Solapas principales

Proyecto Valencia Basket 15/16: Ilusiones renovadas con la Eurocup como objetivo

  • Pedro Martínez lidera desde el banquillo el nuevo Valencia Basket
  • La pintura, ejemplo del cambio con 4 jugadores nuevos
  • Sam Van Rossom y Bojan Dubljevic, los ejes del nuevo proyecto

Nueva temporada en la ACB y nuevo proyecto de Valencia Basket. Después de un año en el que se vivieron muchas tempestades, la entidad de la Fuente de San Luis ha querido dar una vuelta de tuerca en su plantilla para iniciar un nuevo proyecto. Tras el experimento de Carles Duran como primer entrenador desde la salida de Velimir Perasovic, Valencia Basket le ha entregado el equipo a Pedro Martínez. El que fuera técnico de la Bruixa d'Or Manresa aterriza en la Ciudad del Turia por una temporada buscando la estabilidad perdida el año pasado.

En lo que respecta a los jugadores, Valencia Basket también ha sufrido un cambio necesario. Ya no está el que fuera hombre referencia, Pau Ribas, aunque las modificaciones más drásticas se han vivido en la pintura. Solo Bojan Dubjlevic continúa con respecto a los jugadores interiores de la campaña pasada. Kresimir Loncar, Pablo Aguilar, Serhiy Lishchuk y Luke Harangody dejaron la entidad para darle una nueva cara a la rotación interior. Con Luke Sikma y Justin Hamilton como principales incorporaciones, y con John Shurna y Jordi Trias como complementos, la renovada pintura de Valencia Basket gana tanto en intimidación como en versatilidad.

Pero no solo han habido cambios en la parte interior. El nuevo equipo de Pedro Martínez ha añadido dosis de dirección y de experiencia a su plantilla con los fichajes de Antoine Diot y de Fernando San Emeterio. El francés continúa en su proceso de recuperación tras la lesión sufrida antes del Eurobasket y de ahí la llegada de Jon Stefansson como temporero. Por su parte, San Emeterio busca ilusiones renovadas después de proclamarse Campeón de Europa con la Selección Española de Baloncesto.

A continuación desgranamos los hombres de este nuevo Valencia Basket 15/16 puesto por puesto.

BASES: SAM VAN ROSSOM / GUILLEM VIVES / ANTOINE DIOT                                

Uno de los motivos que mantiene a Valencia Basket como uno de los equipos a tener en cuenta en esta nueva temporada es contar con Sam Van Rossom (1.88 m, 29 años). Uno de los bases más cotizados del viejo continente continuará siendo el director de juego de Valencia Basket. Pero, sin Pau Ribas, se espera que el belga dé un paso adelante en lo que a relevancia ofensiva se refiere para ser uno de los dos líderes que necesita el conjunto taronja. Ya lo ha sido en muchos de los partidos que ha disputado con la camiseta valenciana, pero se espera que se mantenga como hombre franquicia en esta nueva campaña.

Guillem Vives (1.92 m, 22 años) fue una de las noticias más positivas del final de temporada de Valencia Basket. De promediar 5.9 puntos en la fase regular a promediar 9.7 puntos en los playoffs. Llegó tarde su explosión después de las dudas que hubo al principio con Dwight Buycks y después con Nemanja Nedovic, pero terminó dando el paso adelante que se le pedía. Ahora, en su segunda temporada como jugador taronja, Guillem Vives llega lanzado para ser el escudero de lujo de Sam Van Rossom en el puesto de base consciente de que esta campaña tendrá que seguir creciendo como jugador.

El puesto de base lo cierra Antoine Diot (1.93 m, 26 años). Tras disputar toda su carrera en la liga francesa, Diot aterrizó en Valencia Basket para ser utilizado tanto de base como de escolta. Un jugador con capacidad para anotar y con capacidad para dirigir a partes iguales que busca dar el paso adelante que exige ya su carrera casi por obligación. Lo negativo, que Diot debutará con Valencia Basket una vez iniciada la temporada después de sufrir una rotura muscular en el recto anterior de su pierna derecha.

VALORACIÓN SOLOBASKET: Pedro Martínez cuenta con todas las opciones posibles en su puesto de base. La opción más eléctrica y anotadora como puede ser la de Van Rossom, la opción más pausada y basada en la dirección como puede ser la de Guillem Vives y las dos juntas como puede ser la de Antoine Diot. Sin duda, con la llegada del galo, Valencia Basket ha dado un plus a su puesto de base aprovechando las diferentes capacidades que ofrecen sus tres jugadores.

ESCOLTAS: RAFA MARTÍNEZ / JON STEFANSSON

Rafa Martínez (1.90 m, 33 años) disputará su octava temporada en Valencia Basket. Su aportación ha ido menguando con el paso de los años como la lógica impone debido a la llegada de Pau Ribas. Con el nuevo jugador del Barcelona en el mismo puesto, Rafa Martínez ha sido titular en la mayoría de partidos pero consciente de que su responsabilidad en el juego ofensivo ha cambiado. El capitán taronja es una amenaza ofensiva y un seguro en defensa, aunque como actor secundario. Su físico será fundamental ya que la baja de Antoine Diot podría multiplicar los minutos de Rafa Martínez en este inicio de temporada.

150311-fcbb-valencia-4.jpg

Rafa Martínez con el balón (Irene Wepner)

Por su parte, Jon Stefansson (1.92 m, 33 años) vuelve a Valencia Basket para suplir precisamente a Antoine Diot. El islandés llega después de rendir a un muy buen nivel en el Eurobasket con su selección y firmó por los próximos tres meses, aunque Stefansson ya avisó que su objetivo es quedarse. Stefansson es el recambio ideal para Diot. Adaptado a la Liga Endesa, conocedor de la casa y en un buen estado de forma, el escolta quiere saldar cuentas pendientes con el equipo valenciano y poner difícil la decisión de finalizar su relación una vez se cumplan los meses que aparecen en su contrato.

VALORACIÓN SOLOBASKET: El puesto de escolta en este nuevo Valencia Basket está marcado por la experiencia. Dejando a un lado la posibilidad de contar con Diot en el puesto de 2, Rafa Martínez y Jon Stefansson aseguran intensidad en defensa y ser jugadores a tener en cuenta por la defensa rival en el tiro exterior. Aunque viendo los nombres que han llegado en otros puestos y la relevancia que van a tener los hombres interiores, parece que los escoltas tendrán un plano secundario en lo que a responsabilidad ofensiva se refiere. 

ALEROS: ROMAIN SATO / VLADIMIR LUCIC / FERNANDO SAN EMETERIO

Romain Sato (1.95 m, 34 años) ha sido presa de su físico esta pasada temporada. Después de ser el Mejor Alero de la ACB, el bajo nivel de Sato ha sido una de las claves para que Valencia Basket no pudiera hacer más en la Euroliga. De promediar 12.1 puntos y 5.9 rebotes por partido a sumar 7.1 puntos y 3.2 rebotes esta campaña. Su tobillo ha sido el motivo de su bajón en cifras, aunque esta temporada tendrá un rol más secundario y ahí, Sato puede ser el líder de la segunda unidad taronja.

Y es que el crecimiento de Vladimir Lucic (2.02 m, 26 años) va a obligar casi por sorpresa a que Sato tenga que empezar los partidos en el banquillo. En plena forma física, Lucic es el complemento diferencial del posible quintento taronja. Su mejoría en el tiro y su capacidad para cargar el rebote hacen de Vladimir Lucic el alero más completo del roster valenciano. Sin ir más lejos, Lucic es una de las apuestas de Valencia Basket. El pasado mes de junio, Valencia Basket ejecutaba la cláusula de ampliación del contrato del alero serbio para la próxima temporada. Lucic es una de las grandes apuestas siendo pieza fundamental de este nuevo proyecto.

Fernando San Emeterio (1.99 m, 31 años) es la guinda de esta posición en Valencia Basket. Tras años siendo el líder de Baskonia, San Emeterio llega a Valencia para ser una de las piezas importantes en el juego de Pedro Martínez. En su presentación como jugador taronja, el cántabro reconocía que una de las claves para su fichaje fue coincidir con Pedro Martínez en Girona. Con una experiencia más que demostrable en la Liga Endesa y en la Selección Española, San Emeterio busca ilusiones renovadas en un proyecto en el que hay puesta mucha confianza en su figura.

VALORACIÓN SOLOBASKET: El puesto de alero titular parece reservado para Vladimir Lucic. Cortar su progresión sería un error, por lo que los papeles secundarios podrían estar reservados para Romain Sato y para Fernando San Emeterio. Sin duda, un lujo para Pedro Martínez poder utilizar tanto a Sato como San Emeterio en una posible segunda unidad. Posiblemente, y por todo lo que se conoce de estos tres hombres, el puesto de alero puede ser el más completo de todo la plantilla taronja.

ALA PÍVOTS: LUKE SIKMA / JOHN SHURNA / JORDI TRIAS

Ya en la pintura es donde vivimos la mayor revolución de este proyecto de Valencia Basket con Luke Sikma (2.03 m, 26 años) como principal exponente. Tras dos temporadas en Iberostar Tenerife y después de una campaña en la que fue el quinto jugador más valorado de toda la competición con un promedio de 15.6 de valoración por partido. Con Sikma, Valencia Basket gana fuerza en el rebote, mayor versatilidad con el acierto en el tiro y un mayor nivel defensivo. Sin duda, el jugador que por todo lo que aporta más se puede asemejar al perfil de jugador que es Justin Doellman (puntos, rebotes, asistencias, robos...).

1415_ibt-jov_15.jpg

Sikma busca compañero (ACBMedia)

Con John Shurna (2.04 m, 25 años) se ha buscado un perfil similar al de Luke Harangody en lo que a amenaza exterior se refiere. El fichaje de Shurna viene abalado por el acierto exterior (48% en su último año en Darüşşafaka). Como el propio jugador destacó en su presentación como jugador taronja, Shurna es una de las mayores amenazas de este nuevo Valencia Basket no solo por su capacidad para anotar sino por los espacios que puede generar ante una defensa que tendrá que abrirse para llegar a sus tiros.

Sobre Jordi Trias (2.06 m, 34 años), el que fuera jugador de Barcelona, FIATC Joventut y MoraBanc Andorra llega para tener el papel más secundario de la pintura. Tiras llegó para ser el cupo que necesitaba el equipo de Pedro Martínez, pero su experiencia y su capacidad para aprovechar los minutos que tiene en pista hacen pensar que tendrá más minutos de los que en un principio se podían imaginar. Además, en una temporada que se prevé larga con la Eurocup de por medio, las rotaciones podrían favorecer a Trias.

VALORACIÓN SOLOBASKET: Valencia Basket necesitaba un cambio en su puesto de ala pívot después de las salidas de Luke Harangody y de Pablo Aguilar y las sensaciones son de crecimiento. Luke Sikma será el líder del puesto de 4 en este Valencia Basket, pero la capacidad exterior de John Shurna y la experiencia de Jordi Trias complementan un puesto en el que Valencia Basket ha centrado sus esfuerzos. Dejando a un lado la irregularidad de Luke Harangody y la poca aportación de Pablo Aguilar, Valencia Basket se asegura al menos de momento una mayor presencia en el puesto de ala pívot.

PÍVOTS: BOJAN DUBLJEVIC / JUSTIN HAMILTON

Bojan Dublejvic (2.05 m, 24 años) es el único jugador interior que continúa en Valencia Basket con respecto a la pasada temporada. En la entidad se espera que junto a Sam Van Rossom, el montenegrino sea el otro hombre franquicia, la referencia interior. Debido a su maltrecho hombro, que ya le hizo empezar tarde la pasada pretemporada, sus números han sido inferiores con respecto hace dos temporadas. Pero este verano, Dubljevic ha llegado en plenitud física consciente de que este debe ser el año en el que termine por ser uno de los jugadores más a tener en cuenta ya no solo en Valencia sino en toda la competición.

El hombre que cierra la renovada pintura de Valencia Basket es Justin Hamilton (2.13 m, 25 años). Su llegada ha generado dudas ya que se esperaba otro tipo de jugador, similar al perfil que ofrecen los jugadores como Latavious Williams. Pero el norteamericano está aprovechando la pretemporada para borrar esas dudas. Hamilton está promediando 15.3 puntos por partido y desde el club se hablan maravillas de él. Su entendiendo con Bojan Dublejvic parece el óptimo aunque, en principio, no deberían coincidir demasiado en la pintura. Las dudas sobre su capacidad para intimidar o para cerrar el rebote ya están borradas desde el club y parece que quiere ser un jugador importante en Valencia Basket.

VALORACIÓN SOLOBASKET: El puesto de pívot es otro de los focos que más ha preocupado en Valencia este verano. El año pasado, el equipo taronja sufrió en la pintura y por ello han querido mantener al que debe ser la referencia, Bojan Dublejvic, y han incorporado a un perfil de rebotador, finalizador e intimidatorio en la zona, Justin Hamilton. Si todo continúa según lo visto en pretemporada, Valencia Basket va a ser uno de los equipos que base una muy buena parte de sus victorias en el juego interior

TODOS LOS PROYECTOS LIGA ENDESA 2015-16

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
6 años 8 meses
#contenidos: 
124
#Comentarios: 
1,103
Total lecturas: 
586,010

Comentarios

Valencia ha apostado sobre seguro, pocos melones por abrir a diferencia de otros años. San Emeterio, Steffanson, Diot, Shurna...todos jugadores con años de experiencia, sólidos, con roles bien claros, jugadores de equipo.

Sí me preocupan dos cosas:

La primera es que el equipo está claramente desequilibrado, tiene una facilidad y una calidad inmensa en el juego interior, pero afuera falta todo algo de talento y desparpajo. Muy buenos defensores, profesionales enormes y buenos reboteadores, pero echo de menos algún jugón que pueda romper el partido. Un perfil Lafayette o Nedovic no existe en este equipo. Si a eso le añades que Lucic, San Eme, Steffanson o Vives son tiradores muy irregulares y Rafa está en el ocaso de su carrera los problemas pueden ser aún mayores. Las defensas pueden cerrarse muy mucho sobre este Valencia Basket.

La segunda es la ausencia de un pívot que intimide. Por lo visto en esta pretemporada Justin Hamilton no es que sea bueno, es que va a ser un firme candidato a MVP, Sikma tres cuartos de lo mismo, sin embargo es un tipo de jugador muy similar a Dubljevic, da la sensación de que el equipo se ha reforzado precisamente con una clase de jugador que ya tenía en plantilla y que hacen más potente al equipo pero recortan la responsabilidad del montenegrino, que en teoría debía de ser el más importante de esta plantilla. Por contra, el equipo sigue sin tener a un cinco grande que intimide, más allá de que Hamilton pueda suplir parcialmente esa debilidad.

Da la sensación de ser una plantilla descompensada, pero repleta de jugadores ganadores, con personalidad...y eso son muchas victorias al año.