Solapas principales

SCOUTING SB: Ethan Happ, interior old school para los sueños de Breogán

  • El pívot procede de MHP Riesen Ludwigsburg
  • Buen jugador en el poste y con IQ
  • Puede sufrir ante pívots más físicos

Tras una gran temporada de vuelta a la Liga Endesa encabezada por Dzanan Musa, el Río Breogán volvía a disputar competición europea tras más de 25 años y, con el fin de evitar un descenso como les sucedió la pasada temporada a Hereda San Pablo Burgos y Morabanc Andorra, ha tratado de realizar fichajes de nivel entre los que se encuentra un jugador con experiencia en Europa como es Ethan Happ, pívot estadounidense de 26 años y 208 centímetros, que procede del MHP Riesen Ludwigsburg de la Bundesliga alemana, con el que disputó la pasada Final Four de la Basketball Champions League.

TRAYECTORIA

Ethan Happ nació el 7 de Mayo de 1996 en la ciudad de Milan en el estado de Illinois, estado en el que acudió al instituto al Rockridge High School, donde fue calificado como un recruit de 3 estrellas, decidiéndose enrolarse en los Badgers de la Universidad de Wisconsin. En Madison, tras un 2015 en el que fue declarado redshirt y no disputó un minuto en la temporada en la que fueron finalistas, Happ se estableció como titular en su primera temporada completa, siendo capaz de realizar una buena temporada (12.4 puntos, 7.9 rebotes y 1.8 robos por partido) que le hicieron ser nombrado como mejor novato y estar incluidos en el mejor quinteto de novatos y mejor quinteto defensivo de la conferencia, la Big Ten.

Tras ello, su visibilidad subió, al igual que lo hicieron sus números y, en sus temporadas sophomore y junior, fue nombrado en el mejor quinteto de la conferencia y fue capaz de aumentar sus promedios hasta los 17.9 puntos, 8 rebotes y 3.7 puntos por partido. Esta mejora provocó que fuese considerado como All-American en la pretemporada de la campaña 2018-2019, pero en esta temporada no cumplió las altas expectativas creadas de subida de nivel, pero fue capaz de mantener sus promedios en 17.9 puntos, 10.3 rebotes y 4.6 asistencias por choque, grandes números que no le fueron suficientes para ser seleccionado en el draft de la NBA.

Al no ser seleccionado en el draft, el de Illinois decidió hacer las maletas y cruzar el charco tras la suculenta propuesta de Olympiacos, pero en el conjunto del Pireo no tuvo suerte y apenas disputó un encuentro, saliendo cedido en noviembre de 2020 a Cremona, donde realizó una gran temporada en la que se fue a 18.3 puntos, 9.3 rebotes y 2.5 asistencias por partido.

Sin embargo y a pesar de este gran final de temporada en Italia, Olympiacos decidió romper el contrato al terminar la campaña y Happ decidió volver a tierras transalpinas, a un conjunto histórico pero que no pasaba sus mejores momentos como es la Fortitudo Bolonia, con el que mantiene el gran nivel mostrado en Cremona y es capaz de promediar 13.6 puntos, 8.8 rebotes y 2.5 asistencias por noche, estadísticas que provocan que lo contrate el Banco di Sardegna Sassari con los que disminuye sus números hasta los 8.5 puntos y 5.4 rebotes en 18 minutos.

Tras ello, la última temporada partió hasta tierras germanas al MHP Riesen Ludwigsburg, compartiendo equipo con Jonah Radebaugh, con los que logró llegar a la Final Four de la Basketball Champions League pero con los que a nivel individual no tuvo progresos respecto a lo realizado en Sassari y se quedó en 9.6 puntos y 6 rebotes aunque aumentando sus porcentajes de acierto de cara a canasta hasta el 62%.

PUNTOS FUERTES 

  • Rebote: Ethan Happ es, tal y como ha demostrado en todos los conjuntos en los que ha estado a lo largo de su carrera, un jugador con gran capacidad reboteadora, especialmente en ataque donde ha capturado, como mínimo, el 12% de los rebotes que se producían en el aro rival en los minutos que disputaba en cada conjunto. Esto dará un gran beneficio al conjunto lucense, tanto para sellar su aro cuando haya fallos del rival, como para lograr segundas oportunidades cuando el error en el lanzamiento sea de los gallegos.

  • Juego en inmediaciones del aro: Siempre superando el 55% de tiro de campo efectivo, el pívot de Illinois logra la gran mayoría de sus puntos en las inmediaciones del aro, donde es un muy buen jugador tanto en la generación de puntos y movimientos en el poste bajo, como tras lograr el rebote ofensivo, como en la continuación, donde no solo es capaz de aprovechar la continuación tras Pick & Roll para anotar, sino también de encontrar a compañeros liberados gracias a su buena visión de juego.

PUNTOS DÉBILES

  • Lanzamiento en suspensión: El gran debe de Happ es el lanzamiento, tanto en suspensión, donde apenas lanza desde más allá del 6.75 y su acierto disminuye desde la media distancia, como desde la línea de personal dónde no logra alcanzar un acierto del 66%. El ex de los Badgers deberá mejorar estos porcentajes si quiere ser una referencia importante para los de Lugo y lograr pelear por las mismas cotas alcanzadas la temporada pasada.

  • Físico e intensidad: Jugando de pívot interior puro que no actúa en zonas exteriores, Ethan Happ tiene un físico de 208 centímetros, 107 kilos y sin demasiada musculatura, lo que le puede pasar factura en la segunda liga del mundo cuando tenga que contener, tanto en poste como en continuaciones, a jugadores con el físico de Walter Tavares, Giorgi Shermadini o Bojan Dubljevic. Además, a Happ siempre ha pecado de mostrar, en muchas ocasiones, una escasez de intensidad, lo que puede acentuar el problema.

ASÍ JUEGA

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
3 años 11 meses
#contenidos: 
112
#Comentarios: 
157
Total lecturas: 
655,478