el grupo de Euroliga no es tan duro como el que reúne a los otros tres españoles, pero cuenta con equipos de primer nivel.
De lograr entrar al Top 8, el temor reside en si el equipo seguirá jugando al mismo nivel en ACB. Y ya no hablaríamos de no participar en Copa. Hablaríamos de la posibilidad de que Unicaja no esté entre los ocho mejores equipos al final de la fase regular, lo que lo dejaría fuera de puestos de playoff. Es cierto que Unicaja siempre se ha movido en esos puestos y no se ha descolgado en ningún momento, pero el miedo a que se repitan errores del pasado, que motivaron la llegada del propio Joan Plaza, está presente. ¿Merece la pena gastar tanto esfuerzo en Euroliga, cuando el futuro en la competición nacional es un tanto incierto? ¿Logrará encauzar el ritmo Unicaja y cumplir con ambos objetivos?

Los ¿errores? del verano

Es innegable que se han cometido errores en la planificación de la plantilla. Unicaja perdió a dos de sus hombres clave en la pasada campaña, como fueron Granger y Toolson, y se les sumó una pérdida por reajuste, como ha sido el paso de Carlos Suárez de la posición de alero a la de ala-pívot. Se optó por prescindir de los servicios de Kostas Vasileiadis y Caleb Green, además de Golubovic, aunque pocos se acuerdan esta temporada del montenegrino. También se marchó Steffanson, destacado en Valencia Basket, dejando el número total de bajas en seis, cuando se quería mantener el bloque.

A ellos se unió la baja de Germán Gabriel a mitad de temporada, que junto a la lesión de Markovic y la incorporación de DeMarcus Nelson, hacen un total de ¡siete! caras nuevas para Unicaja a estas alturas de temporada. Un número que no encaja nada con el proyecto de continuidad que quería Plaza. Demasiadas piezas que encajar, teniendo en cuenta que algunas de ellas no carburan.

unicaja-milan.jpg

Green, protagonista de Unicaja / Euroleague.net


Nedovic está siendo una de las grandes decepciones. Se esperaba que el serbio asumiera el puesto de Granger, debido a su capacidad física, pero hasta ahora no ha dado señales de vida. Destellos, sí, destellos que resultan insuficientes para que se olvide al uruguayo. Para rematar, Suárez está completamente perdido en el puesto de ala-pívot, donde no goza de la superioridad física que le hizo destacar como “tres”. Sufre con sus pares, no rebotea con tanta facilidad y sus porcentajes han bajado, con un rendimiento incluso menor al de Caleb Green a estas alturas de temporada. La planificación está resultando una losa demasiado pesada para el equipo.

 

2. El fracaso, dato a dato.

El peor porcentaje en tiros libres de la ACB

Cuesta creer que un equipo que había fichado a grandes tiradores, como Jamar Smith o Dani Díez, ocupe este dudoso honor. Unicaja es el peor equipo en tiros libres de la liga ACB, con un 71.36%. Lo esperanzador es que el equipo ha mejorado en los últimos encuentros (firmó, por ejemplo, un 85% ante el Real Madrid), pero ha sido una de las claves de muchas de las derrotas cosechadas. Ante el FC Barcelona, el equipo malagueño sólo anotó un 60% de sus tiros libres, y perdieron por cuatro puntos. Frente a Laboral Kutxa, un 53%. O el 65% que firmó ante Valencia Basket.​​

1314_blb-ron_13.jpg

Toolson, uno de los anotadores de Unicaja (Foto: ACBPhoto / A.Arrizabalaga)


El dato no sería tan reseñable si los que protagonizan estos porcentajes no fueran tiradores. Carlos Suárez, sin ir más lejos, promedia un 58% desde la línea cuando el año pasado promedió… ¡un 90%! Dani Díez también ha bajado su porcentaje de forma sensible, pasando del 72% al 62% esta campaña. También Will Thomas, que pasó de un 70% (92 en playoff) a un 62%.

A ellos se añade el porcentaje de los escoltas, Jamar Smith y Edwin Jackson, que también han visto reducida su eficacia en el tiro libre. El primero ha sufrido una bajada de alrededor de un 5%, pero el caso de Edwin Jackson es casi tan llamativo como el de Suárez. El francés anotó la pasada campaña un 96% de sus tiros libres, y este año su porcentaje es de un 74%.

En definitiva, un dato muy llamativo que nos hace reflexionar sobre el problema del equipo: ¿falta de acierto o falta de concentración?

¿La mejor defensa de la liga?

Sí, Unicaja es uno de los equipos que menos puntos recibe en la Liga Endesa. Pero eso no significa que sea el equipo que mejor defiende. Unicaja ha mostrado serios problemas para defender a los rivales, sobre todo en el lanzamiento exterior. Para indagar más sobre el tema, utilizaremos el Índice Defensivo (Def. Rat, a partir de ahora), que mide el número de puntos que recibe un equipo cada 100 posesiones del rival.

Y sorprenden los datos de Unicaja. El equipo de Joan Plaza no es de los que más posesiones consuma por partido (un total de 1200 posesiones, lo que equivale a unas 71 posesiones de media por partido), de hecho, compite en este aspecto con el FC Barcelona, que consume las mismas posesiones de media y Valencia Basket, que utiliza una posesión menos por encuentro. El Def. Rat se calcula de la siguiente forma: Puntos recibidos*100/Posesiones. De esta forma, concluimos que Unicaja tiene un Def. Rat de 106 puntos. Salvo Fuenlabrada, que tiene un Def. Rat cercano a 112, el resto de rivales por la Copa presentan mejores o similares números que el conjunto malagueño.

 

1516_uni-icl_1.jpg

Jamar Smith lanza un triple (ACB Photo/ Mariano Pozo)

Sin ir más lejos, el FC Barcelona Lassa tiene un índice defensivo de 99.75 puntos recibidos cada 100 posesiones del rival, el mejor de toda la ACB. Valencia Basket también presenta buenos números, con 104.42 en este apartado estadístico, mientras que Herbalife Gran Canaria y Laboral Kutxa son la gran sorpresa, con 100.71 y 100 puntos recibidos cada 100 posesiones, respectivamente. El Real Madrid, con 105.9, mejora de forma mínima los guarismos malagueños, pero anota muchos más puntos de media que los malagueños.

De hecho, sorprende que equipos como FIATC Joventut presente una menor diferencia con los malagueños (el equipo de Salva Maldonado encaja 109.66 por cada 100 posesiones) que el equipo de Plaza respecto a las otras grandes defensas de la liga. Con estos datos, Unicaja no ocuparía el cuarto puesto como mejor defensa, que es el que ostenta en cuanto a puntos recibidos, si no que pasaría a ocupar la sexta posición en este apartado.

Si además hacemos hincapié en los índices, y obtenemos el Índice Ofensivo (Of. Rat en adelante), que mide los puntos que anota el equipo cada 100 posesiones, y calculamos el Rating Neto, la diferencia entre ambos índices, el equipo malagueño se ve perjudicado. Su Of. Rat es de 110 puntos cada 100 posesiones, y comparando con otros equipos observamos que los que mejor defienden, también presentan mejor Of. Rat. El Real Madrid es el mejor ataque, con 121.74 puntos cada 100 posesiones, seguido de Valencia Basket, con 120.85 y FC Barcelona Lassa, con 118.34. El rating neto de estos tres equipos es superior a los 10 puntos cada 100 posesiones. El de Unicaja es de 4, lo que lo sitúa también por debajo de Herbalife Gran Canaria y Laboral Kutxa.

Sin embargo, estos datos son mejores que los otros dos equipos que han ocupado puestos de Copa del Rey, es decir, Dominion Bilbao Basket y Montakit Fuenlabrada. Entonces… ¿cómo es posible que Unicaja no haya entrado en Copa?

Los porcentajes, la respuesta

Sí, los porcentajes es la respuesta a la pregunta anterior. Unicaja está en la mitad de tabla en tiros de dos (8º) y triples (9º) y es último en tiros libres. Sus porcentajes no son los mejores, pero la media que le anotan sus rivales no dista demasiado de lo que ellos realizan. Por ejemplo, uno de los puntos más criticados a la defensa de Plaza es que los rivales lanzan tiros liberados desde las esquinas, permitiendo que anoten un gran número de triples. Es cierto que se han dado exhibiciones en algunos encuentros, como ante el CAI Zaragoza, que llegaba como peor equipo en triples y firmó un espectacular 13/24, pero Unicaja recibe 9 triples de media, de casi 25 lanzados por los rivales, es decir, algo más del 36%. Y Unicaja tiene, precisamente, un promedio de casi un 36% (35.65, para ser exacto).

Entonces, si el triple no es lo que está crucificando al conjunto de Plaza… ¿qué es? Pues dos factores y una media verdad: su porcentaje espantoso en el tiro libre, como ya se mencionó anteriormente, y el porcentaje de tiros de dos de sus rivales. Sólo en dos de los partidos que perdió Unicaja, tuvo mejor porcentaje de dos que el rival, uno de ellos ante el CAI, que se exhibió desde el perímetro. El otro, ante Bilbao Basket, tuvo el mismo sino: los de Sito Alonso anotaron 14 triples por 3 de los malagueños. Mas este sigue siendo un factor común en las derrotas de Unicaja, y la media verdad de la que hablamos. Sí, Unicaja recibe un porcentaje medio de triples y no encaja demasiados. Pero es en las derrotas donde el club malagueño sufre en exceso, y recibe una media de ¡11 triples! Unicaja ha encajado la friolera de 99 triples en sus nueve derrotas, con un 43.23% de acierto, lo que unido a su peor porcentaje en tiros de dos y su mal porcentaje en tiros libres, dan como resultado al equipo malagueño fuera de la Copa del Rey.

Kuzminskas

El jugador lituano, por desgracia, merece un punto aparte. Sus números en Euroliga han sido notables, con alguna que otra exhibición, como ante Maccabi o CSKA. Incluso en Top 16 dio un clínic ante Cedevita. Sin embargo, en la competición doméstica Mindaugas Kuzminskas no es el mismo. En ACB promedia 10.23 puntos, por los casi 13 que promedia en Euroliga. En tiros libres los porcentajes son similares, mientras que en tiros de dos supera al año en Europa. El problema viene desde más allá de la línea de tres puntos, donde Kuzminskas pasa de un 35.6% a… ¡Un 27! Su último mes está siendo, además, bastante preocupante, con una bajada de prestaciones bastante evidente, igualando sus números en ambas competiciones.

mindaugas-kuzminskas-unicaja-malaga-eb15.jpg

Kuzminskas entra a canasta (Foto: Euroleague)

Kuzminskas estaba llamado a ser el líder de Unicaja y con él se ha consumado el fracaso. Empezó como un tiro y la mala racha de resultados ha terminado haciendo mella. Sus números coinciden con lo que transmite, lo que le hace repetir en este análisis. Por él pasarán todas las opciones de remontada de Unicaja.

El rebote, un arma de doble filo; y el juego interior

Es la estadística más llamativa de Unicaja. Dominan el rebote ofensivo, pero no logran imponer su dominio en el defensivo, donde son el quinto peor equipo. Un dato preocupante, pues su superioridad en el rebote ofensivo se diluye, igualando la lucha por el rebote con el rival, salvo que obtengan una ventana muy amplia en su propio aro.

Hay varios factores que pueden influir en este punto, y uno de ellos es, por supuesto, el renovado juego interior. La pérdida de Carlos Suárez en la carga del rebote ha generado una cierta descompensación en este factor, aunque en la pasada campaña tampoco fue uno de los datos más destacados. Sin embargo, su paso a la posición de cuatro ha bajado sus números en todos los campos: en esta temporada, promedia 3.5 puntos y 2.6 rebotes en lugar de los 6.3 tantos y 5 capturas de la pasada campaña. De hecho, hasta el defenestrado Caleb Green tuvo mejores números, con 8.1 puntos y 3.4 rebotes, dejando claro que el puesto de ala-pívot es la principal carencia del conjunto que dirige Joan Plaza. A ello hay que sumar el bajo rendimiento de Fran Vázquez, que a una importante bajada de sus números (de 7.9 a 5.4 puntos y de 4.7 rebotes a 3.4) le suma las dudas que ofrece cuando sale a la pista, con constantes despistes, errores de precisión y pérdidas por no agarrar bien el balón. Incluso hemos podido verlo fallar mates, bajando sus cifras también en este apartado.

 

115415_81_123282_81.jpg

Carlos Suárez lanza ante Felipe Reyes (ACBPhoto/ M.Pozo)

Demasiados problemas en sólo media temporada. Esa es la conclusión que se puede sacar de este fracaso. Se compuso una plantilla con demasiadas apuestas, y no hay ni una que haya salido bien. Richard Hendrix dura lo que su físico le permite, Nedovic ha pasado al ostracismo, en pos de un Alberto Díaz que madura a pasos agigantados. Fran Vázquez está desconocido, Suárez desubicado, Kuzminskas no ejerce de líder, los escoltas son irregulares… y las bajas de Markovic y Germán Gabriel, que aportaban seriedad y saber hacer sobre la cancha.

Unicaja necesita recomponerse. Las palabras de Plaza deben ser ignoradas por su afición y empujar al equipo, sí, pero sin olvidar lo sucedido. El proyecto está en la UCI, porque se teme volver a cometer errores pasados que hipotequen el futuro del club y lo comprometan seriamente. Plaza es querido por la afición y cuenta con pocos detractores. Sabe qué hacer para reconducir la situación, porque ya lo hizo una vez.

Ahora, debe volver a hacerlo. Cuenta con jugadores de calidad y con otros tanto que ponen corazón, destacando a dos héroes inesperados: Jack Cooley y Alberto Díaz. Son un ejemplo a seguir. En Málaga deben olvidar esta primera vuelta para afrontar con fuerza la segunda. Plaza debe asumir el mando. Y debe gestionar bien la ansiedad. Todo pasa por él.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
11 años 5 meses
#contenidos: 
233
#Comentarios: 
1,588
Total lecturas: 
1,224,308

Comentarios

Salvando las distancias por presupuesto, exigencias y plantillas, me recuerda un poco a la temporada de Cajasol con Plaza y Bullock en la que se llegó a la final de la Eurocup pero en la q se naufragó en liga en momentos claves. Sobre todo con esa frase soltada por Plaza.

A día de hoy, la agenda de Cracks en Europa se va reduciendo año a año, y los que quedan, o vuelven de la NBA, tienen salarios que para equipos como Unicaja, Valencia Basket o Baskonia, son ya excesivos, al margen de las ventajas fiscales que tienen equipos rusos o turcos con respecto a España, Italia o Alemania.
Yo creo que el único problema que tiene Unicaja es el rendimiento defensivo, al que algunos jugadores tienen que adecuarse a exprimirse durante 20 minutos porque no jugarán más, y que esos mismos jugadores se olviden de hacer números, porque no habrá esa posibilidad, es un cambio de mentalidad que les cuesta a muchos jugadores.

La diferencia de minutos en cancha del que mas juega (Will Thomas, 23 min) y el que menos (Jack Cooley, 11 min) es la menos de toda la ACB. Además, si comparamos al jugador de cada equipo que más minutos está en cancha, sorpresa!!!! El que menos juega es Will Thomas. Esto solo son datos, pero cuando veo jugar al Unicaja me da la sensación de que Plaza tiene el guión establecido, y pone a jugar a uno o a otro con criterios matemáticos. Esto puede deberse a la falta de un lider en el equipo, o por el contrario la falta de un lider está provocada por el reparto equitativo de minutos. En el puesto de 3 alto (a veces falso 4) nos encontramos con Kuz (19 min), Suárez (18 min) y Díez (15 min). Desde mi modesta visión del baloncesto, estos 3 jugadores aportan cosas muy parecidas, alguno será más rápido, otro tendrá mejor muñeca...., pero no dejan de ocupar la misma posición en el campo.

Quizá el problema es que fichar a 12 jugadores de nivel medio, te lleva a formar un equipo medio, de mitad de la tabla (Unicaja está 8º), y para formar un buen equipo hay que tener un par de tios que lideren, y otros 2 (la ficha 11 y 12) que aporten entrenando y minutos puntuales????

Totalmente de acuerdo.
Plaza distribuye mucho los minutos entre los 12 jugadores, y busca que el tiempo que estén en pista sean efectivos. Eso le costó, por ejemplo, a un jugador "diesel" como Toolson, que la primera temporada apenas jugara. Y creo que tanto a Jamar como Jackson, les pasa tres cuartos de lo mismo.
En cuanto a lo de la plantilla de jugadores de nivel medio, es cierto. No hay ningún supercrack. Recuerdo las plantillas de Scariolo, en las que había tres jugadores con un nivel alto, y y siete de nivel medio. El problema es que entonces manejábamos un presupuesto de 17 mill. y había 10 jugadores más 2 canteranos; y ahora el persupuesto es de 9 mill. y una plantilla de 12 y sin canteranos (Alberto Diez, como excepción). Las cuentas no salen para tres cracks.
En fin...

Me hace mucha gracia los intentos ee justifiacion de la no clasificacion para copa eel rey por estar demasiado centrados en euroliga... ni que una cosa implicara la otra.

Por otra parte, plaza es un señor entrenador y lo sabemos todos. Supongo que habra que pasarselo y temdra que arreglarlo de aqui a final de temporada. Aunque no creo que la elaboracion de la plantilla haya ayudado. En vez de cooley, un 4 que aportara puntos. En vez de nelson, minutos por fin para nedovic. Si no por que se le ficho?

Estoy de acuerdo en la opinión vertida sobre Fran Vázquez, sólo añadir sobre todo lo dicho, que es un jugador muy, pero que muy débil mentalmente...
En su caso, otros, su entorno decide lo que puede, no debe de hacer, etc...

Visto que esto va de dar palos a Unicaja, seré yo quien lo defienda.
La evolución de un equipo como el del año pasado de Unicaja debía ser ir a un juego más alegre, más coral, más rápido, manteniendo atrás su capacidad defensiva. En estas, se suplió con jugadores de ese estilo las salidas obligadas, y las no obligadas.
Nedovic es una bomba de relojería, para bien, pero también para mal, ya lo vimos en el europeo, capaz de lo mejor, y en Valencia, capaz de lo peor, no es un director de juego, es un combo que puede actuar de base, vamos, lo mismo que Granger, pero sin su capacidad defensiva.
Smith y Jackson, la teoría decía que debían asegurar en defensa la posición y aportar físico, explosividad, y tiro exterior en ataque, Jackson no era una apuesta, Smith si, y ninguno ha salido bien.
Suarez pasa al 4, porque Kuzminskas quiere y necesita más minutos en cancha, lógico que se los den, tiene nivel, pero no es un líder, necesita un base que juegue para él.
Díez es un jugador apagado porque no goza del beneplácito que tiene Kuz cuando le suple, necesita más juego para él, y no lo tiene.
Otro jugador que debía dar solidez en defensa y aportar en ataque era Hendrix, con sobrada experiencia y calidad demostrada, pero tampoco aquí lo está haciendo.
Y de lo que nos queda, Fran "the man" es así, lo ha sido toda su carrera, alternando épocas gloriosas, con sucesiones de partidos para llorar, por eso no está en la NBA, no por falta de calidad.
El problema de Unicaja es que ha intentado encajar las piezas que tenía en otro sitio para encajar lo que tenía disponible en el mercado, y eso es algo que no siempre da buen resultado (Noccioni de 4 este año, cuando el pasado lo bordó). En cualquier caso, creo que a largo plazo, con un par de retoques puede ser mucho más competitivo.

La cuestión es, en esos 19 minutos en ACB, está dando todo lo que debería dar?
Mi impresión con él es que tiene un potencial increíble, pero necesita regularidad y madurez, porque en partidos importantes ya ha mostrado que tiene decisión, se deja ver, y lo suele hacer bien, pero eso solo sirve para que le firme el CSKA o el Efes un contrato el año que viene, no para que Unicaja le saque rendimiento.
Por cierto, en esos 19 minutos tira 8 tiros, es decir, uno de cada 3 del equipo, yo creo que se le da la importancia que debe tener, otra cosa es el rendimiento que debe sacar.

Yo no creo que la Euroliga les haya distraído tanto. Tienen equipo para estar entre los cinco primeros y no estar en la copa es un palo. Pero a veces pasa y hay que entenderlo como lo que es: un palo que puede enmendarse si se alcanzan los play-off por el título. Lo cierto es que no los imagino sin Unicaja. Si a eso se suma presencia en el TOP-8, aunque no vayan más allá, la temporada no podría calificarse como mala. Pero claro, sin licencia A...sin Euroliga, por mucha Champions Leage que se invente la FIBA, no será lo mismo.

Coley y Nelson , un chiste, aparte con este último también se pierde a un cabreado Nedovic, en fin tras la lesión de Markovic ,todo en manos de un joven Alberto. Plaza y sus "fichajes" Smith y Jackson , que no reciben los mismos castigos que Kuz y Fran, por sus innumerables pérdidas, en fin no creo que Plaza ni tenga el apoyo de los aficionados, ni pueda reconducir esto, salvo que Kuz, "The man" y Hendrix, recuperen su nivel.

Lo que en septiembre parecía un trabajo brillante por parte del tandem Jimenez-Plaza, en enero nos parece horrible.
A diferencia que a ti, a mi Kuzminskas es un jugador que cada día me deja más frío. no desequilibra, es débil en el contacto, y en defensa, después de cuatro temporadas con Plaza, no es capaz de asimilar sus sistemas...
Respecto a la temporada pasada, y a toro pasado, quizáss no habría hecho falta hacer tantos cambios: Caleb Green era un paquete, Vasiliaidis no es jugador para tener tiros contados, y Golu era un témpano. Esos tres cambios voluntarios. Luego sustituir la baja de Granger. Que por cierto, si se sabía desde muchos meses antes que no iba a renovar ¿por qué no tenía la directiva un listado de jugadores ya buscados para sustituirle? Listo. No más.

El problema es que se han enfrascado en una guerra por demostrar que son de Euroliga y se han vacíado en esa competición dejando en segundo plano la ACB y tampoco son tan equipazo como creían algunos como para ganar a medio gas.
Personalmente es un ridículo muy grande no meterse en la copa, pero creo que ultimamente están acostumbrados.

Jornada 17 en 2014/15 Málaga 1° y Baskonia puesto 9° con 8 - 9 victorias, no va a la copa.
" 17 en 2015/16 Baskonia 3° y Málaga puesto 7° con 8 - 9 " , no va a la copa.

En Euroliga situación similiar en ambos casos.

Personalmente consideras que también Baskonia hizo un ridículo muy grande, por no ir a la copa ?

Porque el paralelismo parece clavado?... Entonces , café p'a todos no ?

A mi, particularmente, y como aficionado al baloncesto desde que en Ciudad Jardín metía canastas Arlaukas, me la reflanflinfla lo que otros equipos hayan hecho o dejado de hacer en temporadas anteriores. Los éxitos y los fracasos no se miden por lo que hacen los demás, sino por lo que uno mismo es capaz de hacer de acuerdo a los objetivos que se ha marcado.
Unicaja tenía como objetivo estar entre los 4 primeros. Es octavo. Por detrás de equipos como Bilbao, fuenla o Granca, a los que, como mínimo, duplica el presupuesto. Y lleva más derrotas que victorias.
Si analizamos además en perspectiva las últimas 5 temporadas, unicaja lleva dilapidados casi 50 millones de euros para obtener como resultados gloriosos disputar una semis de copa (tres ausencias de la misma) , y dos semis de acb.
La única manera de solucionar nuestros problemas es mirarnos a nosotros mismos y olvidarnos de lo que hacen los demás.

Te contesto yo, que ya sé que a life le das grima (a mí también, pero ya me estoy acostumbrando): Unicaja tenía más obligación presupuestaria que Baskonia para ir a la copa, tanto el año pasado como éste. Baskonia comenzó apostando por un proyecto toalmente nuevo, con nuevo entrenador y le resultó un desastre: empezó fatal la temporada pasada y tuvo que cambiar entrenador y jugadores sobre la marcha para poder enderezar el rumbo; Unicaja ha vivido una mayor estabilidad y resulta más difícil comprender como con un entrenador que lleva ya unos años allí y con un proyecto que debería haberse ido ganando en consolidación, habiendo pasta para ello, se ha pegado semejante batacazo. La ausencia de Unicaja de la copa es bastante más "ridícula" que la del Baskonia el año pasado, ya que es bastante más difícil de explicar. Lo difícil de explicar era que en la jornada 17, tal y como se empezó y con los cambios habidos, el equipo tuviera ya 8 victorias. Menos mal que estaba Ibon. Eso sí, que Baskonia no esté en la copa es una aberración, pues una copa sin Baskonia es menos copa. Además, este año tenemos pensado resarcirnos, y traernos la séptima para Vitoria. Espero que tú sepas estar a la altura y nos felicites.
Venga, Life, me debes una...

Ya sabemos todos que sois los mejores, pero los datos son esos, tus interpretaciones torticeras y tergiversadas como es costumbre. Los datos no mienten, tu hablas de otras historias y el artículo va de Málaga.

Si los resultados de Baskonia los justificas por cambio de proyecto, es una bobada, llevais cuantos priyectos y refundaciones llevais ?

De batacazo sabes mucho, el año pasado contratasteis 22 jugadores para hacer un equipo eso si es hacer el RIDICULO y conseguir lo mismo que hasta ahora Málaga y además criticar, eres patético !!

La copa? Ya vendiendom antes de cazar ?, yo estaré a la altura, ni lo dudes, mejor Baskonia que Madrid desde luego, yo solo espero que tu lo estés y permanezcas 2 meses sin decir sosadas, no sé que es más dificil si la cooa o tu silencio.

Pd. Por devolverte el piropo lamento daros grima a ti y a Life, a mi sólo me prodicís Asko.nia
Cuídate

Es el lenguaje de los de txoriburulandia: emiten sonidos sin ningún tipo de orden ni concierto; no posee lógica ninguna. No saben lo que dicen, no se entienden entre ellos..., su objetivo es meter ruido y molestar, como los moscones, pero peor, porque a éste hay que aguantarle todo el año. Por fortuna, que sepamos, sólo conocemos un especimen de su especie, aunque eso sí, aparece bajo diferentes nombres: thor, korres, celta, mirlo blanco, scallon, etc., etc....
Conclusión, amigo wendell, no intentes aprender el txoriburulandés porque es inaccesible a cualquier persona racional.

Buen y minucioso aporte que espero que lean los dirigentes, así como el propio Plaza y los jugadores.
Dicho esto, lo que digo una y otra vez hasta la saciedad: el problema es que no hay proyecto.
Entiendo que en las circustancias actuales hacer un equipo con vistas a tres o cuatro años es complicado: empuje de otras ligas con más dinero, incluso el año que viene no se juega euroliga, los jóvenes con talento se van a la NBA... ¡Pero es que esto es incluso a medio plazo! Un proyecto incluye lo que uno quiere ser a largo plazo. mi espejo es el Barça de futbol, el Arsenal... equipo que esté el jugador que esté mantiene una imagen. Incluso el Juventut. De hecho, mi modelo sería el del juventut pero con el dinero para retener al talento (como el equipo de badalona en los 80, vamos).
Pero es que una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa. No puede ser que en tres años sólo haya dos jugadores que hayan continuado: Vazquez y Suarez. Así es imposible.
Esto, para mi es el problema esencial. Unicaja carece de una guía. Ahora bien, admitiendo que este es el baloncesto de hoy y que los resultados en este trienio Plaza no habían sido realmente malos hasta ahora (obviando el hecho de que se ha aceptado que se compite para ser tresceros o cuartos y no para ganar y que eso ya satisface a los dirigentes ¡qué diferencia con Valencia o Baskonia que intentan ganar!), el problema de esta temporada radica en: ni Nedovic, ni Kuzminskas, ni Jackson, son jugadores "estilo Plaza". Y por otro lado, Suarez, que puede jugar de 4 puntualmente, frente a otros 4 blanditos, donde realmente aporta equilibrio es como 3. Thomas, es un currante, un fajador, no puede ser el 4 "titular". Y Fran está camino del asilo. Cuando se fue German habría que haber fichado un 4 de verdad y aprovechar la coyuntura para cortar o bien a nedovic o bien a Jackson. Suarez volvía al tres. Ya está, chimpón. Pero se trajo al fino estilista cooley, y tras la lesión de Markovic a Nelson (espectacular 1 contra uno los otros días para rematar el partido...).
En fin...