Solapas principales

Tornike "Toko" Shengelia: el Príncipe de Georgia

Comenzaba la época de lluvia en la reciente República de Georgia.

La mañana del 5 de octubre de 1991 llegaba al mundo Tornike Shengelia. Las altas montañas, los frecuentes terremotos, el río Mtkvira que es el más grande del país y que atraviesa su capital Tbilisi, todo ello forjó el carácter de un jugador que sin saberlo al nacer, formaba parte de una saga, un linaje: los Shengelia.

El baloncesto en casa

Su niñez estuvo marcada por la fuerte presencia del baloncesto. Tanto su madre como su padre eran jugadores profesionales e internacionales por su país. Su padre, Kakha Shengelia, jugaba de center y por sus 2.11 le llamaban el “Gigante de Samtredia”. Se presentó al Draft del 94 pero no fue elegido por ninguna franquicia. Después de finalizar su carrera, entró en la Federación Georgiana de Baloncesto, de la que ha llegado a ser su Presidente.

“Mi padre era uno de los mejores jugadores de Georgia. Eso me impresionaba y marcó mi infancia, incluso mi vida. Mi padre era un ejemplo para mí. Siempre he vivido rodeado de baloncesto desde que nací y jamás me he planteado de forma seria dedicarme a otra cosa que no sea algo relacionado con este deporte. Mi padre, además era mi entrenador y me ayudó a marcharme de Georgia cuando tenía 16 años para que pudiese evolucionar en este maravilloso deporte”.

Este fue el contexto en el que creció Shengelia II, el Príncipe de Georgia. Detrás de cada persona siempre hay una cadena de pequeños grandes momentos, los cuales van escribiendo nuestra gran historia personal.

Esta es la suya.

Tornike Shengelia

Shengelia supera a Downs (Foto: Michael Beswick/TheRepublican).

Desembarco en Valencia

Estuvo dos años con los junior del Valencia Basket jugando en la liga EBA. El 7 de febrero de 2009 enamoró a La Fonteta. Debutó en la ACB y lo hizo a lo grande. Protagonizó el mejor debut anotador de un jugador taronja en los últimos doce estrenos de jugadores con este equipo en la ACB. Sus números fueron 7 puntos, 2 rebotes, 1 asistencia para una valoración de 5 tantos.

“En Valencia estuve hasta agosto de 2010. Fue una experiencia maravillosa, entonces descubrí lo que era sentirme jugador de baloncesto. Vivir por y para este deporte. Estuve alternando liga EBA, ACB y Eurocup. Además en 2010 tuvimos la suerte de ganar esta última competición. Fue increíble”.

En agosto de 2010 se desvincula de Valencia y ficha por Charleroi. Esa temporada el equipo belga había ganado la liga y se fijó en el jugador georgiano para su proyecto de futuro como una importante pieza de su puzzle. Para que tuviera más minutos y mayor progresión le cedió al RBC Verviers-Pepinster también de la máxima liga belga, la BLB. Su temporada fue espectacular donde logró una gran progresión con unos promedios de 6.4 puntos, 3.2 rebotes y casi 1 robo de balón en los 32 partidos que jugó. El Charleroi no tardó en llamarle para la temporada 2011-2012, ya que los belgas tenían una gran cita aquella temporada: la Euroleague.

“Aquellos dos años en Bélgica fueron muy importantes en mi vida para que yo haya logrado estar donde estoy. Ganamos la liga y pude disputar nueve partidos de Euroleague que es una competición increíble. Para poner la guinda a aquella temporada decidí presentarme al Draft de la NBA. Y fui seleccionado”.

Leonardo da Vinci decía: “Pobre de aquel alumno que no supere a su maestro”. En el caso que nos ocupa; Shengelia II, el Príncipe de Georgia; ya había superado a su maestro, entrenador y padre a la vez. “Toko” Shengelia había sido elegido por un equipo de la NBA.

Y lo mejor, todavía estaba por llegar.

3.jpg

Shengelia con los Nets

Dos años intentando vivir su sueño americano

La noche del Draft, “Toko” Shengelia fue seleccionado en segunda ronda por Philadelphia 76rs que esa misma noche traspasó sus derechos a los Brooklyn Nets.

En julio de 2012 juega la Summer League de Orlando con los Nets y de manera definitiva firma un contrato con los de Brooklyn para las 2 siguientes temporadas. Inicia el curso en la NBA pero tiene numerosas asignaciones al equipo de la D-League, el Springfield Armor.

En julio de 2013 vuelve a la Summer League de Orlando con su equipo, los Nets y también comienza la temporada con esta franquicia. Pero continúa siendo cedido al equipo vinculado de la D-League y el 21 de enero es traspasado a los Chicago Bulls por Marquis Teague hasta final de temporada. En la ciudad del viento sigue con la tónica de jugar poco y se plantea dejar la NBA al final de temporada.

“En la NBA no disfruté de muchos minutos pero la experiencia fue muy enriquecedora. Gané mucho en cuanto a experiencia, sobre todo en los entrenamientos y al lado de mis compañeros. Poder compartir vestuario con grandes jugadores como Kevin Garnett, Deron Williams o Paul Pierce me ayudó a crecer un poco más cada día. Aprendí a cómo ser un líder y un buen profesional, y he aprovechado a utilizar todo aquello en mi carrera en la ACB”.

Sus 45 partidos en la NBA y 14 en la D-League dejaron rastro de un jugador atlético, que no tiene alergia a jugar en la pintura, un gran ala-pívot de 2.03 metros de altura con gran capacidad de rebote, en especial el defensivo, y a quien le gusta subir al contragolpe.

Esta etapa suya en la NBA no se puede calificar de fracaso. No es nada fácil llegar a jugar en la mejor liga del mundo. De hecho tan sólo 4 georgianos han llegado tan alto: Vladimir Stepania, Nikoloz Tskitishvili, el propio Shengelia y Zaza Pachulia.

tornike-shengelia-baskonia-vitoria-gasteiz-eb17.jpg

Shengelia en una jugada del encuentro (Euroleague.net)

Lo mejor lo guardaba para Vitoria

Todo aquello que aprendió de niño cuando su propio padre era el entrenador, el anhelo que sentía al estar fuera de su país, su continua progresión desde que llegó a Valencia hasta terminar su etapa en la NBA pasando por Bélgica; toda la cuadratura del círculo se iba a hacer posible en el Baskonia.

Fichó por tres temporadas y este verano ha renovado por otras tres.

“Era el momento de jugar. Después de 2 años donde no jugué mucho, pude fichar por Baskonia, un equipo importante en la mejor liga de Europa y participar en la Euroleague. Mi filosofía del juego es jugar alrededor de mis compañeros, trabajar en ataque y en defensa, imprimiendo mucha energía al equipo. Soy un gran luchador. Una vez que pisas la cancha da igual el rival que esté delante, porque soy un guerrero. Todo esto, admito que lo aprendí de mi padre. Tengo una gran influencia de él en el desarrollo de mi juego”.

En su primer ciclo de tres años hubo una mezcla de cal y arena. Por delante diremos que sus promedios han sido representativos de una calidad innata que posee “Toko” Shengelia. En los 64 partidos ACB que disputó durante sus tres primeras campañas en Baskonia promedió 10.55 puntos, 4.52 rebotes para una valoración de 11.70 tantos. En la Euroleague estuvo cerca de esos números: 9.8 puntos y 4.39 rebotes en los 57 partidos que disputó.

Pero todos estos datos, que si se miran con un poco más de detalle son casi calcados en la inmensa mayoría de sus encuentros, están decorados con su “Talón de Aquiles” que no es otro que sus continuas lesiones, que ha sido el motivo por el cual Shengelia hasta el día de hoy todavía no haya disputado ninguna Copa, las temporadas que el Baskonia se clasificó.

“Estoy muy feliz jugando y viviendo en Vitoria. Es una ciudad pequeña, cómoda para vivir e ideal para las familias por sus numerosos parques para niños y zonas verdes. En cuanto jugar en el Baskonia debo decir que estoy muy contento de poder formar parte de este equipo y esta organización, ya que el Baskonia es un gran equipo con una amplia historia detrás. La afición es algo increíble. En Vitoria se vive el baloncesto con gran intensidad. Ellos esperan ver un gran baloncesto, son el sexto hombre y cuando uno está en la cancha siente su apoyo que hace que te levantes del suelo con gran fuerza”.

Top 10 Plays - Turkish Airlines EuroLeague Regular Season Round 10

Esta temporada, en un equipo muy renovado, Shengelia ha dado el paso adelante que por galones, experiencia y calidad le pertenecía. Su aportación al equipo es aún mayor. Sus medias ACB, casi robóticas, son de 17.3 puntos, 5.8 rebotes para una valoración de 21 tantos. En Europa promedia 13.9 puntos, 5.6 rebotes para una valoración de 16.6 tantos. Es el MVP del equipo baskonista y si le respetan las lesiones veremos a un jugador en plena madurez, con posibilidades de optar al MVP de la temporada y digno de continuar con la línea sucesoria de ese gran linaje que es el de los Shengelia.

El hombre coqueto, a quien le gusta la comida aunque cocina su mujer porque lo hace muy bien. El hijo que todavía a sus 26 años recién cumplidos sigue llamando a sus padres para pedirles opinión sobre su juego y cómo mejorarlo. Vasco de adopción y con 2 hijos de Vitoria que quizá ellos dentro de tan sólo 20 años puedan continuar con esta saga.

Todo esto, y sobre todo lo que vemos en la cancha, es Tornike “Toko” Shengelia II, el Príncipe de Georgia.

 

 

 

 

 

 

 

 

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
2 años 1 semana
#Contenidos: 
95
#Comentarios: 
575
Total lecturas: 
276,725

Comentarios

Shengelia ha dado un salto en cantidad y calidad. El día que él no está, o desaparece lo nota el Baskonia. La verdad que detrás de él tiene una jugosa historia y ha sido un placer inmenso poderla presentar. Gracias.

Me da que el rendimiento de este jugador se puede enmarcar en esos extraños pero relativamente abundantes casos de "sólo en este equipo". Si se mueve de Vitoria, bajará enteros, y el equipo también. Si Querejeta quiere que Baskonia aspire realmente a algo más que a "barrer los aledaños de la cumbre", debería mantenerle como jugador franquicia, que tendrá otros activos para hacer caja... o le puede endiñar otro "hangazo" la Barça, jajaja

...pues como vuelvan con intención de chulearnos, ni lo dudes; eso sí, creo que Hanga está rindiendo por debajo de sus posibilidades, es un gran jugador...

No discuto que Hanga sea un gran jugador ... pero su rendimiento en Barcelona está a años luz del que tuvo en Vitoria ... y con la pasta que costó ... pues eso, "hangazo" al canto.

Yo, y en esta ocasión nunca mejor dicho, cuando se acercan estas jornadas y se va viendo la copa en lontananza, TOKO madera para que no se nos lesione. Es que el hombre todavía no sabe lo que es jugarla con Baskonia, saludos
Posdata: Nada que aportar a los dos comentarios anteriores, no les quito ni les pongo una coma ( aunque vete tu a saber si alguno no será mío también)

Ahora mismo nuestro "buque insignia": está haciendo una temporada descomunal y a su rendimiento aporta liderazgo incontestable. Madrid o Barça no sé si le tentarán a él o a Querejeta, que si hace caja, no tiene miramientos, pero desde luego, Shengelia se ha convertido en uno de esos jugadores legendarios de los que los baskonistas siempre estaremos orgullosos de haberlo tenido en nuestras filas: son muchos, pero su hueco entre los Chapu, Scola, Benett, Rako, Rivas y cía se lo tiene ganado a pulso.

Me ha agradado este artículo con un toque intimista. Shengelia es el líder del equipo y el que a día de hoy mejor representa el carácter Baskonia. El Madrid estuvo interesado en ficharle este verano pero él renovó por nada menos que tres temporadas, lo que habla de su compromiso y de las expectativas que tiene en el equipo. A ver cuánto tardan desde Madrid o Barcelona en tentarle de nuevo.

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar