Solapas principales

Mate de Jasen

Previa MMT Estudiantes-DKV Joventut

  • La clasificación matemática para la competición del Real Madrid permitió a MMT Estudiantes entrar como anfitrión. Tendrán que probar su mejoría de juego y resultados ante el vigente campeón en su etapa post-Rudy y Aito pero con un entrenador que sigue el mismo libro que D. Alejandro y en plena evolución de Ricky Rubio

 

MMT Estudiantes, por Paco Orozco D.

12334_0.jpg

Mate de Jasen
Estudiantes vuelve a la Copa tras varios años de ausencia. Tiempos duros a distintos niveles para los colegiales, que regresan a una competición intensa, bonita como pocas, en la que un invitado tan particular como el Club del Ramiro, nunca pasa desapercibido. Inestabilidad institucional, serias dificultades económicas, ausencia de proyectos sólidos, son algunos de los aspectos que han hecho tambalear la idiosincrasia estudiantil. A pesar de ello, y los colegiales disfrutarán de la Copa del Rey en calidad de anfitriones para tratar de dar no sólo una satisfacción tangible a los patrocinadores y directivos, sino sobre todo una alegría a una afición que siempre se portó de diez, y cuando peor estuvieron las cosas, de diez cum laude.

Capitán Pancho, a la cabeza del grupo, tiene no pocos escuderos para afrontar con garantías la competición. Entre ellos Carlitos Suárez, quien siente como pocos los colores, los errores y aciertos: su rostro, tantas veces, reflejo de la grada. Como si el tiempo no hubiese pasado, Corey ha tardado poco en sentirse importante, y entendió rápidamente que no sólo se le fichó por sus dotes baloncestísticas. Popovic tampoco lleva mucho en Madrid; llegó como temporero, y al igual que en Badalona, tiene a la afición en el bolsillo. Un grupo de jugadores que conforman un corazón gigante, al que eso sí, a veces le falta algo de cabeza. La serenidad y experiencia de un Iturbe que no está para muchos trotes, pero sigue aportando y sobre todo hace piña, un Tom Wideman que a pesar de ya no ser él del Fuenlabrada, es pieza básica en los esquemas. Asimismo, el eslovaco Martin Rancik, quien deberá dar un paso adelante para demostrar que no se equivocaron apostando por él. Y otra apuesta importante, guiño a la cantera, con la responsabilidad otorgada al joven y prometedor Granger, solo ante el peligro en muchas ocasiones. Escoltas distintos, un Udrih que cuenta con la plena confianza del entrenador a pesar de no estar aportando demasiado en ambos lados de la cancha, y un joven Javi Beirán que intenta aprovechar sus oportunidades. Oriol Junyent, aportando veteranía, mano, y centímetros, aunque algo blandos, completa la plantilla junto a Richard Nguema.

Estudiantes ha demostrado a lo largo de la temporada que le falta serenidad para saber decidir en los momentos difíciles, con la cabeza fría. No pocas victorias se han escapado por detalles, despistes, precipitación. Jugadores con carácter, de sobra, calidad, quizás algo menos, pero no por ello la competitividad del conjunto estudiantil debiera verse mermada. Estudiantes pierde demasiados balones (él que más de la ACB), presenta problemas a la hora de controlar en ritmo de juego con continuidad, tampoco rebotea con la necesaria contundencia. Sin embargo, no cualquier equipo puede empezar una pareja de bases tan intensa y una dupla de aleros tan fuerte. Elementos de fuerza a los que la suma de una batería interior amplia, que responda de modo solvente, transforman en el grueso de un entramado más que interesante para Casimiro.

12314_0.jpg

Carlos Suárez la deja cerca del aro
Pancho Jasen, líder indiscutible de Estudiantes. En su octava temporada en el conjunto del Ramiro, el de Bahía Blanca es el hombre fuerte del vestuario. Ya no es el jovencito que llegó de Gijón a entrenar con Sainz de Aja y comenzar un ciclo estupendo en Carabanchel. Pancho se ha ido convirtiendo en un jugador cada vez más completo conforme ha ido adquiriendo peso en el equipo. Se fueron yendo las estrellas, él sigue. Aporta en ambos lados de la cancha, y también desde el banquillo. Nunca fue un gran tirador ni lo será, pero su mano no se encogerá cuando sea necesario. En no pocas ocasiones comete errores fruto de su mejor virtud, la garra que trae desde La Argentina, lo cual le ha impedido concursar en finales de partido apretados. Estudiantes compite con rivales de mayor nivel y el corazón y la cabeza de Pancho son más necesarios que nunca

Con su llegada al Ramiro, meses después y tras pasar serios problemas, Martin Rancik despertó ilusión y va siendo partícipe cada vez más del equipo. Ganas y calidad no le faltan, y motivación para devolver la confianza en él depositada tampoco. Hasta ahora, un par de buenos partidos lejos de casa, y gestos de rabia y compromiso. El eslovaco encara el torneo tras haber cuajado una buena actuación. Un jugador caliente que tendrá en la Copa una oportunidad inmejorable para recobrar la autoestima que le impulse.

Con tan solo siete victorias, Estudiantes es el peor clasificado de los ocho participantes. Llevaba varias derrotas en las últimas jornadas, pero el triunfo imprescindible ante un rival directo como el CAI, ayudará a los chicos de Casimiro a afrontar con mayor tranquilidad la aventura copera. Buenas sensaciones a unos días del comienzo, para un equipo que acumula una carga de partidos menor que cualquiera.

Estudiantes comparece en Madrid como anfitrión tras unos años de ausencia. Zaragoza fue la última ciudad que vio gradas coperas teñidas de azul demente en 2005, cuando el rival capitalino le cerró el paso a una Copa que los blancos tampoco pudieron levantar. El potente Baskonia frustró las ganas colegiales tanto en Sevilla’04 como en Valencia’03, y tenemos que remontarnos a Vitoria’02 para encontrar un triunfo estudiantil. Sólo se pudo dar un paso, que no uno cualquiera, eliminando al Real Madrid para luego caer en semis frente al Barça.

13521_0.jpg

Corey Brewer vuelve al Estu
Estudiantes no ha demostrado estar al nivel de ninguno de los rivales que podrá encontrarse en la Copa. Comparece como anfitrión y por unos días, tanto para el Club como patrocinadores y aficionados, el histórico y carismático equipo de patio de colegio, se codeará de nuevo con realidades hasta hace no mucho cercanas, pero a día de hoy bien distintas. Época de vacas flacas para un conjunto con solera, que ya el año pasado jugó con fuego, y a punto de quemarse estuvo. Un equipo que tiene en su afición su activo más valioso, como demostró el curso pasado tanto lejos como fuera del Arena, y que deberá saltar al parquet, quizás no con un punto más de motivación que los demás, pero si con un toque diferente. Estudiantes, un club muy especial, que vuelve a la Copa estando lejos de la élite, pero con toda su familia, muy orgullosa de su sangre azul. La prioridad, no pasar los recientes apuros, que para un Club como el colegial, podrían tener consecuencias insalvables. La ilusión, bañarse en los Delfines.

De los cabezas de serie posibles, Estudiantes evitó a los rivales que presentan a priori de mayor potencial, y el sorteo quiso emparejarle frente a un rival hermano y querido. La Penya es un gran equipo, y mejor Club. De producirse una derrota, seguro que la caña demente postpartido será menos amarga por ver a los verdinegros en semis. Dicho ésto, no podemos obviar que el camino que le puede esperar a Estudiantes hacia la final, no es de los más inaccesibles, así que si los colegiales consiguen pasar el primer cruce, no descartemos a los de Casimiro para nada.

13989_0.jpg

Moiso la deja muy arriba (Foto: JML)
Ya lleva más de un mes vistiendo de nuevo de azul. Pero como si del Ramiro fuera, Corey Brewer ha aportado necesaria entrega, pasión y veteranía al vestuario. Ya en el primer partido demostró más entusiasmo que el cortado Cummings, que con un currículo mucho más llamativo, casi nunca mostró ilusión alguna. Un jugador estadounidense que deja un equipo subcampeón y en Euroliga y vuelve tras la llamada de ese mismo Club agobiado ante un posible descenso mortal, para ser importante e insuflar ánimo, no es un tipo cualquiera. Y Corey no lo es. Ya lo demostraba entre la afición a las afueras de Vistalegre años atrás, y ha sido llegar y sentirse como en casa. Se tirará sus triples alocados, hará alguna que otra locura en cada partido, pero al menos el joven Granger no está solo en la dirección, y Brewer ha contribuido, no poco a dar otro aire al equipo.

Enfrentamientos precedentes:

Joventut 83-Estudiantes 81 (J2)

En la segunda jornada Estudiantes estuvo a punto de vencer en Badalona, con un inspiradísimo Iker Iturbe que desde el arco impulsaba a los madrileños en una cancha difícil. De ganar tras el tropiezo inicial ante Bilbao en Vistalegre quizás Estudiantes estaría en otra situación actualmente. Pero la Penya, que contaba con Pops y Wright, un brillante Ribas y un demoledor Mallet, se llevó el encuentro.

Estudiantes 70- Joventut 82 (J19)

Hace no tanto tiempo en el Madrid Arena, y con Ricky presente, los verdinegros volvieron a poder con los de Casimiro. Ribas confirmaba su predilección por un Estudiantes ya con Brewer, mientras Bogdanovic cuajaba el mejor partido del año. Los del Ramiro, como casi toda la temporada con poca cabeza y una gran dificultad para afrontar finales apretados, sumaron una nueva derrota en un encuentro en el que hubieran podido hacer más, a pesar de la suficiencia verdinegra.

 

DKV Joventut, por Carlos Jiménez

13438_0.jpg

Ricky Rubio (Foto: JML)
Durante el verano Sito Alonso consiguió desde los despachos a dos jugadores que ayudaran a Demond Mallet para sostener el peso ofensivo del equipo. Esa tarea debía ser propia  de Bracey Wright, que aportaría desde el perímetro, y Pops, que rompería el campo una y otra vez con sus penetraciones, vuelos sin motor y buen juego de pies. No obstante, ambos emigraron por circunstancias un tanto extrañas pues acabaron fichando por otros equipos a pesar de que se alegaban intervenciones quirúrgicas por parte del inglés y serias ocupaciones personales del norteamericano. Los verdinegros tienen un juego fresco y generoso, primero en asistencias de toda la ACB, que no se puede permitirse individualismos, su mayor lastre para finiquitar partidos en el uno contra uno. Pau Ribas está haciendo de extracomunitario en muchas ocasiones y Bogdanovic hace tiempo que ha invertido su juego exprimiendo sus ventajas en la posición de 4 y escondiendo sus pocos quilos para marear desde larga distancia a todos sus pares que le superan por fuerza. Han superado el balance del año pasada a pesar de todas las adversidades y todo el mundo se quita el sombrero ante el excelente rendimiento de la plantilla, cuerpo técnico y directiva. Clave que Moiso vuelva a ser el de los playoffs pasados ¿Quién puede toserle ahí arriba? Si Alonso encuentra la llave para motivarlo cada partido los verdinegros podrán correr más y tener más espacio para abusar del triple con una mejor selección de tiro. Ricky sigue progresando poquito a poco y sus jóvenes compañeros seguirán haciéndolo, veamos que pasa con el factor inexperiencia-cansancio.

<f>Ricky Rubio es el referente del equipo. Aunque no tenga confianza en el tiro, vaya por delante que está mejorando en los últimos partidos, aporta tantas cosas en la cancha que su equipo le necesita para que lo meta en dinámica cada vez que se pierde el norte, además, permite a Ribas dedicarse a anotar.

El DKV está siendo el equipo tapado de esta temporada. Pueden ser muchos, el propio Ricky, al que muchos ven congelado por la recuperación de muñeca que aún arrastra y las vertiginosas expectativas que se generan cada vez que pisa una cancha sea cual sea su estado físico. Ribas, Bogdanovic, Moiso o Norel tienen calidad y upside de sobra para pulverizar el guión establecido.

Fuera del TOP 16 de la Euroliga, llegan como cuartos clasificados en la ACB con un balance de 16 victorias y 6 derrotas.

En las últimas ediciones:

(2007) DKV Joventut - Winterthur F.C. Barcelona 70 - 84 Semifinales
(2008) TAU Cerámica - DKV Joventut 80 - 82 Campeón

14326_0.jpg

Coby Karl intenta superar a Kelati (Foto: Penya.com)
Mantener la fluidez de su juego que conlleva al pase rápido, salida al contraataque, balances frenéticos y lanzamiento exterior sin oposición por la velocidad que anotamos en todas esos aspectos puede ser clave de cara a sus enfrentamientos.

Mi pronóstico es que el equipo puede llegar a ser subcampeón ante el Real Madrid.

Coby Karl tiene mucho que decir en la liga. Gran manejador de balón, agresivo a ambos lados de la pista y excelente educación de equipo. Puede acabar siendo uno de los hombres que deban jugarse el último balón. También tiene un buen lanzamiento. Es el prototipo de jugador que a Sito le gusta y más, para rodear a los jóvenes canteranos. Asimismo parece ser que finalmente Henk Norel sí estará por lo que el equipo no tendrá bajas para afrontar el Torneo.

 

La videopizarra de Raúl Jiménez

Joventut

De tres en tres es como suman frecuentemente los verdinegros. Utilizando el triple como un cuchillo, ¿queda alguno de sus jugadores por anotar alguno? Sin contar a los “junior”, solo Moiso y Karl, que acaba de llegar y no tardará en hacerlo. Pero es que hasta seis de sus jugadores anotan más de uno por partido. Como vemos en las imágenes, en contraataque, tras bloqueo directo, de los exteriores, de interiores… siempre están preparados para el triple.

El contraataque por bandera, con jugadores interiores que corren muy bien y diversas maneras de finalizar.

Os destaco una situación clásica de ataque, en la que mandan a un alero a poste bajo y bloquean para que otro exterior suba al frontal del triple. Con algunas variantes en las que los bloqueadores pueden abrirse a tirar, es un sistema al que le sacan mucho jugo.

La agresividad en defensa, constante atención para ir al robo, constante amenaza de las líneas de pase, los brazos de Ricky y las manos de Ribas… Cualquier reverso es susceptible de ser “trapeado”, cualquier despiste se convierte en una canasta fácil. Defienden, en muchos sentidos, como a cualquier equipo le gustaría defender.

Estudiantes

Qué decir de Estudiantes, a veces llegas de invitado y sale cara. Dependerá de que consigan equilibrar el juego, que Wideman e Iturbe (especialmente Iturbe, es la clave para que el juego de los estudiantiles se desatasque) consigan dar lo mejor de cada uno, de saber ponerse a un ritmo tan exigente como el que les va a pedir su cuarto de final, de que todos den unos pasos adelante…

Me gustan algunas situaciones ofensivas en las que Iker Iturbe va a la esquina y dificulta las rotaciones defensivas… pero esta es una de esas ocasiones en las que es una cuestión de espíritu más que de pizarra. No puedes limitarte a buscar el mejor planteamiento para este partido, porque lo fundamental va a ser que los jugadores sean capaces de disfrutar jugando...

Probablemente el rival más débil, pero claro, nunca se sabe.

Sobre el autor

Antiguedad: 
16 años 2 meses
#contenidos: 
3,261
#Comentarios: 
18,893
Total lecturas: 
20,661,787